You Are Here: Home » Partidos Políticos » PAN

PAN

PARTIDO ACCIÓN NACIONAL (PAN)

El Partido Acción Nacional, conocido por el acrónimo PAN, es el partido político que actualmente ocupa el gobierno en México. Los miembros de este partido se denominan panistas.

El PAN es un partido político de centro-derecha. Así mismo el PAN se auto-denomina “humanista”.

Su presidente es Gustavo Madero Muñoz. Su estructura se basa en la formación de cuadros políticos y cuenta con un extenso cuerpo normativo que determina su vida institucional.

Fundado en 1939, el PAN fue durante siglo XX, el principal partido opositor en México, situación que cambió al gobernar varios estados desde 1989 y a nivel federal con la integración de un bloque opositor en la LVII Legislatura en 1997 y con el triunfo de Vicente Fox Quesada a la Presidencia de la República con la Alianza por el Cambio en el año 2000.

El resultado de la elección federal del 2 de julio de 2006 fue controvertido. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró por unanimidad al candidato Felipe Calderón Hinojosa, presidente electo. Tomó posesión el 1 de diciembre del 2006 en el Congreso de la Unión. El PAN se ubicó como el partido con mayor número de diputados Federales y Senadores.

Actualmente, el PAN cuenta con el gobierno local en los estados de Baja California, Jalisco, Guanajuato, Morelos, Sonora, Tlaxcala. Cabe mencionar que cuenta con gobiernos de coalición en Oaxaca. Además, tiene una importante presencia en los estados de Aguascalientes,Campeche,
León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Colima, Michoacan, Veracruz de Ignacio de la Llave, Yucatán, Chiapas, y en la capital Ciudad de México.

Declaración de Principios del PAN
A través de su intervención en la vida pública de México, Acción Nacional ha comprobado la validez de sus Principios de Doctrina los cuales, mediante una difusión y aplicación constantes, han tenido una innegable influencia en la evolución política de nuestro país, donde se han establecido ya las bases de un sistema democrático. El papel del partido se ha modificado de acuerdo con su creciente participación en los órganos de gobierno federales, estatales y municipales. Por ello, a sesenta y tres años de su fundación, Acción Nacional –protagonista central en la democratización de México- reitera su adhesión a los Principios de Doctrina aprobados en la Asamblea Constituyente del 14 al 17 de septiembre de 1939, que han servido de fundamento y motor para sus tesis y actividades.

A través de su intervención en la vida pública de México, Acción Nacional ha comprobado la validez de sus Principios de Doctrina los cuales, mediante una difusión y aplicación constantes, han tenido una innegable influencia en la evolución política de nuestro país, donde se han establecido ya las bases de un sistema democrático. El papel del partido se ha modificado de acuerdo con su creciente participación en los órganos de gobierno federales, estatales y municipales.

Por ello, a sesenta y tres años de su fundación, Acción Nacional –protagonista central en la democratización de México- reitera su adhesión a los Principios de Doctrina aprobados en la Asamblea Constituyente del 14 al 17 de septiembre de 1939, que han servido de fundamento y motor para sus tesis y actividades.

En 1965, Acción Nacional consideró conveniente responder a los cambios que había producido la evolución natural de la Nación y la acción del Partido. Para ello, presentó a sus miembros y simpatizadores, y a la opinión pública del país, una primera Proyección de sus Principios de Doctrina sobre la situación nacional e internacional de entonces.

Treinta y siete años más tarde, es necesario repetir ese ejercicio. Los Principios del Partido tienen hoy tanta vigencia como en su origen, y sus pilares continúan firmes y valederos. El mundo, sin embargo, ha evolucionado. Algunas tendencias que hace cuatro décadas apenas se avizoraban, hoy están profundamente arraigadas en la sociedad. Otros fenómenos, que entonces no podían anticiparse han emergido con fuerza ante nosotros. Consecuentemente, es oportuno que el partido señale el rumbo que marca nuestra concepción doctrinal de la persona, de su liberad y de su responsabilidad social. Es conveniente, asimismo, proyectar sobre los hechos nuevos la luz que aportan los principios de solidaridad y subsidiariedad, para que una sociedad ordenada y generosa concurra a la realización del bien común.

Con este documento, Acción Nacional vuelve a demostrar que en México es posible, para una organización política, guardar fidelidad a sus principios fundamentales, sin perjuicio de aplicarlos eficazmente a situaciones históricas cambiantes, mediante la proyección de los mismos.

En cumplimiento de esta misión, Acción Nacional renueva y reitera su compromiso con la estricta observancia de la Constitución y sus leyes, sin aceptar pactos o acuerdos que lo subordinen a alguna organización del exterior; actuando con independencia de entidades o partidos extranjeros, y rechazando cualquier apoyo económico, político o propagandístico provenientes de entes jurídicos prohibidos por la ley.

1. Persona y Libertad

El Partido Acción Nacional centra su pensamiento y acción en la primacía de la persona humana, protagonista principal y destinatario definitivo de la acción política. Busca que el ejercicio responsable de la libertad en la democracia conduzca a la justicia y a la igualdad de oportunidades para la consecución del bien común.

Como persona libre el ser humano es un sujeto ético y social, por lo tanto, responsable ante sí mismo y ante los demás. Tiene deberes y derechos propios de su naturaleza. La libertad no puede ser constreñida arbitrariamente por el Estado y no tiene otros límites jurídicos que los impuestos por el interés nacional, por las normas sociales y por el bien común. La libertad de cada persona ha de coexistir creativa y solidariamente con la libertad de los demás. Los medios deben estar adecuados al fin. Un fin éticamente valioso no justifica la utilización de medios éticamente inadmisibles.

Toda persona tiene derecho y obligación de ejercer responsablemente su libertad para crear, gestionar y aprovechar las condiciones políticas, sociales y económicas, con el fin mejorar la convivencia humana. Construir un orden social justo es deber individual y colectivo.

La vida y la dignidad del ser humano deben protegerse y respetarse desde el momento de su concepción hasta su muerte natural.

Toda forma de discriminación o desigualdad de oportunidades por razones de sexo, edad, capacidad física, etnia, religión, convicción, condición económica o cualquier otra, debe ser rechazada, corregida y en su caso sancionada.

Acción Nacional reconoce plenamente las consecuencias prácticas de la común dignidad de las mujeres y los hombres, y de su común carácter de sujetos y agentes responsables y colaboradores en la construcción, animación y dirección de la sociedad.

La equidad de género significa que mujeres y hombres deben desarrollarse plena, libre y responsablemente. La discriminación existente contra la mujer en la familia, el trabajo, la política y en las demás esferas sociales es inaceptable. Los hombres y mujeres deben reconocer mutuamente su valor propio, y responsabilizarse el uno del otro, compartiendo las tareas que les corresponden dentro y fuera de la familia, sobre la base de igualdad de derechos y de obligaciones.

Los derechos humanos alientan la vida de una auténtica democracia. Son expresión concreta de la dignidad humana. Sin respeto cabal a los derechos humanos, no hay democracia. De su pleno reconocimiento y protección jurídica depende la existencia de un Estado democrático de derecho.

2. Política y Responsabilidad Social

Corresponde a la actividad política el establecimiento de un orden dinámico que respete la libertad y promueva la responsabilidad social como bases para el desarrollo de una comunidad democrática, sustentable y solidaria.

En el Estado de responsabilidad social, los individuos tienen una relación específica con la comunidad que se expresa en leyes aprobadas por autoridad legítima, para ordenar la convivencia social, preservar el bien común y dar efectiva protección a los derechos humanos.

Nos indigna la herida innecesaria de opresión y miseria que unos seres humanos infligen a otros. La respuesta debida ante el dolor evitable es la responsabilidad social. Exige superar el individualismo y cooperar en la construcción democrática del bien común. La responsabilidad social no se agota en el ejercicio del derecho ciudadano al sufragio; se perfecciona permanentemente con la participación ciudadana en el cumplimiento de los deberes cívicos, políticos y sociales que tiene la persona en comunidad.

La democracia, como sistema de vida y de gobierno, se funda en la igualdad de todos los seres humanos, condición esencial para responsabilizar a las personas del cuidado y procuración del bien común. Es la forma superior de organización del poder político y el sistema óptimo para respetar la dignidad humana. La democracia y la responsabilidad social deben fomentar el pluralismo, que es la convivencia de distintas maneras de pensar y actuar en diversos centros de decisión, poder e iniciativa.

Dentro de la pluralidad, los partidos políticos son un cauce para la responsabilidad ciudadana. Los partidos políticos deben impulsar ideas y acciones para plantear serenamente las soluciones a los problemas del país y llamar a la concordia entre los mexicanos. Los partidos compiten por el voto de los ciudadanos; pero también, la responsabilidad social los obliga a cooperar en la construcción común de los bienes públicos. Una auténtica vida democrática tiene como condición la existencia de partidos que permitan el acceso equitativo de hombres y mujeres al poder político, para instaurar gobiernos eficaces y oposiciones constructivas y socialmente útiles.

El buen funcionamiento de la democracia requiere de instituciones y ciudadanos conscientes de sus obligaciones y de una sociedad organizada. Entre nuestras instituciones políticas deben privar el diálogo y la colaboración, a fin de que la responsabilidad social encuentre realidad y eficacia. Los ciudadanos deben tener acceso al conocimiento cívico, político y económico necesario para el uso apropiado de los instrumentos y las instituciones que la democracia pone a su alcance. Debemos fortalecer la iniciativa ciudadana, estimular el interés por los asuntos públicos, y entusiasmar a la participación libre y ordenada en organismos intermedios. Requerimos que los ciudadanos y sus representantes asuman un compromiso permanente con la conservación, la profundización y la ampliación de las actitudes, los valores y las destrezas políticas propias de la democracia.

3. Familia

La familia es el cauce principal de la solidaridad entre generaciones. Es el espacio primario de la responsabilidad social, que debe ofrecer la más leal red de seguridad y de afecto ante contingencias y amenazas. Compete a la familia comunicar y desarrollar los valores morales e intelectuales necesarios para la formación y perfeccionamiento de la persona y de la sociedad.

La familia tiene preeminencia natural sobre las demás formas sociales, incluso el Estado. Es función esencial de este último hacer posible y facilitar el cumplimiento de la misión propia de las familias que forman la comunidad política, que no puede realizarse plenamente sino dentro de un orden social, económico y político. Por su parte, la familia debe cooperar con el Estado y las organizaciones intermedias al establecimiento del orden en la sociedad, y cumplir la tarea fundamental de orientar y educar social y políticamente a sus miembros.

La transformación del mundo ha influido en la integración de la familia y en sus tareas. Para fortalecerla se requiere adaptar el marco institucional con el objeto de que la proteja, y promover en el hogar los lazos esenciales de la solidaridad humana. Erradicar la violencia familiar es imperativo del Estado y la sociedad. Debemos redistribuir equitativa y solidariamente entre hombres y mujeres la responsabilidad familiar.

Una política social justa no debe pretender la substitución de la familia por el Estado. En sus relaciones con la familia, como en todos los campos de su actividad, el Estado está obligado a respetar la preeminencia de la familia y el principio de subsidiariedad, así como garantizar, en las leyes y en la práctica, la libertad de conciencia de los miembros de la familia y el derecho preferente de los padres para determinar el tipo de educación que deben recibir sus hijos. Por su lado, la familia está obligada a participar en la construcción de un orden social justo.

4. Cultura y Educación

La cultura da raíz y sentido a la vida personal y social, sus distintas expresiones son bien común de la Nación. Es creación humana por excelencia, expresión de valores y de acción. La cultura se construye desde el hogar, las familias y las comunidades mayores. Es relación consigo mismo, con los demás, con la naturaleza, con el conocimiento y con la trascendencia. Por ello, la cultura mexicana, expresa la grandeza y la pluralidad de la Nación.

La cultura debe ser el rostro del bien común. Tiene como vocación la posibilidad del desarrollo permanente y constante de todos los seres humanos. La cultura es pensamiento y acción. Es algo más que arte, ciencia o buenas costumbres; es entraña y sueños, reciprocidad de talentos personales puestos en común, con trascendencia en el tiempo y el espacio. En la cultura de cada persona está la de los demás.

El Estado ha de asegurar a todos por igual, hombres y mujeres, el acceso a los valores culturales, y debe promover la libertad en la creación y expresión de la cultura. Los medios de comunicación, como creadores de cultura, actúan junto a la sociedad, no en su lugar. El Estado acompaña y regula esta función, garantizando el respeto permanente a la libertad de expresión y al bien común.

El fin del proceso educativo es la formación integral de cada persona, para desplegar de la manera más amplia posible sus valores, capacidades, talentos, aptitudes y habilidades. Las políticas públicas en esta materia tienen la más alta prioridad, porque la educación es el medio más eficaz para el constante desarrollo y perfeccionamiento de las personas y de las naciones. La relación entre maestro y alumno es parte esencial del proceso educativo, por ello la sociedad y el Estado deben revalorar la dignidad de la labor magisterial.

Es responsabilidad del Estado, compartida con la sociedad, proveer a la población de servicios educativos de alta calidad, para lograr ciudadanos plenos. Que nadie quede fuera y que nadie sea excluido o segregado del disfrute de los bienes. No es aceptable una sociedad que ofende y descarta a sus débiles. Ante una organización excluyente de la sociedad, debe prevalecer un sistema de integración. Frente a un proceso de globalización debemos colocar un sistema que libere y humanice al mundo y sus regiones. Ante la emergencia de nuevos actores y rutas sociales, debemos establecer un sistema que habilite sus potenciales.

La educación integral infunde afecto y proximidad, forma en valores como la libertad, la paz, la vida en sociedad, la responsabilidad, la equidad de género, el respeto al medio ambiente, la solidaridad, la igualdad; expresiones humanas necesarias para construir una sociedad ordenada y generosa.

5. Nación y Mundialización

La Nación es comunidad de comunidades, unidas por diversos vínculos, con origen y destino común. Se reconoce como la suma de sus partes y se enriquece con el aporte socialmente responsable de las mujeres y los hombres que la componen. Brinda comunión de pasado, de presente y de destino.

La Nación mexicana es una realidad viva, abierta, multicultural y pluriétnica. Es cuna y espacio para el florecimiento de un vínculo específico que brinda elementos de unidad para quienes al identificarse con ella, superan toda división temporal, geográfica o de origen étnico.

La Nación mexicana amplía su existencia más allá de las fronteras del Estado y, por ello, abraza a los millones de mexicanos que por diversas razones, algunos en circunstancias de dolor, viven en otro país. La decisión de migrar es un derecho fundamental de la persona.

La conciencia de pertenecer a la Nación por parte de los mexicanos en el exterior debe ser admitida por el Estado, en todas sus dimensiones jurídicas. Que no exista en el extranjero un mexicano sin Nación, sin respeto a su dignidad y a sus derechos humanos.

México es parte de la comunidad mundial, en cuyo seno está llamado a desarrollarse con libertad, responsabilidad, justicia, solidaridad, subsidiariedad y en paz.

El mundo está inmerso en una permanente dinámica de globalización. Al lado de las oportunidades que genera este proceso, coexisten aspectos destructivos, entre los que destacan el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo y las prácticas desleales de comercio. El reto para nuestra Nación es trascender el simplismo del aislamiento o la sumisión, proponiendo alternativas humanistas a esta realidad. La globalización responsable es mundialización.

Para la globalización no hay personas ni comunidades con historia, cultura, necesidades y proyectos, sino entes económicos dentro de un mercado global. La mundialización, en cambio, es protagonizada por personas, comunidades y naciones que se relacionan entre ellas con libertad y dignidad, las cuales, al lado de la estructura tecnológica y económica mundial, construyen leyes e instituciones responsables y solidarias, que brindan un marco de acción conocido, construido y aceptado por todos, con pleno respeto a la cultura, tradición, valores y creencias de cada pueblo.

La mundialización es acompañar la formación de un mercado global, con la expansión del Estado de Derecho para arribar a un Mundo de Derecho. La mundialización es globalizar valores fundamentales del hombre, como los derechos humanos y la responsabilidad solidaria. Es necesario promover estrategias de renegociación y alivio de la carga financiera de nuestros pueblos, sin que su ejecución implique un agravamiento en la condición económica de las naciones que la sufren. Es tarea del humanismo el colaborar en la construcción de un nuevo orden financiero internacional basado en la justicia y en la ética, en el reconocimiento de la interdependencia entre países, en la prioridad del desarrollo humano sustentable, en especial de las economías más pobres, y en el respeto a la soberanía de las naciones.

La mundialización supone la convivencia pacífica, ordenada y justa de las naciones y los estados. Obliga a todos los actores del mundo a conducirse de acuerdo con el derecho internacional para asegurar la paz y la seguridad.

El diálogo y la apertura de toda cultura que participa en la mundialización, no deben avasallar nuestro valioso aporte a la civilización, formado por la suma de nuestras identidades indígenas y regionales.

La nación mexicana debe fortalecer sus vínculos culturales privilegiados con Iberoamérica, para construir un espacio de solidaridad que contribuya al mayor desarrollo de nuestras naciones, dando prioridad a la integración de América Latina. Al mismo tiempo, la vecindad geográfica, la magnitud de la población mexicana en los Estados Unidos de América, y la fuerza de nuestros intercambios culturales y económicos, nos empujan a cimentar y promover activamente una relación especial, basada en el mutuo respeto, en la cooperación y en la responsabilidad compartida en la solución de los problemas comunes.

6. Desarrollo Humano Sustentable

El desarrollo humano sustentable es el proceso de aumento de las capacidades y la libertad de todas las personas para vivir dignamente sin comprometer el potencial de las generaciones futuras. Es el paso, para cada hombre y para todos los hombres, de condiciones de vida menos humanas a condiciones de vida más humanas.

Para el desarrollo humano sustentable, los seres humanos no son meros beneficiarios de programas asistenciales, sino verdaderos agentes de cambio en el proceso. No basta proporcionar bienes y servicios materiales a grupos de población que padecen privaciones, sino que deben ampliarse las capacidades humanas. El desarrollo humano se centra en ampliar las opciones humanas.

El desarrollo debe ser sustentable, lo que implica que los intereses de las generaciones futuras reciban la misma atención que los de la presente. El deber de proteger a las generaciones futuras no puede pasar por alto las apremiantes necesidades de la población pobre de hoy. La búsqueda de un desarrollo sustentable debe tener dentro de sus más altas prioridades la eliminación de la pobreza de la generación actual.

Es éticamente obligatoria la protección del medio ambiente, para garantizar que las generaciones futuras tengan la misma oportunidad de disfrutar de una vida plena tanto como la deben tener las generaciones que les precedan. El aspecto ambiental del desarrollo sustentable presupone reconocer que el crecimiento económico debe darse dentro de los límites naturales de regeneración de los ecosistemas, evitando la sobreexplotación de los recursos naturales y la degradación y contaminación de aire, agua y suelo. Sin una base de capital natural no se puede generar un crecimiento económico de largo plazo, ni tampoco mejorar la calidad de la vida humana.

7. Humanismo Económico

El humanismo económico impulsa una economía eficiente y moderna, equitativa en la distribución de oportunidades, responsabilidades y beneficios; una economía social de mercado, sustentada en el trabajo libre, respetuoso de la dignidad humana y del medio ambiente, que tenga su raíz en la libertad y en la iniciativa de las personas; una economía que busca construir un México más próspero, más libre y más humano.

El acceso de las personas a la propiedad y a la formación de un patrimonio es la base material de su desarrollo integral y la garantía de su dignidad. Ello tiene que apoyarse en un marco institucional que garantice el derecho a la propiedad y que dé certeza jurídica a la persona en su participación en las actividades económicas.

El mercado es condición necesaria para el desarrollo económico; pero no es suficiente para garantizar el sentido humano de la economía. En consecuencia, se requiere la acción rectora y rectificadora del Estado para atenuar las profundas desigualdades sociales de nuestro país. El mercado debe liberar las potencialidades económicas de la sociedad, y el Estado debe vigilar su ordenado desenvolvimiento, para garantizar que concurra al interés nacional, se subordine al bien común y busque la justicia en las relaciones económicas.

El mercado no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para asignar satisfactores a las necesidades de los seres humanos. Por eso el humanismo económico asume la responsabilidad social y busca abatir la pobreza extrema, atiende prioritariamente a los pobres del campo y la ciudad, da prioridad a zonas indígenas y rurales e impulsa el desarrollo de las potencialidades del campo mexicano.

El Estado debe regular los mercados para que los agentes económicos concurran a ellos y compitan en condiciones de equidad, y para evitar que el más fuerte imponga condiciones que terminen por destruir la competencia misma.

La economía social de mercado supone una política fiscal responsable, con finanzas públicas sanas que permitan el crecimiento sólido y estable de la actividad económica, y equilibren el beneficio de las generaciones actuales y futuras. El Estado debe regular y supervisar los mercados financieros para fortalecer las potencialidades reales del sector productivo, y para inhibir el comportamiento nocivo de quienes en ellos participan. Una economía social de mercado busca consolidar el ahorro de la Nación, para facilitar la inversión productiva y para que las personas formen el patrimonio de la familia.

Una política económica humanista subordina sus decisiones a la ética y parte del hombre, su dignidad y sus derechos. En consecuencia, afirma la prioridad del trabajo sobre el capital y busca el acceso del mayor número posible de personas a la propiedad de los medios de producción. La economía humana impulsa el espíritu emprendedor y promueve la participación responsable de quienes en la empresa aportan su trabajo, talento administrativo o su capital a la generación de bienes, e impulsa la participación justa en los frutos de la productividad.

Las políticas públicas que nacen del humanismo económico buscan promover el desarrollo integral, equilibran la participación de las regiones del país y armonizan responsablemente los objetivos distributivos con las exigencias del crecimiento; reconocen que el desarrollo es promovido por el mayor grado de inversión posible, no sólo en infraestructura y bienes de capital sino, y sobre todo, en las capacidades de las personas, esto es, la inversión en valor humano. Para ello es fundamental la inversión de recursos públicos y privados en la formación y desarrollo integral de las personas y específicamente en los rubros de educación, salud, vivienda, seguridad y calidad de vida. Debe promoverse la inversión en la formación y el fortalecimiento de las capacidades humanas que permitan a las personas colaborar, proponer, deliberar y participar en las decisiones de su trabajo.

Por otra parte, el crecimiento sostenido de la economía no puede depender de la mera venta de materias primas o de procesos productivos de mano de obra barata, sino de la capacidad productiva de la persona, de su plena realización económica y del desarrollo tecnológico.

La ampliación del comercio y la inversión permite que los recursos se asignen a las regiones y sectores donde se producen bienes y servicios de manera más eficiente a nivel mundial. Esto beneficia la capacidad empresarial, genera empleos en sectores competitivos y se traduce en el disfrute de satisfactores a un costo menor y de mejor calidad para los consumidores. Pero por otra parte, se generan también sectores productivos perjudicados y pérdida de empleos en aquellas áreas y regiones que no tienen condiciones para competir en un entorno global.

El humanismo económico demanda un Estado rector que distribuya los beneficios del comercio. Esta distribución no debe entenderse como un reparto asistencialista de recursos, sino que debe basarse en el diseño de políticas públicas que reorienten la actividad productiva en los sectores afectados. En una economía social de mercado el Estado debe ser vigilante atento de que los excesos de los mercados mundiales no conviertan en prescindibles a las personas. Ante la globalización, los Estados deben fortalecer su capacidad para cumplir esta misión. La rectoría y articulación de las actividades económicas y sociales no deben delegarse a las grandes empresas.

8. Trabajo

El trabajo es el espacio natural de la responsabilidad social. Es medio fundamental para la realización del ser humano y la satisfacción de sus necesidades. Tiene como eje a la persona humana. No es una mercancía y tiene primacía sobre el capital.

El trabajo humano está fundado en la interacción de las personas que se vinculan para cooperar y realizar una acción creadora y transformadora. Toda persona apta para el trabajo debe tener oportunidad constante de realizarlo sin discriminación alguna. El acceso a las oportunidades laborales y al disfrute de su compensación debe ser igual para la mujer y para el hombre. El trabajo del hogar debe ser socialmente reconocido y en lo posible valorado para su incorporación en las cuentas nacionales. Las responsabilidades familiares, sociales y económicas se deben atender con equidad por los hombres y las mujeres.

Todo trabajo socialmente útil debe tener la retribución que permita al trabajador vivir y mantener decorosamente a una familia con posibilidades reales de mejoramiento. El trabajo ha de proporcionar bienestar compartido, realización profesional y oportunidad de desarrollo personal y familiar. Los salarios deben decidirse con criterios de justicia y equidad, no solamente con base en el mercado.

La responsabilidad del Estado en materia laboral es integral. El Estado debe: asegurar que el sistema educativo prepare a todas las personas, particularmente a los jóvenes, para su realización en la vida laboral; forjar condiciones económicas y sociales propicias para la generación suficiente de empleo estable; determinar un marco institucional y legal que ampare las prestaciones que hombres y mujeres requieren para desempeñarse con dignidad; fomentar la vinculación de los ámbitos educativo y productivo para la capacitación continua de los trabajadores; desarrollar un régimen de protección social para el desempleo; organizar el financiamiento público y privado de pensiones dignas y suficientes de las personas que han terminado su etapa laboral. En síntesis, la función del Estado es detonar en la sociedad los valores de una solidaridad activa.

El trabajo humano debe organizarse en condiciones dignas que permitan una participación progresiva de los trabajadores en las decisiones, beneficios y capital de las empresas. La entera libertad en la organización de los trabajadores en asociaciones y sindicatos es elemento fundamental para la humanización de la vida laboral.

El Estado y la sociedad, deben encontrar respuestas solidarias y responsables a los retos que plantea el trabajo informal. Debe proscribirse toda forma de trabajo infantil, porque niega el acceso de los niños a la educación, al esparcimiento y a la cultura, condenándolos a la miseria.

9. Medio Ambiente

El medio ambiente es el conjunto de condiciones físicas y procesos biológicos que interactúan en un espacio y tiempo determinados. Un medio ambiente sano es una aspiración de la humanidad, ya que es fundamental en el desarrollo integral y en la calidad de vida de las personas de las generaciones presentes y futuras.

Una política de desarrollo sustentable debe lograr que los costos sociales y ambientales de los bienes y servicios se vean reflejados en términos económicos, con el fin de promover patrones de producción y consumo sanos. Asimismo, es importante promover la inversión y el uso de tecnologías limpias, que eviten y minimicen el impacto ambiental causado por el crecimiento económico. Se requiere de un uso más amplio de instrumentos económicos, legales, informativos y educativos, así como incentivos claros que entre productores, inversionistas, consumidores y la sociedad en general, aliente la utilización de esos patrones y tecnologías.

La convivencia entre los seres humanos y la naturaleza debe ser tal que permita la satisfacción las necesidades de los hombres, sin comprometer la capacidad de regeneración de la naturaleza, y por tanto, la existencia de las generaciones futuras. Es necesario que las instituciones públicas y privadas incluyan el tema ambiental en sus actividades y que haya un cambio de hábitos y valores sociales, para lograr la efectiva protección del medio ambiente.

El buen aprovechamiento de los recursos naturales no depende sólo de cuestiones técnicas y económicas, sino que está vinculado a los sistemas políticos y a sus instituciones.

La inequidad en la distribución del ingreso, la ineficiencia gubernamental, la corrupción y el autoritarismo, agreden al medio ambiente. Un sistema político responsable y ordenado previene y mitiga los impactos nocivos al ambiente. Es fundamental la participación corresponsable de la sociedad, no sólo como conjunto de consumidores, sino de personas que ejercitan sus derechos y asumen sus responsabilidades cívicas y políticos.

La sociedad y todos los órdenes de gobierno deben actuar coordinada y permanentemente para evitar la degradación del medio ambiente, renovar la conciencia ciudadana, desalentar procesos productivos contaminantes y sancionar las prácticas dañinas al ambiente.

Es indispensable la acción solidaria y subsidiaria entre las naciones para frenar el deterioro ambiental y reorientar la actividad humana hacia el desarrollo sustentable mundial.

10. Ciencia e Innovación Tecnológica

La libertad de investigación científica, la innovación y el desarrollo tecnológico, son indispensables para procurar el bien común de la sociedad y para fortalecer a la Nación.

El ser humano, como parte de su naturaleza creativa, genera conocimientos y desarrolla tecnologías que sirven a su bienestar. La ciencia y la tecnología son instrumentos al servicio de la vida de las personas y de su comunidad.

No todo lo que es científicamente posible es socialmente responsable. La libertad de investigación tiene frontera en la dignidad de la persona humana. La manipulación técnica de la naturaleza no está exenta de riesgos. La protección y el cuidado de la naturaleza es responsabilidad del investigador, de manera directa, y de la sociedad, de manera solidaria.

El desarrollo del conocimiento, la innovación y el progreso tecnológico, deben ser certeramente responsable cuando el sujeto de investigación es el hombre mismo.

El reto de la ciencia es cómo dominar su propio dominio. Es necesario estudiar a fondo, analizar, los avances en todos los ámbitos de la actividad humana, incluyendo la científica y tecnológica, para evaluar sus implicaciones éticas. El certero desarrollo de la investigación es de vital importancia para proteger y mejorar la vida de las personas.

El conocimiento científico es patrimonio de la humanidad. La ciencia y la tecnología no deben convertirse en simples mercaderías, en instrumentos de dominio o en fuentes de segregación.

11. Humanismo Bioético

Acción Nacional afirma el valor de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural y el derecho de cada persona a que su vida sea respetada de manera total.

Cada mujer y cada hombre es un ser indivisible corporal y espiritualmente; un ser único, singular, irrepetible, con identidad propia y una dignidad intrínseca.

El derecho a la vida es inviolable. Por ser fundamento de todos los demás derechos, debe ser respetado, garantizado y protegido por el Estado, de acuerdo con las normas, principios y valores del derecho. Nadie es dueño de la vida, ni de la muerte.

El embrión humano es persona. Tiene dignidad y derecho a la vida, a la identidad, a la protección por el Estado y la sociedad. No puede ser objeto de manipulación ni de las agresiones que conducen a su destrucción y eliminación. Toda vez que el ser humano es en sí mismo un fin y no un medio, la clonación de seres humanos por cualquier razón debe ser prohibida. En la procreación puede ayudarse a la naturaleza, respetando la vida y la dignidad de las personas.

Todo tratamiento, investigación y manejo realizado sobre seres humanos y su patrimonio genético debe ser certeramente responsable para respetar la dignidad humana. El genoma humano es patrimonio de la humanidad. Todo ser humano tiene derecho a conocer su filiación genética y a que tal filiación sea protegida por las leyes que tutelan la privacidad y la intimidad. No se puede discriminar a una persona a causa de su patrimonio genético.

La lucha contra el dolor debe ser entendida como un esfuerzo común, público y privado, incluyendo los cuidados paliativos, dando asistencia total, material y espiritual, en cualquier fase de la vida en la que se encuentren los enfermos. Pudiendo ser admisible la recomposición genética con fines terapéuticos, bajo los mismos principios éticos usados en el manejo de otras terapias, es inaceptable cuando se utiliza por razones eugenésicas ni por razones arbitrarias.

12. Campo y Ciudad

El campo y la ciudad son espacios diferentes pero complementarios de nuestra diversidad nacional. Encarnan distintas maneras de convivencia social, de expresión cultural y de actividad económica. En ambos, el centro de acción son los hombres y mujeres que buscan su realización personal y comunitaria.

Las comunidades del campo, en especial las que se encuentran en extrema pobreza, deben ser el centro de una política integral capaz de generar una nueva sociedad rural, fundada en la solidaridad de sus miembros y en la promoción de la dignidad de las personas, es decir en la humanización integral del campo y sus habitantes.

Es preciso que el gobierno y la iniciativa de los particulares promuevan una organización competitiva de la producción agroalimentaria, agropecuaria y forestal, para enfrentar con éxito la creciente integración económica de las naciones. Esta política integral debe incluir un sistema de financiamiento social acorde con las necesidades y circunstancias del campo, la creación de infraestructura, la gestión de nuevas tecnologías, el fortalecimiento de las cadenas productivas, la comercialización, el aprovechamiento de los productos y ventajas comparativas de cada región y la plena seguridad jurídica de la propiedad de la tierra.

El campo es también fuente y expresión de nuestra diversidad sociocultural. El Estado debe asegurar a todos sus habitantes las condiciones mínimas para su adecuado desarrollo humano, en especial en el acceso a la educación, a las condiciones de salud y de vivienda propias de una vida digna y a la posibilidad de expresar su cultura.

La transformación social y económica del campo debe fundarse en el destino universal de los bienes, que exige respetar al medio ambiente y garantizar un sustento digno y suficiente de las comunidades del campo y la ciudad del presente y de las generaciones venideras.

La ciudad también expresa nuestra pluralidad como nación. La ciudad ordenada, debe vincular solidariamente a las personas y proporcionarles seguridad, bienestar y oportunidades para acceder al conocimiento, la ocupación y la cultura. En el medio urbano se acumulan valores materiales y espirituales que ligan a las generaciones pasadas y presentes con las futuras; por tanto, identidad y tradiciones, patrimonio cultural y artístico, formas singulares de pensar y de actuar, penetran y definen el modo de ser de quienes han nacido y viven en la ciudad, lo cual fortalece la identidad y el carácter nacionales.

La ciudad y sus modos de convivencia se transforman a consecuencia de movimientos sociales, fenómenos migratorios, procesos económicos y tecnológicos, identidades culturales o alteraciones del medio ambiente. Por ello, es indispensable vigilar que la dinámica urbana genere condiciones propicias para una vida digna, justa y libre.

Como expresión económica, la ciudad debe ser fuente de trabajo para sus habitantes, debe también ser garantía de un adecuado crecimiento industrial, tecnológico y comercial, capaz de satisfacer las necesidades de sus habitantes y de armonizar el desarrollo comunitario con el respeto y aprecio a los recursos naturales de la comunidad.

La variada extensión que adquiere el espacio urbano implica que la ciudad tenga autoridades organizadas de manera subsidiaria, para asegurar que los distintos órdenes de gobierno participen de manera coordinada en la salvaguarda del equilibrio entre población, urbanización, producción y medio ambiente. En la gestión de bienes y servicios urbanos concurren las autoridades, la iniciativa privada y los habitantes de la ciudad, quienes son corresponsables de la construcción eficiente, el mejoramiento continuo y la operación eficaz y a un precio justo de las redes de infraestructura y los servicios públicos, que son manifestación concreta del bien común en el medio urbano.

El desarrollo responsable y solidario exige acciones públicas y privadas que restablezcan y preserven un adecuado equilibrio entre el campo y la ciudad.

13. Municipio y Sistema Federal

El municipio, formado por el conjunto de familias que habitan una comunidad, es eje de la estructura política nacional y espacio privilegiado para el desarrollo del país.

El respeto a la autonomía municipal es el fundamento de un orden subsidiario, solidario y responsable que el gobierno federal y los gobiernos estatales deben garantizar. Los municipios deben tener la capacidad para determinar libre y responsablemente las características propias de su gobierno de acuerdo con sus necesidades particulares, para establecer las normas básicas de la convivencia social y, en especial, para garantizar el pleno desarrollo y respeto por las comunidades y los pueblos indígenas.

Las atribuciones de los diferentes ámbitos de gobierno han de estar presididas por el principio de la proximidad, cuya esencia exige que todas aquellas funciones que inciden directamente en la vida diaria de las personas sean atribuidas al órgano de gobierno más cercano al ciudadano. El sistema federal deberá asegurar no sólo estas facultades y los recursos suficientes para el municipio, sino también la coordinación entre los distintos órdenes de gobierno.

La prestación de los servicios públicos debe atender a las necesidades fundamentales de los hombres y las mujeres que conforman el municipio, asegurando los niveles mínimos y suficientes para una vida digna. La seguridad, la educación, la salud y el desarrollo humano han de ser los objetivos centrales del gobierno municipal.

Ante la creciente integración de las naciones, los gobiernos municipales han de fungir como promotores de los valores y de la diversidad cultural nacionales. En una economía mundializada, el municipio ha de contar con los servicios de educación profesional y técnica y con la infraestructura necesaria para potenciar sus recursos y servicios en beneficio de las familias y las personas que lo integran.

La solidaridad exige el compromiso permanente de la persona para actuar a favor del bien común de su municipio. Toda política municipal debe fundarse en la participación de quienes integran la primera comunidad de la Nación.

El desarrollo integral y el crecimiento equilibrado de todas las regiones del país es la esencia del Estado federal. La equidad en el acceso a mejores condiciones de vida ha de ser el resultado de un federalismo subsidiario, solidario y responsable que sea capaz de incorporar a todos los mexicanos, independientemente de su ubicación geográfica, al progreso nacional.

Un federalismo subsidiario y solidario implica la generosa participación de todas las entidades y de la sociedad en su conjunto a favor de la educación, de la infraestructura y, en general, de las condiciones mínimas para el adecuado crecimiento económico de todas las regiones del país.

Un federalismo solidario y subsidiario exige la participación del gobierno federal para que todas las entidades, en especial aquellas con mayor rezago social, se encuentren en condiciones de igualdad para garantizar el pleno bienestar de las personas.

El Estado mexicano también ha de promover un federalismo responsable, donde la descentralización de funciones y de recursos confluya en el compromiso de los gobiernos municipales, estatales y federal para gestionar el bien común de la Nación desde cada ámbito de competencia.

Un federalismo responsable implica la transparencia y honestidad en la vida pública. Es deber de las autoridades manejar responsable, transparente y honradamente la hacienda pública. Es deber de los ciudadanos vigilar permanentemente la aplicación de los recursos. Las instituciones municipales, estatales y federales, deben reformarse para asegurar que la gestión pública trascienda sus períodos de elección, con el fin de dar continuidad y certidumbre a las acciones de gobierno y contribuir de manera eficaz al desarrollo armónico y equilibrado de la Nación.

Programa de Acción del PAN
Las exigencias impuestas por la evolución natural de la Nación y del mundo, el crecimiento del partido y su mayor penetración en la conciencia del pueblo mexicano, han hecho que Acción Nacional considere conveniente presentar a sus miembros y simpatizantes, y a la opinión pública del país, las proyecciones actuales que sus Principios de Doctrina arrojan sobre la situación política nacional e internacional.

Con este documento, Acción Nacional demuestra cómo en México es posible para una organización política, guardar fidelidad a principios fundamentales, sin perjuicio de aplicarlos eficazmente a situaciones históricas cambiantes, mediante la concepción dinámica de los mismos.

Persona

El ser humano es persona, con cuerpo material y alma espiritual, con inteligencia y voluntad libre, con responsabilidad sobre sus propias acciones, y con derechos universales, inviolables e inalienables, a los que corresponden obligaciones inherentes a la naturaleza humana individual y social.

Por su dignidad, los hombres –iguales por naturaleza– no deben ser reducidos a la categoría de mero instrumento de personas, grupos o instituciones privadas o públicas, con menoscabo de su propio destino temporal y eterno. Toda persona tiene derecho y obligación de ejercitar responsablemente su libertad para crear, gestionar y aprovechar las condiciones políticas, sociales y económicas, para una mejor convivencia humana.

La convivencia justa, libre y ordenada, es medio necesario para el perfeccionamiento de la persona. Es por tanto obligación ineludible de todos, respetar la dignidad y la libertad de los demás y cooperar no sólo a la conservación, sino también al desenvolvimiento de un orden social justo que armonice los aspectos individuales y sociales de la vida humana.

Política

Acción Nacional concibe la política –actividad humana indispensable y superior- no como oportunidad de dominio sobre los demás sino como capacidad y obligación de servir al hombre y a la comunidad. Corresponde a la actividad política el establecimiento de un orden dinámico que permita, en las circunstancias históricas concretas, la conservación y el incremento del bien común entendido no sólo como oportunidad personal, justa y real de acceso a los bienes humanos, sino también como el conjunto de valores morales, culturales y materiales, que han de conseguirse mediante la ayuda recíproca de los hombres, y que constituyen instrumentos necesarios para el perfeccionamiento personal de todos y cada uno de ellos en la convivencia.

Estado

El Estado, como sociedad política, requiere de un gobierno que sea expresión auténtica de la colectividad. Requiere también del recto ejercicio de la autoridad, que no es el mero dominio de un hombre o de un grupo, sino que tiene por fin la realización del bien común que simultáneamente implica la justicia, la seguridad, la defensa, el respeto y la protección de la persona y del bien colectivo. Por tanto, el Estado no debe desconocer los derechos esenciales de la persona y de las comunidades intermedias, ni erigir las decisiones del Poder en única fuente de derecho o en definición arbitraria del bien común.

Es indispensable el respeto a la división e integración legítima de los poderes, y el cumplimiento eficaz de las funciones que a cada uno de ellos competen, para que de las justas relaciones entre los mismos, resulte el necesario equilibrio en el ejercicio de la autoridad, dentro de un régimen de derecho. De la eficacia de un Estado de derecho en la vida de México, es particularmente responsable la justicia federal, cuyas funciones de Poder se ejercitan principalmente a través del control de la constitucionalidad de los actos de los demás poderes, que la Constitución Federal ha puesto en sus manos. La justicia debe impartirse en todos sus ramos, con dignidad, eficiencia y libertad, con posibilidades reales de ejercicio de las garantías constitucionales en todos sus niveles, especialmente en el de la justicia de barandilla o de paz –que generalmente se administra al margen de las mismas– y que es con la que diariamente

tienen contacto los grupos más desvalidos de la comunidad.

Orden internacional

La Nación mexicana es una realidad viva, con tradición propia, varias veces secular, y con elementos internos de unidad capaces de superar toda división en parcialidades, clases o grupos. Las peculiaridades propias del pueblo mexicano le permiten mantener una convivencia justa y pacífica con todos los miembros de la comunidad internacional, sobre bases de igualdad jurídica y respeto común. No es posible el orden internacional sin la normalidad política interna de los estados, que se estructura sobre la vigencia real de los derechos humanos y de la justicia social. La normalidad política interna exige que la actividad y las instituciones políticas estén organizadas para la realización del bien común y que la legitimidad de la autoridad se funde en la representación del pueblo expresada mediante el voto libre y respetado. Una concepción aislacionista de la soberanía que no tome en cuenta la convivencia universal ni los valores a cuya realización obliga la solidaridad humana, atribuye carácter necesario y definitivo a tendencias históricas mudables, se funda en el concepto equívoco de la suficiencia de los estados nacionales, ignora a las minorías étnicas, y desconoce la necesidad y obligatoriedad de un orden internacional justo y eficaz, cuya vigencia resulta inaplazable especialmente para la gran mayoría de los países que afrontan los problemas del desarrollo. Al término anacrónico de la soberanía que ignora que la sola convivencia entre los pueblos engendra obligaciones para todos ellos, corresponden conceptos desviados de la autodeterminación y de la no intervención. Ningún gobierno, estado o grupo de estados, pueden invocar la autodeterminación para exportar subversiones, para justificar la violación de derechos humanos en contra de sus propios pueblos o para cometer injusticias, mediante el abuso de su prepotencia militar o económica, en contra de otro estado o de la humanidad entera. No pueden condenarse las justas actuaciones de autoridades internacionales, imparciales, no unilaterales, competentes y previamente establecidas, en defensa de los derechos humanos, cuando las exijan el bien común de un pueblo o de toda la humanidad.

La paz internacional no es coexistencia precaria de fuerzas hostiles que por razones políticas o militares aplazan la realización de sus designios destructores, sino convivencia en la libertad, en la justicia, en la verdad y en la cooperación para bien de todas las naciones.

Democracia

La democracia requiere la participación eficaz de las personas en las actividades colectivas que condicionan su propio destino personal, porque la democracia como sistema de vida y de gobierno se funda en la igualdad esencial de todos los seres humanos, es la forma superior de legitimación del poder político y el sistema óptimo para respetar la dignidad humana, que en lo material debe sostenerse en la suficiencia económica de todos, y en lo espiritual en la posibilidad real de acceso a los valores de la cultura y en el respeto a la libertad del hombre para responder ante su conciencia y ante Dios, del propio destino y del de sus semejantes. El Estado debe garantizar la libertad religiosa para que todas las personas puedan manifestar sus convicciones, individualmente y en común, en público y en privado, por la enseñanza, la predicación, el culto y el cumplimiento de los ritos.

En función de la solidaridad responsable del hombre en el destino de sus semejantes, toda persona tiene derecho y obligación de intervenir en los asuntos públicos de la comunidad política de que forma parte. Por eso, todo régimen democrático debe respetar, promover y garantizar mediante procedimientos electorales imparciales y objetivos, la expresión y representación de las minorías, los derechos del ciudadano para intervenir en el proceso de integración del gobierno al que vive sujeto y a formar parte del propio gobierno, y debe asegurar a los ciudadanos la libertad de información y su libertad de criticar a quienes ejercen el poder.

Partidos políticos

El pluralismo político, es decir, la diversidad de convicciones, tendencias e intereses políticos, impone la necesidad de la discusión y del diálogo entre los diversos grupos políticos, y entre ellos y el gobierno. La discusión y el diálogo que se basan en la sinceridad y en la verdad, son condiciones para conciliar la diversidad en la unidad, mediante el recto ejercicio del poder. Los partidos políticos representan las tendencias, convicciones y programas de los diversos grupos existentes en la comunidad y los esfuerzos organizados de los mismos para alcanzar o conservar el poder, lo cual presupone la existencia de posibilidades objetivas –legales y prácticas– debidamente garantizadas, de cumplir tales fines. En una democracia, ni en la teoría, ni en la práctica; deben identificarse el Estado o el gobierno, con un partido político. Por eso resulta inadmisible la existencia de un partido oficial, que mediante privilegios y con características inequívocas de dependencia administrativa, se mantiene en México para asegurar la continuidad de un grupo en el poder, con los pretextos de la estabilidad política, de la impreparación y subdesarrollo político del pueblo y de la necesidad de una eficacia gubernativa de la que el régimen pretende tener el monopolio.

A la creación de un orden justo y dinámico de gobierno para México, con responsabilidades para gobernantes y gobernados, deben concurrir la inteligencia y la voluntad de todas las personas que conviven dentro del Estado. Para cumplir este deber, Acción Nacional se organizó como partido político permanente, no con la finalidad única de quebrantar el monopolio del poder, sino para poner a disposición del pueblo mexicano un instrumento idóneo para presentar, dentro del proceso democrático, programas de gobierno y personas capaces de cumplirlos, distintos de los que autocráticamente impone el grupo en el poder.

Familia

La familia, comunidad de padres e hijos y unidad social natural básica, tiene influjo determinante en la sociedad entera. La familia tiene como fines naturales la continuación responsable de la especie humana; comunicar y desarrollar los valores morales e intelectuales necesarios para la formación y perfeccionamiento de la persona y de la sociedad, y proporcionar a sus miembros los bienes materiales y espirituales requeridos para una vida humana ordenada y suficiente. Por el rango de estos bienes y fines, corresponde a la familia la preeminencia natural sobre las demás formas sociales, incluso el Estado. Éste tiene la función esencial de hacer posible y facilitar el cumplimiento de la misión propia de las familias que forman la comunidad política, que no puede realizarse plenamente sino dentro de un orden social, económico y político justo. Es objetivo indispensable de la reforma social luchar por la suficiencia económica de la familia. Deben apoyarse las medidas políticas, económicas y sociales, justas y necesarias, para satisfacer esta exigencia mediante el trabajo. Cuando esto no sea posible, debe asegurarse el ingreso familiar suficiente, por razones de justicia y equidad, mediante transferencias sociales en favor de quienes se encuentren en condiciones objetivas de inferioridad, para hacer valer sus derechos y conseguir sus intereses legítimos.

Municipio

El municipio es la forma primera de la sociedad civil, con autoridades propias y funciones específicas, cuya misión consiste en proteger y fomentar los valores de la convivencia local y prestar a la comunidad los servicios básicos que la capacidad de las familias no alcanza a proporcionar.

El municipio, base de la organización política nacional, debe ser comunidad de vida y no simple circunscripción política, fuente y apoyo de libertad, de eficacia en el gobierno y de limpieza en la vida pública. El gobierno municipal debe tener autonomía política y recursos económicos propios, suficientes para cumplir sus fines. Por tanto, debe integrarse democráticamente y quedar sujeto de manera permanente a la vigilancia de los gobernados, sin interferencias de la

Federación o de los estados, que priven de recursos económicos a los municipios, violen su autonomía, mutilen sus funciones y fomenten la supervivencia del caciquismo. Para conciliar la autonomía del municipio con su integración en el sistema político nacional, se requiere el reconocimiento constitucional de las funciones municipales básicas, y la atribución de los recursos suficientes para cumplirlas. Los Ayuntamientos deben tener posibilidad constitucional de recurrir las leyes o actos de otras autoridades que lesionen la autonomía del municipio o le nieguen los medios necesarios para cumplir sus funciones.

Educación

La libertad de investigación y de opinión científica o filosófica, como toda libertad de pensamiento, no puede ser constreñida por el Estado. La libertad de expresión no puede tener otros límites jurídicos que los impuestos por las normas morales y por el bien común.

Es deber del Estado, pero nunca puede ser monopolio suyo, democratizar la educación, esto es, procurar a todos los miembros de la colectividad una oportunidad igual de educación, asegurarles por lo menos una educación básica, promover su elevación cultural y facilitarles su capacitación técnica de acuerdo con las necesidades del desarrollo. Contrarían estos principios la imposición por el Estado de textos únicos en cualquier grado de enseñanza, y el desconocimiento o limitación del derecho preferente de los padres para escoger, conforme a sus convicciones, el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

La actividad universitaria sólo puede cumplir propiamente su misión de conservar, acrecentar y difundir la cultura, si se desarrolla en un régimen de honradez intelectual, de disciplinada autonomía y de libertad de cátedra. El Estado debe proporcionar los medios económicos suficientes para que la universidad y los institutos de cultura superior cumplan sus fines, sin que por ello tenga derecho a limitar la autonomía universitaria, la libertad de cátedra y las consecuentes facultades para la libre organización interna de las instituciones. El presupuesto que el Estado destine a la enseñanza en todos sus grados, debe ser objeto de una justa y racional distribución, atendiendo a las necesidades regionales y a las de los diversos sectores de la población. Tanto en el caso de la enseñanza técnica, como en el de la enseñanza universitaria, debe promoverse el establecimiento y fortalecimiento de los institutos y universidades de provincia.

Trabajo

Toda persona apta para el trabajo debe tener oportunidad constante de realizarlo. Con paridad de derechos y obligaciones con el hombre, la mujer tiene derecho a condiciones de trabajo conformes con las exigencias de su sexo y con sus deberes de esposa y de madre. Todo trabajo socialmente útil debe tener la retribución justa que permita al trabajador vivir y mantener decorosamente una familia, con posibilidades reales de mejoramiento.

El Estado tiene el deber de urgir las actividades y de crear o fomentar las instituciones necesarias para garantizar el cumplimiento de estos principios y para evitar con gestión oportuna, o para resolver con justicia eficaz, los conflictos por razón de trabajo. Debe promoverse la creciente integración en el funcionamiento, en la propiedad, en las ganancias y en las decisiones de la empresa, de todos los que en ella colaboran con inteligencia, mano de obra o capital, con el fin de llegar a tipos de empresa organizados de tal manera que todos participen equitativamente de sus beneficios, al mismo tiempo que procuren transformarla en una auténtica comunidad de vida y de trabajo y en un servicio eficiente para responder a las necesidades de la colectividad.

El Estado debe respetar la libertad de los campesinos, trabajadores, profesionistas y empresarios, para organizarse en defensa de sus intereses. Los sindicatos y en general todas las organizaciones formadas por razón de ocupación o de trabajo, tienen derecho de actuar en la vida pública para gestionar, frente al Estado y a la opinión, las medidas generales o particulares que reclamen el bien común o el interés profesional de sus agremiados y de recomendar las opciones electorales que consideren más convenientes para los mismos; pero deben abstenerse de actuar directamente en cuestiones políticas, principalmente en las electorales, y respetar la libertad y los derechos políticos de sus miembros. Deben conservarse y promoverse económica y técnicamente, la empresa artesana y la agrícola de dimensiones familiares, y dotarlas de un régimen jurídico para el cumplimiento de sus fines.

Economía

Como actividad cultural de sustentación humana, la economía debe armonizar dinámicamente las necesidades de la persona, con la producción, distribución y consumo de los bienes y servicios que las satisfacen, y así crear o mantener para el hombre, una base material estable y suficiente para la realización de la libertad en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones. Aún cuando la actividad económica tiene por objeto bienes materiales, por ser una labor al servicio del hombre, debe estar sometida a la ley moral y a los fines y valores permanentes de la vida humana. No cumple los fines de la economía el simple aumento cuantitativo o cualitativo de las cosas, a expensas de la justicia en la distribución del producto de la cooperación social, o de las libertades y derechos de las personas y de las comunidades. La iniciativa privada es la más viva fuente de mejoramiento social. El Estado debe promover su mejor y más ordenado desenvolvimiento y garantizarlo. En donde la iniciativa privada sea imposible o insuficiente, el Estado ha de urgir la organización de actividades sociales, sin matar, estorbar ni desplazar esa iniciativa, pues en estos casos, la acción administrativa oficial resulta agotante y destructora. El desarrollo económico debe formar parte de un esfuerzo de elevación humana completa, en el que deben armonizarse y complementarse recíprocamente los aspectos materiales y espirituales. Es inaceptable utilizar el incremento de los bienes materiales, como pretexto o instrumento de esclavización y degradación humana, para suprimir la libertad y los derechos del hombre. Desde el punto de vista económico, la planeación debe concertar la libertad y la iniciativa individual, con una orientación común del desarrollo. Por eso, la planeación no debe ser un disfraz económico del control político, sino un esfuerzo nacional de previsión del futuro, fijación realista de metas y de medios económicos y sociales, y expresión de la voluntad común de desarrollo mediante una acción concertada de todos los sectores de actividad económica y no solamente del gobierno.

Justicia social

Como justicia del bien común, la justicia social se realiza mediante el ejercicio y la defensa de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones recíprocas, especialmente en las relaciones de la persona y los grupos sociales con la autoridad y de los grupos sociales entre sí.

La justicia social tiene por objeto, con fundamento en la igualdad esencial y en la solidaridad de los hombres, promover el acceso de los mismos –particularmente de los núcleos más desvalidos de la sociedad, o de quienes viven en zonas económicamente menos desarrolladas– a los bienes materiales y espirituales suficientes para que la comunidad viva de la manera más justa, equitativa y equilibrada que sea posible, con respeto para la libertad personal y para la dignidad humana. En México, las exigencias de la justicia social son especialmente apremiantes respecto al sector agrícola. El problema del campo no sólo es primordial en nuestra economía, sino ante todo un problema de elevación humana. Es necesario incrementar la productividad del trabajo y de los recursos dedicados a la actividad económica en el campo, y promover no sólo las expectativas, sino la elevación real del género y nivel de vida de la población rural, sin buscar a cambio de ello, ni la sumisión política ni la explotación económica de la misma.
Para este fin se requieren el estímulo a la iniciativa y el respeto a la libertad de los campesinos; la seguridad en la propiedad de la tierra; la extensión al campo de los sistemas de seguridad social; el desarrollo de servicios esenciales tales como agua, comunicaciones, transportes, asistencia sanitaria, instrucción básica y técnica y diversiones; sistemas equitativos de tributación; créditos adecuados y asistencia técnica y, en general, la aplicación de las medidas económicas y técnicas que aseguren la suficiencia económica y humana de los campesinos y el desplazamiento ordenado de la población rural excedente a otros sectores de la actividad económica.

ESTATUTOS

Estatutos Generales del Partido Acción Nacional vigentes; actualizados a diciembre del 2011, aprobados en la Asamblea Nacional del 26 de abril del 2008 con modificaciones en agosto del 2011.
REFORMA DE LOS ESTATUTOS GENERALES DEL PAN APROBADA POR LA XVI ASAMBLEA NACIONAL EXTRAORDINARIA

CAPÍTULO PRIMERO
DENOMINACIÓN, OBJETO, DURACIÓN, DOMICILIO, LEMA, EMBLEMA Y DISTINTIVO ELECTORAL
ARTÍCULO 1o. El Partido Acción Nacional es una asociación de ciudadanos mexicanos en pleno ejercicio de sus derechos cívicos, constituida en partido político nacional, con el fin de intervenir orgánicamente en todos los aspectos de la vida pública de México, tener acceso al ejercicio democrático del poder y lograr:
I. El reconocimiento de la eminente dignidad de la persona humana y, por tanto, el respeto de sus derechos fundamentales y la garantía de los derechos y condiciones sociales requeridos por esa dignidad;
II. La subordinación, en lo político, de la actividad individual, social y del Estado a la realización del Bien Común;
III. El reconocimiento de la preeminencia del interés nacional sobre los intereses parciales y la ordenación y jerarquización de éstos en el interés de la Nación, y
IV. La instauración de la democracia como forma de gobierno y como sistema de convivencia
ARTÍCULO 2o. Son objeto del Partido Acción Nacional:
I. La formación y el fortalecimiento de la conciencia democrática de todos los mexicanos;
II. La difusión de sus principios, programas y plataformas;
III. La actividad cívico-política organizada y permanente;
IV. La educación socio-política de sus miembros;
V. La garantía en todos los órdenes de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres;
VI. La realización de toda clase de estudios sobre cuestiones políticas, económicas y sociales y la formulación de los consiguientes programas, ponencias, proposiciones e iniciativas de ley;
VII. La participación en elecciones federales, estatales y municipales, en las condiciones que determinen sus órganos competentes;
VIII. La asesoría y el apoyo a los funcionarios públicos postulados o propuestos por el Partido y la vinculación democrática con los gobiernos emanados del mismo;
IX. El establecimiento, sostenimiento y desarrollo de cuantos organismos, institutos, publicaciones y servicios sociales sean necesarios o convenientes para la realización de los fines del Partido;
X. El desarrollo de relaciones, amplias y constructivas, con partidos y organizaciones nacionales e internacionales, y
XI. La adquisición, enajenación o gravamen, por cualquier título, de los bienes muebles e inmuebles que se requieran y, en general, la celebración y realización de todos los actos, contratos, gestiones y promociones necesarios o conducentes para el cumplimiento de los fines del Partido.
ARTÍCULO 3o. Para la prosecución de los objetivos que menciona el artículo precedente, Acción Nacional podrá aceptar el apoyo a su ideario, sus programas, plataformas o candidatos, de agrupaciones mexicanas cuyas finalidades sean compatibles con las del Partido.
ARTÍCULO 4o. La duración de Acción Nacional será por tiempo indefinido.
ARTÍCULO 5o. El domicilio de Acción Nacional es la Ciudad de México. Sus órganos estatales, municipales y delegacionales tendrán su domicilio en el lugar de su residencia.
ARTÍCULO 6o. El lema de Acción Nacional es: “POR UNA PATRIA ORDENADA Y GENEROSA Y UNA VIDA MEJOR Y MÁS DIGNA PARA TODOS”.
ARTÍCULO 7o. El emblema de Acción Nacional es un rectángulo en color plata, en proporción de 1 x 3.5, que enmarca una franja rectangular colocada horizontalmente en la parte media y dividida en tres campos de colores verde, blanco y rojo, respectivamente, y en letras mayúsculas de color azul las palabras ACCION en el extremo superior izquierdo y NACIONAL en el extremo inferior derecho. El distintivo electoral de Acción Nacional es un círculo de color azul vivo, circunscribiendo las letras mayúsculas P A N del mismo color azul sobre fondo blanco, enmarcado en un cuadro de esquinas redondeadas, también de color azul.

CAPÍTULO SEGUNDO
DE LOS MIEMBROS DEL PARTIDO, DE LOS ADHERENTES Y DEL REGISTRO NACIONAL DE MIEMBROS
ARTÍCULO 8. Son miembros activos del Partido los ciudadanos que habiendo solicitado de manera personal, libre e individualmente su ingreso por escrito, sean aceptados con tal carácter. Para ser miembro activo se requiere cumplir con los siguientes requisitos:
a. Suscribir la aceptación de los principios y Estatutos de Acción Nacional ante el Registro Nacional de Miembros;
b. Tener un modo honesto de vivir;
c. Adquirir el compromiso de participar en forma permanente y disciplinada en la realización de los objetivos y actividades del Partido, en los términos de estos Estatutos y de los reglamentos correspondientes;
d. Ser miembro adherente. En los casos de quienes hayan sido dirigentes o candidatos de otros partidos políticos, el plazo a cumplir como adherentes deberá ser de por lo menos 18 meses;
e. Acreditar su inscripción en el Registro Federal de Electores o su equivalente; y
f. Haber acreditado el proceso de evaluación en los términos del reglamento respectivo.
La calidad de miembro activo se refrenda cada dos años conforme al procedimiento previsto en el Reglamento correspondiente. Los Consejeros a que se refieren los artículos 44, inciso i y 75 inciso e, y los miembros activos con más de 30 años de militancia no requerirán realizar el procedimiento de refrendo.
Artículo 9. Son adherentes del Partido los ciudadanos que hayan solicitado personal, libre e individualmente su adhesión en los términos del reglamento correspondiente y que se comprometan a contribuir a la realización de los objetivos del Partido.
La adherencia al Partido se refrendará cada año en los términos de las disposiciones reglamentarias. El adherente podrá votar para candidatos a cargos de elección popular en los términos del Capítulo IV de estos Estatutos y del reglamento respectivo.
Artículo 10. Los miembros activos tienen los siguientes derechos y obligaciones, en los términos de estos Estatutos y los reglamentos correspondientes.
I. Derechos:
a. Intervenir en las decisiones del Partido o por sí o por delegados;
b. Participar en el gobierno del Partido desempeñando cargos en sus órganos directivos, que no podrán ser más de tres por elección en un mismo momento;
c. Ser propuestos como precandidatos y, en su caso, candidatos de Acción Nacional a cargos de elección popular, siempre y cuando cumplan las condiciones de elegibilidad que exija la normatividad electoral y los Estatutos del Partido;
d. Acceder a la formación y capacitación necesaria para el cumplimiento de sus deberes como militantes; estas actividades deberán ser comunicadas por estrados a través de sus comités directivos o delegaciones municipales, y
e. Los demás que establezcan los ordenamientos del Partido.
II. Obligaciones:
a. Asumir y cumplir los Principios de Doctrina del Partido, ajustando su conducta a los mismos, así como transmitirlos a los ciudadanos;
b. Formarse y capacitarse a través de los programas de formación del Partido;
c. Cumplir estos Estatutos, los reglamentos y las disposiciones dictadas por los órganos competentes del Partido;
d. Participar en forma permanente y disciplinada en la realización de los objetivos del Partido;
e. Contribuir a los gastos del Partido, de acuerdo a sus posibilidades, cuando así lo determine la Tesorería Nacional para atender circunstancias financieras extraordinarias. Estarán exceptuados del cumplimiento de esta obligación los miembros activos residentes fuera del territorio nacional; y
f. Aportar, cuando sean designados servidores públicos en los gobiernos emanados del Partido, una cuota en los términos que establezca el reglamento correspondiente.
ARTÍCULO 11. Los miembros del Partido formarán parte de la organización básica, que funcionará de acuerdo con lo establecido en estos Estatutos y los reglamentos correspondientes.
Los miembros integrados en la organización básica también podrán organizarse en grupos homogéneos por razón de oficio, profesión, actividad, edad u otra similar, de acuerdo con los reglamentos correspondientes.
Los miembros que residan en el extranjero podrán organizase y formar parte de la estructura del partido de conformidad con el reglamento respectivo.
ARTÍCULO 12. El Registro Nacional de Miembros será el órgano técnico, subordinado en el ejercicio de sus funciones a la Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Miembros del Consejo Nacional, encargado de la gestión, administración y revisión del padrón de miembros.
Asimismo, expedirá el listado nominal de electores para cada proceso de selección de candidatos a cargos de elección popular de carácter federal, estatal o municipal, de conformidad con lo dispuesto por el reglamento y por las convocatorias que para cada proceso interno emita la Comisión Nacional de Elecciones, así como de la expedición de listados nominales para la realización de las asambleas nacional, estatales y municipales.
El Registro Nacional de Miembros aplicará el procedimiento de afiliación que establezca el reglamento.
El Registro Nacional de Miembros ajustará su funcionamiento a los principios de objetividad, de certeza y de
regularidad estatutaria.
El control sobre el Registro Nacional de Miembros y la vigilancia de los procedimientos de afiliación quedará a cargo
de la Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Miembros del Consejo Nacional integrada por:
1. Tres miembros electos por el Consejo Nacional a propuesta del Presidente Nacional de entre los
cuales al menos uno deberá haber desempeñado el cargo de Presidente de Comité Directivo
Estatal;
2. El Secretario de Formación; y
3. El Secretario de Fortalecimiento Interno.
El reglamento establecerá la estructura orgánica del Registro Nacional de Miembros, así como sus relaciones con la comisión a la que se refiere el párrafo anterior.
ARTÍCULO 13. En los casos de indisciplina, incumplimiento de sus cargos o infracción de estos Estatutos y de los reglamentos, los miembros activos del Partido podrán ser sancionados con amonestación, privación del cargo o comisión del Partido que desempeñen, cancelación de la precandidatura o candidatura, suspensión en sus derechos o expulsión del Partido, conforme a las siguientes disposiciones:
I. La amonestación procederá cuando se trate de infracciones leves y no reiteradas de estos Estatutos o sus Reglamentos;
II. La privación de cargo o comisión partidistas se acordará en los casos de incumplimiento de las tareas propias del cargo o comisión;
III. La cancelación de la precandidatura o candidatura será acordada en caso de indisciplina o infracciones a las normas del Partido;
IV. La suspensión de derechos será acordada por indisciplina, abandono continuo o lenidad en el cumplimiento de las obligaciones cívico-políticas, o las de miembro activo del Partido. La suspensión de derechos implica la separación de las actividades del Partido;
V. La inhabilitación para ser dirigente o candidato será declarada en los casos de deslealtad al Partido o incumplimiento de las funciones como dirigente o funcionario público, y
VI. La expulsión podrá solicitarse cuando las causas señaladas en las dos fracciones anteriores sean graves o reiteradas, así como por ataques de hecho o de palabra a los principios y programas del Partido, fuera de sus reuniones oficiales, por acciones o declaraciones que dañen gravemente a la institución,1 (Por sentencia del 26 de agosto del 2011 del Tribunal Electoral del Poder de la Federación, queda sin efecto este párrafo en negrillas) por la comisión de actos delictuosos, la comisión de actos que afecten públicamente la imagen del Partido, o por colaborar o afiliarse a otro partido político.
ARTÍCULO 14. Los Comités Ejecutivo Nacional, Directivos Estatales o Municipales, así como sus Presidentes, podrán amonestar a los miembros activos conforme a lo previsto en la fracción I del artículo anterior. Contra la amonestación sólo procederá el recurso de revocación ante el propio Comité o el Presidente del Comité que la haya acordado, dentro de diez días hábiles contados a partir del día siguiente de la notificación, respetándose en todo caso el derecho de audiencia.
La privación de cargo interno de elección del Partido será acordada, siempre que se haya concedido el derecho de audiencia, por los Comités Ejecutivo Nacional, Directivos Estatales o Municipales y surtirá efectos de manera inmediata. Contra dichos acuerdos procederá el recurso de revocación que se promoverá ante el mismo órgano, dentro de los diez días hábiles contados a partir del día siguiente a la notificación, respetándose el derecho de audiencia.
La cancelación de la precandidatura será acordada por la Comisión Nacional de Elecciones. La cancelación de las candidaturas será resuelta por el Comité Ejecutivo Nacional en los casos de cargos a elección popular de carácter federal, así como de la elección de gobernador, o por el Comité Directivo Estatal respectivo en los casos de cargos de elección popular de carácter local. En todos los casos deberá respetarse el derecho de audiencia. El reglamento establecerá el procedimiento correspondiente.
La suspensión de uno o varios derechos, que no podrá exceder de tres años en ningún caso, así como la inhabilitación para ser dirigente o candidato, que no podrá ser menor a tres años ni exceder de doce, y la expulsión, serán acordadas por las Comisiones de Orden de los Consejos de cada entidad federativa, a solicitud del Comité Directivo Municipal o Estatal respectivo o del Comité Ejecutivo Nacional. En ningún caso se podrá solicitar la sanción después de transcurridos 365 días naturales contados a partir del día en que ocurrió la falta o de que se tenga conocimiento de la misma, a menos que se tratara de faltas continuadas o reiteradas.
Para el caso de incumplimiento del pago de cuotas de funcionarios y servidores públicos del Partido, serán procedentes las sanciones previstas en el artículo 13 de estos estatutos; en el caso de la inhabilitación, ésta se podrá solicitar en un término de cuatro años contados a partir de la fecha de conclusión del cargo.
Las resoluciones acordadas por las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales podrán reclamarse por escrito ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional, por cualquiera de las partes, en un plazo de diez días hábiles contados a partir del día siguiente de la notificación.
Tratándose de miembros del Consejo Nacional o del Comité Ejecutivo Nacional, así como de Presidentes de Comités Directivos Estatales llamados a un procedimiento de sanción por la Comisión de Orden del Consejo Estatal respectivo, podrán solicitar, al inicio del procedimiento, que se turne el caso a la Comisión de Orden del Consejo Nacional que conocerá en única instancia.
En el caso de que miembros activos cometan infracciones en una entidad federativa distinta a la suya, será competente para imponer la sanción respectiva la Comisión de Orden del lugar donde se cometió la falta, a petición de los Comités Directivos de la entidad afectada.
El Comité Ejecutivo Nacional y los Comités Directivos Estatales podrán declarar la expulsión del miembro activo de su jurisdicción cuando se compruebe que participa, ingresa o acepta ser candidato de otro partido político.
El procedimiento de declaratoria de expulsión deberá observar los requisitos del artículo 15, los cuales se sustanciarán en un término que no exceda de quince días. La declaratoria podrá reclamarse por el miembro activo por escrito ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional en un término de cinco días hábiles, contados a partir del día siguiente de su notificación.
En caso de conductas ilícitas imputables a miembros activos o adherentes, la Comisión de Orden iniciará, de oficio o a petición de parte, el procedimiento respectivo. En el marco de la substanciación de dicho procedimiento disciplinario, el Comité Ejecutivo Nacional, a propuesta de la Comisión de Orden, podrá acordar, como medida cautelar, la suspensión temporal de los derechos del miembro activo o adherente. En ningún caso, la medida cautelar podrá exceder del plazo de un año.
ARTÍCULO 15. Ningún miembro activo podrá ser suspendido, inhabilitado, ni expulsado del Partido sin que el órgano competente le dé a conocer por escrito y por medio fehaciente los cargos que haya en su contra, le haga saber su derecho a nombrar defensor entre los miembros activos del Partido, oiga su defensa, cite a las partes interesadas, considere los alegatos y pruebas que presenten y recabe todos los informes y pruebas que estime necesarios.
ARTÍCULO 16. Las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales y la Comisión de Orden del Consejo Nacional deberán emitir su resolución en un plazo de cuarenta días hábiles a partir de que se reciba la solicitud de sanción o el recurso correspondiente. Las resoluciones de la Comisión de Orden del Consejo Nacional son definitivas.

CAPITULO TERCERO
DE LAS ASAMBLEAS
ARTÍCULO 17. La autoridad suprema de Acción Nacional reside en la Asamblea Nacional.
ARTÍCULO 18. La Asamblea Nacional Ordinaria se reunirá por lo menos cada tres años en el lugar que determine la convocatoria, que deberá ser expedida con una anticipación mínima de cuarenta y cinco días naturales a la fecha señalada para la reunión y contendrá el respectivo orden del día. La convocatoria será comunicada a todos los miembros activos del Partido por estrados en los Comités Directivos Estatales y Municipales y deberá ser publicada en los órganos de difusión de Acción Nacional. La Asamblea Nacional será convocada por el Comité Ejecutivo Nacional o, si éste no lo hace en tiempo, por el Consejo Nacional o por su Comisión Permanente, a iniciativa propia o a petición de la tercera parte de los miembros del Consejo Nacional, de diez Comités Estatales en funciones o del quince por ciento de los miembros activos del Partido inscritos en el padrón nacional.
ARTÍCULO 19. La Asamblea Nacional Extraordinaria se celebrará cada vez que sea convocada por el Comité Ejecutivo Nacional o por el Consejo Nacional. La convocatoria deberá ser expedida con cuarenta y cinco días naturales de anticipación, por lo menos, a la fecha fijada para la reunión, con excepción de la que se convoque para que la Asamblea conozca de cualquier otro asunto trascendental para la vida de Acción Nacional distinto de los reservados a la Asamblea Nacional Ordinaria, a la Convención, al Consejo o al Comité Ejecutivo Nacionales, en cuyo caso la convocatoria se expedirá con un mínimo de veinticinco días naturales de anticipación. La convocatoria deberá contener el orden del día y será comunicada en la forma que establece el artículo que precede.
ARTÍCULO 20. Son competencia de la Asamblea Nacional Ordinaria:
I. El nombramiento y la revocación de los miembros del Consejo Nacional;
II. El análisis del informe del Comité Ejecutivo Nacional o del Consejo Nacional, en su caso, acerca de las actividades generales de Acción Nacional, durante el tiempo transcurrido desde la Asamblea inmediata anterior;
III. El examen de los acuerdos y dictámenes del Consejo Nacional sobre la Cuenta General de
Administración durante el mismo período; y
IV. Las decisiones relativas al patrimonio de Acción Nacional que no sean competencia de otros órganos del Partido.
ARTÍCULO 21. Corresponde decidir a la Asamblea Nacional Extraordinaria:
I. La modificación o reforma de estos Estatutos, con base en la proposición que le someta el Comité Ejecutivo Nacional o el Consejo Nacional, la cual tomará en cuenta las opiniones recibidas de los miembros activos, así como las aportaciones de los órganos estatales y municipales en reuniones de consulta convocadas para ese efecto;
II. La transformación de Acción Nacional o su fusión con otra agrupación. En estos dos casos se requerirá la aprobación de por lo menos las dos terceras partes de los votos computables;
III. La disolución de Acción Nacional y, en este caso, el nombramiento de los liquidadores y el destino que haya de darse al patrimonio de la agrupación, en los términos que establezca la legislación electoral vigente, así como los artículos 96 y 97 de estos Estatutos; y
IV. Cualquier otro asunto trascendental para la vida de Acción Nacional, distinto a los reservados a la Asamblea Nacional Ordinaria, a la Convención, al Consejo Nacional o al Comité Ejecutivo Nacional, previo acuerdo que en tal sentido tomen el Comité o el Consejo Nacionales.
ARTÍCULO 22. La Asamblea Nacional estará integrada por las delegaciones acreditadas por los Comités Directivos Estatales y por el Comité Ejecutivo Nacional o la delegación que éste designe. Los miembros de las delegaciones tendrán el carácter de delegados numerarios con derecho a voz y voto.
ARTÍCULO 23. Serán delegados numerarios:
a. Los Presidentes de los Comités Directivos Estatales o quienes ejerzan sus funciones y las personas que nombre cada Comité Directivo Estatal entre sus integrantes.
b. Quienes resulten electos con tal carácter por las Asambleas Municipales, en los términos que establezca el Reglamento;
c. Los miembros del Comité Ejecutivo Nacional o la Delegación que éste designe, y
d. Los miembros del Consejo Nacional
ARTÍCULO 24. Los Comités Directivos Estatales acreditarán oportunamente ante el Comité Ejecutivo Nacional a los delegados numerarios designados conforme al artículo anterior. Los Presidentes de los mismos Comités serán los coordinadores de las delegaciones respectivas; en su ausencia lo serán los correspondientes secretarios generales y, a falta de ambos, los que por mayoría de votos designen los delegados numerarios de la delegación de que se trate.
ARTÍCULO 25. El Presidente de Acción Nacional lo será de la Asamblea Nacional. En su ausencia, fungirá como
Presidente el Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional y, a falta de éste, la persona que designe la propia
Asamblea. Será secretario de la Asamblea quien lo sea del Comité Ejecutivo Nacional y, a falta de éste, la persona que designe la misma Asamblea.
ARTÍCULO 26. Las sesiones de la Asamblea Nacional serán públicas por regla general; pero podrán ser privadas aquellas que la propia Asamblea acuerde a propuesta de la Presidencia.
ARTÍCULO 27. La Asamblea Nacional se celebrará en los días y el lugar que la convocatoria hubiere fijado; pero la propia Asamblea tendrá facultad de prorrogar su período de sesiones y cambiar la fecha y el lugar de su celebración.
ARTÍCULO 28. Para que se instale y funcione válidamente, la Asamblea requerirá la presencia del Comité Ejecutivo Nacional, o la delegación que este designe, y de por lo menos diecisiete delegaciones estatales, si se trata de
Asamblea Ordinaria, o de por lo menos veintidós delegaciones, si se trata de Asamblea Extraordinaria.
Se tendrán por presentes las delegaciones cuando se registren la mayoría de sus miembros acreditados y sus respectivos coordinadores o quienes los sustituyan.
Las delegaciones presentes tendrán derecho de voto cuando lo ejerzan, por lo menos, la mayoría de sus miembros registrados.
ARTÍCULO 29. Cada delegación estatal se integrará con el número de delegados en la proporción que establezca el Reglamento en función del total de miembros activos por entidad, y tendrá el número de votos que corresponda de la aplicación de la siguiente fórmula:
a. Cada delegación estatal tendrá derecho a quince votos, más un voto por cada distrito electoral federal con que cuente su respectiva entidad federativa;
b. Un voto adicional por cada 10 delegados presentes;
c. Tendrá un voto más por cada 0.10 por ciento de la proporción de miembros activos en el estado inscritos en el Registro Nacional de Miembros respecto del listado nominal de electores de la propia entidad. Ningún estado podrá tener más de quince votos por este principio;
d. Asimismo, tendrá derecho a un voto adicional por cada punto porcentual, o fracción superior al 0.5 por ciento, que de la votación total emitida en la entidad haya obtenido el Partido en la última elección federal para diputados; así como a otro voto, en adición a los anteriores, por cada punto porcentual, o fracción superior al 0.5 por ciento, que la votación recibida por el Partido en la entidad represente de la votación nacional del propio Partido obtenida en la referida elección;
e. Sin embargo, si en el momento de la votación el número de delegados presentes es menor al equivalente a cuatro veces el número de distritos electorales federales en la entidad de que se trate, los votos de esa delegación se reducirán a los que proporcionalmente le correspondan, sobre la base de que dicho cuádruplo, como mínimo, puede ejercitar la totalidad de sus votos. La fracción sobrante que llegue a 0.5 se contará como un voto. En todo caso, toda delegación tendrá, cuando menos, cinco votos, y
f. El Comité Ejecutivo Nacional tendrá un número de votos equivalente al promedio de los votos de las delegaciones presentes en la Asamblea Nacional.
En caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad.
ARTÍCULO 30. Para determinar el sentido de los votos de cada delegación y del Comité Ejecutivo Nacional se considerará el voto de sus integrantes. Si ese voto es unánime o corresponde a una mayoría superior al noventa por ciento de los delegados presentes, la totalidad de los votos se computará en ese sentido. Si los delegados que disienten de la mayoría representan el diez por ciento o más de los miembros presentes, por cada diez por ciento se computará la décima parte del total de los votos, en el sentido que acuerde esa minoría; los votos restantes se computarán en el sentido de los votos de la mayoría.
ARTÍCULO 31. Los votos de las delegaciones se expresarán por lo general de manera económica o por cédula si así lo solicita la tercera parte de aquellas, lo determina el Presidente de la Asamblea o lo establece el Reglamento respectivo. El secretario de la Asamblea Nacional dará a conocer el resultado de la votación.
ARTÍCULO 32. La Asamblea tomará sus resoluciones por mayoría absoluta de los votos computables en el momento de la votación, salvo en los casos en que estos Estatutos determinen expresamente lo contrario.
Cuando se pongan a votación más de dos propuestas, si ninguna de ellas alcanza la mayoría que previene el párrafo anterior, se eliminará la que menos votos haya recibido y las restantes se someterán de nuevo a votación, y así sucesivamente, hasta obtener la aprobación mayoritaria requerida.
ARTÍCULO 33. Las decisiones de la Asamblea Nacional serán definitivas y obligatorias para todos los miembros de Acción Nacional, incluyendo a los ausentes y a los disidentes.
ARTÍCULO 34. En las entidades federativas se celebrarán Asambleas Estatales y Municipales para tratar los asuntos que los Estatutos les asignen.
Las Asambleas Estatales se reunirán a convocatoria del respectivo Comité Directivo Estatal y supletoriamente podrán ser convocadas por el Comité Ejecutivo Nacional, por propia iniciativa o a solicitud del Consejo Estatal, o de cuando menos una tercera parte de los Comités Municipales constituidos en la entidad o de la tercera parte, cuando menos, de los miembros activos del Partido en la entidad, con base en las cifras del padrón de miembros activos.
Las Asambleas Municipales se reunirán a convocatoria del respectivo Comité Directivo Municipal. Supletoriamente, podrán ser convocadas por el Comité Ejecutivo Nacional o por el correspondiente Comité Directivo Estatal, por propia iniciativa o a solicitud de cuando menos la tercera parte de los miembros activos del Partido en el municipio de que se trate, con base en las cifras del padrón de miembros activos.
La convocatoria requerirá de la autorización previa del órgano directivo superior. El Comité que haya convocado comunicará por escrito las resoluciones de la Asamblea al órgano directivo superior en un plazo no mayor de quince días; si dicho órgano no las objeta en un término de treinta días a partir de la fecha de recepción del aviso, las resoluciones se tendrán por ratificadas.
Las convocatorias a las asambleas estatales serán comunicadas a los miembros del partido por estrados en los respectivos comités, así como en tres principales medios impresos de comunicación en el ámbito geográfico de que se trate.
Las convocatorias a las asambleas municipales serán comunicadas a través de los estrados de los respectivos comités, así como por cualquier otro medio que asegure la eficacia de la comunicación según las condiciones prevalecientes del lugar.
ARTÍCULO 35. Las Asambleas a que se refiere el artículo anterior se reunirán y funcionarán de modo análogo al establecido para la Asamblea Nacional del Partido y serán presididas por el Presidente del Comité respectivo o, en su caso, por quien designe el Comité Ejecutivo Nacional o el Comité Directivo Estatal que corresponda.
Para el funcionamiento de estas Asambleas, los Comités Estatales y Municipales, con la aprobación del Comité Ejecutivo Nacional, podrán establecer dentro de sus respectivas competencias normas complementarias ajustadas al espíritu de estos Estatutos y a los reglamentos.
El Comité Ejecutivo Nacional tendrá la facultad de vetar dentro de los treinta días siguientes, las decisiones que tomen las Asambleas a que este artículo se refiere, con sujeción a lo dispuesto en la fracción XV del artículo 64 de estos Estatutos, y cuidará de que tales Asambleas se reúnan con la oportunidad debida.

CAPITULO CUARTO
DE LAS CONVENCIONES, COMISIÓN NACIONAL DE ELECCIONES Y ELECCIÓN DE CANDIDATOS
ARTÍCULO 36. La Convención Nacional es el órgano competente para revisar y aprobar el programa de acción política y conocer los asuntos de la política general del Partido que le sometan el Comité Ejecutivo Nacional o el Consejo Nacional y que no sean competencia de la Asamblea. Ésta se reunirá en el lugar y fecha que determine la convocatoria.
En lo que se refiere a la convocatoria, integración, funcionamiento y decisiones de las Convenciones, serán aplicables en lo conducente los artículos 18 y del 22 al 33 de estos Estatutos.
ARTÍCULO 36 BIS.
Apartado A
La Comisión Nacional de Elecciones será la autoridad electoral interna del Partido, responsable de organizar los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular de nivel federal, estatal y municipal.
La Comisión Nacional de Elecciones funcionará de manera permanente.
La Comisión Nacional de Elecciones tendrá las siguientes facultades:
a) Preparar, organizar y vigilar los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular;
b) Proponer al Comité Ejecutivo Nacional, en los casos de excepción previstos en este Estatuto, que ha lugar a la designación de candidatos;
c) Definir el método de elección de entre las opciones previstas en este Estatuto;
d) Emitir la convocatoria a los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular,
e) Establecer y calificar las condiciones de elegibilidad para los efectos de los procesos internos de selección de candidatos; así como aprobar su registro;
f) Revisar y hacer observaciones a la lista nominal de electores para cada proceso de selección de candidatos a cargos de elección popular;
g) Hacer el cómputo de resultados, calificar la validez de los procesos de selección interna de candidatos a cargos de elección popular, y formular la declaratoria de candidato electo.
h) Garantizar el cumplimiento de las reglas de equidad de género previstas en las leyes y en los presentes Estatutos;
i) Promover la participación de los miembros y simpatizantes del partido en los procesos internos de selección de candidatos a cargos de elección popular;
j) Diseñar e implementar los planes de capacitación de los funcionarios de los centros de votación;
k) Dirimir las controversias que se susciten en los procesos de selección de candidatos, así como resolver las quejas que se interpongan por violaciones a la normativa electoral y del partido, y
l) Las demás que le señale el reglamento respectivo.
El reglamento determinará la forma de organización y de funcionamiento de la Comisión Nacional de Elecciones, así como sus relaciones con otras instancias del partido.
La Comisión Nacional de Elecciones enviará al Comité Ejecutivo Nacional su proyecto de presupuesto, quien será el conducto para someterlo a aprobación del Consejo Nacional.
Apartado B
La Comisión Nacional de Elecciones se integrará por siete comisionados nacionales electos a propuesta del Presidente Nacional, por el voto de la mayoría de los miembros presentes en sesión de Consejo Nacional procurando la participación equilibrada entre los géneros.
La Comisión Nacional de Elecciones se regirá por los principios de certeza, objetividad y de imparcialidad. Ajustará su actuación a los Estatutos y a las normas que la rijan.
Los comisionados nacionales durarán en su cargo seis años y podrán ser reelectos para un solo periodo.
La Comisión Nacional de Elecciones se renovará parcialmente cada tres años. Las vacantes serán cubiertas conforme
al procedimiento previsto en el primer párrafo de este apartado. El sustituto concluirá el periodo correspondiente.
En ningún caso, los comisionados nacionales podrán ser postulados como candidatos a algún cargo de elección popular durante el periodo para el que fueron electos. La renuncia al cargo o la licencia en ningún caso exceptuarán la observancia de esta prohibición.
Los comisionados nacionales no podrán, durante el período para el que fueron electos, ser miembros del Comité Ejecutivo Nacional o integrantes de los Comités Directivos estatales o municipales.
El cargo de comisionado nacional se pierde por la aceptación de un cargo, empleo o comisión de carácter público o privado, con excepción de actividades de carácter académico, científico o análogo.
Para ser comisionado nacional se requiere:
a) Ser miembro activo del partido con una militancia de por lo menos 10 años al día de la elección;
b) Tener conocimientos en materia político-electoral;
c) Gozar de buena reputación, en especial si se desempeñó como funcionario público y no haber sido sancionado en los términos de los Estatutos, y
d) No desempeñar cargo de elección popular.
Apartado C
La Comisión Nacional de Elecciones ejercerá sus atribuciones en las distintas circunscripciones electorales, a través
de Comisiones Estatales y del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales o Distritales, de conformidad con lo que establezca el reglamento y la convocatoria respectiva.
Las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal se integrarán por cinco comisionados que serán nombrados por la Comisión Nacional de Elecciones, a propuesta de los respectivos Comités Directivos Estatales procurando la participación equilibrada entre los géneros.
Los Comisionados Electorales Estatales y del Distrito Federal durarán en su cargo seis años. Su renovación será escalonada cada dos años. El cargo tendrá carácter honorífico.
Las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal designarán a las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales respectivas, en los términos que señale el Reglamento aplicable. En estos casos, los comisionados durarán en su cargo cuatro años. Su renovación será escalonada cada dos años. El cargo tendrá carácter honorífico.
Los comisionados electorales estarán sujetos al régimen de incompatibilidades previsto para los comisionados nacionales, con excepción de la prohibición de desempeñar cargos, empleos o comisiones de carácter público o privado.
Los comisionados electorales deberán reunir las condiciones de elegibilidad previstas para los comisionados nacionales, con excepción de la antigüedad en el ejercicio activo de la militancia, que para el caso de los comisionados electorales estatales y del Distrito Federal será de 7 años, y de 3 años para los comisionados electorales municipales, delegacionales y distritales.
Apartado D
Para garantizar la regularidad estatutaria de los actos y resoluciones, se establecerá un sistema de solución de controversias. Dicho sistema dará definitividad a las distintas etapas del procedimiento. Los distintos medios de impugnación se substanciarán de acuerdo con lo previsto en el reglamento respectivo.
Para efectos de la solución de controversias, la Comisión Nacional de Elecciones funcionará en sala y en pleno. La sala resolverá las inconformidades que se presenten en contra de todos los actos relacionados con el proceso de selección de candidatos que se consideren contrarios a la normativa interna, emitidos por las comisiones electorales estatales, del Distrito Federal, municipales, delegacionales o distritales en ejercicio de atribuciones delegadas por la
Comisión Nacional de Elecciones. Contra las decisiones de la sala procederá el recurso de reconsideración, que será resuelto en última instancia por el Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones.
El juicio de revisión procederá en contra de los actos de la Comisión Nacional de Elecciones emitidos en ejercicio de facultades distintas a la de revisión de los actos de las comisiones electorales estatales del Distrito Federal, municipales, delegacionales o distritales. El juicio de revisión será resuelto en única y definitiva instancia por el Comité Ejecutivo Nacional.
El resultado de los procesos internos de selección de candidatos sólo podrá impugnarse por los precandidatos debidamente registrados, en los supuestos y plazos establecidos en el reglamento.
La declaración de nulidad del proceso interno de selección de candidatos dará lugar a la designación de candidato por parte del Comité Ejecutivo Nacional.
El reglamento establecerá los supuestos de procedencia de los medios internos de impugnación previstos en el presente apartado. El reglamento fijará las sanciones aplicables por la interposición de medios internos de impugnación frívolos, que impidan el adecuado desarrollo del proceso de selección o que resulten notoriamente improcedentes.
La interposición de los recursos de impugnación no producirá efectos suspensivos sobre la resolución o el acto impugnado.
ARTÍCULO 36 TER. La selección de candidatos a cargos de elección popular de carácter federal, estatal y municipal se realizará conforme a las siguientes bases generales:
A) La convocatoria deberá regular el método de selección aplicable según la elección de que se trate, las condiciones de elegibilidad de los precandidatos, la fecha inicial y final de las distintas etapas, las modalidades de actos y de propaganda electoral, así como los topes de aportaciones y de gasto para cada proceso de selección.
B) El listado nominal de electores se cerrará seis meses antes de la fecha legalmente prevista para el inicio de las precampañas. La Comisión Nacional de Elecciones tendrá sesenta días para revisar y hacer observaciones. La Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Miembros resolverá, conforme al procedimiento previsto en el reglamento, las inconformidades que se presenten en relación con la integración del listado nominal de electores, a más tardar noventa días antes de la elección correspondiente. Concluido el plazo, el listado nominal adquirirá carácter de definitivo.
C) Los miembros activos, los adherentes y, en su caso, los simpatizantes residentes en el extranjero podrán votar en los procesos internos de selección de candidatos a cargos de elección popular, en los términos y modalidades establecidas por la legislación electoral aplicable, así como en los Estatutos, el reglamento y la convocatoria respectiva.
D) El registro de la precandidatura estará sujeto al cumplimiento de las condiciones de elegibilidad previstas para cada cargo de elección en la Constitución y en la ley, así como a los requisitos previstos en el reglamento o en la convocatoria respectiva.
E) Los actos de precampaña y la propaganda de los precandidatos deberán realizarse dentro de los plazos establecidos, así como ajustarse invariablemente a los principios de doctrina y a los lineamientos que emita el Comité Ejecutivo Nacional. La violación a esta regla será sancionada con la cancelación del registro de la precandidatura.
F) Cuando el partido concurra a alguna elección a través de cualquier modalidad de asociación con otros partidos políticos, la designación de candidatos se realizará conforme al convenio registrado ante la autoridad electoral respectiva.
G) En caso de falta permanente, de renuncia o de cancelación de registro, el Comité Ejecutivo
Nacional podrá sustituir las precandidaturas o candidaturas vacantes, siempre y cuando no hubiese concluido formalmente la etapa de precampaña.
H) La Comisión Nacional de Elecciones resolverá las quejas que se interpongan en contra de precandidatos, por violaciones a la normativa electoral, a los documentos básicos del Partido o las reglas rectoras del proceso interno. El reglamento regulará el procedimiento para la substanciación de quejas, las cuales deberán ser resueltas dentro de los tres días siguientes a su presentación. La reincidencia será sancionada con la cancelación del registro de la precandidatura.
I) En cualquier momento, a propuesta de la Comisión Nacional de Elecciones y en los supuestos previstos en el reglamento, el Comité Ejecutivo Nacional podrá cancelar el proceso interno de selección. En ese supuesto, el Comité Ejecutivo Nacional podrá ordenar la reposición del proceso o acordar la designación de candidato.
J) El Comité Ejecutivo Nacional podrá asignar recursos a los precandidatos o centralizar el gasto de actos de propaganda de precampaña. La Tesorería Nacional definirá los criterios para la presentación de los informes de ingresos y gastos de precampaña. Asimismo, la Tesorería
Nacional recibirá y revisará dichos informes a efecto de su presentación oportuna ante el órgano fiscalizador competente. La violación de los topes de gasto o la contratación de deuda a cargo del partido, será sancionada con la inelegibilidad del precandidato infractor.
K) Se procurará la paridad de géneros en la selección de candidatos a cargos de elección popular.
Artículo 37. La elección del candidato a la Presidencia de la República se sujetará al siguiente procedimiento y a lo señalado en estos Estatutos y en los reglamentos correspondientes:
a. Los interesados presentarán su solicitud de registro de precandidatura a la Comisión Nacional de Elecciones. Los precandidatos registrados y aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones deberán cumplir con lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la legislación electoral vigente, estos Estatutos y los reglamentos del Partido;
b. La elección se realizará de entre los precandidatos cuyo registro haya sido aprobado y se llevará a cabo en una o varias etapas en centros de votación instalados en, al menos, todas las cabeceras
de los distritos electorales federales de la región en que se realice la elección. Los precandidatos registrados deberán participar en los debates conforme al programa previamente establecido por el órgano competente. Podrán votar todos los miembros activos y los adherentes inscritos ante el
Registro Nacional de Miembros y en el padrón de miembros residentes en el extranjero, que se encuentren incluidos en el Listado Nominal de Electores a que se refiere el inciso B del Artículo 36 Ter de estos Estatutos.
c. Para obtener la candidatura a la Presidencia de la República se requerirá la mayoría absoluta de la suma de los votos válidos emitidos, que se acumulen durante todo el proceso. Si ninguno de los candidatos registrados obtiene la mayoría antes mencionada, obtendrá la candidatura quien logre una mayoría de 37% o más de los votos válidos emitidos, con una diferencia de cinco puntos porcentuales o más respecto del candidato que le siga en votos válidos emitidos.
Si ninguno de los precandidatos registrados obtiene las mayorías señaladas en el párrafo anterior, quienes hayan obtenido los dos porcentajes mas altos de votación participarán en una votación simultánea en todo el país, que se llevará a cabo dos semanas después de realizada la última etapa de la elección.
d. La organización, coordinación, realización y seguimiento del proceso electoral interno estará a cargo de la Comisión Nacional de Elecciones conforme a lo que establezca el reglamento correspondiente.
Artículo 38. Las elecciones de candidatos a Gobernador o Jefe de Gobierno se sujetarán al siguiente procedimiento y a lo señalado en estos Estatutos y en los reglamentos correspondientes:
a. Los interesados presentarán su solicitud de registro de precandidatura a la Comisión Nacional de Elecciones. Los precandidatos registrados y aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones deberán cumplir con lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Local, la legislación electoral vigente, estos Estatutos y los reglamentos del Partido;
b. La elección se realizará de entre los precandidatos cuyo registro haya sido aprobado y se llevará a cabo en una o varias etapas en centros de votación instalados en, al menos, todas las cabeceras de los distritos electorales locales de la región en que se realice la elección. Los precandidatos registrados deberán participar en los debates conforme al programa previamente establecido por la Comisión Nacional de Elecciones. Podrán votar todos los miembros activos y los adherentes que se encuentren incluidos en el Listado Nominal de
Electores a que se refiere el inciso B del Artículo 36 Ter de estos Estatutos;
c. Para obtener la candidatura a Gobernador o Jefe de Gobierno se requerirá la mayoría absoluta de la suma de los votos válidos emitidos, que se acumulen durante todo el proceso. Si ninguno de los candidatos obtiene la mayoría antes mencionada, obtendrá la candidatura quien logre una mayoría de 37% o más de los votos válidos emitidos, con una diferencia de cinco puntos porcentuales o más respecto del candidato que le siga en votos válidos emitidos.
Si ninguno de los precandidatos registrados obtiene las mayorías señaladas en el párrafo anterior, quienes hayan obtenido los dos porcentajes más altos de votación participarán en una segunda vuelta. Preferentemente, la segunda vuelta será simultánea, en los términos de la respectiva convocatoria. En el supuesto de segunda vuelta simultánea, el reglamento establecerá el modo de expresión de la segunda preferencia.
d. La organización, coordinación, realización y seguimiento del proceso electoral interno, estará a cargo de la Comisión Nacional de Elecciones conforma a lo que establezca el reglamento correspondiente.
ARTÍCULO 39. Las elecciones de candidatos a Senadores de Mayoría Relativa se sujetarán al siguiente procedimiento y a lo señalado en estos Estatutos y en los reglamentos correspondientes:
a. Los interesados presentarán su solicitud de registro de precandidatura a la Comisión Nacional de Elecciones. Los precandidatos registrados y aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones deberán cumplir con lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la legislación electoral vigente, estos Estatutos y los reglamentos del Partido;
b. La elección se realizará de entre los precandidatos cuyo registro haya sido aprobado y se llevará a cabo en una o varias etapas en centros de votación instalados en, al menos, todas las cabeceras de los distritos electorales locales de la región en que se realice la elección. Los precandidatos registrados deberán participar en los debates conforme al programa previamente establecido por la
Comisión Nacional de Elecciones. Podrán votar todos los miembros activos y los adherentes que se encuentren incluidos en el Listado Nominal de Electores a que se refiere el inciso B del Artículo 36 Ter de estos Estatutos;
c. Serán candidatos a Senadores las fórmulas de precandidatos que hayan obtenido el primero y segundo lugar de la votación en el proceso electoral interno. Para tal efecto, se votará por una sola fórmula que estará compuesta por un propietario y un suplente;
d. La organización, coordinación, realización y seguimiento del proceso electoral interno estará a cargo de la Comisión Nacional de Elecciones conforme a lo que establezca el reglamento correspondiente.
ARTÍCULO 40. En forma análoga a las Nacionales, se celebrarán Convenciones Estatales, Distritales o Municipales para decidir las cuestiones relativas a su actividad política concreta, pero sus acuerdos no podrán contravenir las decisiones de Convenciones de jurisdicción superior.
Estas Convenciones sólo podrán celebrarse previa autorización del órgano directivo superior que corresponda, mismo al que deberán comunicar sus acuerdos en el término de diez días.
ARTÍCULO 41. Corresponde a los miembros activos elegir en una Elección Estatal a los candidatos a Diputados Locales de representación proporcional, o su equivalente en la legislación local en vigor y ordenar las propuestas de candidaturas a Diputados Federales de representación proporcional. Asimismo corresponde a los miembros activos elegir a los candidatos a Diputados Federales o Locales de mayoría relativa, o su equivalente en la legislación en vigor conforme al procedimiento señalado en el artículo 38 de estos estatutos, salvo por lo que se refiere al centro o centros de votación, que se instalarán según lo determine la Comisión
Nacional de Elecciones. La Comisión Nacional de Elecciones podrá autorizar excepcionalmente que los adherentes puedan votar para elegir las candidaturas a que se refiere este párrafo, en los supuestos señalados en el reglamento respectivo.
Los candidatos a cargos de gobierno municipal serán electos en los términos que señale el Reglamento, pero en todo caso los candidatos a Presidentes Municipales serán electos conforme a lo señalado en el párrafo anterior.
ARTÍCULO 42. Las proposiciones de precandidaturas, la formulación de listas circunscripcionales, la elección y el orden de postulación de los candidatos a Diputados Federales y Locales de representación proporcional, o su equivalente en la legislación en vigor, se sujetarán al siguiente procedimiento y a lo señalado en estos Estatutos y en los reglamentos correspondientes.
A. Candidatos a Diputados Federales:
I. Los miembros activos del Partido de un municipio y el Comité Directivo Municipal respectivo podrán presentar propuestas de precandidatos a la Elección Municipal, de la cual surgirán tantas fórmulas como distritos electorales federales comprenda el municipio. En el caso de distritos con dos o más municipios, las propuestas de precandidaturas se llevarán a una Elección Distrital de la cual surgirá sólo una propuesta;
II. Los Comités Directivos Estatales podrán hacer hasta tres propuestas adicionales, entre las cuales no podrá haber más de dos de un mismo género, que junto con las propuestas a las que se refiere el inciso anterior se presentarán en la Elección Estatal. En ella se elegirán y ordenarán el número de propuestas que correspondan a cada entidad. El número de éstas se establecerá según los criterios de aportación de votos del estado a la circunscripción y el porcentaje de votos que obtuvo el Partido en el estado en las últimas elecciones a Diputados Federales;
III. El Comité Ejecutivo Nacional podrá hacer hasta tres propuestas por circunscripción. En cada circunscripción no podrá haber más de dos propuestas de un mismo género,
IV. Una vez obtenidas las listas de candidatos de cada uno de los estados conforme a las fracciones anteriores de este artículo, se procederá a integrar las listas circunscripcionales de:
a. Los primeros lugares de cada circunscripción serán ocupados por las propuestas del Comité
Ejecutivo Nacional;
b. Enseguida, de conformidad con el porcentaje de votos obtenidos en la última elección a
Diputados Federales por el Partido en cada entidad, se enlistarán en orden descendente las fórmulas de candidatos que hayan resultado electos en primer lugar en las Elecciones
Estatales de cada una de las entidades de la circunscripción, y
c. Posteriormente, según los criterios mencionados en la fracción II de este artículo, se ordenarán las fórmulas restantes. En todos los casos se respetará el orden que hayan establecido las Elecciones Estatales.
B. Candidatos a Diputados Locales:
I. Los miembros activos del Partido de un municipio y el Comité Directivo Municipal respectivo podrán presentar propuestas de precandidatos a la Elección Municipal, de la cual surgirán tantas fórmulas como distritos electorales locales comprendan el municipio. En el caso de distritos con dos o más municipios, las propuestas de precandidaturas se llevarán a una
Elección Distrital de la cual surgirá sólo una propuesta;
II. Una vez hechas las propuestas a que se refiere la fracción anterior, los precandidatos se presentarán en la Elección Estatal. En ella se elegirán y ordenarán el número de propuestas que corresponda a la lista de candidatos según la legislación en vigor, y
III. El Comité Directivo Estatal correspondiente podrá hacer hasta dos propuestas, que no podrán ser de un mismo género, que ocuparán los lugares que determine el Reglamento.
ARTÍCULO 43. Serán métodos extraordinarios de selección de candidatos a cargos de elección popular:
a. Elección abierta, o
b. Designación directa.
Apartado A
El método de elección abierta es el sistema electoral de carácter interno, en virtud del cual los ciudadanos en pleno ejercicio de sus derechos políticos y con capacidad legal para participar en la elección del cargo de elección popular, expresan su preferencia respecto a las precandidaturas registradas a través de la emisión de voto en forma individual, libre y secreta, en centros de votación instalados en la entidad federativa, municipio, delegación o distrito de que se trate.
La Comisión Nacional de Elecciones, previo acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional, podrá convocar a un proceso de selección de candidatos a cargo de elección popular por el método de elección abierta, cuando se actualice cualquiera de las siguientes hipótesis:
a. El porcentaje de votación obtenido por el Partido en la elección inmediata anterior, federal o local sea menos al diez por ciento de la votación total emitida;
b. El porcentaje de participación ciudadana en la elección inmediata anterior, federal o local, sea menor al cuarenta por ciento;
c. El resultado de la aplicación de algún instrumento de opinión pública arroje una preferencia electoral menor al veinte por ciento;
d. Al cierre de la fase de recepción de solicitudes de registro, se hubiere inscrito únicamente un aspirante;
e. Solicitud del Consejo Estatal, Comité Directivo Estatal o la mayoría de los Comités Directivos Municipales para el caso de elecciones de Gobernadores o Jefe de Gobierno y Senadores de Mayoría; por solicitud del Consejo Estatal, Comité Directivo Estatal o los Comités Directivos Municipales involucrados, por lo que se refiere a Diputados Federales y Locales de Mayoría, así como cargos municipales. Las solicitudes deberán ser acordadas de conformidad al quórum de asistencia y quórum de votación requerido por el Reglamento correspondiente;
f. En los supuestos previstos en el reglamento respectivo.
Apartado B
El Comité Ejecutivo Nacional, previa opinión no vinculante de la Comisión Nacional de Elecciones, designará de forma directa a los candidatos a cargos de elección popular, en los supuestos siguientes: a. Para cumplir reglas de equidad de género;
b. Por negativa o cancelación de registro acordadas por la autoridad electoral competente;
c. Por alguna causa de inelegibilidad sobrevenida;
d. Por fallecimiento, inhabilitación, incapacidad, renuncia o cualesquiera otro supuesto de falta absoluta de candidato, ocurrida una vez vencido el plazo establecido para los procesos internos de selección de candidatos;
e. Por situaciones políticas determinadas en el reglamento;
f. Por hechos de violencia o conflictos graves atribuibles a más de uno de los precandidatos a cargos de elección popular, o cualquier otra circunstancia que afecte la unidad entre miembros del Partido, ocurridos en la entidad federativa, municipio, delegación o distrito de que se trate;
g. El porcentaje de votación obtenido por el Partido en la elección inmediata anterior, federal o local, sea menor al dos por ciento de la votación total emitida;
h. Se acredite que las solicitudes de ingreso de miembros activos y de registro de adherentes se realizaron en contravención a lo dispuesto en los artículos 8 y 9 de estos Estatutos.
i. En los casos previstos en estos Estatutos.
ARTÍCULO 43 BIS. Los Presidentes, Secretarios Generales y Secretarios del Comité Ejecutivo Nacional y de los Comités Directivos Estatales y Municipales, podrán contender como candidatos del Partido a cargos de elección popular durante el periodo para el cual fueron electos como dirigentes, siempre que se separen del cargo del Partido un año antes del día de la elección constitucional.

CAPITULO QUINTO
DEL CONSEJO NACIONAL
ARTÍCULO 44. El Consejo Nacional estará integrado por:
a. El Presidente y el Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional;
b. Los ex Presidentes del Comité Ejecutivo Nacional;
c. El Presidente de la República, si es miembro del Partido;
d. Los gobernadores de los estados que sean miembros del Partido;
e. Los Presidentes de los Comités Directivos Estatales, durante su encargo;
f. Los Coordinadores de los grupos parlamentarios federales;
g. El Coordinador Nacional de los diputados locales, y
h. El coordinador nacional de ayuntamientos.
i. Los miembros activos del partido que, hayan sido Consejeros Nacionales por 20 años o más.
j. La titular de la Secretaría Nacional de Promoción Política de la Mujer.
k. El o la titular de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil.
l. Trescientos Consejeros, electos por la Asamblea Nacional.
ARTÍCULO 45. Para ser electo Consejero Nacional se requiere:
a. Ser miembro activo con militancia de por lo menos cinco años;
b. Haberse significado por la lealtad a la doctrina y la observancia de estos Estatutos y demás disposiciones reglamentarias;
c. No haber sido sancionado por la Comisión de Orden en los tres años anteriores a la elección del Consejo, y
d. Participar de la evaluación correspondiente, en los términos de la convocatoria.
ARTÍCULO 46. Para la elección de los Consejeros Nacionales a que se refiere el inciso l) del artículo 44, se procederá de acuerdo a las siguientes reglas:
I. Mediante Asambleas Municipales celebradas al efecto, se podrán proponer a la Asamblea Estatal el número de candidatos que determine el Reglamento;
II. El Comité Directivo Estatal correspondiente podrá proponer a la Asamblea Estatal hasta un diez por ciento del total de las propuestas surgidas de las Asambleas Municipales;
III. El Comité Ejecutivo Nacional tendrá derecho a proponer el número de candidatos que señalen las fracciones IV y V de este artículo;
IV. Ciento cincuenta consejeros nacionales serán electos por las Asambleas Estatales y por el Comité Ejecutivo Nacional, de acuerdo a la siguiente fórmula: Se obtiene el cociente de distribución, que resulta de dividir la suma de los porcentajes de votación para diputados federales de cada estado entre ciento treinta y cinco. El porcentaje de votación para diputados federales de cada estado se divide entre el cociente de distribución, cerrando la cantidad al entero más próximo. Este es el número de consejeros que le corresponden al estado por esta fracción.El Comité Ejecutivo Nacional tendrá derecho a proponer el diez por ciento de los candidatos por esta fracción. Las proposiciones que los estados y el Comité Ejecutivo Nacional formulen en los términos de esta fracción serán sometidas directamente a la ratificación de la Asamblea Nacional.
V. Para la elección de los restantes ciento cincuenta consejeros nacionales, cada Asamblea Estatal tendrá derecho a proponer un candidato por cada 0.4 por ciento de lo que resulte de promediar la votación nacional del Partido obtenida en la entidad y el número de miembros activos en el estado respecto del total de miembros inscritos en el Registro Nacional de Miembros. Cada entidad tendrá una propuesta adicional si la fracción sobrante es igual o superior a 0.50. Las entidades que no celebren asamblea estatal no tendrán propuestas para consejeros nacionales en los términos de la
Fracción IV, y el número que por este concepto les corresponda se sumará a los que se elijan por la fracción V en la asamblea nacional. El Comité Ejecutivo Nacional tendrá derecho a presentar candidatos por esta fracción hasta en un diez por ciento del total de propuestas surgidas de las
Asambleas Estatales por este criterio.
VI. Las propuestas que se formulen en los términos de la fracción V integrarán la lista que se someterá a la consideración de la Asamblea Nacional. Cada delegado numerario votará exactamente por el veinte por ciento del total de candidatos propuestos en la Asamblea.
ARTÍCULO 47. Son facultades y obligaciones del Consejo Nacional:
I. Elegir al Presidente y a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional y revocar las designaciones que hubiere hecho cuando considere que existe causa justificada para ello;
II. Designar a cincuenta de sus miembros, quienes con los Presidentes de los Comités Directivos
Estatales integrarán la Comisión Permanente;
III. Designar de entre sus miembros a los integrantes de la Comisión de Vigilancia, Comisión de Orden, Comisión de Doctrina, la Comisión de Conciliación y Defensa de los Derechos de los Militantes y a la Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Miembros en los términos del artículo 12 de estos Estatutos; así como designar las comisiones que estime necesarias para fines específicos, las cuales deberán rendir un informe anual de actividades;
IV. Designar, a propuesta del Presidente, al Tesorero Nacional del Partido;
V. Aprobar los presupuestos anuales de ingresos y egresos, así como las modificaciones a los mismos; las deudas a un plazo mayor de un año; y revisar y aprobar, en su caso, los informes y dictámenes que sobre la cuenta general de administración rinda la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional;
VI. Discutir y aprobar en su caso, a propuesta del Comité Ejecutivo Nacional, el Reglamento de éste, el de Funcionamiento del Consejo Nacional, el Reglamento para la Administración del Financiamiento del Partido, así como el Reglamento de Elecciones a Cargos de Elección Popular y de Dirigentes del Partido;
VII. Resolver aquellos asuntos que sean sometidos a su consideración por el Comité Ejecutivo Nacional;
VIII. Pedir al Comité Ejecutivo Nacional, a solicitud de por lo menos una tercera parte de los miembros del Consejo Nacional, que le someta aquellos asuntos que por su importancia juzgue conveniente conocer y resolver;
IX. Decidir todas las cuestiones que se susciten entre los órganos directivos del Partido;
X. Aprobar los planes de actividades de carácter nacional a corto y a largo plazo que le presente el
Comité Ejecutivo Nacional, así como evaluar periódicamente su cumplimiento;
XI. Decidir sobre la participación de Acción Nacional en las elecciones de poderes federales y, en su caso, establecer las bases de esa participación con candidatos a Presidente de la República,
Senadores y Diputados Federales y ordenar la lista de candidatos a Senadores por el principio de representación proporcional;
XII. Aprobar la plataforma del Partido para las elecciones federales, previa consulta a la militancia a través de los órganos estatales y municipales. Los candidatos estarán obligados a aceptar y difundir durante la campaña electoral en que participen la plataforma aprobada, y
XIII. Elegir a los Comisionados Nacionales de la Comisión Nacional de Elecciones; y
XIV. Las demás que señalen estos Estatutos y los reglamentos correspondientes.
ARTÍCULO 48. El Consejo Nacional se reunirá en sesión ordinaria cuando menos una vez al año, en el lugar y fecha que determine la convocatoria expedida por el Comité Ejecutivo Nacional.
El Consejo Nacional será convocado a sesión extraordinaria por el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional cuando éste lo estime necesario, o cuando se lo pida el propio Comité, la Comisión Permanente del Consejo, una tercera parte de los integrantes del mismo Consejo o diez Comités Directivos Estatales.
La Comisión Permanente del Consejo Nacional se reunirá cuantas veces sea necesario, a convocatoria del Comité
Ejecutivo Nacional o del Presidente Nacional, para los efectos de las fracciones IX y XI del artículo 47 y las demás funciones que le señalen estos Estatutos. Sus resoluciones tendrán efectos de acuerdos del Consejo Nacional en tanto éste no los modifique.
ARTÍCULO 49. El Consejo Nacional funcionará válidamente con la asistencia de la mayoría de sus miembros, siempre que estén representadas cuando menos dos terceras partes de las entidades federativas en que funcionen Comités Directivos Estatales.
Las determinaciones se tomarán por mayoría de votos de los concurrentes. Para la elección o remoción del Presidente se requerirán las dos terceras partes de los votos computables. Para la elección o remoción de los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional se requerirá la mayoría absoluta de los votos computables.
ARTÍCULO 50. Los Consejeros Nacionales durarán en su cargo tres años y podrán ser reelectos, pero continuarán en el desempeño de sus funciones hasta que tomen posesión los nombrados para sustituirlos. Los Consejeros que sin causa justificada falten a dos sesiones consecutivas del Consejo, por ese sólo hecho perderán el cargo.
Cuando ocurran vacantes en el Consejo, éste podrá designar a propuesta de los Consejeros, por simple mayoría de votos, a los sustitutos por el resto del período. El Consejo podrá, por causa grave, remover a cualquiera de sus miembros mediante el voto de las dos terceras partes de los asistentes y, por simple mayoría, decidir sobre la renuncia de cualquiera de sus miembros.

CAPITULO SEXTO
DE LAS TESORERIA NACIONAL
ARTÍCULO 51. La Tesorería Nacional es el órgano responsable de todos los recursos que por concepto de financiamiento público federal, donativos, aportaciones privadas y otros que ingresen a las cuentas nacionales del Partido. Estará a cargo de un Tesorero Nacional quien será auxiliado en sus funciones por un cuerpo técnico, y tendrá las siguientes atribuciones:
I. Recibir, distribuir, fiscalizar y comprobar los recursos recibidos del financiamiento federal;
II. Presentar al órgano electoral que señale la ley los informes anuales de ingresos y egresos y los informes por campañas electorales federales;
III. Presentar ante el Comité Ejecutivo Nacional y el Consejo Nacional, para su discusión y aprobación, en su caso, el informe sobre la distribución general y aplicación del financiamiento público federal;
IV. Coadyuvar en el desarrollo de los órganos nacionales y estatales encargados de la administración y recursos del Partido, y
V. Las demás que marquen los Estatutos y los reglamentos.

CAPITULO SEPTIMO
DE LAS COMISIONES DEL CONSEJO NACIONAL
ARTÍCULO 52. La Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional estará integrada por once miembros del Consejo Nacional, siete propietarios y cuatro suplentes, que no lo sean del Comité Ejecutivo Nacional ni Presidentes de Comités Directivos Estatales.
Una vez constituida, los miembros propietarios nombrarán a quienes fungirán como Presidente y Secretario de la misma, informando de ello al Comité Ejecutivo Nacional y a los Comités Directivos Estatales.
Los miembros propietarios serán sustituidos por los suplentes en sus ausencias.
Las reuniones de la Comisión requerirán la presencia de siete de sus miembros, de los cuales cuando menos cuatro deberán ser propietarios.
ARTÍCULO 53. La Comisión de Vigilancia tendrá las más amplias facultades de fiscalización y revisión de la información financiera de la Tesorería Nacional, de los grupos parlamentarios federales y de todo órgano de carácter nacional, estatal y municipal que maneje fondos o bienes del Partido, a fin de que esté en posibilidad de rendir sus informes y dictamen sobre la cuenta general de administración, misma que deberá contener información sobre el ejercicio de los presupuestos de ingresos y egresos aprobados, estados financieros, manejo y aplicación de los recursos del Partido y cumplimiento de sus obligaciones contractuales y legales.
La Comisión de Vigilancia podrá ordenar auditorias administrativas al Comité Ejecutivo Nacional y a la Tesorería Nacional y a los Comités Directivos Estatales y Comités Directivos Municipales, y en general a todo órgano del Partido, y proponerles las medidas para perfeccionar los métodos y sistemas de control que considere convenientes.
Para el cumplimiento de sus fines, podrá auxiliarse de personas calificadas en la materia. Las auditorias las realizará en coadyuvancia con las Comisiones de Vigilancia de los Consejos Estatales, o por sí misma, en los casos que su juicio lo ameriten.
ARTÍCULO 54. La Comisión de Vigilancia rendirá un informe anual pormenorizado de su gestión al Consejo Nacional, y someterá a consideración del propio Consejo el dictamen sobre la Cuenta General de Administración que deberá presentarse a la Asamblea Nacional.
Una vez aprobada la Cuenta General de Administración por el Consejo Nacional y de conformidad con los lineamientos que señale el Reglamento para la Administración del Financiamiento del Partido, toda la información sobre el financiamiento recibido por Acción Nacional estará a disposición de militantes.
ARTÍCULO 55. La Comisión de Orden del Consejo Nacional estará integrada por ocho miembros del Consejo Nacional que no lo sean del Comité Ejecutivo Nacional, ni sean Presidentes de Comités Directivos Estatales o Municipales, de los cuales cinco tendrán el carácter de propietarios y tres el de suplentes.
Una vez constituida la Comisión, los miembros propietarios nombrarán a quienes fungirán como Presidente y Secretario de la misma, informando de ello al Comité Ejecutivo Nacional y a los Comités Directivos Estatales. Las reuniones de la Comisión de Orden del Consejo Nacional requerirán de la presencia de cinco de sus miembros.
Los miembros propietarios serán sustituidos por los suplentes en sus ausencias.
ARTÍCULO 56. La Comisión de Orden del Consejo Nacional tendrá como función conocer de las reclamaciones presentadas en contra de las resoluciones dictadas por las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales, y en los casos previstos en estos Estatutos y en los demás que señalen los reglamentos.
ARTÍCULO 57. La Comisión de Orden del Consejo Nacional, en un plazo no mayor de diez días hábiles contados a partir del recibo de la reclamación, solicitará de la Comisión de Orden del Consejo Estatal respectivo el envío del expediente, acompañado de un informe pormenorizado, y determinará si en el caso se observaron las formalidades del procedimiento a que se refiere el artículo 15 de estos Estatutos. De no ser así, ordenará el cumplimiento de los requisitos omitidos y que se dicte una nueva resolución en un plazo no mayor de quince días hábiles. Si llegara a determinarse que los requisitos procesales fueron cumplidos, requerirá a las partes para que presenten los agravios y alegatos correspondientes, hecho lo cual dictará la resolución respectiva, conforme a lo dispuesto por el artículo 16 de estos Estatutos.
ARTÍCULO 58. Cuando la Comisión de Orden del Consejo Nacional actúe como única instancia, cumplirá con el procedimiento reglamentario que se fije para tal efecto y respetará todas las garantías previstas en el artículo 15 de estos Estatutos.
ARTÍCULO 59. Los Comités, por medio de representantes debidamente acreditados, y los miembros activos del Partido, están obligados a concurrir a las citas y a proporcionar la información y pruebas de que dispongan, cuando lo solicite la Comisión de Orden del Consejo Nacional.
ARTÍCULO 60. Contra las resoluciones dictadas por la Comisión de Orden del Consejo Nacional, no procederá recurso alguno.
ARTÍCULO 61. La Comisión de Doctrina es responsable de velar por que se observe la doctrina en las acciones y programas institucionales, se integra por cinco consejeros nacionales como propietarios y tres como suplentes, y tendrá las siguientes atribuciones:
I. Dirimir controversias sobre la coherencia entre los postulados de doctrina y propuestas contenidas en documentos oficiales del partido.
II. Proponer a los órganos directivos programas de trabajo para el conocimiento de la doctrina y la práctica de los valores de nuestra cultura partidaria.
III. Promover investigaciones, estudios, escritos, publicaciones sobre el tema de la doctrina.
ARTICULO 62. La Comisión de Conciliación y Defensa de los Derechos de los Militantes fungirá, además de las atribuciones de mediación y avenimiento, como instancia de defensa de los militantes que consideren vulnerados sus derechos, estará integrada por ocho consejeros, cinco como propietarios y tres como suplentes, que actuará en el ámbito nacional, pudiendo ser auxiliada por las personas que la propia Comisión determine.

CAPITULO OCTAVO
DEL COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL
ARTÍCULO 63. El Comité Ejecutivo Nacional estará integrado por:
a. El Presidente del Partido;
b. Los ex presidentes del Comité Ejecutivo Nacional;
c. Los coordinadores de los grupos parlamentarios federales, el Coordinador Nacional de diputados locales y el coordinador nacional de ayuntamientos;
d. La titular de Promoción Política de la Mujer;
e. El titular de Acción Juvenil, y
f. No menos de veinte ni más de cuarenta miembros activos del Partido, con una militancia mínima de tres años. La fijación del número de sus integrantes y su designación serán hechos por el Consejo Nacional, a propuesta de su Presidente en dos terceras partes, y la otra tercera parte a propuesta de los Consejeros de acuerdo al Reglamento. El Comité Ejecutivo Nacional deberá integrarse, con al menos, el cuarenta por ciento de miembros de un mismo género, procurando alcanzar la paridad.
Además asistirán con derecho a voz los titulares de Secretarías que no sean miembros del Comité Ejecutivo Nacional.
En la proporción que fije el Reglamento, el Comité Ejecutivo Nacional podrá integrarse con miembros que reciban remuneración del Partido.
Los miembros del Comité Ejecutivo Nacional durarán en su cargo tres años y permanecerán en él hasta que el Consejo Nacional haga nuevos nombramientos y los designados tomen posesión de su puesto. Quien falte a tres sesiones ordinarias consecutivas sin causa justificada, por ese sólo hecho perderá el cargo.
Para el mejor funcionamiento del Comité Ejecutivo Nacional, éste mantendrá una estructura administrativa básica permanente, cuya regulación formará parte del Reglamento del Comité Ejecutivo Nacional.
ARTÍCULO 64. Son facultades y deberes del Comité Ejecutivo Nacional:
I. Ejercer por medio de su Presidente o de la persona o personas que estime conveniente designar al efecto, la representación legal de Acción Nacional, en los términos de las disposiciones que regulan el mandato tanto en el Código Civil para el Distrito Federal en materia común y para toda la
República en materia Federal, en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito y Ley Federal del Trabajo.
En consecuencia, el Presidente gozará de todas las facultades generales y aun las que requieran cláusula especial conforme a la Ley, para pleitos y cobranzas, actos de administración, actos de dominio y para suscribir títulos de crédito. Las disposiciones de tales ordenamientos legales se tienen aquí por reproducidas como si se insertaran a la letra, así como los relativos de la legislación electoral vigente;
II. Vigilar la observancia de estos Estatutos y de los reglamentos por parte de los órganos, dependencias y miembros del Partido;
III. Cumplir y hacer cumplir los acuerdos de la Asamblea Nacional, de la Convención Nacional, del Consejo Nacional y de la Comisión Permanente;
IV. Formular y aprobar los reglamentos del Partido. En el caso de su propio Reglamento, el de Funcionamiento del Consejo Nacional y el de la Administración del Financiamiento del Partido, los presentará para su aprobación al Consejo Nacional;
V. Formular y aprobar los programas de actividades de Acción Nacional;
VI. Constituir cuantas secretarías y comisiones estime convenientes, entre las que estarán las de
Asuntos Internos y la de Capacitación, para la realización de los fines del Partido, y designar a las personas que las integren conforme a lo que establezcan los Reglamentos.
VII. Nombrar representantes para asistir a las Asambleas y Convenciones Estatales;
VIII. Evaluar el desempeño de los Comités Directivos Estatales Municipales en los términos del reglamento, así como acordar las medidas necesarias para el cumplimiento de los objetivos contenidos en los planes y programas del partido;
IX. Acordar la colaboración de Acción Nacional con otras organizaciones políticas nacionales y aceptar la colaboración o adhesión de otras agrupaciones, en los términos del artículo 3o. De estos
Estatutos, así como autorizar los acuerdos de coaliciones, alianzas o candidaturas comunes que se propongan en los ámbitos estatales y municipales para los procesos electorales locales, según lo establezcan las leyes correspondientes;
X. Resolver sobre las licencias que soliciten sus miembros y las renuncias que presenten, designando en su caso a quienes los sustituyan hasta que el Consejo Nacional haga nuevo nombramiento, si la falta fuera definitiva;
XI. Convocar a la Asamblea Nacional, a la Convención Nacional, al Consejo Nacional y a su Comisión Permanente;
XII. Formular y presentar el informe general de actividades del Partido a la Asamblea Nacional;
XIII. Formular los presupuestos de ingresos y egresos del Comité Ejecutivo Nacional y revisar las cuentas generales de Administración y Tesorería que deban presentarse al Consejo Nacional;
XIV. Revisar las cuentas generales de Administración y Tesorería de los Comités Directivos Estatales del Partido;
XV. Vetar, previo dictamen fundado y motivado, las Resoluciones o Acuerdos de todas las Asambleas Estatales, Municipales y de grupos homogéneos, así como las decisiones de los Consejos Estatales, de los Comités Directivos Estatales, Municipales o Delegacionales, si resultan ser contrarias a los ordenamientos, principios y objetivos del Partido o inconvenientes para el desarrollo de sus trabajos. El Comité Estatal o Municipal correspondiente podrá pedir que se lleve el asunto para su resolución final ante el Consejo Nacional o su Comisión Permanente, con audiencia de las partes interesadas;
XVI. Decidir sobre las solicitudes de readmisión al Partido que presenten quienes hayan sido expulsados o se hayan separado o renunciado, cuando lo hayan hecho en forma pública. Las solicitudes no podrán aprobarse en un término menor de tres años de haberse acordado la exclusión o de haber ocurrido la separación o renuncia pública;
XVII. Elaborar planes de actividades de carácter nacional, de conformidad con las decisiones y lineamientos de Asambleas y Convenciones, sometiéndolos a la aprobación del Consejo Nacional;
XVIII. Impulsar permanentemente acciones afirmativas para garantizar la equidad de género en todos los ámbitos del partido;
XIX. Desarrollar mecanismos que orienten la acción del Partido en el ejercicio del gobierno;
XX. Establecer e impulsar modelos de relación del Partido con la sociedad;
XXI. Constituir y coordinar órganos del Partido integrados por miembros activos residentes fuera del territorio nacional, que estarán organizados de acuerdo con las leyes, estos Estatutos y el
Reglamento respectivo, y
XXII. Determinar la asignación de tiempos en radio y televisión y la modalidad de difusión de los programas y promocionales de carácter político electoral, así como regular el contenido de las actividades propagandísticas de los precandidatos y candidatos a cargos de elección popular, las cuales deberán apegarse a la Ley, estos Estatutos, y los Principios de Doctrina. Se informará a la
Comisión Nacional de Elecciones de las disposiciones que en esta materia se establezcan.
XXIII. A propuesta de cualquiera de sus integrantes o de los comités directivos estatales, del Distrito Federal o municipales, desautorizar las declaraciones, iniciativas, propuestas o decisiones de cualquier miembro u órgano interno, cuando éstas tengan relevancia pública y resulten contrarias a sus documentos básicos, a las plataformas electorales aprobadas por las autoridades electorales, a las líneas políticas definidas por los órganos superiores, o cuando causen perjuicio a los intereses fundamentales de Acción Nacional. La desautorización aprobada dará lugar, sin dilación alguna, al inicio del procedimiento sancionador previsto en los presentes Estatutos;
XXIV. Posponer la convocatoria a proceso de renovación de Consejo Estatal o Comité Directivo Estatal, cuando el periodo del encargo concluya dentro de los tres meses anteriores al inicio de un proceso electoral constitucional. El acuerdo definirá el nuevo plazo para la convocatoria respectiva; y
XXV. Las demás que señalen estos Estatutos y los reglamentos.
ARTÍCULO 65. El Comité Ejecutivo Nacional funcionará válidamente con la asistencia de la mayoría de los miembros que lo integran y sus decisiones serán tomadas por mayoría de votos de los presentes. En caso de empate, el
Presidente tendrá voto de calidad.
ARTÍCULO 66. El Comité Ejecutivo Nacional, a propuesta del Presidente del mismo, designará de entre sus miembros a un Secretario General.
El Secretario General tendrá a su cargo la coordinación de las diversas secretarías y dependencias de dicho Comité y las funciones específicas que éste le encomiende. El Comité Ejecutivo Nacional podrá también, a propuesta del Presidente, nombrar uno o varios Secretarios Adjuntos para auxiliar al Secretario General.
El Secretario General lo será también de la Asamblea Nacional, la Convención Nacional y el Consejo Nacional.

CAPITULO NOVENO
DEL PRESIDENTE DE ACCIÓN NACIONAL
ARTÍCULO 67. El Presidente de Acción Nacional lo será también del Comité Ejecutivo Nacional, de la Asamblea Nacional, de la Convención Nacional y del Consejo Nacional, con las siguientes atribuciones y deberes:
I. Representar a Acción Nacional en los términos y con las facultades a que se refiere la fracción I del artículo 64 de estos Estatutos. Cuando el Presidente Nacional no se encuentre en territorio nacional, ejercerá la representación del Partido el Secretario General;
II. Ser miembro ex oficio de todas las comisiones que nombre el Consejo Nacional o el Comité
Ejecutivo Nacional, excepto en la Comisión Nacional de Elecciones;
III. Mantener las debidas relaciones con los Comités Estatales, Municipales y Delegaciones entre sí y el Comité Ejecutivo Nacional; coordinar su trabajo e impulsar y cuidar de su correcta orientación conforme a los principios y programas del Partido;
IV. Mantener y fomentar las debidas relaciones con los poderes federales y estatales, con todos los organismos cívicos o sociales y especialmente con los que tengan principios o actividades similares a los de Acción Nacional;
V. Proponer al Comité Ejecutivo Nacional los reglamentos del Partido;
VI. Proponer al Comité Ejecutivo Nacional los programas de actividades de Acción Nacional concordantes con los aprobados por el Consejo Nacional, la Asamblea Nacional y la Convención
Nacional;
VII. Promover de acuerdo con los reglamentos el establecimiento de las dependencias necesarias para la mejor organización de los miembros activos y adherentes del Partido, para la más amplia difusión de sus principios y su mayor eficacia en la vida pública de México;
VIII. Contratar, designar o remover libremente a los mandatarios para pleitos y cobranzas, funcionarios administrativos y empleados del Comité Ejecutivo Nacional y de los órganos que dependan de éste;
IX. Designar los asesores y auxiliares que sean necesarios para el estudio y ejecución de las medidas que requiere la actividad del Partido;
X. En casos urgentes y cuando no sea posible convocar al órgano respectivo, bajo su más estricta responsabilidad, tomar las providencias que juzgue convenientes para el Partido, debiendo informar de ellas al Comité Ejecutivo Nacional en la primera oportunidad, para que éste tome la decisión que corresponda;
XI. En general, gestionar el desenvolvimiento de Acción Nacional y cuidar de que su actuación se apegue constantemente a los propósitos fundamentales que han inspirado su creación y procurar,
en todas las formas lícitas posibles, que en la vida pública de México se implanten los principios que Acción Nacional ha hecho suyos, pudiendo al efecto ejecutar los actos jurídicos, políticos y sociales que sean necesarios o convenientes. Todo de acuerdo con estos Estatutos y los reglamentos respectivos, y ajustándose a las directrices que haya señalado la Asamblea Nacional, la Convención Nacional, el Consejo Nacional y el Comité Ejecutivo Nacional, y
XII. Presentar al Consejo Nacional un informe anual de actividades del Comité Ejecutivo Nacional.
XIII. Las demás que señalen estos Estatutos.
ARTÍCULO 68. El Presidente durará en funciones tres años y podrá ser reelecto por una sola vez en forma consecutiva. Deberá seguir en su cargo mientras no se presente quien deba sustituirlo. En caso de falta temporal que no exceda de seis meses, el Presidente será sustituido por el Secretario General. En caso de falta absoluta del
Presidente, el Comité Ejecutivo Nacional convocará en un plazo no mayor de treinta días al Consejo Nacional, que elegirá Presidente para terminar el período del anterior; mientras tanto, el Secretario General fungirá como Presidente.

CAPITULO DÉCIMO
DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS POSTULADOS POR EL PARTIDO
ARTÍCULO 69. Los funcionarios públicos postulados por Acción Nacional deberán desempeñar las funciones que les confieren las leyes, respetando los Principios de Doctrina, el Código de Ética y los programas del Partido.
ARTÍCULO 70. Son obligaciones de los miembros activos del Partido que desempeñen un cargo de elección popular:
a. Aportar las cuotas reglamentarias;
b. Rendir informes periódicos de sus actividades como funcionarios públicos, y
c. Acatar las disposiciones señaladas en estos Estatutos y en los reglamentos respectivos.
ARTÍCULO 71. El incumplimiento a lo establecido por los dos artículos precedentes será considerado como un acto de indisciplina.

CAPÍTULO UNDÉCIMO
DE LOS ÓRGANOS ESTATALES Y MUNICIPALES
ARTÍCULO 72. En cada entidad federativa funcionarán un Consejo Estatal, un Comité Directivo Estatal, los correspondientes Comités Directivos Municipales y sus respectivos subcomités. Los Comités Directivos Estatales y Municipales deberán integrarse con, al menos, el cuarenta por ciento de miembros de un mismo género, procurando llegar a la paridad.
ARTÍCULO 73. Los órganos estatales y municipales que se constituyan en los términos del artículo anterior funcionarán de acuerdo con las disposiciones de estos Estatutos, los reglamentos y las normas complementarias que dicte el Comité Ejecutivo Nacional. La representación de estos órganos corresponderá a los Presidentes de los respectivos Comités.
ARTÍCULO 74. Los Comités Directivos Estatales organizarán y vigilarán el funcionamiento de los Comités Directivos
Municipales y éstos, a su vez, el de los subcomités municipales, organizados en secciones electorales, necesarios o convenientes para asegurar la eficacia del Partido en sus respectivas jurisdicciones.

CAPÍTULO DÉCIMO SEGUNDO
DE LOS CONSEJOS ESTATALES
ARTÍCULO 75. Los Consejos Estatales estarán integrados por:
a. El presidente y el secretario general del Comité Directivo Estatal;
b. El Gobernador del Estado, si es miembro del Partido;
c. El Coordinador de los diputados locales, si es miembro del Partido;
d. Los senadores que sean miembros del Partido en la entidad;
e. Los miembros activos del partido que hayan sido Consejeros Estatales en la entidad por 20 años o más;
f. La titular de la Secretaría Estatal de la Promoción Política de la Mujer;
g. El o la titular de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil;
h. No menos de cuarenta ni más de cien miembros activos del Partido, residentes en la entidad federativa correspondiente, designados por la Asamblea Estatal de acuerdo al procedimiento señalado en el artículo siguiente.
i. Los consejeros estatales designados por la Asamblea Estatal, deberán contar con una militancia mínima de tres años y reunir los demás requisitos a que hace referencia el artículo 45 de estos Estatutos.
Los consejeros estatales durarán en su cargo tres años y podrán ser reelectos; pero continuarán en el ejercicio de sus funciones hasta que tomen posesión de su cargo los designados para sustituirlos. Los consejeros que, sin causa justificada, que calificará el Consejo, falten a dos sesiones consecutivas, habiendo sido citados fehacientemente, perderán tal carácter, con una simple declaratoria del propio Consejo.
ARTÍCULO 76. La elección de consejeros será hecha por la Asamblea Estatal de las proposiciones que presenten el Comité Directivo Estatal y las asambleas municipales celebradas al efecto, cuando menos diez días antes de la celebración de la Asamblea que deba hacer la designación.
El Reglamento determinará el número de propuestas que surgirán de cada Asamblea Municipal. El Comité Directivo Estatal tendrá derecho a proponer hasta un diez por ciento del total de propuestas emanadas de estas Asambleas.
Todas las proposiciones serán turnadas a la Asamblea Estatal correspondiente. Cada delegado numerario votará por el número de candidatos que señale el Reglamento.
El Comité Ejecutivo Nacional podrá revocar la designación de consejeros estatales, por causa justificada, debidamente fundada y motivada, a solicitud del Consejo o del Comité Directivo Estatal de la entidad de que se trate.
ARTÍCULO 77. Son funciones del Consejo Estatal:
I. Elegir al Presidente y a los demás miembros del Comité Directivo Estatal, en los términos del artículo 86 de estos Estatutos, y proponer al Comité Ejecutivo Nacional la remoción por causas graves de las personas designadas;
II. Designar una Comisión Permanente que se integrará con quince consejeros estatales, para resolver aquellos asuntos urgentes que sean sometidos a su consideración por el Comité Directivo Estatal;
III. Designar a cinco de sus miembros, tres como propietarios y dos como suplentes, que no formen parte del Comité Directivo Estatal ni sean Presidentes de Comités Directivos Municipales, para que integren la Comisión de Vigilancia del Consejo Estatal, que tendrá las más altas facultades de fiscalización, revisión de la información financiera de la Tesorería y de todo organismo estatal, municipal y grupo parlamentario que maneje fondos o bienes del Partido, así como del financiamiento público estatal y federal que le corresponda. Si en el desahogo de sus asuntos advierte la comisión de violaciones a estatutos o reglamentos, deberá turnar al órgano directivo correspondiente el caso para que valore si procede iniciar un procedimiento de sanción. Una vez aprobada por los órganos correspondientes, y de conformidad con los lineamientos que señale el
Reglamento para la Administración y Financiamiento del Partido, toda la información sobre el financiamiento estará a disposición de los militantes.
IV. Designar a cinco de sus miembros, tres como propietarios y dos como suplentes, que no formen parte del Comité Directivo Estatal ni sean Presidentes de Comités Directivos Municipales ni funcionarios del partido que reciban remuneración por su encargo, para que integren la Comisión de Orden del Consejo Estatal;
V. Designar las comisiones que estime pertinentes, integradas por consejeros y miembros activos, señalándoles sus atribuciones;
VI. Examinar y autorizar los presupuestos del Comité Directivo Estatal y de los Comités Directivos
Municipales, así como revisar y aprobar, en su caso, las cuentas de estos comités;
VII. Resolver aquellos asuntos que sean sometidos a su consideración por el Comité Directivo Estatal;
VIII. Pedir, a solicitud de un tercio de sus miembros, al Comité Directivo Estatal que le someta aquellos asuntos que por su importancia juzgue conveniente conocer y resolver;
IX. Proponer al Presidente del Comité Directivo Estatal las medidas y programas que considere convenientes;
X. Revisar, a solicitud del Comité Directivo Estatal, los acuerdos de los Comités Directivos Municipales;
XI. Resolver sobre las renuncias y licencias de sus miembros;
XII. Decidir sobre la participación de Acción Nacional en las elecciones locales y municipales y, en su caso, establecer las bases de esa participación con candidatos a gobernador, munícipes y diputados locales. El Comité Ejecutivo Nacional deberá ratificar en todos los casos esta decisión;
XIII. Aprobar la plataforma del Partido para las elecciones, previa consulta a la militancia a través de los órganos municipales y ratificada por el Comité Ejecutivo Nacional. Los candidatos estarán obligados aceptar y difundir durante su campaña electoral en que participen la plataforma aprobada;
XIV. Aprobar a propuesta del Comité Directivo Estatal, normas complementarias locales que consideren necesarias para el mejor funcionamiento del partido en la entidad, en materias no reglamentadas, y
XV. Las demás que señalen estos Estatutos y los reglamentos.
ARTÍCULO 78. Los Consejos Estatales sesionarán cuando menos dos veces al año y serán convocados por el Presidente del propio Consejo, por su Comisión Permanente o por el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional y, en su caso, a solicitud de una tercera parte de sus miembros.
ARTÍCULO 79. Los Consejos Estatales serán presididos por el Presidente del respectivo Comité Directivo Estatal, funcionarán válidamente con asistencia de la mitad más uno de sus miembros y, salvo que estos Estatutos prevengan otra cosa, tomarán sus acuerdos por mayoría de votos de los concurrentes. En caso de empate, el Presidente del Consejo tendrá voto de calidad.

CAPÍTULO DÉCIMO TERCERO
DE LAS COMISIONES DE ORDEN DE LOS CONSEJOS ESTATALES
ARTÍCULO 80. Las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales se integrarán por cinco Consejeros Estatales, tres propietarios y dos suplentes, que no sean miembros del Comité Directivo Estatal, Presidentes de Comités Directivos Municipales ni funcionarios del partido que reciban remuneración por su encargo.
Una vez constituida la Comisión, los miembros propietarios nombrarán a quienes fungirán como Presidente y Secretario de la misma, informando de ello al Comité Directivo Estatal respectivo. Las reuniones de las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales requerirán la presencia de tres de sus miembros.
Los miembros propietarios serán sustituidos por los suplentes en sus ausencias.
ARTÍCULO 81. La Comisión de Orden tendrá como función conocer, en primera instancia, a solicitud de los Comités de la entidad correspondiente, los procedimientos de sanción instaurados contra los miembros activos a quienes, en su caso, podrá imponer la suspensión de derechos, la inhabilitación o la exclusión del Partido.
ARTÍCULO 82. Todo miembro activo sujeto a un procedimiento de sanción por parte de la Comisión de Orden, tiene derecho a las garantías previstas en el artículo 15 de estos Estatutos.
ARTÍCULO 83. Los órganos del Partido, por medio de representantes debidamente acreditados y los miembros activos, están obligados a concurrir a las citas y a proporcionar la información y pruebas de que dispongan, cuando lo solicite la Comisión de Orden.
ARTÍCULO 84. Contra las resoluciones dictadas por la Comisión de Orden, las partes pueden interponer el recurso de reclamación ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional, dentro del término de diez días hábiles contados a partir de la notificación de la resolución respectiva.
ARTÍCULO 85. Las sanciones impuestas por las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales surtirán sus efectos desde el momento de la notificación de la resolución.

CAPITULO DÉCIMO CUARTO
DE LOS COMITÉS DIRECTIVOS ESTATALES
ARTÍCULO 86. Los Comités Directivos Estatales se integrarán por:
a. El Presidente del Comité;
b. El Coordinador de los diputados locales, si es miembro del Partido;
c. La titular de Promoción Política de la Mujer;
d. El titular de Acción Juvenil, y
e. No menos de quince ni más de treinta miembros activos del Partido, residentes en la entidad designados por el Consejo Estatal.
Además asistirán con derecho a voz los titulares de Secretarías que no sean miembros del Comité Directivo Estatal.
Para ser Presidente del Comité Directivo Estatal se requiere una militancia mínima de tres años y haberse distinguido por su lealtad a los principios y programas del Partido.
El Presidente del Comité Directivo Estatal y los miembros a que se refiere el inciso e) de éste artículo serán electos por el Consejo Estatal, por mayoría de votos de sus miembros presentes y ratificados por el Comité Ejecutivo
Nacional. El Presidente y los demás miembros del Comité Directivo Estatal podrán ser removidos de su cargo por causa justificada, por el Comité Ejecutivo Nacional previo procedimiento reglamentario.
En la proporción que fije el Reglamento, el Comité Directivo Estatal podrá integrarse con miembros que reciban remuneración del Partido.
Los miembros de los Comités Directivos Estatales serán electos por períodos de tres años, sin perjuicio de lo establecido en los artículos 64 fracción XXIV y 94 de estos Estatutos. Los miembros de los Comités Directivos
Estatales continuarán en funciones hasta que tomen posesión de sus puestos quienes hayan sido designados para sustituirlos.
Para que los Comités Directivos Estatales funcionen válidamente se requerirá la presencia de cuando menos la mitad más uno de sus miembros y sus resoluciones se tomarán por mayoría de votos; en caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad. El miembro que falte a tres sesiones consecutivas sin causa justificada perderá el cargo, con una simple declaratoria del propio Comité.
ARTÍCULO 87. Los Comités Directivos Estatales tendrán las siguientes atribuciones:
I. Vigilar la observancia, dentro de su jurisdicción, de estos Estatutos, de los reglamentos y de los acuerdos que dicten el Consejo Estatal, el Consejo Nacional y el Comité Ejecutivo Nacional;
II. Proveer al cumplimiento de los acuerdos de la Asamblea Nacional, de la Convención Nacional y de la Asamblea Estatal y Convención Estatal correspondientes;
III. Convocar al Consejo Estatal y a la Asamblea Estatal, a la Convención Estatal en su caso, así como supletoriamente a las asambleas municipales, en los casos que determinen los reglamentos aplicables;
IV. Designar, a propuesta del Presidente, al Secretario General y a los demás secretarios del Comité, así como integrar las comisiones que estime convenientes, entre las que estará la de Asuntos
Internos, para el mejor cumplimiento de sus labores. El Secretario General lo será también de la
Asamblea Estatal, la Convención Estatal y el Consejo Estatal;
V. Resolver sobre las licencias o las renuncias que presenten sus miembros, designando, en su caso, a quienes los sustituyan hasta en tanto haga el nombramiento el Consejo Estatal, si la falta es definitiva;
VI. Aprobar los programas de actividades específicas de Acción Nacional en su jurisdicción y hacerlos del conocimiento del Comité Ejecutivo Nacional;
VII. Ratificar la elección de los Presidentes y miembros de los Comités Directivos Municipales y remover a los designados por causa justificada;
VIII. Evaluar el desempeño de los Comités Directivos Municipales en los términos del reglamento, así como acordar las medidas necesarias para el cumplimiento de los objetivos contenidos en los planes y programas del partido en el ámbito de su competencia;
IX. Examinar los informes semestrales que de sus ingresos y egresos les remitan los Comités
Directivos Municipales;
X. Auxiliar al Registro Nacional de Miembros en el cumplimiento de sus funciones, en los términos del
Reglamento respectivo; XI. Constituir las comisiones distritales para la realización transitoria de acciones concretas, que sirvan de apoyo en la coordinación de un grupo de municipios que coincidan geográficamente con el ámbito distrital;
XII. Acordar la colaboración con otras organizaciones cívico-políticas de la entidad, previa aprobación del Comité Ejecutivo Nacional;
XIII. Designar a los representantes del Partido ante los respectivos organismos electorales de su jurisdicción, o en su caso delegar esta facultad en los términos del Reglamento;
XIV. Impulsar permanentemente acciones afirmativas para garantizar la equidad de género en todos los ámbitos de su competencia;
XV. Desarrollar mecanismos que orienten la acción del Partido en el ejercicio del gobierno y su relación con la sociedad;
XVI. Atender y resolver, en primera instancia, todos los asuntos municipales que sean sometidos a su consideración, y
XVII. Las demás que fijen estos Estatutos y los reglamentos.

CAPÍTULO DÉCIMO QUINTO
DE LOS PRESIDENTES DE LOS COMITÉS DIRECTIVOS ESTATALES
ARTÍCULO 88. Los Presidentes de los Comités Directivos Estatales serán responsables de los trabajos del Partido en su jurisdicción y tendrán las atribuciones siguientes:
I. Elaborar planes de trabajo anuales que someterán para su aprobación al Comité Directivo Estatal;
II. Dirigir y vigilar el trabajo de las secretarías, comisiones y demás dependencias del Comité Directivo Estatal, proponiendo a éste la designación de los titulares respectivos;
III. Mantener relación permanente con el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional para presentar iniciativas, recibir directrices y asegurar la coordinación adecuada de los trabajos del Partido en la entidad con los que se efectúen en el resto de la República;
IV. Sostener comunicación frecuente con los demás Comités Directivos Estatales, especialmente con aquellos cuyo territorio sea limítrofe del suyo, y participar en las reuniones interestatales que se organicen con la autorización del Comité Ejecutivo Nacional;
V. Convocar a los miembros del Partido de su jurisdicción para participar en la función electoral de la entidad, previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional, y presidir la Convención que elija candidatos y apruebe, dentro de los principios y el programa general del Partido, la plataforma que sustenten dichos candidatos
VI. Dictar las medidas pertinentes para atender la convocatoria que se expida al efecto de asistir a la Asamblea Nacional o Convención Nacional;
VII. Contratar, designar y remover libremente a los funcionarios administrativos y empleados del Comité Estatal, determinar sus facultades y obligaciones y fijar las normas para la organización administrativa del mismo;
VIII. Presentar al Consejo Estatal y al Presidente del Comité Ejecutivo Nacional un informe semestral de las actividades del Partido en la entidad. Simultáneamente, enviará el informe relativo a la Cuenta General de Administración y del financiamiento público local en los términos reglamentarios y el informe a la Tesorería Nacional acerca de los ingresos y egresos del financiamiento federal;
IX. Vigilar el cumplimiento de todas las obligaciones fiscales establecidas en las leyes correspondientes, y
X. Las demás que fijen estos Estatutos y los reglamentos.
ARTÍCULO 89. El Presidente de un Comité Directivo Estatal que vaya a ejercer un cargo de elección popular que implique ausencia de la entidad correspondiente, cesará en su función de Presidente, salvo cuando el Consejo
Estatal, por mayoría calificada de las tres quintas partes y mediante escrutinio secreto, determine lo contrario.
ARTÍCULO 90. El Secretario General del Comité Directivo Estatal sustituirá al Presidente en sus faltas temporales, que no podrán exceder de tres meses durante el período de su encargo, y cuidará de la coordinación de los trabajos de las dependencias del mismo Comité. En caso de falta absoluta del Presidente, el Comité Directivo convocará en un
plazo no mayor de sesenta días al Consejo Estatal para elegir Presidente y miembros del Comité Directivo Estatal para un nuevo periodo. En tanto no tome posesión de su cargo la dirigencia electa, el Secretario General fungirá como
Presidente y los miembros del Comité se mantendrán en ejercicio de sus respectivos cargos.

CAPITULO DÉCIMO SEXTO
DE LOS COMITES DIRECTIVOS MUNICIPALES
ARTÍCULO 91. Los Comités Directivos Municipales se integrarán por:
a. El Presidente del Comité;
b. El Coordinador de Regidores si es miembro del Partido;
c. La titular de Promoción Política de la Mujer;
d. El o la titular de Acción Juvenil, y
e. No menos de cinco ni más de veinte miembros activos electos por la Asamblea Municipal.
El Presidente del Comité Directivo Municipal y los demás miembros electos por la Asamblea Municipal deberán ser ratificados por el Comité Directivo Estatal.
Los miembros de los Comités Directivos Municipales serán nombrados por períodos de tres años, pero continuarán en funciones hasta que tomen posesión de sus puestos quienes hayan sido designados para sustituirlos.
ARTÍCULO 92. Los Comités Directivos Municipales son los responsables directos de coordinar y promover las actividades del Partido dentro de su jurisdicción y tendrán las siguientes atribuciones;
I. Vigilar la observancia dentro de su jurisdicción, por parte de los subcomités y miembros del Partido de estos Estatutos, de los reglamentos y acuerdos que dicten los órganos competentes del Partido;
II. Promover el cumplimiento de los acuerdos de las Asambleas y Convenciones Nacionales, Estatales y Municipales, dentro del territorio de su respectivo municipio;
III. Convocar cada año a la Asamblea Municipal Ordinaria, en donde deberá presentar su informe de actividades, así como a las extraordinarias que considere convenientes;
IV. Designar al Secretario General del Comité, que lo será también de la Asamblea Municipal y
Convención Municipal, y a los demás secretarios, así como integrar las comisiones que estime convenientes para el mejor cumplimiento de sus labores;
V. Aprobar, a propuesta del Presidente respectivo, a los miembros del Comité Directivo Municipal que cubrirán las vacantes por renuncia u otras causas, sujetos a la ratificación de la Asamblea Municipal correspondiente;
VI. Aprobar los programas de actividades específicas de Acción Nacional dentro de su jurisdicción;
VII. Enviar al Comité Directivo Estatal informes semestrales de las actividades de dichos Comités, que comprenderán el estado que guarde la organización de su jurisdicción, las cuentas de ingresos y egresos, el padrón de miembros activos identificando a quienes ya no formen parte del mismo;
VIII. Auxiliar al Registro Nacional de Miembros en el cumplimiento de sus funciones, en los términos del Reglamento respectivo;
IX. Se deroga;
X. Acordar las amonestaciones que considere procedentes, la privación del cargo o comisión partidista al Comité correspondiente, solicitar la cancelación de la precandidatura o candidatura al órgano competente, la suspensión de derechos, la inhabilitación o la exclusión a la Comisión de Orden del Consejo Estatal correspondiente;
XI. Acreditar a los representantes del Partido ante los órganos electorales de su jurisdicción, o en caso delegar esta facultad en los términos del Reglamento;
XII. Impulsar permanentemente, en el ámbito municipal, acciones afirmativas para garantizar la equidad de género en todos lo ámbitos del partido;
XIII. Desarrollar mecanismos que orienten la acción del Partido en el ejercicio del gobierno municipal;
XIV. Constituir y coordinar los Subcomités Municipales en los términos que señalen estos Estatutos y los Reglamentos;
XV. Desarrollar y coordinar la formación y capacitación cívico política y de doctrina entre los miembros del Partido de su jurisdicción;
XVI. Llevar puntual seguimiento del Registro de Obligaciones de los Miembros, y
XVII. Convocar a la Convención Municipal Extraordinaria para el efecto de aprobar la Plataforma Municipal Electoral, y
XVIII. Las demás que fijen estos Estatutos y los reglamentos.

CAPÍTULO DÉCIMO SÉPTIMO
DE LOS SUBCOMITÉS MUNICIPALES
ARTÍCULO 93. En cada municipio se constituirán y funcionarán Subcomités Municipales, cuyo objeto es el estudio y acción permanente respecto de los problemas comunitarios y su relación con la doctrina y los programas de gobierno.
La base de organización serán las secciones electorales, y funcionarán de acuerdo a las siguientes reglas:
I. En cada Subcomité deberán militar activamente los miembros del Partido que pertenezcan a esa jurisdicción;
II. Los Subcomités Municipales, dentro de su jurisdicción, tendrán las siguientes funciones:
a. Formar y capacitar cívica y políticamente a los militantes;
b. Desarrollar e implementar con los miembros trabajo de acción política, promoción social y participación ciudadana;
c. Promover el voto a favor de Acción Nacional y sus candidatos;
d. Asegurar la representación del Partido en los órganos electorales;
e. Promover la afiliación de miembros, y
f. Las demás que señalen estos Estatutos y los reglamentos.
III. Cada Subcomité será dirigido por un coordinador, electo en los términos del Reglamento, quien deberá, en todo momento, subordinar su trabajo a las directrices del Comité Directivo Municipal correspondiente. Los coordinadores de subcomités, en ningún caso, podrán ser remunerados por el ejercicio de este encargo, y
IV. Las bases para su constitución y organización serán formuladas por el Comité Directivo Municipal en los términos que señalen estos Estatutos y el Reglamento correspondiente.

CAPÍTULO DÉCIMO OCTAVO
DE LAS DELEGACIONES ESTATALES Y MUNICIPALES
ARTÍCULO 94. El Comité Ejecutivo Nacional podrá acordar, previa audiencia en los términos de Reglamento, la disolución de un comité directivo estatal en los siguientes supuestos:
a. Por violaciones a los principios de imparcialidad y de equidad en los procesos internos de selección de candidatos. El Reglamento respectivo establecerá las obligaciones y restricciones cuya violación actualizará esta causal;
b. Por hechos de violencia o conflictos graves que afecten la unidad entre los miembros del partido;
c. Por incumplimiento de sus responsabilidades que afecten los objetivos y metas establecidos en los planes y programas del partido;
d. Por desacato a los mandatos, instrucciones o a las decisiones políticas adoptadas por el Consejo Nacional o por el Comité Ejecutivo Nacional;
e. A solicitud de dos terceras partes de los Comités Directivos Municipales y por el voto de dos terceras partes de los miembros presentes del Consejo Estatal. El reglamento establecerá los requisitos que deberá satisfacer la solicitud.
La declaración de disolución dará lugar a la elección de Comité Directivo Estatal para un nuevo periodo. La elección deberá realizarse dentro de los noventa días siguientes a la notificación de la disolución. El Comité Ejecutivo Nacional designará una comisión directa provisional, la cual ejercerá las funciones que corresponden al Comité Directivo Estatal hasta su debida integración.
En tanto que en algún municipio no funcione regularmente el Comité correspondiente, el Comité Directivo Estatal o su equivalente en el Distrito Federal designará una Delegación que tendrá las mismas facultades que corresponden a los
Comités Directivos Municipales.
La representación de estos órganos, para todos los efectos legales, corresponderá a los Presidentes de las respectivas Delegaciones durante su encargo.
Las Delegaciones Estatales y Municipales que se establezcan en los términos de este artículo, tomarán las medidas conducentes para la organización y el funcionamiento de los cuadros básicos del Partido en las entidades o municipios del caso, conforme a lo previsto en estos Estatutos y los reglamentos aplicables.

CAPÍTULO DÉCIMO NOVENO
DE LA REFORMA DE ESTATUTOS
ARTÍCULO 95. La reforma de estos Estatutos requerirá acuerdo de la Asamblea Nacional Extraordinaria de Acción Nacional, tomado por las dos terceras partes de los votos computables en la misma.

CAPÍTULO VIGÉSIMO
DE LA DISOLUCIÓN DEL PARTIDO
ARTÍCULO 96. Sólo podrá disolverse Acción Nacional por acuerdo de la Asamblea Nacional Extraordinaria convocada para tal efecto y que sea aprobado por el ochenta por ciento de los votos computables en la misma.
ARTÍCULO 97. En caso de disolución, la misma Asamblea designará a tres liquidadores, quienes llevarán a cabo la liquidación del Partido en su aspecto patrimonial. El activo neto que resulte se aplicará a otra asociación o sociedad que tenga los mismos fines de Acción Nacional, a la Universidad Nacional Autónoma de México o a una institución de beneficencia, según acuerde la Asamblea.
TRANSITORIOS
ARTÍCULO 1°. Las reformas a los Estatutos Generales del Partido Acción Nacional aprobados por la XVI Asamblea
Nacional Extraordinaria entrarán en vigor al día siguiente de la declaración de su procedencia constitucional y legal que el Consejo General del Instituto Federal Electoral determina de acuerdo a lo señalado por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.
ARTÍCULO 2°. La Comisión Nacional de Elecciones, así como las Comisiones Estatales y del Distrito Federal deberán quedar integradas a más tardar seis meses después de la entrada en vigor de la reforma. Asimismo, el Registro Nacional de Miembros deberá realizar un proceso de actualización del Padrón en el mencionado plazo.
ARTÍCULO 3°. Para el nombramiento de los primeros Comisionados Nacionales de la Comisión Nacional de Elecciones a que se refiere el artículo 36 Bis de estos Estatutos, el Consejo Nacional deberá elegir tres comisionados para un periodo de 3 años que concluirá en el año 2011. Los restantes 4 comisionados se elegirán por el periodo completo de 6 años, que concluirá en el año 2014.
ARTÍCULO 4°. Para el nombramiento de los primeros Comisionados Estatales y del Distrito Federal de la Comisión Nacional de Elecciones a que se refiere el artículo 36 Bis de estos Estatutos, la Comisión Nacional de Elecciones deberá elegir dos comisionados para un periodo de 2 años que concluirá en el año 2010, dos comisionados para un periodo de 4 años que concluirá en el año 2012 y el restante comisionado por un periodo completo de 6 años, que concluirá en el año 2014. Sólo los comisionados electos por primera vez y con periodo de cargo menor a 6 años, podrán ser reelectos para un periodo adicional.
ARTÍCULO 5°. Los procesos de elección de candidatos que se iniciaron con anterioridad a la presente reforma, se regirán por los estatutos vigentes al inicio del proceso respectivo.
ARTÍCULO 6°. Los presidentes, secretarios generales y secretarios de los Comités Ejecutivos Nacional, Directivo Estatal o Municipal que hubieran sido electos o designados antes de la entrada en vigor de la presente reforma, no estarán sujetos a la regla establecida en el artículo 43 Bis de estos Estatutos.
ARTÍCULO 7°. En el caso del Distrito Federal, los órganos locales se denominan Consejo Regional y Comité Directivo Regional, y las disposiciones relativas a los órganos municipales son aplicables a los órganos delegacionales.
ARTÍCULO 8°. Se derogan todas las disposiciones que se opongan a la presente reforma.
ARTÍCULO 9°. La Comisión de Reforma de Estatutos se constituirá en Comisión de Reglamentos, y tendrá a su cargo la elaboración de los Proyectos de Reglamentos que requieran expedirse.
La Comisión de Reglamentos establecerá los procedimientos para recibir propuestas de la militancia en relación con el contenido de dichos proyectos.

ESTATUTOS ACTUALIZADOS HASTA DICIEMBRE DEL 2011.

REGLAMENTO PARA LA ELECCION DEL CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA.
Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República

CAPITULO PRIMERO

Disposiciones Generales

Artículo 1.

El presente reglamento tiene la finalidad de regular el proceso electoral interno para la elección del candidato del Parido Acción Nacional a la Presidencia de la República.

Artículo 2.

En los términos de los Estatutos y de este reglamento, la organización, coordinación, realización y seguimiento del proceso electoral interno, estará a cargo de una Comisión de Elecciones, nombrada por el Consejo Nacional.

Artículo 3.

El proceso electoral interno para la elección de candidato a la Presidencia de la República, inicia con la emisión de la convocatoria y concluye con el registro del candidato ante el Consejo General del Instituto Federal Electoral.

Artículo 4.

Para los efectos de este reglamento, los plazos que se fijen se contarán a partir del día siguiente de aquel en que se realice el acto de que se trate y todos los días se consideran hábiles, en los horarios que establezca la Comisión de Elecciones en la convocatoria.

CAPITULO SEGUNDO

De la Comisión de Elecciones

Artículo 5.

La Comisión de Elecciones estará integrada de la siguiente forma:

a) Por siete Consejeros Nacionales electos por el Consejo Nacional, a propuesta del Presidente Nacional, quienes tendrán voz y voto;

b) Durante la etapa de campaña electoral interna se integrará además, con un representante de cada uno de los precandidatos, que deberá ser miembro activo del partido y participará sólo con voz; y adicionalmente

c) Por un Secretario Ejecutivo nombrado por la propia Comisión, quien deberá ser miembro activo del Partido y participará sólo con voz.

Una vez constituida la Comisión, los miembros elegirán de entre ellos al Presidente de la misma, a los tres integrantes de cada una de las dos Salas y, al miembro de la Comisión que sustituirá al Presidente en sus faltas.

Artículo 6.

La Comisión de Elecciones tendrá su sede en las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional; sesionará regularmente, en Pleno por lo menos una vez al mes, mediante calendario aprobado por la comisión en su sesión de instalación. Podrá sesionar en forma extraordinaria, cuando sea convocada por su Presidente o por tres miembros con derecho a voto.

Para sesionar válidamente, en Pleno, se requiere la presencia del Presidente o del suplente y de al menos tres miembros con derecho a voto. Las Salas, podrán sesionar válidamente cuando estén presentes dos de sus tres integrantes.

Artículo 7.

Las decisiones de la Comisión de Elecciones serán tomadas por mayoría de votos y en caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad.

Artículo 8.

Son facultades y deberes de la Comisión de Elecciones:

I. Proponer al Consejo Nacional por conducto del Comité Ejecutivo Nacional, la emisión de las normas complementarias necesarias para el mejor desarrollo del proceso de elección del candidato a la Presidencia de la República. Estas normas deberán quedar aprobadas por el Consejo Nacional dentro de los cuatro meses siguientes a la instalación de la Comisión;

II. Proponer al Comité Ejecutivo Nacional el proyecto de convocatoria para la elección del candidato a la Presidencia de la República;

III. Solicitar a las distintas áreas del Partido la información y colaboración que se requiera para el desarrollo de sus funciones, mismas que estarán obligadas a prestar la colaboración requerida;

IV. Determinar y publicar el programa de los debates en los que deberán participar los precandidatos registrados;

V. Determinar en coordinación con las comisiones electorales locales el número y la ubicación de los centros de votación, así como designar a los integrantes de las mesas directivas de los mismos;

VI. Asegurarse de que las comisiones electorales locales cuenten con los medios necesarios para el cumplimiento de sus obligaciones;

VII. Publicar la ubicación de los centros de votación a más tardar 30 días antes de la elección;

VIII. Definir los criterios para el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional, durante las campañas electorales;

IX. Aprobar el material y la documentación que se utilizará en los centros de votación y la forma en que deberán recibirse los resultados electorales;

X. Emitir un manual de procedimientos que establezca el desarrollo de la jornada electoral;

XI. Recibir los resultados de la votación, realizar el cómputo final y hacer llegar el resultado al Comité Ejecutivo Nacional;

XII. Resolver las controversias e impugnaciones que se presenten durante las distintas etapas del proceso electoral interno en los términos de los Estatutos y reglamentos aplicables y tomar las medidas pertinentes ante los imprevistos que se presenten durante el proceso electoral;

XIII. Turnar a los órganos competentes del partido, la solicitud de la sanción correspondiente en caso de incumplimiento o violación de las normas y disposiciones que rigen el proceso electoral interno;

XIV. Aprobar las reglas para su propio funcionamiento; y

XV. Las demás que señale este Reglamento o le confiera el Consejo Nacional.

Los Comités Directivos Estatales y Municipales coadyuvarán con la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional en la realización de sus funciones y se sujetarán a las decisiones de ésta en la materia.

Artículo 9.

Las decisiones de la Comisión de Elecciones durante la etapa de la campaña electoral interna serán recurribles mediante los recursos de revocación y de revisión ante la misma Comisión, quien podrá modificar o confirmar su decisión.

Para la resolución de los recursos que se presenten durante la campaña electoral interna y la jornada electoral, la Comisión de Elecciones funcionará en Pleno y en Salas. Las Salas de primera instancia conocerán y resolverán los recursos de revocación. El Pleno conocerá en segunda instancia de los recursos de revisión.

Las solicitudes de revocación y de revisión deberán ser presentadas ante la Secretaría Ejecutiva a más tardar dos días posteriores al conocimiento o notificación del acto reclamado. Los recursos de revocación serán turnados alternadamente por el Presidente en el orden en que sean recibidos a una de las Salas para su resolución.

Las resoluciones de la Comisión de Elecciones invariablemente deberán estar fundadas y motivadas y serán resueltas dentro de los diez días siguientes a su presentación. En los asuntos no previstos en los Estatutos, reglamentos, convocatoria, lineamientos generales y legislación federal aplicable, la Comisión deberá ser particularmente cuidadosa en la fundamentación y motivación de sus resoluciones.

Las resoluciones que emita el Pleno de la Comisión de Elecciones serán definitivas e inatacables.

Artículo 10.

La Comisión de Elecciones deberá quedar debidamente instalada un año antes de que inicie formalmente el proceso electoral para la elección presidencial, en los términos del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y, concluirá su función con el registro del candidato de Acción Nacional a la Presidencia de la República ante el Consejo General del IFE.

Artículo 11.

La Comisión de Elecciones solicitará por conducto del Comité Ejecutivo Nacional a la Tesorería Nacional y a la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional, los lineamientos, acciones y procedimientos que se deberán observar para el financiamiento de las campañas electorales internas con objeto de garantizar el cumplimiento de las obligaciones legales.

CAPITULO TERCERO

De la Convocatoria para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República y el Registro de Precandidatos

Artículo 12.

Por lo menos seis meses antes de la fecha en la que deba concluir el proceso electoral interno, el Comité Ejecutivo Nacional aprobará y publicará la convocatoria para la elección del candidato a la Presidencia de la República, la cual deberá contener:

I. La fecha de la elección;

II. El plazo de registro de los precandidatos;

III. La modalidad del procedimiento, es decir si se realizará en una o varias etapas y las fechas y calendarios correspondientes;

IV. La fecha y los medios en los que se publicará la ubicación de los centros de votación, y

V. La fecha a partir de la cual se deberá exhibir la Lista Nominal en los Comités Directivos Municipales.

La convocatoria será comunicada a todos los miembros del Partido por conducto de los Comités Directivos Estatales y Municipales y deberá ser publicada en los órganos de difusión que el Comité Ejecutivo Nacional considere convenientes.

Artículo 13.

Para solicitar el registro como precandidato a Presidente de la República, los interesados deberán cumplir con los requisitos Constitucionales y legales y los que establece el artículo 37 de los Estatutos, además deberán tener un modo honesto de vivir y haberse significado por su lucha en favor del bien común y presentar la siguiente documentación, ante la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional:

a) Copia del acta de nacimiento y credencial para votar con fotografía;

b) Curriculum vitae;

c) Carta de aceptación de la precandidatura y compromiso de cumplir con los Principios de Doctrina, Estatutos, reglamentos del Partido, así como aceptar y difundir su Plataforma Política y cumplir con el Código de Ética, y

d) Las firmas de apoyo de no menos de 2000 miembros activos, de las cuales no podrá haber más de cien firmas de una misma entidad federativa.

Los interesados, al momento de solicitar su registro como precandidatos, deberán separarse de cualquier cargo público de elección o de designación.

Los interesados deberán asumir por escrito el compromiso de observar los lineamientos y procedimientos relativos a los ingresos, egresos, contabilidad e informes que se establezcan para el financiamiento de las campañas electorales internas.

Artículo 14.

Una vez que se cierre el plazo de registro, el Comité Ejecutivo Nacional sesionará para analizar las solicitudes recibidas y, en su caso, declarar su procedencia, lo que será notificado a la Comisión de Elecciones y a los interesados.

CAPÍTULO CUARTO

De los Órganos Electorales Auxiliares

Artículo 15.

En los diez días siguientes a la emisión de la convocatoria, se deberá instalar en todos los estados del país, una Comisión Electoral Local que coadyuvará con la Comisión de Elecciones en la coordinación y buen desarrollo del proceso electoral interno en su entidad.

Las comisiones electorales locales se integrarán con cinco miembros, designados por la Comisión de Elecciones a propuesta del Comité Directivo Estatal correspondiente.

Cada precandidato tendrá derecho a nombrar un representante con derecho a voz ante las comisiones electorales locales, quien deberá ser miembro activo del Partido.

Artículo 16.

Las comisiones electorales locales tendrán las siguientes atribuciones:

I. Proponer a la Comisión de Elecciones el número y ubicación de los centros de votación;

II. Proponer a la Comisión de Elecciones los integrantes de las mesas directivas de los centros de votación, y responsabilizarse de su capacitación;

III. Recibir la acreditación de los representantes de los precandidatos ante los centros de votación, quienes deberán ser miembros activos del Partido;

IV. Recibir los resultados de la votación en su estado y remitir el mismo día de la elección, el acta correspondiente a la Comisión de Elecciones;

V. Solicitar al órgano competente la imposición de las sanciones correspondientes a quienes incumplan sus disposiciones; y

VI. Las demás que acuerde la Comisión de Elecciones.

CAPÍTULO QUINTO

De la Campaña Electoral Interna

Artículo 17.

Los precandidatos a la Presidencia de la República podrán realizar actividades orientadas a obtener el voto o apoyo de los miembros del partido con el fin de ganar las elecciones internas.

Los contenidos de la campaña electoral interna deberán expresarse en sentido propositivo, haciendo énfasis en la trayectoria del aspirante, sus cualidades para el cargo y las propuestas específicas para su ejercicio que deberán ser congruentes con los principios y tesis del partido.

Los precandidatos registrados tendrán derecho a recibir por conducto de la Comisión de Elecciones, las actualizaciones de la Lista Nominal de miembros activos y adherentes y, a nombrar a un representante, que deberá ser miembro del Partido, ante el Registro Nacional de Miembros.

Artículo 18.

Durante la campaña electoral interna, deberán observarse las disposiciones que en lo aplicable indiquen el COFIPE, las resoluciones de las autoridades electorales y las leyes de responsabilidades de los funcionarios públicos.

Queda prohibida la entrega a los miembros del partido de recursos en efectivo, bienes de consumo o servicios, bajo cualquier circunstancia, así como cualquier medida que tenga por objeto presionar a los votantes.

Artículo 19.

La Comisión de Elecciones, fijará el límite de ingresos y gastos de la campaña electoral interna y dictará las medidas relativas para la supervisión de dichos ingresos y gastos y para el cumplimiento de su tope.

En materia de ingresos y egresos, se deberá respetar a cabalidad lo establecido por el COFIPE y su reglamentación aprobada por el IFE. En caso de violación a esas disposiciones, la Comisión de Elecciones podrá solicitar al Comité Ejecutivo Nacional la cancelación del registro de precandidatura, o la sanción que considere pertinente.

Se consideran gastos de campaña electoral interna:

a) Gastos de propaganda: los ejercidos en bardas, mantas, volantes o pancartas que hayan de utilizarse, permanecer en la vía pública o distribuirse durante el periodo de las campañas electorales internas; renta de equipos de sonido, o locales para la realización de eventos políticos; propaganda utilitaria que haya de utilizarse o distribuirse durante el periodo de las campañas electorales internas, y otros similares;

b) Gastos operativos de campaña: comprenden los sueldos y salarios del personal eventual, arrendamiento eventual de bienes muebles e inmuebles, gastos de transporte de material y personal, viáticos y otros similares, que hayan de ser utilizados o aplicados durante el periodo de las campañas electorales internas; y

c) Gastos de propaganda en prensa, radio y televisión: comprenden los ejercidos en cualquiera de estos medios tales como mensajes, anuncios publicitarios y sus similares, tendientes a la obtención del voto, difundidos durante el periodo de las campañas electorales internas.

Todas las actividades deberán ajustarse al tope de gastos establecido. Los donativos en especie serán cuantificados como ingresos y se contarán para el efecto del tope de los gastos de campaña electoral interna.

Artículo 20.

Los comités y subcomités del partido deberán garantizar el desarrollo de todas las campañas electorales internas bajo condiciones de equidad, justicia, certeza y respeto y deberán esforzarse por igual en promover la asistencia de los miembros del partido a las comparecencias y eventos programados oportunamente por los precandidatos en su jurisdicción. La Comisión de Elecciones será responsable de disponer las medidas relativas para garantizar la imparcialidad y la disposición de los órganos del partido en el desarrollo de las campañas electorales internas.

Artículo 21.

Una vez publicada la convocatoria para la elección del candidato a la Presidencia de la República, la Comisión de Elecciones aprobará y difundirá el programa de debates en los que deberán participar los precandidatos registrados; el programa contendrá los temas, procedimientos y normas a los que se sujetarán los mismos.

Durante la etapa de campaña electoral interna los precandidatos contarán con espacios en forma equitativa en los medios de difusión del partido.

CAPÍTULO SEXTO

De la Lista Nominal

Artículo 22.

La Comisión de Elecciones solicitará por conducto del Comité Ejecutivo Nacional al Registro Nacional de Miembros, las acciones y programas pertinentes para la actualización de la Lista Nominal de miembros activos y adherentes a efecto de contar con las listas nominales de electores, por lo menos dos meses antes de la fecha en que se realice la votación, ya sea que se lleve a cabo en una o varias etapas.

En caso de que la votación se realice por etapas, el plazo de dos meses a que se refiere el párrafo anterior, se establecerá para cada etapa y región en la convocatoria a que se refiere el artículo 12.

Artículo 23.

La Comisión de Elecciones, una vez aprobada la convocatoria, emitirá por conducto del Registro Nacional de Miembros la Lista Nominal que se integrará con el nombre, domicilio y municipio al que pertenecen todos los miembros activos, adherentes y residentes en el extranjero con derecho a voto, misma que deberá ponerse a la vista en los comités directivos municipales.

A partir de la publicación de la convocatoria y hasta sesenta días antes de la fecha de la elección se abrirá un periodo para que los miembros con derecho a voto puedan hacer aclaraciones sobre la Lista Nominal ante la instancia de afiliación de su Comité Directivo Municipal.

Artículo 24.

Cuarenta y cinco días antes de la fecha de la elección, la Comisión de Elecciones integrará la Lista Nominal definitiva con las aclaraciones que hayan procedido de acuerdo a lo señalado en el artículo anterior.

Artículo 25.

Treinta días antes de la fecha de la elección, la Comisión de Elecciones, a través de las comisiones electorales locales, publicará la ubicación de los centros de votación y los nombres de quienes fungirán como funcionarios de los mismos.

CAPITULO SÉPTIMO

De la Jornada Electoral y el Cómputo de Votos

Artículo 26.

El día que establezca la convocatoria para la elección del candidato, se instalarán en los lugares determinados por la Comisión de Elecciones los centros de votación, a donde deberán acudir los miembros activos, adherentes y residentes en el extranjero con derecho a voto a emitir su sufragio.

Los centros de votación se instalarán a partir de las 10 hora local, del día de la elección y cerrarán a las 16 horas del mismo día, siempre que no hubiere votantes esperando ejercer su derecho a votar. Las mesas directivas de cada centro de votación deberán estar integradas por un presidente, un secretario, un escrutador y un suplente, quienes deberán ser miembros activos del Partido. El miembro suplente sólo ocupará un cargo de conformidad con lo que establezca las normas complementarias.

El día de la elección, queda prohibida la celebración de actos de campaña.

Artículo 27.

Únicamente podrán emitir su voto las personas registradas en la Lista Nominal definitiva y deberán identificarse con la credencial de miembro activo o credencial de elector.

Concluida la votación, los integrantes de la mesa directiva procederán a realizar el escrutinio y cómputo de los votos. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, a la Comisión Electoral Local.

Artículo 28.

El día de la elección, las comisiones electorales locales se instalarán en sesión permanente, y una vez cerrada la votación recibirán las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su entidad y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación en el estado. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, a la Comisión de Elecciones.

Artículo 29.

La Comisión de Elecciones, en sesión permanente, recibirá cada una de las actas estatales de votación y procederá a realizar el cómputo final que deberá ser comunicado en la misma noche de la elección al Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 30.

El Comité Ejecutivo Nacional, al día siguiente de terminado el cómputo de la elección, declarará la validez de los resultados y dará a conocer si uno de los precandidatos ha obtenido la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos; en caso contrario se realizará la segunda vuelta a la que alude el inciso c) del artículo 37 de los Estatutos.

Artículo 31.

En caso de celebrarse una segunda vuelta, el proceso electoral se repetirá en los mismos términos de la primera votación, atendiendo en lo conducente a los artículos 16 al 21 y 25 al 30 de este reglamento.

La Comisión de Elecciones, tomará las medidas necesarias para el buen desarrollo de la segunda vuelta. La Lista Nominal será la misma que se utilizó en la primera vuelta.

Artículo 32.

Una vez que se declare que uno de los precandidatos obtuvo la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos, el candidato electo rendirá protesta como candidato de Acción Nacional a la Presidencia de la República ante el Comité Ejecutivo Nacional en un acto público convocado para el efecto.

En el mismo acto público se presentará la Plataforma Política aprobada por el Consejo Nacional, y el candidato de Acción Nacional a la Presidencia de la República se comprometerá a difundirla durante su campaña y ponerla en práctica durante su gobierno.

CAPÍTULO OCTAVO

De lo no previsto

Artículo 33.

Para el debido funcionamiento de la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional y para los fines y objetivos que le asigna a la misma los Estatutos Generales del Partido, lo no previsto en este Reglamento, será resuelto por la propia Comisión.

TRANSITORIOS

Primero.- El presente reglamento entrará en vigor una vez aprobado por el Consejo Nacional.

Segundo.- Para la elección del candidato a la Presidencia de la República que participará en la elección constitucional del año 2006, el proceso electoral interno se llevará a cabo en etapas que serán definidas en la convocatoria propuesta por la Comisión de Elecciones y aprobada por el Comité Ejecutivo Nacional.

Tercero.- Para el proceso de elección del candidato a la Presidencia de la República, quedan sin efecto las disposiciones del capítulo I del Reglamento de Elección de Candidatos a Cargos de Elección Popular.

Cuarto.- Queda derogado el capítulo III del Reglamento de Elección de Candidatos a Cargos de Elección Popular aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional el 21 de junio de 2002, así como las disposiciones contenidas en este u otros reglamentos que se opongan al presente.
Normas Complementarias para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República

El Consejo Nacional, con fundamento en la fracción I del artículo 8 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República emite las siguientes

Normas Complementarias para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República

I. De las Comisiones Electorales Locales

Las Comisiones Electorales Locales son las instancias responsables de desarrollar el proceso de elección del candidato a la Presidencia de la República en sus respectivos estados. Las Comisiones Electorales Locales dependerán de la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional y trabajarán bajo su coordinación.

Los integrantes de las Comisiones Electorales Locales deberán ser personas que se distingan por su lealtad, honestidad, imparcialidad, prudencia y preferentemente con experiencia en la materia.

1) Las Comisiones Electorales Locales funcionarán y tomarán sus decisiones en forma análoga a la Comisión de Elecciones del CN y, en lo aplicable, se regirán por las Reglas para el Funcionamiento Interno de dicha Comisión.

2) Las Comisiones Electorales Locales nombrarán de entre sus integrantes a un Coordinador quien será, a su vez, el enlace formal con la Comisión de Elecciones del CN.

3) Las Comisiones Electorales Locales se reunirán en forma ordinaria, por lo menos, una vez al mes de acuerdo al calendario de sesiones que aprueben en su sesión de instalación. Las Comisiones Electorales Locales se reunirán, en forma extraordinaria, cuando sean convocadas por su coordinador o por la Comisión de Elecciones del CN.

4) Para que las Comisiones Electorales Locales puedan sesionar y acordar válidamente, será necesario que se encuentren presentes más de la mitad de sus miembros con derecho a voz y voto. Las Comisiones Electorales Locales sólo podrán tomar las decisiones que les estén expresamente reservadas en el Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República, en las Reglas para el Funcionamiento Interno de la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional, en estas Normas Complementarias, en la Convocatoria que, en su momento, expida el Comité Ejecutivo Nacional y las que le señale la Comisión de Elecciones del CN.

5) Además de las señaladas en el artículo 16 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República, las Comisiones Electorales Locales tendrán las siguientes atribuciones:

a) Atender la preparación y la organización del proceso electoral interno en sus respectivas entidades;

b) Determinar los mecanismos de organización y logística necesarios para el desarrollo del proceso electoral interno;

c) Solicitar a los Comités Directivos Estatales y a las distintas áreas del Partido en su entidad, la información y colaboración que requieran para el desarrollo y cumplimiento de sus funciones; éstas instancias estarán obligadas a prestar la colaboración requerida;

d) Asegurarse que los Comités Directivos Estatales y Municipales cuenten con los medios necesarios para el cumplimiento de sus obligaciones en el proceso electoral interno. Las Comisiones Electorales Locales informarán a los Comités Directivos Estatales de los obstáculos o problemas a los que se enfrentan los órganos del Partido para el cumplimiento de sus funciones en su jurisdicción;

e) Resolver las quejas que les sean presentadas durante el proceso electoral interno y, de inmediato, establecer diálogo entre las partes para intentar construir una solución concertada.

f) Recibir, a través de su Coordinador, el material y la documentación que se utilizará en los centros de votación;

g) Entregar a los funcionarios de casilla designados para tal efecto, el material y la documentación que se utilizará en los centros de votación;

h) Tomar las medidas pertinentes ante los imprevistos que se presenten durante el proceso electoral.

6) Los miembros de las Comisiones Electorales Locales sólo podrán ser sustituidos por renuncia o por disposición de la Comisión de Elecciones del CN. Los representantes de los precandidatos podrán ser sustituidos en cualquier momento mediante escrito del precandidato respectivo o por la Comisión de Elecciones en los términos de la fracción I del apartado VIII de las Reglas para el Funcionamiento Interno de la Comisión de Elecciones del CN.

7) Son atribuciones de los coordinadores de las Comisiones Electorales Locales:

a) Convocar a las sesiones ordinarias y extraordinarias de la comisión;

b) Procurar que las sesiones de la comisión se lleven en un ambiente de transparencia, equidad y democracia que garantice, al Partido y a los precandidatos registrados, certeza en el desarrollo de las campañas internas en la entidad respectiva;

c) Levantar actas o minutas de cada sesión y proporcionar copia de cada una de ellas a los integrantes de la Comisión Electoral Local y a la Comisión de Elecciones del CN;

d) Recibir y dar trámite a las quejas que se presenten ante la Comisión;

e) Asistir a las reuniones que convoque la Comisión de Elecciones del CN.

8) Las Comisiones Electorales Locales concluirán sus funciones cuando el Comité Ejecutivo Nacional declare la validez de los resultados de la elección interna e informe al precandidato registrado que obtuvo la mayoría absoluta de los votos válidos emitidos.

II. De los órganos del Partido

Los órganos del Partido, en las instancias nacional, estatal y municipal, deberán garantizar el desarrollo de las campañas electorales internas bajo condiciones de equidad, justicia, certeza, legalidad y respeto. Además, coadyuvarán a la realización del proceso electoral en los términos señalados por la Comisión de Elecciones del CN y las Comisiones Electorales Locales según lo dispuesto en los Estatutos del Partido y en la normatividad aplicable.

9) Los Comités Directivos y Delegaciones Estatales y Municipales y los subcomités del Partido darán trato igual a todos los precandidatos registrados sin establecer ninguna distinción entre ellos. Asimismo, facilitarán y permitirán el uso de espacios en estrados y medios de difusión internos para avisos de las actividades de campaña de todos los precandidatos registrados.

10) Los precandidatos registrados o sus representantes podrán solicitar, con toda oportunidad a los Comités o Delegaciones Estatales o Municipales, el uso de los locales del Partido para que los precandidatos sostengan reuniones con los miembros activos y adherentes de la jurisdicción, sin más requisito que la disponibilidad de las instalaciones. En estos casos, los gastos que se deriven de los actos de precampaña serán sufragados por los precandidatos registrados.

11) Los Comités Directivos y Delegaciones Estatales y Municipales y los subcomités del Partido, garantizarán la celebración del proceso electoral interno en los términos establecidos en el artículo 20 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República.

12) Los órganos del Partido y sus dirigentes que incumplan con estas normas se harán acreedores a las sanciones establecidas en los Estatutos Generales del Partido.

III. De la lista nominal

13) Al día siguiente de la publicación de la convocatoria, el Registro Nacional de Miembros entregará a los Comités Estatales la lista nominal a efecto de su remisión inmediata a los Comités Municipales. Los Comités Municipales deberán publicar la lista nominal en estrados.

14) A partir de la publicación de la convocatoria y hasta 60 días antes de la celebración de cada jornada electoral, de conformidad con lo señalado en el artículo 23 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia, el Registro Nacional de Miembros recibirá directamente las aclaraciones de los miembros activos, adherentes y mexicanos residentes en el extranjero registrados, a través del teléfono 01-800-2-726-766 (sin costo) y en la dirección de correo electrónico: aclaraciones2006@cen.pan.org.mx

15) Las aclaraciones serán referidas únicamente a los siguientes aspectos:

a) La no inclusión del recurrente en la lista nominal.

b) La corrección del nombre, dirección o sección electoral del recurrente.

16) Para la resolución de casos del inciso 15a), el Registro Nacional de Miembros determinará lo procedente en función de las evidencias sobre la realización del trámite por parte del solicitante o de que haya detentado la condición de miembro con anterioridad y haya que aclarar la causal de baja.

17) Para la resolución de casos del inciso 15b), el Registro Nacional de Miembros demandará que se tenga actualizada la credencial para votar como condición para efectuar los cambios o correcciones a que haya lugar. Esta operación podrá realizarse también a través de la página electrónica del Partido (www.pan.org.mx) o del número telefónico mencionado en el inciso 14 de estas normas.

18) El Registro Nacional de Miembros conservará los comprobantes de la atención dada a las aclaraciones recibidas y de su resultado.

19) Los Comités Directivos Estatales serán responsables de que, en todo momento, haya formatos de afiliación de miembros adherentes en los Comités Municipales. Asimismo, vigilarán que se tramiten todas las solicitudes de quienes desean ser miembros adherentes. Los Comités Directivos Estatales efectuarán la requisa de solicitudes en poder de los Comités Municipales según los lineamientos establecidos por el Registro Nacional de Miembros. Para ello, los órganos municipales deberán realizar un corte de solicitudes de afiliación y entregar al representante del Comité Directivo Estatal las solicitudes que cumplan con los requisitos de llenado de manera que sean procesadas según la normatividad regular en la materia. Asimismo, y en el mismo acto, se firmará un acta en la cual el Presidente o Secretario General del Comité Directivo Municipal certifica que no quedaron en poder del Comité Directivo Municipal, solicitudes en condiciones de ser tramitadas. Los Comités Estatales dispondrán de hasta siete días para remitir las solicitudes al Registro Nacional de Miembros mediante el procedimiento regular.

20) En referencia al punto anterior, quedarán temporalmente sin efecto los plazos de remisión de solicitudes entre Comités Municipales y Estatales, y de éstos con el Registro Nacional de Miembros previstos en el Reglamento de Miembros de Acción Nacional.

21) Hasta 60 días anteriores a la primera etapa electoral, los miembros del Partido, que se vayan a encontrar fuera de su municipio el día de la votación que les corresponda, podrán solicitar, en su Comité Directivo Municipal, un Aviso de Voto en Tránsito. En el mismo acto, los miembros deberán indicar el municipio donde ejercerán su voto. El Presidente del Comité Directivo Municipal deberá informar al Registro Nacional de Miembros de las personas que hayan solicitado el Aviso de Voto en Tránsito, de manera que se hagan los ajustes correspondientes en la lista nominal definitiva. Los representantes de los precandidatos registrados informarán a la Comisión de Elecciones del CN, con la misma antelación, los nombres de sus representantes en las casillas para ser incluidos en la lista nominal definitiva.

22) Para los mexicanos que vivan en el extranjero, se considerará como centro de votación la página electrónica del Partido (www.pan.org.mx). Para ello, deberán estar afiliados en el Padrón de Miembros en el Extranjero y cumplir con los lineamientos que determine el Registro Nacional de Miembros y los protocolos de seguridad que, en su momento, establezca la página electrónica.

23) Cuarenta y cinco días antes de la celebración de cada etapa del proceso electoral interno, el Registro Nacional de Miembros remitirá a la Comisión de Elecciones del CN, los Comités Directivos Estatales y Comités Directivos Municipales, la lista nominal definitiva que se utilizará el día de la jornada electoral. La Comisión de Elecciones del CN validará la lista nominal definitiva.

IV. De las campañas electorales internas

Los precandidatos registrados, sus equipos de campaña y las instancias del Partido deberán tomar en cuenta que la campaña interna es un proceso que busca fortalecer al Partido, posicionarlo ante la sociedad, motivar a la militancia y ofrecer a la ciudadanía un mejor conocimiento de Acción Nacional.

24) Los precandidatos registrados y sus equipos de campaña deberán cumplir con los Estatutos, Reglamentos del Partido, Código de Ética, estas Normas Complementarias, la Convocatoria que emita el Comité Ejecutivo Nacional y la legislación electoral y fiscal aplicable.

25) En términos del artículo 17 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia, los precandidatos registrados podrán realizar actividades orientadas a obtener el voto de los miembros del Partido. Los lugares, fechas y tipo de eventos son responsabilidad de los precandidatos registrados. La campaña electoral interna que se realice en el exterior, con la finalidad de conseguir el apoyo de los miembros que vivan en el extranjero, se sujetarán a lo establecido por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y la reglamentación aprobada por el Instituto Federal Electoral.

26) Como parte de sus actividades, los precandidatos registrados y sus equipos de campaña podrán entregar propaganda, información y artículos promocionales.

27) Están terminantemente prohibidas las siguientes acciones a los precandidatos y sus equipos de campaña:

a) Entregar a militantes y simpatizantes de recursos en efectivo, obsequios, bienes de consumo o servicios para resolver necesidades personales bajo cualquier circunstancia, excepto para quienes se integren con remuneración al equipo de campaña y así se informe a la Comisión de Elecciones del CN.

b) Usar bienes, documentos, tiempo laboral, atribuciones, facultades y prerrogativas propias a los cargos de legisladores, funcionarios públicos y dirigentes del Partido, en beneficio de un precandidato.

c) Pagar viáticos o transporte el día de la jornada electoral; salvo de los representantes de los precandidatos registrados ante los centros de votación.

d) Ejercer presión o coacción sobre militantes y simpatizantes para obtener o comprometer el voto. Se considerará coacción el ofrecimiento de cargos o empleos a cambio del voto, así como el intercambio de apoyo para otras candidaturas.

e) Obligar o ejercer presión sobre funcionarios públicos federales, estatales o municipales para desviar recursos públicos, así como, intentar comprometer su estabilidad laboral condicionada al apoyo de uno o más precandidatos.

f) Hacer declaraciones de descalificación y acciones ofensivas hacia otros precandidatos.

g) En todo caso, deberán observarse en las campañas las prohibiciones que, en lo aplicable, indiquen las leyes federales y electorales.

28) La sanción al incumplimiento de la disposición anterior se considera grave y podría incluir la cancelación del registro de la precandidatura correspondiente.

29) Los precandidatos registrados y sus equipos de campaña observarán puntualmente los acuerdos que sobre el desarrollo de la precampaña determine la Comisión de Elección del CN.

30) Los precandidatos registrados deberán asistir a las reuniones y eventos convocados por la Comisión de Elecciones del CN.

V. De los lineamientos para el financiamiento de las campañas electorales internas

El Partido tiene la obligación de registrar y reportar a las autoridades electorales la totalidad de los ingresos y gastos aplicados a los procesos internos de selección. Los precandidatos y sus equipos están obligados a observar lo establecido en estas normas, así como lo dispuesto en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, la legislación en materia fiscal vigente y la normatividad del Partido, incluyendo lo establecido en el Manual de Lineamientos Relacionados al Financiamiento de las Campañas Internas que apruebe la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional a propuesta de la Tesorería Nacional.

31) En el documento de solicitud de registro como precandidato ante el Comité Ejecutivo Nacional, los interesados manifestarán bajo protesta de decir verdad que, al momento de tal solicitud, no disponen ni dispondrán en el futuro, de mecanismo alguno de financiamiento que no sea permitido y regulado por el Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República, estas Normas Complementarias y, en general, los lineamientos electorales aplicables. La violación a esta disposición será considerada como falta grave.

32) Una vez aprobado su registro, los precandidatos registrados nombrarán a un responsable de la administración de los recursos de su campaña interna. Los precandidatos registrados responderán por la actuación de sus representantes en esta materia. Las irregularidades y faltas que cometan los representantes en esta materia serán imputables al precandidato registrado.

33) La Comisión de Elecciones del CN, a propuesta de la Tesorería Nacional, emitirá un manual de lineamientos relacionados al financiamiento de las campañas internas al cual deberán sujetarse los precandidatos registrados.

34) Los recursos de las precampañas se manejarán a través de cuentas de cheques abiertas por el partido, a nombre del PAN, por cada uno de los precandidatos registrados. El manejo de recursos fuera de estas cuentas será considerado falta grave.

35) La Tesorería Nacional, como responsable del cumplimiento de las disposiciones establecidas en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, podrá, en cualquier momento, hacer revisiones, pedir informes y comprobantes a los responsables de la administración de los precandidatos registrados adicionales a los establecidos en estas normas complementarias.

36) Los ingresos y gastos de las campañas electorales internas se sujetarán a los topes que establezca la convocatoria que, en su momento, emita el Comité Ejecutivo Nacional.

37) Sólo personas físicas identificadas, de nacionalidad mexicana y residentes en el país podrán hacer donativos en efectivo o en especie a las campañas electorales internas. El límite del donativo total de una persona en el año no podrá exceder las cantidades determinadas en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales como en la Convocatoria que, en su momento, emita el Comité Ejecutivo Nacional.

38) La documentación de los ingresos y de los egresos, así como de los donativos en especie, deberá ser informada de manera mensual (a quince días vencida la mensualidad). La omisión de este reporte o la entrega de información falsa de ingresos o egresos será considerada falta grave. Los informes deberán incluir, en forma detallada, todas las obligaciones contraídas por el precandidato registrado y su equipo de campaña que no hayan sido liquidados a la fecha de corte de la mensualidad.

39) Se consideran gastos de precampaña los gastos de propaganda, los gastos operativos de campaña y los gastos de prensa, radio y televisión. Los gastos de precampañas serán aquellos que se ejerzan dentro del período comprendido entre la fecha de solicitud del registro del precandidato hasta el día en que concluya el proceso interno de elección de candidato presidencial.

40) Los precandidatos registrados son responsables por cualquier cuenta que quede sin saldar al final de su respectiva campaña electoral interna, documentación faltante, multa o pasivo, incluyendo los de tipo laboral.

VI. De la propaganda, el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional durante las campañas electorales

El emblema y distintivo electoral de Acción Nacional deberán ser usados en toda la propaganda que los precandidatos, debidamente registrados, distribuyan entre los miembros activos y adherentes así como en los mensajes que a través de medios impresos o electrónicos contraten de acuerdo a lo establecido en estas Normas Complementarias.

41) El emblema y distintivo del Partido Acción Nacional deberán ser usados siempre con la leyenda “Proceso electoral interno de Acción Nacional.”

42) Toda la propaganda, ya sea impresa, en medios electrónicos o de cualquier especie, deberá contener la leyenda “Propaganda dirigida a miembros activos y adherentes del Partido Acción Nacional”.

43) La Comisión de Elecciones del CN declarará la invalidez de propaganda o mensajes apócrifos que estén dirigidos a alguno de los precandidatos registrados. En el caso que existiera propaganda o material apócrifo en contra de uno o más precandidatos registrados, la Comisión de Elecciones del CN solicitará, al órgano correspondiente del Partido, presente una denuncia de hechos contra quien resulte responsable.

VII. Sobre el número y ubicación de los centros de votación y la designación de sus funcionarios

La Comisión de Elecciones, a propuesta de las Comisiones Electorales Locales, determinará el número y ubicación de centros de votación considerando que sea la cantidad adecuada y que se ubiquen en lugares accesibles y de fácil identificación por la militancia y la ciudadanía. Los funcionarios de las mesas directivas deberán destacarse por su imparcialidad y objetividad.

44) Los centros de votación se instalarán preferentemente en lugares públicos de fácil identificación y acceso. Su ubicación definitiva será acordada por la Comisión de Elecciones del CN a propuesta de las Comisiones Electorales Locales, tomando en cuenta condiciones geográficas, demográficas y de rentabilidad electoral. Los Comités Estatales y Municipales coadyuvarán y otorgarán las facilidades correspondientes a las Comisiones Electorales Locales y a la Comisión de Elecciones.

45) Los centros de votación tendrán una mesa directiva integrada por un presidente, un secretario, un escrutador y un suplente designados por la Comisión de Elecciones del CN.

46) Los miembros activos que resulten designados deberán cumplir con esta obligación partidaria en términos de los artículos 21 y 22 del Reglamento de Miembros de Acción Nacional. Es responsabilidad de los funcionarios designados presentarse al centro de votación el día de la elección. De lo contrario, serán acreedores a las sanciones correspondientes.

47) Las ausencias del presidente de la mesa directiva el día de la jornada electoral será cubierta por el secretario; la ausencia del secretario o del escrutador será cubierta por el suplente designado para el efecto.

48) Los precandidatos registrados tendrán derecho a nombrar a un representante en cada uno de los centros de votación.

VIII. Sobre la jornada electoral

Las normas procederán independientemente del número y la fecha de las etapas. La Comisión de Elecciones del CN emitirá un Manual de Procedimientos para la Jornada Electoral.

49) La Comisión de Elecciones del CN determinará y aprobará las cantidades de material electoral, así como las características de las urnas, mamparas, tinta indeleble, formato de actas y documentación electoral que se requiera.

50) El día de la jornada electoral, la Comisión de Elecciones del CN y las Comisiones Electorales Locales se instalarán en sesión permanente.

51) El desarrollo de la jornada electoral se realizará conforme a lo determinado en el manual de procedimientos que, para tal efecto, expida la Comisión de Elecciones del CN.

52) La emisión del voto será libre y secreto. Solo podrán ejercer el voto en los centros de votación las personas que aparezcan en la lista nominal definitiva y se identifiquen con la credencial de miembro activo o credencial de elector.

53) Los centros de votación iniciarán la recepción de votos a partir de las 10:00 AM. La votación concluirá cuando se haya agotado la lista nominal o a las 4:00 PM. Si al momento del cierre hubiese votantes formados, se concluirá hasta que el último de ellos haya emitido su voto.

54) Cerrada la votación las mesas directivas de los centros de votación procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación en presencia de los representantes de los precandidatos registrados, de conformidad con el manual de procedimientos.

55) Concluido el escrutinio y cómputo, el presidente de la mesa directiva entregará a los representantes de los precandidatos registrados una copia de las actas que se levanten con motivo de las jornadas electorales. Asimismo, procederá a enviar inmediatamente los resultados a la Comisión Electoral Local correspondiente. El paquete electoral deberá ser entregado, también de manera inmediata, a la Comisión Electoral Local en el domicilio que, para tal efecto, se señale.

56) Una vez cerrada la votación, las Comisiones Electorales Locales recibirán las actas de cada uno de los centros de votación instalados en la entidad y procederán a realizar el cómputo estatal de la votación que, a su vez, deberá ser remitido inmediatamente a la Comisión de Elecciones del CN.

57) Las Comisiones Electorales Locales resguardarán los paquetes electorales.

58) Los precandidatos registrados y sus equipos de campaña no deberán comunicar o dar a conocer, por cualquier medio, los resultados de la jornada electoral antes de que lo hagan las Comisiones Electorales Locales.

59) Las Comisiones Electorales Locales deberán dar a conocer los resultados en sus respectivas entidades una vez que hayan sido enviados a la Comisión de Elecciones del CN.

60) La Comisión de Elecciones del CN recibirá las actas de los centros de votación y procederá a realizar el cómputo final de la jornada electoral. El cómputo final de cada jornada electoral deberá ser comunicado de inmediato al Comité Ejecutivo Nacional.

IX. De las quejas y los recursos

Los precandidatos registrados, a través de sus representantes, podrán presentar quejas ante las Comisiones Electorales Locales o ante la Comisión de Elecciones del CN por actos de precandidatos, sus equipos de campaña o de órganos del partido. Las decisiones de la Comisión de Elecciones del CN serán recurribles mediante los recursos de revocación y de revisión. Los recursos se presentarán ante la Comisión de Elecciones del Consejo Nacional y se procesarán por salas en términos del artículo 9 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República.

61) Los precandidatos registrados, a través de sus representantes ante la Comisión de Elecciones del CN y ante las Comisiones Electorales Locales, podrán levantar una queja por actos de un precandidato, su equipo de campaña o de órganos del Partido.

62) La queja será presentada ante la Comisión Electoral Local correspondiente cuando el hecho se refiera a una situación sucedida en la entidad de que se trate. La Comisión Electoral Local intentará concertar una solución a la queja; de no lograrlo definirá una solución. La queja será presentada y sustanciada ante la Comisión de Elecciones del CN cuando los hechos se refieran al financiamiento de las campañas electorales internas, a cuestiones que tengan incidencia en, al menos, dos estados o sean de incidencia nacional y que no puedan ser resueltas por las Comisiones Electorales Locales.

63) En el caso de las decisiones que la Comisión de Elecciones del CN adopte en las resoluciones de las quejas, éstas serán recurribles de acuerdo a lo establecido en el artículo 9 del Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República y a los numerales 7 y siguientes de este capítulo.

64) Los recursos de revocación y de revisión sólo podrán ser interpuestos por los representantes de los precandidatos registrados debidamente acreditados ante la Comisión de Elecciones del CN, salvo los que sean interpuestos por los militantes del Partido en el caso que consideren haber sido excluidos de las listas electorales definitivas.

65) Los recursos deberán ser presentados por escrito y firmados por el representante acreditado del precandidato registrado o por el miembro del partido que solicite la revisión de su exclusión en la lista nominal definitiva.

66) Los recursos de revocación serán turnados a la Sala A y a la Sala B en forma alternada en el estricto orden en el que sean presentados.

67) La Comisión de Elecciones del CN, a través de la Secretaría Ejecutiva, podrá requerir a los órganos del Partido o a las Comisiones Electorales Locales, la información que considere pertinente para la resolución de los recursos.

68) Las sesiones de las salas serán convocadas una vez concluido el acopio de elementos que permitan la deliberación y la resolución de los recursos, procurando que sesionen al menos 3 días antes del vencimiento del plazo reglamentario para posibilitar sesiones adicionales.

69) Las notificaciones de las resoluciones de los recursos serán personales cuando se traten de recursos promovidos por los representantes de los precandidatos; en los casos de recursos presentados por los miembros activos o adherentes, las resoluciones serán notificadas electrónicamente en la página electrónica del Partido (www.pan.org.mx).

X. De las sanciones

La Comisión de Elecciones del CN solicitará a los órganos correspondientes del Partido la imposición de sanciones a los miembros del Partido, dirigentes y precandidatos que, a su juicio, lo ameriten.

70) Sanciones a los miembros del Partido:
La Comisión de Elecciones del CN, en el caso de faltas cometidas en el proceso electoral interno, solicitará al órgano correspondiente que aplique una sanción o inicie un proceso de sanción (según sea la sanción que proponga la Comisión de Elecciones del CN de acuerdo a lo señalado en el artículo 13 de los Estatutos del Partido).

71) Sanciones a los dirigentes:
Cuando a juicio de la Comisión de Elecciones del CN algún o algunos dirigentes del Partido obstaculicen el proceso o cometan faltas en el proceso de elección interna solicitará al órgano correspondiente la privación del cargo cuando estas faltas sean graves o reiteradas.

72) Sanciones a funcionarios públicos miembros del PAN:
Cuando la Comisión de Elecciones del CN tenga los elementos que acrediten la comisión de faltas en desviación de recursos, coacción a miembros del partido subordinados, contrataciones condicionadas o amenazas de despidos, solicitará al órgano superior, la inhabilitación, para ser dirigente o candidato del Partido, de estos funcionarios sin menoscabo de la solicitud de otras sanciones. El Partido deberá, en su caso, presentar una denuncia ante las autoridades competentes.

73) Sanciones a los precandidatos registrados:
Cuando un precandidato o su equipo de campaña incurran en una falta que estas normas complementarias consideran grave, la Comisión deberá emitir una declaratoria de falta grave al precandidato correspondiente. Esta declaratoria puede ser recurrible. Después de tres declaratorias y agotado en su caso la revisión de los recursos, la Comisión deberá solicitar al CEN la cancelación del registro de dicho precandidato.

XI. De lo no previsto

74) Lo no previsto en las presentes normas será resuelto por la Comisión de Elecciones del CN, conforme a lo dispuesto en los Estatutos del Partido, sus reglamentos, incluyendo el Reglamento para la Elección de Candidato a la Presidencia de la República, estas normas complementarias y las disposiciones de la autoridad electoral.
REGLAMENTO DEL COMITE EJECUTIVO NACIONAL.
Reglamento del Comité Ejecutivo Nacional
ACTUALIZADO AL 26 DE JULIO DEL 2008.

Capítulo I
Disposiciones Generales

Artículo 1. El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional estará integrado por miembros electos por el Consejo Nacional y por miembros ex oficio, de acuerdo con lo señalado por el artículo 61 de los Estatutos Generales.

A propuesta del Presidente, el Comité Ejecutivo Nacional elaborará un plan trianual de actividades de carácter nacional que deberá aprobar el Consejo Nacional, el cual contendrá la estrategia general y las metas del Partido en el período señalado, de donde se desprenderán los objetivos particulares de las Secretarías y áreas del Comité. Anualmente el propio Comité revisará y adecuará el plan según las necesidades específicas del Partido para el año de que se trate.

Con base en este plan, el Presidente propondrá los mecanismos para lograr que el Partido, a nivel nacional, comparta los mismos programas y objetivos.

Artículo 2. El Comité Ejecutivo Nacional se reunirá en pleno en sesión ordinaria por lo menos una vez al mes, en las fechas que determine el calendario que deberá aprobar el propio Comité Ejecutivo Nacional y, en sesión extraordinaria, cuando sea convocado por su Presidente o quien esté en funciones.

En caso necesario, el Presidente podrá modificar la fecha fijada para las reuniones ordinarias.

Artículo 3. Las sesiones del Comité Ejecutivo Nacional se celebrarán en sus oficinas o en el lugar que por motivos especiales determinen el Presidente o el propio Comité.

Artículo 4. La convocatoria para las sesiones del Comité Ejecutivo Nacional será emitida por el Presidente, a través de la Secretaría General o, en su ausencia, por el Secretario General del Partido.

Cuando así lo solicite más de la tercera parte de los miembros del Comité, el Presidente deberá convocar a sesión extraordinaria.

La convocatoria, en todos los casos, deberá incluir los puntos del orden del día.

Artículo 5. Los citatorios para las sesiones ordinarias se harán por el medio más expedito, por lo menos cinco días antes de la celebración de la sesión.

Capítulo II
Del Pleno del Comité Ejecutivo Nacional

Artículo 6. Para que se instale y funcione válidamente el Comité Ejecutivo Nacional se requerirá la presencia de por lo menos la mayoría de los miembros que lo integran.

Artículo 7. El orden del día se determinará en atención a la importancia de los asuntos a tratar, y al menos deberá incluir los siguientes puntos:

a. Lista de asistencia;
b. Lectura del acta de la sesión anterior;
c. Seguimiento de acuerdos;
d. Informes;
e. Asuntos registrados por los miembros del Comité con un mínimo de tres días de anticipación, y
f. Asuntos generales.

Al inicio de la sesión el Secretario General registrará los asuntos generales propuestos por los presentes, a fin de desahogarlos en su momento, si el propio Comité lo aprueba.

El registro de asuntos a que se refiere el inciso e), se hará ante la Secretaría General que deberá agregarlos en el orden del día.

Los asuntos pendientes de una sesión tendrán prioridad en la siguiente.

Artículo 8. Los asuntos que se sometan a la consideración del Comité Ejecutivo Nacional que así lo ameriten deberán ser analizados y presentados en forma de dictamen, el cual deberá contener lo siguiente:

a. Planteamiento del asunto y de las cuestiones concretas por resolver;
b. Propuesta de resolución o resoluciones, y
c. Consideraciones de los efectos de aceptar una u otra resolución (cuando no sea resolución única).

Artículo 9. Los miembros del Comité Ejecutivo Nacional podrán hacer uso de la palabra en el orden que lo hayan solicitado y sus intervenciones respecto a cada uno de los puntos deberá ser breve y concreta.

A consulta del Presidente, el Comité resolverá si un asunto está suficientemente discutido, en cuyo caso se votará. Si la resolución es negativa se abrirá un nuevo turno de oradores.

Artículo 10. Cuando haya que resolver entre más de dos opciones se tomarán votaciones sucesivas para eliminarlas hasta reducirlas a una y resolverlas por mayoría. Las votaciones se tomarán por lo general de manera económica o por cédula cuando así lo solicite el Presidente.

Artículo 11. Salvo lo establecido en este Reglamento, el Presidente decidirá el trámite de las sesiones.

Capítulo III
De la Secretaría General

Artículo 12. El Secretario General será nombrado en la primera sesión del Comité Ejecutivo Nacional de entre sus propios integrantes y a propuesta del Presidente.

Artículo 13. El Secretario General tendrá las siguientes atribuciones:

a. Coordinar a las diversas secretarías y dependencias del Comité Ejecutivo Nacional;
b. Registrar y dar seguimiento a los acuerdos tomados por la Asamblea Nacional, la
Convención Nacional, el Consejo Nacional y el Comité Ejecutivo Nacional;
c. Comunicar las resoluciones tomadas por los órganos a que se refiere el inciso anterior;
d. Elaborar las actas de las sesiones de los órganos señalados en el inciso b) de este artículo;
e. Certificar los documentos oficiales del Partido de los que obre constancia en los archivos del Comité Ejecutivo Nacional;
f. Las demás que señalen los Estatutos, los Reglamentos o las que el propio Comité le encomiende.

El Secretario General cuidará de la buena marcha de los programas del Comité Ejecutivo Nacional, y si de las evaluaciones que realice detecta problemas o circunstancias que obstaculicen la consecución de los objetivos planteados en dichos programas, elaborará las propuestas de solución que pondrá a consideración del propio Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 14. Para auxiliar en sus funciones al Secretario General, a propuesta del Presidente el Comité Ejecutivo Nacional podrá designar a uno o varios Secretarios Adjuntos.

Capítulo IV
De las Comisiones

Artículo 15. El Comité Ejecutivo Nacional podrá trabajar en comisiones de manera permanente o especial de acuerdo con el carácter que este órgano les otorgue.

Las Comisiones serán nombradas por el Comité Ejecutivo Nacional a propuesta del Presidente, quien a su vez podrá nombrar coordinadores de las mismas, y sesionarán a convocatoria del Presidente, del Secretario General o de su coordinador.

Las Comisiones se integrarán de entre los miembros del Comité Ejecutivo Nacional. Podrán formar parte de ellas los miembros activos del Partido que el Comité invite, en cuyo caso el coordinador, por lo menos, será miembro del Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 16. Para sesionar válidamente, las Comisiones deberán contar con la presencia de la mayoría de sus miembros y sus resoluciones serán tomadas por mayoría de votos.

Para su discusión y aprobación, los acuerdos de las Comisiones se presentarán en forma de dictamen al pleno del Comité Ejecutivo Nacional. En caso de asuntos de urgente resolución serán turnados al Presidente Nacional en los términos de la fracción X del artículo 65 de los Estatutos Generales.

Artículo 17. Además de aquellas que el Comité Ejecutivo Nacional les otorgue tal carácter, serán comisiones permanentes:

a. La Comisión Política, que estará integrada por el Presidente, los coordinadores de los grupos parlamentarios federales y por aquellas personas que el Presidente decida;
b. La Comisión de Asuntos Internos a que se refiere la fracción VI del artículo 62 de los Estatutos, que estará integrada por no menos de 7 ni más de 9 miembros, y
c. La Comisión para el Desarrollo del Personal, que estará integrada por seis miembros.

Capítulo V
De la Estructura Básica Permanente

Artículo 18. Para el adecuado desarrollo de sus trabajos, el Comité Ejecutivo Nacional tendrá a su cargo las secretarías y direcciones que decida, y deberá tener como Estructura Básica Permanente:

a. Una secretaría responsable del desarrollo y fortalecimiento de las estructuras del Partido y de su vinculación con la sociedad, encargada del mantenimiento, revisión y actualización del padrón nacional de miembros, y de coordinar a los militantes organizados fuera del territorio nacional;
b. Una secretaría responsable de la administración del personal, recursos materiales y financieros, y encargada de formular los presupuestos anuales del Comité con base en el plan de actividades nacionales;
c. Una secretaría responsable de la elaboración e impartición de la formación y la capacitación cívico política, doctrinal y técnica de los miembros del Partido;
d. Una secretaría responsable del desarrollo, coordinación y asesoría de los procesos electorales federales y de coordinar y asesorar los procesos electorales locales;
e. Una secretaría responsable de coordinar la comunicación del Comité Ejecutivo Nacional con la sociedad y de la comunicación con las estructuras y miembros del Partido;
f. Una secretaría responsable de las relaciones institucionales del Partido con organizaciones nacionales e internacionales;
g. Una secretaría responsable de asesorar a los funcionarios públicos y gobiernos emanados del Partido y encargada de desarrollar, de acuerdo con nuestros principios y programas, modelos de gestión pública;
h. Una secretaría responsable de la promoción política de las mujeres;
i. Una secretaría responsable del desarrollo y participación política de los jóvenes;
j. Un área responsable de coordinar a los grupos parlamentarios del Partido en los congresos locales, y
k. Un área responsable de la elaboración de estudios, análisis e investigaciones políticas, económicas y sociales y de asesorar al Partido en la redacción de sus programas y plataformas; y
l. El Registro Nacional de Miembros cuyo titular será nombrado por el Presidente.

Adicionalmente, el Presidente podrá proponer al Comité Ejecutivo Nacional la creación de nuevas secretarías o áreas de trabajo, las cuales tendrán las funciones que el propio Comité le encomiende.

Artículo 19. Los titulares de las Secretarías y del Registro Nacional de Miembros serán designados por el Presidente y ratificados por el Comité Ejecutivo Nacional. En caso de que los titulares no sean miembros del propio Comité acudirán a sus sesiones con derecho a voz.

De los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, hasta un cuarenta por ciento de ellos podrán recibir remuneración del Partido en razón de los cargos para los que hayan sido designados.

Artículo 20. Los titulares de las secretarías tendrán a su cargo los asuntos de su competencia y contarán con el personal necesario para el desarrollo de sus responsabilidades.

Artículo 21. A fin de posibilitar la revisión de los avances y logros encaminados hacia la realización de las metas y objetivos previstos en el plan de actividades, los titulares de las secretarías deberán presentar al Comité Ejecutivo Nacional, en forma breve, un informe trimestral por escrito que debe contener:

a. Los objetivos señalados;
b. La comparación entre las metas señaladas y las alcanzadas;
c. La explicación de las diferencias entre lo programado y lo logrado;
d. Los nombres de los colaboradores en las actividades;
e. El ejercicio de su presupuesto, y
f. El resumen de los programas a realizar en el futuro.
Al inicio del año, la Secretaría General formulará un calendario para que las diversas Secretarías presenten sus informes, de manera alternada, en las sesiones ordinarias del Comité Ejecutivo Nacional.

Los miembros del Comité podrán solicitar aclaraciones al terminar la exposición.

TRANSITORIO

Artículo Único. El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su registro ante el Instituto Federal Electoral.

La presente reforma fue aprobada el 26 de julio de 2008, por el Consejo Nacional.
REGLAMENTO DE LOS ORGANOS ESTATALES Y MUNICIPALES DEL PAN.
Reglamento de los Órganos Estatales y Municipales del Partido Acción Nacional

Capítulo I

De las Asambleas y Convenciones Estatales

Artículo 1. La Asamblea Estatal se reunirá por lo menos una vez cada tres años. Será convocada en los términos del artículo 34 de los Estatutos y se ocupará de:

a) Conocer el informe del Presidente del Comité Directivo Estatal sobre las actividades generales y el estado que guarda la organización del Partido en la entidad durante el tiempo transcurrido desde el informe anterior;

b) Conocer los acuerdos y dictámenes del Consejo Estatal sobre la Cuenta General de Administración;

c) Elegir a los miembros del Consejo Estatal, y

d) Elegir a los candidatos que correspondan a la entidad para integrar el Consejo Nacional.

Artículo 2. La convocatoria a la Asamblea será expedida por el Comité Directivo Estatal, previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional, con 30 días de anticipación, por lo menos, a la fecha fijada para su celebración y deberá señalar fecha, hora y lugar, así como contener el orden del día. La convocatoria se dará a conocer por medios fehacientes a los Comités Directivos Municipales; éstos la darán a conocer a los miembros del Partido en su jurisdicción, fijándola en un lugar visible del Comité y mediante comunicado que se haga llegar a su domicilio.

Artículo 3. La Asamblea Estatal se integrará y sus acuerdos serán válidos cuando estén presentes el Comité Directivo Estatal o la Delegación que éste designe y por lo menos más de la mitad de las delegaciones acreditadas en tiempo y forma por los comités directivos municipales, o la tercera parte de estas delegaciones de los comités municipales debidamente inscritos en el Registro Nacional de Estructuras, lo que resulte mayor.

Se tendrán por presentes las Delegaciones de los Comités Directivos Municipales cuando se registre la mayoría de los respectivos delegados numerarios acreditados ante el Comité Directivo Estatal.

El voto de las delegaciones de los Comités será computable cuando lo ejerzan, por lo menos, la mayoría de sus miembros registrados.

Artículo 4. Los miembros activos acreditados en tiempo y forma por sus Comités tendrán el carácter de Delegados Numerarios con derecho a voz y voto.

Artículo 5. Podrán acreditar Delegados Numerarios a una Asamblea Estatal el Comité Directivo Estatal y los Comités Directivos Municipales que estén constituidos y reconocidos legalmente, por lo menos seis meses antes de la celebración del acto de que se trate.

Artículo 6. Serán delegados numerarios:

a) El Presidente del Comité Directivo Municipal correspondiente;

b) Los miembros del Comité Directivo Estatal o de la Delegación que éste designe de entre sus miembros, y

c) Los miembros activos del Partido en el municipio que, estando en pleno ejercicio de sus derechos, tengan una antigüedad de por lo menos seis meses de militancia anteriores a la realización de la Asamblea y resulten electos con tal carácter por las Asambleas Municipales, de conformidad con el artículo 56 de este Reglamento.

Artículo 7. La acreditación de Delegados Numerarios a una Asamblea Estatal se cerrará el décimo día anterior a su celebración. A más tardar 48 horas después del cierre de la acreditación, los Comités Directivos Municipales deberán entregar al Comité Directivo Estatal la lista de integrantes de la Delegación Municipal acreditados conforme al artículo anterior.

Artículo 8. Será Presidente de la Asamblea quien lo sea del Comité Directivo Estatal, en su ausencia el Secretario General y a falta de éste la persona que designe la propia Asamblea. Será Secretario quien lo sea del Comité Directivo Estatal y, a falta de éste, la persona que designe la Asamblea a propuesta del Presidente.

También, a propuesta del Presidente, la Asamblea nombrará tres o más escrutadores.

Artículo 9. El número de votos delegacionales que le corresponderán a cada delegación de los Comités Directivos Municipales será exactamente igual al número de sus delegados numerarios presentes al momento de la votación.

El Comité Directivo Estatal tendrá un número de votos equivalente al promedio de los votos de las Delegaciones presentes, sin que pueda ser en ningún caso mayor al diez o menor al cinco por ciento de los votos delegacionales en la respectiva Asamblea.

Artículo 10. La elección de consejeros y candidatos a diputados de representación proporcional se hará por mayoría de votos. No serán computables los votos nulos ni las abstenciones.

Artículo 11. Cuando los asuntos que se presenten a la consideración de la Asamblea ameriten debatirse, la Presidencia concederá primeramente la palabra para aclaraciones y, hechas éstas, declarará abierto el registro de oradores. Si no hubiese oradores en contra, se pasará de inmediato a votación. Puesto a discusión un asunto, en el primer turno el número de oradores en contra y en pro no excederá de tres en cada caso. Hablarán alternativamente, comenzando el orador en contra. Cada orador tendrá derecho a un máximo de cinco minutos para su exposición. Agotado el primer turno la Presidencia consultará a la Asamblea si considera suficientemente discutido el punto. En caso afirmativo, se procederá a tomar la votación. En caso negativo, se abrirá un segundo turno de hasta dos oradores en contra y dos en pro. Si terminado el segundo turno el asunto no se considera suficientemente discutido, podrá haber no más de un orador en contra y otro en pro, y al terminar se procederá a la votación.

Cuando se trate de la elección de consejeros estatales o de candidatos para integrar el Consejo Nacional, el Comité Directivo Estatal deberá entregar una lista con los nombres completos de los aspirantes, el municipio del que proceden y un breve curriculum de cada uno de ellos. En ningún caso podrá haber presentación de candidatos ni propaganda proselitista.

Artículo 12. La Convención Estatal será convocada por lo menos una vez cada tres años, y se ocupará de:

a) Determinar la acción política del Partido en la entidad, sin contravenir los lineamientos nacionales establecidos por los órganos competentes, y

b) Integrar, en los términos del artículo 42 de los Estatutos y del Reglamento correspondiente, las listas de candidatos a Diputados Federales de Representación Proporcional que le correspondan a la entidad y de candidatos a Diputados Locales de Representación Proporcional.

Artículo 13. Las Convenciones Estatales serán convocadas, se integrarán, funcionarán y tomarán decisiones de manera análoga a las Asambleas, de acuerdo con los artículos 2 al 12 de este Reglamento y con lo establecido en el Reglamento correspondiente a la elección de candidatos.

CAPITULO II

DEL CONSEJO ESTATAL

Artículo 14. El Consejo Estatal se integrará y funcionará de acuerdo con lo dispuesto por el capítulo decimotercero de los Estatutos Generales y para efectos de su elección, el Comité Directivo Estatal convocará a las Asambleas correspondientes y abrirá el registro de propuestas para Consejeros.

Para determinar el número de integrantes del Consejo Estatal, el Comité Directivo Estatal atenderá a los siguientes criterios:

a) Cuando el número de miembros activos en la entidad sea superior a 10 mil, el Consejo se conformará hasta con 100 consejeros;

b) Cuando el número de miembros activos en la entidad sea superior a 5 mil, pero inferior a 10 mil, el Consejo se conformará hasta con 80 consejeros;

c) Cuando el número de miembros activos en la entidad sea superior a mil, pero inferior a 5 mil, el Consejo se conformará hasta con 60 consejeros, y

d) Cuando el número de miembros activos en la entidad sea menor a mil, el Consejo se integrará con 40 consejeros.

Artículo 15. Los municipios debidamente inscritos en el Registro Nacional de Estructuras Municipales, mediante Asamblea, tendrán derecho a proponer un número de candidatos a Consejeros Estatales proporcional al número de miembros activos del Partido en su municipio y al número de votos obtenidos en la última elección para diputados locales, conforme a la siguiente fórmula:

a) Se dividirá el número de miembros activos del Partido en el municipio entre el número de miembros activos del Partido en la entidad de que se trate y se multiplicará por el número de miembros que integrará el Consejo excedido en un veinte por ciento. El resultado de esta operación se multiplicará por 0.40;

b) Se dividirá el número de votos del Partido en el municipio entre el número de votos del Partido en la entidad de que se trate obtenidos en la última elección para diputados locales y se multiplicará por el número de miembros que integrará el Consejo excedido en un veinte por ciento. El resultado de esta operación se multiplicará por 0.40;

c) Se dividirá el número de votos del Partido en el municipio entre el total de votos válidos en el municipio. Se obtendrá el factor de distribución por competitividad que resulta de dividir la suma del porcentaje anterior de cada uno de los municipios del Estado entre el número de miembros que integrará el Consejo excedido en un veinte por ciento multiplicado por 0.20. El porcentaje de votación en el municipio se dividirá entre el resultado de la operación anterior, y

d) Los resultados de las tres operaciones se sumarán y todas las fracciones se elevarán a la unidad.

Artículo 16. El Comité Directivo Estatal podrá proponer hasta un diez por ciento del número de candidatos surgidos de las asambleas municipales.

Artículo 17. Las propuestas de candidato a consejero estatal deberán cumplir con los requisitos señalados en el artículo 44 de los Estatutos Generales, y para los efectos del inciso d) de dicho artículo, se procederá de la manera siguiente:

a) La convocatoria señalará el lugar y la hora en los que habrá de aplicarse la evaluación correspondiente;

b) Para la aplicación de la evaluación, los miembros activos interesados deberán registrarse previamente ante la Secretaría General del Comité Directivo Estatal, y

c) La evaluación será aplicada y calificada, en todos los casos, por el área del Comité Ejecutivo Nacional responsable de la formación y capacitación de los miembros del Partido.

Artículo 18. Conocidos los resultados de la evaluación, se celebrarán las Asambleas Municipales donde únicamente podrán participar como candidatos quienes la hayan acreditado.

La votación será en cédula. En el caso de que el municipio correspondiente tenga derecho a una propuesta, cada delegado numerario votará por un candidato. En los casos en que tenga derecho a dos o más propuestas, cada delegado votará el cincuenta por ciento del número de candidatos que le corresponda proponer al municipio, elevándose todas las fracciones a la unidad.

Serán propuestos a consejeros estatales, los candidatos que hayan obtenido el mayor número de votos. Si fuera el caso de que dos o más candidatos empataran y con ello fuera imposible definir el número final de la lista de propuestas que le corresponden al municipio, se procederá a una ronda de desempate entre estos candidatos en donde cada delegado podrá votar, en cédula, por una propuesta.

Las propuestas de candidatos deberán presentarse por escrito ante el Secretario del Comité Directivo Estatal por lo menos diez días antes de la fecha de la Asamblea Estatal, y deberán acompañarse del acta de la sesión de la Asamblea Municipal en que conste su aprobación y los datos personales de los propuestos.

Artículo 19. En la Asamblea Estatal correspondiente, se procederá de la siguiente manera:

a) Los delegados numerarios votarán en cédula por el cincuenta y cinco por ciento de los candidatos propuestos. La fracción superior a 0.50 se elevará a la unidad;

b) El número de votos obtenidos por los candidatos establecerá el orden de integración de la lista de los miembros del Consejo Estatal hasta por el número que se haya fijado para su integración. En casos de empate se estará a lo dispuesto por el párrafo tercero del artículo 18;

c) Si el número de propuestas surgidas de las Asambleas Municipales es igual o menor al número de miembros fijado para la integración del Consejo, se procederá a la votación de las mismas, para su ratificación, en forma económica. En caso de que una Asamblea Estatal rechazara la lista se turnará al Comité Ejecutivo Nacional para que resuelva lo conducente, y

d) El criterio de selección de Consejeros deberá ser el de la capacidad intelectual, rectitud, lealtad al Partido, generosidad y espíritu de servicio que el candidato haya demostrado.

Para los efectos estatutarios, en los diez días siguientes a la elección, el Comité Directivo Estatal deberá enviar al Comité Ejecutivo Nacional la lista aprobada de Consejeros Estatales, con los datos personales y demás documentos pertinentes.

CAPITULO III

DE LA ELECCION DEL PRESIDENTE DEL CDE Y DE LOS MIEMBROS DEL COMITE

Artículo 20. Por lo menos 45 días antes de la sesión del Consejo Estatal que elegirá al Presidente, el Comité Directivo Estatal deberá declarar abierto el registro de candidatos que se cerrará el decimoquinto día anterior a la sesión. Los candidatos deberán cumplir con los requisitos que establece el artículo 84 de los Estatutos y estar en pleno ejercicio de sus derechos como miembros de Acción Nacional al momento de emitir la convocatoria.

Artículo 21. El registro de candidatos se hará ante el Comité Directivo Estatal por conducto de su Secretario General, mediante escrito firmado por exactamente cinco Consejeros Estatales y por el candidato propuesto. A la solicitud de registro se acompañarán los datos personales de este último y su programa de trabajo. Ningún Consejero podrá hacer más de una proposición.

Artículo 22. El Comité Directivo Estatal registrará todas las candidaturas que cumplan los requisitos estatutarios y reglamentarios, salvo que se trate de personas que en los tres años anteriores a la elección hubieran sido suspendidas en sus derechos o inhabilitados, cuyo registro requerirá el voto aprobatorio de la mayoría de sus miembros presentes en la sesión respectiva, o que hayan sido excluidas y readmitidas como miembros activos del Partido, quienes requerirán la aprobación del Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 23. Al día siguiente de que se cierre el registro de candidatos, el Comité Directivo Estatal comunicará por medio fehaciente al Comité Ejecutivo Nacional y a los Consejeros Estatales los nombres de los registrados.

Artículo 24. En la sesión del Consejo Estatal, convocada para hacer la elección, se seguirá este procedimiento:

a) El Secretario General leerá la lista de los candidatos registrados;

b) Cada candidato podrá ser presentado por un Consejero por un máximo de diez minutos. Los candidatos podrán exponer su programa de trabajo, hasta por 15 minutos cada uno. El orden de estas intervenciones se establecerá por sorteo;

c) Concluida la presentación de candidatos, a propuesta del Presidente el Consejo nombrará de entre sus miembros a tres escrutadores y se procederá a realizar la votación;

d) La votación será secreta. A cada Consejero se entregará una cédula que depositará en una urna a la vista de todos, y

e) Los escrutadores harán el cómputo de los votos en voz alta y registrarán por escrito los resultados.

Artículo 25. Para ser electo Presidente del Comité Directivo Estatal se necesita obtener la mayoría absoluta de los votos computables en la sesión. No se considerarán como computables los votos nulos ni las abstenciones. Si ninguno de los candidatos consigue esta mayoría, la elección se repetirá, eliminándose al que menos votos haya obtenido. En caso de empate se procederá a una nueva votación. Si persiste el empate después de tres rondas, se convocará a una nueva elección.

Una vez que uno de los candidatos obtenga la mayoría absoluta de los votos el Presidente del Consejo lo declarará Presidente electo.

Artículo 26. A continuación el Consejo elegirá al Comité Directivo Estatal que se integrará por no menos de quince ni más de treinta miembros residentes en la entidad. Al efecto se procederá de la siguiente manera:

a) La determinación del número de sus integrantes será hecha por el Consejo, en votación económica, a propuesta del Presidente;

b) El Presidente tendrá derecho a proponer dos terceras partes de los integrantes, de los cuales hasta un 20% podrán ser simultáneamente miembros del Consejo Estatal, que serán electos en su conjunto en votación económica por mayoría absoluta, y

c) La otra tercera parte de los integrantes será propuesta por los Consejeros. Para ser propuesto candidato se requiere la firma de cuatro Consejeros presentes en la sesión, quienes no podrán proponer más de un candidato, para lo cual la Secretaría General abrirá un período de registro al momento de llegar al punto del orden del día. Cada Consejero votará exactamente por el número de integrantes a elegir; resultarán electos los que obtengan las más altas votaciones, hasta llegar en forma descendente al número de propuestas que corresponden por este inciso.

Artículo 27. El Secretario del Consejo comunicará de inmediato al Comité Ejecutivo Nacional la elección del Presidente y del Comité Directivo Estatal, para los efectos del artículo 84 de los Estatutos Generales.

Artículo 28. El Presidente Estatal y los integrantes del Comité Directivo Estatal que resulten electos, asumirán sus funciones en una sesión que se efectuará dentro de un plazo no mayor de 15 días después de la reunión del Consejo que los eligió. En dicha sesión el Presidente presentará el proyecto de plan de trabajo, y el Comité, a propuesta del Presidente, elegirá al Secretario General y designará a los titulares de las Secretarías.

Artículo 29. Los Presidentes Estatales podrán ser reelectos por una sola vez en forma consecutiva.

CAPITULO IV

DE LAS ATRIBUCIONES DEL COMITÉ DIRECTIVO ESTATAL

Artículo 30. El Comité Directivo Estatal deberá sesionar cuando menos una vez al mes, y además de las atribuciones que enumera el artículo 85 de los Estatutos Generales, deberá:

a) Constituir las Secretarías que se requieran para el buen cumplimiento de sus funciones, entre las que estarán las de Promoción Política de la Mujer y la de Acción Juvenil, y nombrar a los respectivos titulares, conforme a los reglamentos, instructivos y manuales de organización y de procedimientos del Partido;

b) Dar cumplimiento al plan nacional de actividades del Comité Ejecutivo Nacional y establecer con los Comités Directivos Municipales las medidas necesarias para que lo secunden en lo conducente;

c) Promover la organización básica del Partido en la entidad, mediante la constitución de Comités Municipales, Subcomités, y promover y supervisar la organización por grupos homogéneos de los militantes;

d) Designar Delegaciones Municipales en los municipios en los que el Comité no esté en condiciones de impulsar el desarrollo del Partido o de cumplir eficazmente sus obligaciones estatutarias y reglamentarias. Las Delegaciones Municipales tendrán una duración máxima de un año, dentro de la cual trabajarán en el fortalecimiento del Partido y prepararán la celebración de la Asamblea que habrá de elegir al nuevo Comité. Sólo por causa justificada, previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional, podrán durar hasta 6 meses más en su encargo;

e) Establecer mecanismos para lograr una eficiente comunicación con los municipios de la entidad, en especial para notificarles oportunamente sus informes, acuerdos, convocatorias, análisis y posiciones políticas del Partido, y los provenientes del Comité Ejecutivo Nacional;

f) Revisar y ajustar anualmente su plan de trabajo, de acuerdo con las necesidades locales y las directrices del Comité Ejecutivo Nacional, y hacerlo del conocimiento del Consejo Estatal;

g) Elaborar y presentar, para su aprobación, al Consejo Estatal el presupuesto anual; semestralmente, en enero y julio de cada año, presentar al mismo Consejo el informe de ingresos y egresos;

h) En la misma sesión en que se presente el presupuesto, proponer al Consejo Estatal el programa de asignación de fondos del financiamiento público federal y local a los Comités Municipales;

i) Aprobar los porcentajes de los ingresos de los Comités Municipales que éstos deberán aportar para el sostenimiento del Comité Estatal;

j) Convocar oportunamente a la Asamblea y Convención Estatal, a las Convenciones Distritales, a los procesos de elección de candidatos a Gobernador y a Senadores y vigilar que se convoquen las Asambleas y Convenciones Municipales.

k) Vigilar que se elijan candidatos capaces, de reconocido prestigio y comportamiento ético, comprometidos con los principios, programa de gobierno y normatividad del Partido a todos los cargos de elección popular, así como dirigir las campañas distritales;

l) Designar en los términos de la legislación aplicable a los representantes de Acción Nacional ante los organismos electorales locales y federales, o delegar esta facultad en el Presidente o Secretario General del propio Comité Directivo Estatal;

m) Atender la preparación, coordinación y orientación de los diputados locales y funcionarios públicos postulados por el Partido en el nivel estatal y municipal;

n) Designar a no menos de cinco ni más de siete miembros activos en la entidad para que integren la Comisión de Asuntos Internos;

o) Declarar la exclusión de miembros activos que se hayan afiliado o hayan sido candidatos de otros partidos políticos;

p) Inventariar los bienes del Partido y cuidar su uso adecuado, mantenimiento y buena imagen, y

q) Velar por la observancia de los Estatutos, reglamentos e instructivos y manuales establecidos para la correcta operación de los Comités y dependencias del Partido.

Artículo 31. El Presidente del Comité Directivo Estatal, además de las atribuciones que menciona el artículo 86 de los Estatutos, deberá:

a) Coordinar y supervisar el trabajo de todos los miembros del Comité;

b) Propiciar la comunicación eficiente con los Comités Municipales de la entidad;

c) Elaborar el plan de trabajo, los informes estatutarios y reglamentarios al Comité Ejecutivo Nacional, al Consejo y Comité estatales, y someterlos a la consideración del órgano que corresponda;

d) Convocar a las sesiones del Comité Directivo Estatal en los términos del artículo 30 de este Reglamento;

e) Supervisar y orientar las actividades de los Secretarios del Comité y mantener comunicación estrecha y constante con ellos;

f) Supervisar y orientar las campañas electorales locales y ratificar los nombramientos de los coordinadores de campañas;

g) Reunirse con los Diputados Locales con la frecuencia que se requiera y orientar y coordinar su trabajo político;

h) Reunirse con los funcionarios públicos panistas de elección con la frecuencia que se requiera y orientar su trabajo político;

i) Vigilar el buen uso de los bienes del Partido y supervisar la administración de sus recursos, y

j) Al finalizar su período, entregar al nuevo Presidente los archivos y bienes del Partido bajo inventario.

Artículo 32. El Secretario General del Comité Directivo Estatal tendrá las funciones que indica el artículo 88 de los Estatutos, y además:

a) Será responsable del buen funcionamiento de las oficinas del Comité Estatal, así como de supervisar y controlar al personal administrativo y de servicios;

b) Se hará cargo de la organización de todas las Asambleas y Convenciones, sesiones del Consejo, reuniones interregionales y otras reuniones estatales;

c) Elaborará y archivará las actas, debidamente requisitadas, de los órganos estatales del Partido;

d) Dará seguimiento a los acuerdos del Comité, las Asambleas y Convenciones, y verificará su cumplimiento;

e) Presentará los dictámenes de asuntos que lo ameriten para presentar los proyectos de resolución al Comité Directivo Estatal;

f) Canalizará todos los asuntos que le presenten las Secretarías del Comité o los Comités Municipales, o cualquier otro asunto de carácter externo que competa al Comité Estatal;

g) Verificará el cumplimiento de los requisitos y la observancia de los plazos legales, estatutarios y reglamentarios, relativos a la organización y el funcionamiento del Partido en la entidad;

h) Mantendrá el archivo de correspondencia, directorios, propaganda y otros documentos que deban conservarse;

i) Transmitirá oportunamente la información que deba enviarse al Comité Ejecutivo Nacional o a los Comités Municipales de la entidad, y

j) Desempeñará las demás funciones que le encomiende el Presidente del Comité.

Artículo 33. El Tesorero del Comité Directivo Estatal tendrá las siguientes funciones:

a) Formular el proyecto de presupuesto anual de ingresos y egresos, que comprenderá los requerimientos de las Secretarías y dependencias del Comité Estatal para el eficaz desarrollo de sus programas, de acuerdo con el plan de trabajo;

b) Mantener al día los estados financieros, y semestralmente, en enero y julio de cada año, presentar al Consejo Estatal un informe de los ingresos y egresos;

c) Proporcionar a la Comisión de Vigilancia del Consejo Estatal todos los documentos e informes que ésta requiera para el cumplimiento de su función;

d) Enviar a la Tesorería Nacional, por lo menos cada tres meses, un informe de ingresos mensuales acompañando cheque o comprobante de depósito bancario por el cinco por ciento de los ingresos propios, a fin de cubrir la cuota que corresponde al Comité Ejecutivo Nacional. Para este efecto, se entienden como ingresos propios las cuotas ordinarias y extraordinarias de miembros activos y Comités Municipales, los donativos, las colectas y las utilidades de los actos de todo tipo que se realicen para obtener ingresos adicionales. No están incluidas en este concepto las cuotas cubiertas por los funcionarios públicos federales y locales, ni las provenientes del financiamiento público federal y local;

e) Vigilar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, laborales mercantiles y administrativas del Partido;

f) Establecer los registros y controles del financiamiento público federal y local que permitan informar sobre el uso del mismo, tanto a los órganos del Partido como a las autoridades de la entidad;

g) Ejercer el presupuesto del financiamiento público y rendir los informes a la Tesorería Nacional, en los términos que marcan las leyes electorales y el Reglamento respectivo;

h) Proponer estrategias para conseguir y administrar eficientemente los recursos económicos;

i) Orientar y supervisar a las Tesorerías Municipales para su adecuado funcionamiento, en especial para organizar el cobro de la cuota estatutaria a todos los miembros del Partido y las que deban cubrir los funcionarios públicos del propio Partido;

j) Llevar registro y control de los bienes muebles e inmuebles del Partido en la entidad, y

k) Las demás que le encomiende el Presidente del Comité.

Artículo 34. De los miembros del Comité Directivo Estatal, no más de cuarenta por ciento de ellos podrán recibir remuneración del Partido en razón de los cargos para los que hayan sido designados.

CAPITULO V

DE LAS PROPUESTAS PARA CONSEJEROS NACIONALES

Artículo 35. Una vez que se tenga conocimiento de la fecha de la Asamblea que elegirá Consejo Nacional, los Comités Directivos convocarán a las Asambleas para proponer candidatos a Consejeros Nacionales conforme a las bases señaladas en el artículo 15 de este Reglamento; el cálculo a que se refiere el inciso d) de dicho artículo se basará en el número de candidatos a Consejeros Nacionales que tiene derecho a proponer la entidad.

Artículo 36. Las Asambleas Municipales para elegir las propuestas de consejeros nacionales se desarrollarán de acuerdo con lo señalado en el artículo 18 de este Reglamento.

Las propuestas deberán presentarse al Secretario del Comité Estatal el décimo día anterior a la fecha de la Asamblea Estatal que se convoque para el efecto. Las propuestas se harán por escrito, a las que se acompañará el acta de la Asamblea en que conste su aprobación y los datos personales del candidato.

Artículo 37. Los candidatos deberán cumplir con los requisitos que señala el artículo 44 de los Estatutos Generales, y para los efectos del inciso d) de dicho artículo, el Comité Directivo Estatal procederá de acuerdo con lo señalado en el artículo 17 de este Reglamento.

Artículo 38. En la Asamblea Estatal se procederá de la siguiente manera:

a) Los delegados numerarios votarán en cédula exactamente por el cincuenta y cinco por ciento del total de los candidatos. La fracción superior a 0.50 se elevará a la unidad;

b) El número de votos obtenidos por los candidatos establecerá, en orden decreciente, la conformación de la lista de propuestas que le correspondan a la entidad para integrar el Consejo Nacional en los términos de los incisos a) y b) de la fracción IV del artículo 46 de los Estatutos Generales, y

c) El criterio de selección de Consejeros deberá ser el de la capacidad intelectual, rectitud, lealtad al Partido, generosidad y espíritu de servicio del candidato.

Artículo 39. Si por cualquier razón la Asamblea Estatal no aprueba la lista de candidatos, el Comité Ejecutivo Nacional hará la proposición de consejeros de la entidad seleccionándolos de entre las propuestas del Comité Directivo Estatal y de las Asambleas Municipales.

Artículo 40. Las propuestas de precandidatos a Consejeros Nacionales que se aprueben en Asamblea Estatal se presentarán al Comité Ejecutivo Nacional por lo menos el décimo día anterior al día en que se realice dicha Asamblea.

CAPITULO VI

DE LA FUNDACIÓN DEL PARTIDO EN LOS MUNICIPIOS

Artículo 41. El Comité Directivo Estatal es responsable de la estructuración del Partido en los municipios donde no haya miembros activos. Para esto, designará a uno de sus integrantes que propondrá al propio Comité Directivo Estatal las personas del municipio que integrarán una Comisión Organizadora; aquél los apoyará y orientará en la realización de sus trabajos.

Artículo 42. Las Comisiones Organizadoras se integrarán con miembros adherentes del municipio, quienes podrán durar en su encargo hasta 12 meses.

Artículo 43. Las Comisiones Organizadoras tendrán como funciones:

a) Promover la afiliación de miembros adherentes en el municipio;

b) Participar en las campañas electorales y de otro tipo, convocadas por el Comité Directivo Estatal;

c) Organizar, en coordinación con el Comité Directivo Estatal correspondiente, cursos de conocimiento de la Doctrina, Estatutos y Reglamentos del Partido, y

d) Informar bimestralmente al Comité Directivo Estatal sobre los resultados de sus trabajos.

Artículo 44. Las Comisiones Organizadoras no serán equiparadas a los Comités Directivos Municipales para la toma de decisiones del Partido.

Artículo 45. Una vez que se logre contar con miembros activos en el municipio, el Comité Directivo Estatal podrá designar de entre ellos una Delegación Municipal, integrada por lo menos con un Presidente y cinco Secretarios.

CAPITULO VII

DE LAS ASAMBLEAS Y CONVENCIONES MUNICIPALES

Artículo 46. La Asamblea Municipal será convocada por lo menos una vez al año y se ocupará de:

a) Conocer el informe del Presidente del Comité Directivo Municipal, el cual deberá referirse al estado que guarda la organización del Partido en el municipio, dar cuenta de ingresos y egresos, y de la admisión y separación de miembros;

b) Elegir al Presidente del Comité Directivo Municipal y a los integrantes de éste;

c) Proponer candidatos para integrar el Consejo Estatal y el Consejo Nacional;

d) Ratificar la sustitución de los miembros del Comité Directivo Municipal;

e) Aprobar la modificación del número de los integrantes del Comité, y

f) Elegir delegados numerarios a las Asambleas y Convenciones Estatales o Nacionales.

Artículo 47. Las Asambleas Municipales serán convocadas, funcionarán y tomarán sus decisiones en los términos de los artículos 34 de los Estatutos Generales y 8, 10 y 11 de este Reglamento.

Artículo 48. La solicitud de autorización para convocar a Asambleas, que presenten las Delegaciones Municipales al Comité Directivo Estatal deberá acompañarse de un informe del estado que guarda la organización del Partido en el municipio y de un reporte del cumplimiento de las obligaciones estatutarias y reglamentarias de todos los miembros activos residentes en el municipio.

Artículo 49. Sólo se podrán autorizar las convocatorias para Asambleas cuando en el municipio se cuente con un mínimo de 40 miembros activos, de acuerdo al Padrón del Registro Nacional de Miembros.

Artículo 50. La convocatoria será expedida por lo menos con 30 días de anticipación a la fecha de la realización de la Asamblea o Convención y deberá señalar el día, la hora y el lugar de su celebración, así como el orden del día. La convocatoria se dará a conocer a los miembros del Partido en la localidad, mediante comunicado que se haga llegar a su domicilio. Al emitirse la convocatoria se informará a los miembros activos si tienen sus derechos a salvo o no, en cuyo caso procederán, de acuerdo a lo establecido en el Reglamento de Miembros de Acción Nacional.

Artículo 51. Las Asambleas Municipales podrán celebrarse solamente cuando se hayan acreditado como Delegados más de la mitad de los miembros activos o un con mínimo de 40 miembros activos si este último número resultara mayor. En ambos casos los miembros deberán tener sus derechos a salvo.

De no cumplirse estos requisitos, deberá cancelarse la Asamblea. En los casos en que la realización del evento sea con los fines del inciso b) del artículo 46, se llevará a cabo, en la misma fecha, hora y lugar, una reunión presidida por el Delegado del Comité Directivo Estatal. En ésta se realizará una votación indicativa, en forma secreta, que servirá como elemento de juicio, para los efectos de la aplicación del artículo 92 de los Estatutos Generales.

Artículo 52. El período para la acreditación de Delegados a una Asamblea Municipal se iniciará el día de la publicación de la convocatoria y concluirá el quinto día, inclusive, anterior a su celebración.

Artículo 53. Las Asambleas Municipales se integrarán cuando se registren la mayoría de los miembros activos acreditados como Delegados en tiempo y forma.

Para que las votaciones sean válidas, deberán ejercer su derecho de voto, cuando menos, la mayoría de los delegados registrados.

Artículo 54. En las Asambleas Municipales tendrán derecho a voz y voto todos los miembros activos del Partido, con por lo menos seis meses de antigüedad a la fecha de la realización de la Asamblea, en pleno ejercicio de sus derechos y acreditados en los términos de las normas aplicables.

Artículo 55. Las resoluciones de la Asamblea o Convención se comunicarán por escrito, para su ratificación, al Comité Directivo Estatal en un plazo no mayor de quince días, contados a partir del día siguiente de su celebración.

El período de vigencia del Comité Directivo Municipal iniciará a partir del día siguiente de la celebración de la Asamblea Municipal correspondiente.

Artículo 56. En la Asamblea Municipal en la que deban elegirse las propuestas del municipio para integrar el Consejo Estatal o el Consejo Nacional, se elegirán a los delegados numerarios que participarán en la Asamblea Estatal y Asamblea Nacional correspondiente.

Para integrar la Asamblea o Convención Estatal, cada Comité Directivo Municipal tendrá derecho a tantos delegados numerarios como corresponda aplicar los criterios que se señalan en el inciso b) de este artículo.

Para la elección de Delegados Numerarios a las Asambleas o Convenciones Nacionales, el Comité Ejecutivo Nacional elaborará las bases para establecer el número de Delegados Numerarios que le corresponda acreditar a cada uno de los estados y a cada uno de los municipios. En todos los casos se observará el procedimiento siguiente:

a) El período para presentar propuestas de delegados numerarios será establecido en la convocatoria para la Asamblea Municipal. Dichas propuestas se harán ante la Secretaría General del Comité que corresponda.

b) Podrán ser considerados como candidatos a delegados numerarios los miembros activos del Partido en el municipio de que se trate, que manifiesten su interés, estén en pleno ejercicio de sus derechos, tengan una antigüedad de por lo menos seis meses de militancia anteriores a la realización de la Asamblea o Convención, Estatal o Nacional, y reúnan el número de firmas de miembros activos en el municipio que avalen su registro según los siguientes criterios:

Municipios con menos de 40 miembros activos, se requerirán 2 firmas

Municipios con 40 y hasta 59 miembros activos, se requerirán 3 firmas

Municipios con 60 y hasta 349 miembros activos, se requerirán 4 firmas

Municipios con 350 y más miembros activos, se requerirán 5 firmas

Los miembros activos en los municipios sólo podrán firmar en apoyo de un candidato a delegado. En caso de que un miembro activo haya firmado en apoyo a más de un candidato a delegado se considerará como válida la solicitud que se registre primero ante la Secretaría General del respectivo Comité Municipal.

c) La Secretaría General someterá a la Asamblea para su aprobación, en forma económica, la lista de los propuestos como delegados numerarios. En ningún caso habrá presentación de candidatos;

d) En caso de que una Asamblea no pueda llevarse a cabo, el municipio correspondiente sólo tendrá derecho a la mitad de delegados que le corresponderían en los términos del párrafo segundo de este artículo y los delegados numerarios serán elegidos por insaculación de entre los miembros activos que hayan recabado sus firmas. La insaculación será llevada a cabo por el Comité Directivo Estatal.

Artículo 57. La Convención Municipal será convocada por lo menos cada tres años y se ocupará de:

a) Adoptar las medidas necesarias para que la acción política del Partido dentro del ámbito municipal sea congruente con los lineamientos definidos por los órganos superiores;

b) Elegir candidatos para los Ayuntamientos en los términos del Reglamento de Elección de Candidatos, y

c) Aprobar la plataforma política municipal.

Artículo 58. Las Convenciones Municipales se integrarán con el número de miembros activos que señale el Reglamento de Elección de Candidatos y serán convocadas, funcionarán y tomarán decisiones de manera análoga a las Asambleas Municipales de acuerdo a los artículos 47 al 55 de este Reglamento.

CAPITULO VIII

DE LA ELECCIÓN DEL PRESIDENTE Y DEL COMITÉ DIRECTIVO MUNCIPAL

Artículo 59. El registro de candidatos a Presidente del Comité Directivo Municipal quedará abierto con la publicación de la convocatoria para la celebración de la Asamblea Municipal respectiva y se cerrará el vigésimo día anterior a la fecha señalada para su realización.

Artículo 60. El registro de candidatos se hará ante el Secretario General del Comité Directivo Municipal correspondiente, por escrito y avalado exactamente por la firma de diez miembros activos cuando el padrón sea de 50 o más y por cinco miembros cuando sea menor. Cada miembro activo podrá apoyar con su firma solamente a un candidato. Para el registro, los firmantes deberán tener sus derechos a salvo, ser militantes en el municipio y debe contarse con la firma de aceptación del candidato propuesto y su curriculum.

Artículo 61. El Secretario General del Comité Directivo Municipal comunicará por escrito al Comité Directivo Estatal, al día siguiente del cierre del registro, los nombres de los candidatos registrados.

Artículo 62. Para la elección del Presidente del Comité Directivo Municipal, la Asamblea procederá de la siguiente manera:

a) El Secretario General presentará la lista de candidatos registrados;

b) El Presidente concederá la palabra para presentar cada candidatura a un miembro activo del Partido del municipio y por un tiempo máximo de cinco minutos. El orden de los oradores se establecerá por sorteo;

c) Presentados los candidatos se concederá la palabra a cada uno de ellos, por un tiempo máximo de diez minutos, para que expongan sus programas. El orden de estas intervenciones se establecerá por sorteo, y

d) Se procederá a la votación.

Artículo 63. Se considerará Presidente electo del Comité Directivo Municipal al candidato que reciba la mayoría absoluta de los votos computables en el momento de la votación. No se considerarán como computables los votos nulos ni las abstenciones. Cuando se pongan a votación más de dos candidaturas, si ninguna de ellas obtiene la mayoría prevista en este párrafo se eliminará la que menos votos haya alcanzado y las demás se someterán de nuevo a votación, y así sucesivamente, hasta obtener la aprobación mayoritaria requerida. La votación para la elección del Presidente del Comité Directivo Municipal y de los integrantes del Comité será secreta.

Artículo 64. Inmediatamente después de la elección, el Presidente electo propondrá a la Asamblea Municipal el número de integrantes del Comité Directivo Municipal y pondrá a su consideración la relación de miembros activos que integrarán el Comité Directivo Municipal.

El Presidente y los integrantes del Comité Directivo Municipal que resulten electos, asumirán sus funciones en una sesión que se efectuará dentro de un plazo no mayor de quince días después Asamblea que los eligió. En dicha sesión el Presidente presentará el proyecto de plan de trabajo, y el Comité, a propuesta del Presidente, elegirá al Secretario General y designará a los titulares de las Secretarías.

Segunda parte
Reglamento de los Órganos Estatales y Municipales del Partido Acción Nacional (2a parte)

Primera parte

CAPITULO IX

DEL COMITÉ DIRECTIVO MUNICIPAL

Artículo 65. Para ser Presidente y miembro del Comité Directivo Municipal se requiere tener más
de un año como miembro activo en el municipio, tener sus derechos a salvo, haberse distinguido
por su lealtad a los Principios de Doctrina, Estatutos y Reglamentos, y por su participación en los
programas y actividades del Partido.

El Presidente podrá ser reelecto por una sola vez en forma consecutiva.

Artículo 66. El Comité Directivo Municipal deberá sesionar cuando menos dos veces al mes. Para
que funcione válidamente, se requerirá la presencia de cuando menos más de la mitad de sus
miembros y sus resoluciones se tomarán por mayoría de votos; en caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad.

El miembro que falte a tres sesiones consecutivas o a cinco discontinuas en el término de un año, sin justificación a juicio del Comité, perderá el cargo por declaratoria del propio Comité. Contra dicho acuerdo procederá el recurso de revocación, de conformidad con el artículo 14 de los
Estatutos.

Las vacantes que se presenten podrán ser cubiertas por miembros activos del municipio que reúnan los requisitos reglamentarios. El nombramiento corresponderá al Comité Directivo Municipal a
propuesta del Presidente y deberá ser ratificada por la Asamblea Municipal. Los miembros
designados tendrán derecho a voz y voto desde el momento de la aprobación del Comité Directivo
Municipal.

Artículo 67. El Comité Directivo Municipal, además de las establecidas en el artículo 90 de los Estatutos, tendrá las siguientes funciones:

a) Aprobar su presupuesto anual de ingresos y egresos;

b) Enviar al Comité Directivo Estatal los informes parciales que le solicite;

c) Dar seguimiento al plan nacional de actividades del Comité Ejecutivo Nacional y a las medidas que el Comité Directivo Estatal implemente para su cumplimiento;

d) Elaborar anualmente los programas de actividades específicas a que hace referencia la fracción VI del artículo 90 de los Estatutos;

e) Designar a los representantes de Acción Nacional ante los organismos electorales municipales, o en su caso delegar esta facultad en el Presidente o Secretario General del propio Comité;

f) Reunirse, por lo menos una vez al mes, con los coordinadores de los Subcomités Municipales para evaluar los resultados obtenidos de los programas anuales de actividades específicas y para desarrollar nuevas estrategias;

g) Llevar puntual registro de miembros adherentes, mantener actualizado el padrón de miembros activos de su localidad y notificar periódicamente al Comité Directivo Estatal cualquier modificación del mismo, de acuerdo con el Reglamento de Miembros del Partido y el Manual de Procedimientos de Afiliación, y

h) Llevar puntual registro de las actividades de los miembros activos del municipio de acuerdo con lo señalado en la fracción XVI del artículo 89 de los Estatutos.

Artículo 68. El Presidente del Comité Directivo Municipal tendrá las siguientes atribuciones:

a) Proponer a la Asamblea a los miembros del Comité Directivo Municipal;

b) Proponer al Comité Directivo Municipal los nombramientos de Secretario General, Tesorero y
titulares de las secretarías que lo integrarán;

c) Convocar y presidir las sesiones del Comité Directivo Municipal;

d) Mantener contacto permanente con el Comité Directivo Estatal;

e) Cumplir y vigilar la observancia en su jurisdicción de los Estatutos Generales, reglamentos y auxiliarse con los manuales del Partido;

f) Cumplir y vigilar la observancia de los acuerdos de los Comités Nacional, Estatal y Municipal; de los acuerdos de los Consejos Nacional y Estatal y de todas las Asambleas y Convenciones;

g) Coordinar, auxiliado por el Secretario General, las actividades de las diversas secretarías, comisiones y subcomités;

h) Supervisar y orientar las campañas electorales municipales y ratificar el nombramiento de los coordinadores de campañas;

i) Establecer relaciones con las organizaciones intermedias e instituciones públicas de su municipio;

j) Representar al Partido en el ámbito municipal;

k) Participar en las campañas electorales del Partido;

l) Mantener relaciones con los gobiernos y funcionarios públicos emanados del Partido;

m) Entregar a su sucesor, bajo inventario, los archivos y bienes muebles e inmuebles del Partido,

y

n) Las demás que señalen los Estatutos y Reglamentos del Partido.

Artículo 69. El Secretario General del Comité Directivo Municipal tendrá las siguientes funciones:

a) Será responsable del buen funcionamiento de las oficinas del Partido;

b) Citará a las sesiones del Comité Directivo Municipal;

c) Supervisará la organización de las Asambleas y Convenciones Municipales;

d) Elaborará con el Presidente el orden del día de las reuniones a que se refieren los dos incisos
anteriores;

e) Formulará y archivará las actas de Asambleas, Convenciones y sesiones del Comité Directivo
Municipal, y llevará un registro de los acuerdos;

f) Dará seguimiento a los acuerdos de las Asambleas, Convenciones y Comité Municipal;

g) Atenderá los asuntos que se le presenten y los distribuirá a las instancias o dependencias correspondientes del Comité Directivo Municipal para su solución;

h) Verificará el cumplimiento de los requisitos y la observancia de los plazos legales, estatutarios y reglamentarios, relativos a la organización y el funcionamiento del Partido en el municipio;

i) Transmitirá la información o documentación que deba enviarse al Comité Directivo Estatal, y

j) Desempeñará las demás funciones que le encomiende el Presidente del Comité Directivo
Municipal.

Artículo 70. En caso de ausencia del Presidente, éste será sustituido por el Secretario General. Si la ausencia es mayor a tres meses, el Comité Directivo Municipal deberá informar inmediatamente al Comité Directivo Estatal y solicitará se autorice la convocatoria a la Asamblea dentro de un término de 30 días para elegir un nuevo Presidente que terminará el período.

Artículo 71. Los titulares de las secretarías se ajustarán a las decisiones del Comité Directivo Municipal y seguirán los lineamientos indicados en los manuales emitidos por las secretarías del
Comité Ejecutivo Nacional. Asimismo, presentarán por escrito, cada seis meses, al Comité Directivo Municipal, un informe de sus metas y logros y el programa de sus próximas actividades.

CAPITULO X

DE LOS SUBCOMITÉS MUNICIPALES

Artículo 72. Se entiende por Subcomités Municipales las estructuras que los Comités Directivos Municipales integren en las secciones electorales.

El Comité Directivo Municipal es responsable de promover el desarrollo del Partido en todas las secciones electorales de su municipio.

Artículo 73. Los Comités Directivos Municipales determinarán en coordinación con el Comité Directivo Estatal, el número de los Subcomités necesarios para la organización básica del municipio.

Los Subcomités podrán integrar en su jurisdicción hasta diez secciones electorales tomando en
cuenta el número de miembros activos y el listado nominal de electores, de acuerdo al programa de organización correspondiente. En todos los casos las secciones deberán ser contiguas y en lo posible demográficamente homogéneas.

Artículo 74. Cada Subcomité deberá integrarse cuando menos con un coordinador general, un subcoordinador general, un responsable de actividades de promoción ciudadana, un responsable de formación y un responsable de actividades electorales, quienes durarán hasta 12 meses en su encargo Los miembros activos de cada Subcomité elegirán al coordinador de entre una terna, integrada por miembros de mismo Subcomité, propuesta por el Comité Directivo Municipal. El coordinador podrá ser ratificado hasta por 12 meses más por acuerdo del propio Comité y previa votación a los propios miembros del Subcomité.

El coordinador del Subcomité será el responsable de mantener la coordinación y comunicación con su Comité Directivo Municipal y de organizar a los miembros activos para desarrollar las actividades señaladas en el artículo 77 de este Reglamento.
Para la planeación y ejecución de sus actividades, los miembros activos del Subcomité deberán reunirse, por lo menos, dos veces al mes.

Artículo 75. Los Subcomités dependen directamente de su correspondiente Comité Directivo Municipal, por lo que sus actividades deberán subordinarse a los lineamientos generales de los programas de actividades específicas que el Comité elabore anualmente y a los programas que el mismo Subcomité acuerde para su jurisdicción.

Artículo 76. Para la integración de los miembros activos a la organización básica del Partido, el
Comité Directivo Municipal le notificará a cada miembro el Subcomité que le corresponde de acuerdo a su domicilio y el lugar en donde se reúne.

Artículo 77. De acuerdo con las funciones señaladas en el artículo 91 de los Estatutos Generales, los miembros activos organizados en los Subcomités Municipales desarrollarán las siguientes
actividades:

a) Participar en las sesiones ordinarias convocadas por el coordinador;

b) Organizar cursos de formación y capacitación cívico política;

c) Participar en todas las campañas político electorales promoviendo el voto y la participación
en favor de los candidatos de Acción Nacional;

d) Mantener comunicación con los ciudadanos inscritos en el padrón electoral de las secciones
que conformen el subcomité para fomentar la inserción del Partido en la sociedad;

e) Trabajar activamente en la promoción y desarrollo social de la comunidad en la que militan,
promoviendo la solución de sus problemas mediante políticas públicas y mediante la
participación de la propia comunidad;

f) Promover el ingreso de nuevos miembros adherentes al Partido, bajo la coordinación del
responsable de afiliación del Comité Directivo Municipal;

g) Reclutar a los representantes de casilla de su jurisdicción, y

h) Las que señale el manual del Comité Ejecutivo Nacional.

CAPITULO XI

DE LAS DELEGACIONES MUNICIPALES

Artículo 78. Cuando un Comité Directivo Municipal no funcione regularmente conforme al artículo
90 de los Estatutos Generales y al presente Reglamento deberá ser sustituido por una Delegación Municipal, designada por el Comité Directivo Estatal correspondiente, de acuerdo al segundo párrafo del artículo 92 de los Estatutos que tendrá a su cargo la representación, organización y
dirección del Partido en el municipio.

Las delegaciones municipales se equiparan, para los efectos de este Reglamento, a los Comités
Directivos Municipales.

Artículo 79. Para poder ser integrante de una Delegación Municipal, se requiere tener cuando menos seis meses como miembros activos. En los casos de fundación del Partido se requerirá que
sus integrantes sean miembros activos.

Artículo 80. Las Delegaciones Municipales tienen como objetivo lograr el funcionamiento del Partido en su municipio, por lo que deberán cumplir específicamente con las fracciones I, III, VII,
VIII y IX del artículo 90 de los Estatutos Generales. Deberán dar prioridad a los trabajos de organización, y una vez logrado el funcionamiento regular del Partido podrán proponer al Comité
Directivo Estatal correspondiente se convoque a Asamblea para la elección del Comité Directivo
Municipal.

Artículo 81. Para la sustitución de un Comité Directivo Municipal por una Delegación Municipal,
deberá seguirse el siguiente procedimiento:

a) En sesión de Comité Directivo Estatal el Secretario General presentará un dictamen basado
en un diagnóstico realizado por la Secretaría Estatal de Organización sobre el Comité Directivo
Municipal en cuestión, en el cual se determine el estado que guarda el Partido en el municipio y
el cumplimiento de las obligaciones estatutarias y reglamentarias del Comité Directivo
Municipal;

b) El Comité Directivo Estatal analizará la documentación presentada y, de considerarlo procedente, por mayoría de votos tomará un acuerdo sobre la aplicación del artículo 92 de los
Estatutos Generales del Partido;

c) En caso de acordarse la sustitución, el Comité Directivo Estatal designará a los miembros activos que integrarán la Delegación Municipal y nombrará una comisión que la instalará;

d) El Secretario General notificará el acuerdo al Comité Directivo Municipal que será sustituido y
supervisará la entrega-recepción de los bienes del Partido, y

e) El Presidente, el Secretario General y el Tesorero del Comité Directivo Municipal sustituido deberán entregar bajo inventario todos los bienes y recursos del Partido en el municipio, conforme al Manual de Organización, en la fecha y hora determinada por el Comité Directivo Estatal;

Artículo 82. Cuando a juicio del Comité Directivo Estatal una Delegación Municipal no esté operando de acuerdo a lo dispuesto en el presente capítulo, deberá modificar parcial o totalmente la Delegación. Las Delegaciones Municipales podrán durar en funciones hasta 12 meses, con las excepciones que establece el inciso d) del artículo 30 de este reglamento.

Artículo 83. Los acuerdos de los Comités Directivos Estatales sobre la sustitución de Comités Directivos Municipales por Delegaciones, sobre la designación de Delegaciones Municipales, así como de la modificación de los integrantes de éstas, deberán hacerse del conocimiento de la Secretaría General y de Organización del Comité Ejecutivo Nacional, a más tardar 24 horas después de la sesión en que se tome el acuerdo.

TRANSITORIOS

Artículo 1°. El presente Reglamento entrará en vigor a partir del día 25 de abril de 2002.

Artículo 2°. Las Asambleas y procesos de renovación de Comités que hayan sido convocadas con anterioridad a esta fecha, se sujetarán a las normas vigentes al momento de su Convocatoria.

Artículo 3°. Se abroga el Reglamento para el Funcionamiento de los Organos Estatales y el
Reglamento para el Funcionamiento de los Órganos Municipales vigentes a partir 1 de enero de
1997 y del 1 de mayo de 1998, respectivamente.

El presente Reglamento fue aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión extraordinaria del 19 de abril del 2002.

REGLAMENTO DE MIEMBROS DEL PAN.
Reglamento de Miembros de Acción Nacional
CAPITULO I

DISPOSICIONES PRELIMINARES

Artículo 1. El presente Reglamento tiene la finalidad de regular los procesos de afiliación, participación y defensa de los derechos de los miembros del Partido Acción Nacional.

Artículo 2. Los plazos que establece este Reglamento se contarán a partir del día siguiente a aquél en que se realice el acto de que se trate, y todos los días se considerarán hábiles.

Artículo 3. El proceso de afiliación es responsabilidad del Comité Ejecutivo Nacional por conducto del Registro Nacional de Miembros.

La ejecución administrativa del proceso se hará a través del Manual de Procedimientos de Afiliación, cuya observancia será obligatoria para todos los órganos del Partido.

Los órganos responsables del proceso de afiliación están obligados a proporcionar el servicio con eficiencia y estricto apego a la normatividad.

Artículo 4. La administración del proceso de afiliación en materia de captura y expedición de credenciales podrá delegarse parcialmente en los órganos directivos estatales mediante la firma del convenio respectivo, que tendrá las características y duración que el Registro Nacional de Miembros determine.

Artículo 5. El Comité Ejecutivo Nacional dispondrá las acciones y programas para mantener actualizada la información del padrón nacional de miembros en todos los estados y municipios del país.

También acordará las medidas extraordinarias que estime pertinentes para garantizar la adecuada prestación del servicio de afiliación e implementará, en su caso, mecanismos expeditos para el adecuado desarrollo del proceso.

Asimismo adoptará las medidas necesarias para organizar la afiliación de mexicanos residentes en el extranjero, en los términos de la legislación vigente que sea aplicable.

La membresía de estas personas será tomada en cuenta para trámites y antigüedad en caso de retornar al país.

Artículo 6. Todos los miembros tendrán una credencial que acredite su pertenencia al Partido.

La credencial de miembro adherente será expedida por el comité directivo estatal, pudiendo delegar esta función en los comités directivos municipales, previo acuerdo en sesión del propio órgano estatal. El formato de la credencial será único para el estado y será determinado por el órgano estatal.

La credencial de miembro activo será expedida por el Comité Ejecutivo Nacional o, de existir el convenio correspondiente, por el comité directivo estatal respectivo. El formato de credencial de miembro activo será único en el país y determinado por el Registro Nacional de Miembros.

Artículo 7. Todos los miembros del Partido deberán estar inscritos en el padrón nacional. Sólo será reconocida la membresía que se encuentre asentada en el Registro Nacional de Miembros y únicamente serán válidos los padrones emitidos por esta instancia.

Los padrones del Partido estarán disponibles para el uso de los órganos competentes, funcionarios públicos electos emanados de Acción Nacional y de miembros activos con comisiones específicas cuyo desempeño lo requiera. Asimismo serán públicos y estarán a la vista para su consulta en los medios más adecuados.

Artículo 8. La solicitud de trámite de afiliación deberá concluir en los plazos y términos establecidos para el efecto, siempre que cumplan con las disposiciones reglamentarias y de procedimiento del caso. La recepción de la solicitud para el trámite de afiliación no obliga al Partido a la aceptación del interesado como miembro activo.

De no cumplirse con las disposiciones establecidas o de estimarse irregularidades al solicitar el ingreso, el órgano encargado de gestionar el trámite podrá negarle el mismo.

Artículo 9. La afiliación a Acción Nacional es un acto personal, libre y voluntario del aspirante, que manifiesta su identificación con los principios y programas del Partido y su deseo de contribuir efectivamente al logro de los objetivos partidarios.

En ningún caso la afiliación podrá ser producto de presión, compromiso hacia terceros o promesa de beneficio personal, ni podrá resultar de un acto de adhesión corporativa.

Los órganos competentes del Partido podrán rechazar cualquier trámite que implique manipulación interesada en la afiliación de aspirantes. Este hecho será considerado como falta grave a la disciplina en los términos de la fracción VI del artículo 13 de los Estatutos Generales del Partido.

Las responsabilidades por negligencia o descuido en los trámites señalados en los artículos 12, 15, 17, 18, 19 y 20 de este Reglamento serán considerados para los supuestos previstos en las fracciones I, II y V del artículo 13 de los mismos Estatutos.

Artículo 10. Los órganos directivos que conozcan de las faltas referidas en el artículo anterior, acordarán la sanción correspondiente o turnarán la solicitud de la misma a la Comisión de Orden respectiva, según sea el caso. Si la falta es cometida por algún comité directivo, el órgano superior presentará oportunamente el caso a su Comisión de Asuntos Internos a efecto de que se determine lo conducente.

CAPÍTULO II

DE LOS MIEMBROS ADHERENTES

Artículo 11. Son miembros adherentes aquellas personas a que se refiere el artículo 9 de los Estatutos Generales y que hayan obtenido su ingreso de acuerdo a lo establecido por este Reglamento y el Manual de Procedimientos de Afiliación.

Para ser miembro adherente es necesario tener 18 años cumplidos al día de llenado de su solicitud y contar con su credencial de elector actualizada o el instrumento que la sustituya.

Artículo 12. El interesado deberá llenar la solicitud correspondiente ante el Comité Directivo Municipal o Estatal con jurisdicción en el lugar de su domicilio. El proceso de afiliación de adherentes también podrá llevarse a cabo a través de los mecanismos habilitados para el caso en términos del artículo 5 de este Reglamento.

Satisfecho lo anterior, el órgano responsable expedirá al interesado el comprobante respectivo que constituirá la garantía de su trámite y, en caso de aceptación, se considerará como fecha de alta en el padrón aquélla en que fue recibida la solicitud.

Artículo 13. El miembro adherente no goza de derechos ni contrae obligaciones con el Partido, a excepción de las prerrogativas que, en su momento, le otorguen los órganos nacionales facultados para el caso.

No obstante, el miembro adherente será sujeto de los esfuerzos de comunicación que emprenda la institución, así como de invitaciones regulares a los eventos partidarios de diversa índole.

El miembro adherente no está obligado a convertirse en miembro activo.

CAPITULO III

DE LOS MIEMBROS ACTIVOS

Artículo 14. Son miembros activos de Acción Nacional los ciudadanos que, cumpliendo con lo establecido por el artículo 8 de los Estatutos Generales del Partido, hayan obtenido su ingreso de acuerdo a las disposiciones relativas de este Reglamento y del Manual de Procedimientos de Afiliación.

Artículo 15. Para solicitar la membresía de miembro activo el interesado deberá:

a) Tener, al menos, 6 meses de antigüedad como miembro adherente al día de llenado de la solicitud, con excepción de los casos contemplados en el inciso d) del artículo 8 de los Estatutos;

b) Presentarse personalmente ante el Comité Directivo Municipal o Estatal con jurisdicción en el lugar de su domicilio y llenar de conformidad la solicitud correspondiente;

c) Acreditar el curso de introducción al Partido. Para efectos de trámite, el curso tendrá vigencia de dos años entre la fecha del comprobante que lo respalda y la fecha de llenado de la solicitud, y

d) Haber participado en alguna de las actividades cívico-políticas y electorales determinadas y organizadas por los órganos directivos competentes.

Al ser recibida una solicitud de afiliación, el comité respectivo entregará al interesado el comprobante correspondiente que será la garantía de su trámite.

Artículo 16. El solicitante deberá obtener el aval de un miembro activo perteneciente al padrón de la misma entidad federativa en que resida y con derechos vigentes a la fecha de llenado de la solicitud.

En ningún caso un miembro activo podrá avalar el ingreso de más de 20 personas por año calendario. Los integrantes de un Comité Directivo Municipal o Comité Directivo Estatal no podrán avalar en su municipio solicitudes de afiliación mientras dure el periodo de su encargo.

Artículo 17. Las solicitudes serán aprobadas o rechazadas por simple mayoría de votos de los integrantes del Comité Directivo Municipal o Estatal, según sea el caso, en sesión que tendrá lugar a más tardar 30 días después de su recepción.

La aceptación o rechazo de las solicitudes quedarán asentados, según sea el caso, en el acta de la sesión correspondiente y, a más tardar cinco días después de celebrada la misma, deberá notificarse por escrito al aspirante del resultado de su trámite.

Salvo en los casos en que no exista o no funcione regularmente un Comité Directivo Municipal, se entenderá que el órgano directivo municipal siempre se constituirá como primera instancia en el proceso de afiliación de miembros activos.

En todo caso, se considerará como fecha de alta en el padrón, aquella en que fue recibida la solicitud de miembro activo.

Artículo 18. El comité directivo correspondiente rechazará la solicitud cuando:

a) A su juicio el solicitante no reúna los requisitos establecidos en los Estatutos Generales y en este Reglamento, o

b) Demuestre fehacientemente que el solicitante haya incurrido en actos de indisciplina o conductas contrarias a los principios de Acción Nacional durante el tiempo de su adherencia.

El órgano directivo superior a aquél que acepta en primera instancia podrá revocar la decisión, siempre que lo haga antes de que la inscripción quede asentada en el Registro Nacional de Miembros y que demuestre fehacientemente a éste último que el solicitante no cumplía con los requisitos para ser aceptado o que medie causa grave que constituya impedimento.

Artículo 19. En caso de que el interesado no obtenga respuesta sobre su afiliación en el plazo
señalado en el artículo 17, estará en posibilidad de acudir al comité directivo superior para que
resuelva sobre su aceptación mediante el llenado del formato correspondiente.

Igualmente, en caso de inconformidad por la resolución del comité correspondiente, el interesado podrá acudir al órgano directivo superior para que, en segunda instancia, resuelva sobre su solicitud.

En ambos casos, el solicitante podrá acudir al comité de segunda instancia por sí o por conducto de su aval, para que éste resuelva en un plazo no mayor a 30 días.

Dicha resolución tendrá carácter definitivo si es en el sentido de aceptar su afiliación, y una vigencia de 3 años si es en el sentido de rechazarla.

Artículo 20. Si el solicitante ha sido miembro de otro partido durante los 3 años previos a la solicitud de su ingreso, deberá acreditar con el documento respectivo que renunció a aquél en fecha anterior a su ingreso como adherente, y el Comité Directivo Municipal sólo podrá acordar su aceptación previa consulta con el Comité Directivo Estatal.

Si el solicitante presentó renuncia pública o fue excluido del Partido, el Comité Ejecutivo Nacional podrá acordar su readmisión en términos de lo dispuesto por la fracción XVI del artículo 62 de los Estatutos Generales. Si la renuncia se presentó en los términos del primer párrafo del artículo 30 de este Reglamento, la readmisión podrá ser acordada por el Comité Directivo Estatal correspondiente.

CAPITULO IV

DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS MIEMBROS ACTIVOS

Artículo 21. Los miembros activos tienen los derechos, obligaciones y garantías que les otorgan los Estatutos Generales y los reglamentos del Partido.

El afiliado está obligado a cumplir con las disposiciones vigentes, a aceptar las determinaciones y acuerdos emanados de los órganos competentes y a participar en forma permanente y disciplinada en la consecución de los objetivos del Partido.

Se considerará que un miembro activo tiene suspendidos sus derechos cuando medie resolución de la comisión de orden respectiva.

Se asumirá que un miembro activo no tiene derechos vigentes cuando el órgano directivo correspondiente certifique que ha incumplido las obligaciones señaladas en el artículo 22 y demás relativos de este Reglamento.

La suspensión de derechos implica que el miembro activo no podrá ejercerlos durante el tiempo que dure la sanción, pero no le exime del cumplimiento de las obligaciones establecidas en los incisos d) y e) del artículo 22 de este ordenamiento y en el caso de funcionarios públicos las cuotas a que se refiere el Reglamento respectivo.

Artículo 22. En los términos de la fracción II del artículo 10 de los Estatutos, el miembro activo está obligado a:

a) Participar en al menos una de las actividades permanentes conforme a los programas y planes de trabajo de los grupos homogéneos, subcomités y comités directivos del Partido de su jurisdicción;

b) Asistir durante el año a por lo menos un seminario, curso o conferencia, organizado por el subcomité o comités directivos del Partido de su jurisdicción;

c) Colaborar durante el año en alguna campaña electoral en que participe el Partido;

d) Contribuir económicamente con el Partido mediante una cuota en los términos del artículo 23 de este Reglamento, y

e) Informar oportunamente su cambio de domicilio y actualizar al mismo tiempo su credencial para votar o el instrumento que la sustituya.

El cumplimiento de las obligaciones establecidas en los incisos anteriores quedará asentado en la Cartilla de Obligaciones de cada miembro.

El año a que se refiere los incisos b) y c) se contabiliza con respecto a la fecha de celebración de la Asamblea, Convención o elección interna en que el militante pretenda ejercer sus derechos.

Aquellos miembros que tengan cumplidos 60 años de edad quedarán exentos del cumplimiento de las obligaciones anteriores a excepción de lo señalado en el inciso e).

Artículo 23. Los miembros activos aportarán una cuota mensual cuyo monto será fijado por el propio militante pero que no podrá ser inferior a la sexta parte de un día de salario mínimo vigente en la entidad al momento de pago.

El monto de la cuota podrá ser modificado a petición del miembro activo. La variación en la aportación surtirá efectos a partir del mes siguiente de la solicitud y de ninguna forma será retroactiva sobre adeudos pendientes.

Los miembros activos que sean designados servidores públicos en los gobiernos emanados del partido, que por su encargo devenguen una percepción bruta igual o superior a 10 salarios mínimos vigentes en el lugar en que desempeñan el cargo, contribuirán al sostenimiento del comité municipal en el que tengan establecido su domicilio, con el 2% de su percepción neta después de descontar los impuestos correspondientes; incluídas todas las remuneraciones que reciban por el ejercicio de su cargo cualquiera que sea la denominación que les de la entidad pagadora.

Artículo 24. En el caso de miembros activos que a su vez sean funcionarios o empleados de un Comité Directivo Estatal o del Comité Ejecutivo Nacional, su labor en estas instancias será tomada en cuenta para las exigencias del artículo 22 a excepción de lo señalado en los incisos d) y e).

De igual forma, en el caso de miembros activos que a su vez ocupen un cargo como funcionarios públicos federales, estatales o municipales emanados de Acción Nacional, su labor pública será tomada en cuenta para las exigencias del artículo 22 a excepción de lo señalado en los incisos d) y e) y lo establecido en el Reglamento correspondiente a los funcionarios públicos.

Artículo 25. Para poder acreditarse como delegado numerario a una Asamblea o Convención, el miembro activo, además de mantener sus derechos vigentes, deberá tener cumplidos, al menos, 6 meses como tal al día del evento, con excepción de las elecciones de candidatos a Presidente de la República y gobernadores, donde se requerirán solamente 3 meses.

Para el efecto, al momento de expedición de la convocatoria correspondiente, el órgano directivo municipal, a través de sus subcomités o mediante el mecanismo que lo sustituya a falta de éstos, comunicará por escrito a los miembros activos de su jurisdicción sobre la vigencia o no de sus derechos. Los miembros activos podrán realizar las aclaraciones del caso hasta la fecha que establezca el ordenamiento expedido para ese fin.

Los funcionarios públicos de elección, para poder acreditarse, también deberán estar al corriente en el pago de las cuotas específicas del cargo, de acuerdo al Reglamento correspondiente.

Artículo 26. Cuando un miembro del Partido sea invitado a ocupar un cargo como funcionario público de designación, con responsabilidad de mando, en un gobierno que no sea emanado de Acción Nacional, antes de manifestar su aceptación, deberá pedir autorización al Comité Directivo Estatal correspondiente.

Si el interesado forma parte de ese comité, pedirá autorización al órgano directivo inmediato superior.

Artículo 27. Los miembros activos permanecerán adscritos al padrón nacional en el municipio correspondiente al lugar de domicilio manifestado en su solicitud, mismo que deberá coincidir con el domicilio asentado en el padrón del Registro Federal de Electores o el órgano que lo sustituya, con excepción de los miembros contemplados en el párrafo tercero y cuarto del artículo 5 de este Reglamento.

En caso de cambio de domicilio, el miembro activo realizará el trámite correspondiente ante el Registro Nacional de Miembros, respaldando su petición con el movimiento equivalente ante el órgano electoral correspondiente.

En caso de controversia, el miembro deberá quedar adscrito al padrón nacional en el municipio que corresponda al domicilio señalado en el padrón del Registro Federal de Electores o el órgano que lo sustituya. Cualquier situación no prevista será resuelta por el Registro Nacional de Miembros.

CAPITULO V

DE LA SEPARACIÓN DE LOS MIEMBROS Y LAS BAJAS AL PADRÓN

Artículo 28. Los miembros del Partido causarán baja del padrón por los siguientes motivos:

a) Exclusión;

b) Fallecimiento;

c) Renuncia;

d) Ausencia certificada;

e) Invalidez de tramite, o

f) Depuración.

Artículo 29. Los miembros adherentes también podrán ser dados de baja por indisciplina, actos u omisiones que dañen al Partido, o causas graves que lo ameriten a juicio del Comité Directivo Municipal o Estatal. La solicitud de baja se hará ante el Registro Nacional de Miembros, previo acuerdo del órgano directivo superior al de la instancia que solicita la baja.

La resolución de baja del padrón deberá notificarse al afectado, quien tendrá hasta 5 días para recurrir la decisión ante el mismo órgano directivo. La resolución definitiva se tomará en un plazo que no exceda 30 días después de presentado el recurso.

Quien haya sido dado de baja como miembro adherente sólo podrá solicitar su readmisión después de transcurridos 3 años de ocurrida.

Artículo 30. Se considerará renuncia pública cuando ésta no se presente ante algún órgano directivo del Partido o también cuando, por la significación del acto, un miembro activo:

a) Deliberadamente realice declaraciones públicas sobre su renuncia;

b) Sea candidato de otro partido sin el permiso del Comité Ejecutivo Nacional;

c) Se afilie a otro partido;

d) Siendo funcionario público de elección se declare independiente o se sume a la fracción de otro partido;

e) Represente a otro partido ante órganos electorales sin el permiso expreso del comité directivo correspondiente, o

f) Acepte un cargo en un gobierno no emanado del PAN sin autorización previa del comité correspondiente.

En caso de renuncia pública, la persona podrá solicitar su readmisión hasta pasado los 3 años de que haya ocurrido. En los demás casos podrá solicitarlo hasta pasado un año.

Ninguna renuncia tendrá preeminencia sobre el resultado de un proceso de sanción que devenga en exclusión.

Artículo 31. Se certificará la ausencia de un miembro cuando, después de al menos 6 meses de haber dejado de cumplir con las obligaciones estipuladas en el artículo 22 de este reglamento, el órgano municipal o estatal corrobore que el mismo ya no reside en el domicilio manifestado por el padrón del Registro Nacional de Miembros.

En el caso de miembros adherentes, basta con certificar que el afiliado ya no reside en el domicilio reportado en el padrón.

Los miembros que por causa justificada deban ausentarse de su lugar de residencia por más de un año, estarán obligados a notificarlo por escrito a su órgano directivo municipal a fin de que no sean dados de baja, quedando exentos de las obligaciones señaladas en los incisos a), b), c) y e) del artículo 22 de esta Reglamento.

Artículo 32. En caso de que se compruebe que, en un plazo máximo de 18 meses, un trámite de afiliación no cumplió con los requisitos previstos por los ordenamientos vigentes, el Registro Nacional de Miembros podrá declarar la invalidez del trámite, independientemente de que el miembro haya ejercido derechos y cumplido obligaciones, teniendo como consecuencia la baja del padrón.

Para tal efecto, el órgano que gestione la declaración de invalidez del trámite, turnará al Registro Nacional de Miembros la solicitud formal, acompañada del dictamen correspondiente a fin de que se proceda en consecuencia, notificando del hecho al miembro para que pueda presentar su inconformidad a la misma instancia nacional en un plazo que no exceda de 5 días.

Artículo 33. La baja por depuración del padrón sólo tendrá lugar como resultado de la aplicación de un programa específico instruido por el Registro Nacional de Miembros.

CAPITULO VI

DE LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS MILITANTES

Artículo 34. La Comisión de Conciliación y Defensa de los Derechos de los Militantes fungirá, además de las atribuciones de mediación y avenimiento, como instancia de defensa de los militantes que consideren vulnerados sus derechos.

Artículo 35. A petición de los miembros activos del Partido, la Comisión atenderá todos aquellos asuntos que, presuntamente, puedan representar violaciones a los derechos de los militantes establecidos en el artículo 10 de los Estatutos.

La solicitud deberá ser presentada, en lo individual, por el miembro activo ofendido, a más tardar 90 días después del acto que se reclame. Las solicitudes solamente podrán ser presentadas cuando el miembro activo en mención haya agotado todas las instancias estatutarias y reglamentarias.

La actuación de la Comisión tendrá la finalidad de recomendar a todos los órganos partidarios que sus decisiones se apeguen a las normas estatutarias y reglamentarias del Partido.

Artículo 36. La Comisión, para emitir su resolución, deberá estudiar y analizar la solicitud presentada y, en todo momento, garantizará el derecho de audiencia de las partes involucradas. En este sentido podrá solicitar a cualquier órgano del Partido la información y documentos necesarios para el mejor desahogo de sus trabajos.

Cumplido el procedimiento señalado, la Comisión emitirá su resolución que podrá ser de:

a) Recomendación, cuando se estime que algún órgano del Partido haya violentado los derechos del militante. Las recomendaciones emitidas no serán vinculatorias, o

b) Desecho, cuando se estime que la solicitud del miembro activo sea improcedente.

Todas las resoluciones deberán ser emitidas, a más tardar, en los 90 días siguientes a la fecha de presentación de la solicitud. En caso de inconformidad, el miembro activo podrá recurrir la decisión ante la misma Comisión en un plazo no mayor a cinco días de la notificación. La Comisión resolverá en definitiva, a más tardar, en los 30 días siguientes a la presentación de la inconformidad.

Artículo 37. La Comisión no podrá atender aquellas solicitudes que versen sobre asuntos que sean competencia de las comisiones de orden.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

Artículo Primero. El presente Reglamento entrará en vigor el día 15 de marzo de 2003.

Artículo Segundo. Los procedimientos de afiliación de miembros activos que se inicien hasta de 1 de mayo de 2003 se regirán por lo dispuesto en el Reglamento vigente hasta el 14 de marzo de 2003.

Artículo Tercero. Se abroga el Reglamento de Miembros de Acción Nacional aprobado el 6 de diciembre de 1996, vigente desde el 1 de diciembre de 1997.

El presente Reglamento fue aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión ordinaria del 10 de enero de 2003.

REGLAMENTO DE SANCIONES.
Reglamento de Sanciones

Vigente a partir del 1° de febrero de 2006
CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

SECCION I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. El presente reglamento tiene como objeto establecer las normas y procedimientos aplicables para la imposición de sanciones que en los casos de indisciplina, incumplimiento de sus cargos o infracción a los Estatutos y Reglamentos del Partido Acción Nacional, sean cometidos por los miembros activos del mismo; sus disposiciones son de observancia general y las autoridades del Partido velarán por su estricta aplicación y cumplimiento.

Asimismo es reglamentario de los artículos 13 a 16, 55 a 60, 80 a 85 y 92-X de los Estatutos Generales de Acción Nacional relativos a las sanciones aplicables a los miembros activos del Partido.

Artículo 2. La interpretación del presente reglamento para su aplicación, se hará atendiendo al sentido gramatical de la disposición, así como los principios generales del derecho, buscando siempre la equidad en la aplicación de la norma, y de acuerdo a lo dispuesto por el artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La Comisión Nacional de Orden podrá interpretar las disposiciones contenidas en el presente Reglamento, sin que ello suspenda los plazos en los que deberá resolver la Comisión Estatal.

En materia de procedimiento y a falta de disposición expresa, la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, se aplicará en forma supletoria.

Artículo 3. Son principios rectores en la aplicación del presente reglamento, los de certeza, legalidad, equidad, objetividad, imparcialidad, independencia y justicia; así como los valores y principios de doctrina del Partido.

Artículo 4. El Comité Ejecutivo Nacional y los Comités Directivos Estatales están obligados a facilitar los recursos humanos y materiales necesarios para que las Comisiones de Orden correspondientes puedan cumplir con su cometido.

SECCION II
DE LAS AUTORIDADES Y SU COMPETENCIA

De las autoridades para la imposición de sanciones
Artículo 5. Son autoridades para la imposición de sanciones:
I. El Comité Ejecutivo Nacional.
II. El Presidente del Comité Ejecutivo Nacional.
III. Los Comités Directivos Estatales.
IV. Los Presidentes de los Comités Directivos Estatales.
V. Los Comités Directivos Municipales.
VI. Los Presidentes de los Comités Directivos Municipales
VII. La Comisión de Orden del Consejo Nacional y
VIII. Las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales.

De la competencia del Comité Ejecutivo Nacional
Artículo 6. El Comité Ejecutivo Nacional , tiene competencia para:
I. Aplicar las sanciones siguientes:
a. Amonestación.
b. Privación del cargo o comisión partidista.
c. Cancelación de precandidatura o candidatura.
II. Declarar expulsados del Partido a los miembros activos que se encuentren en alguno de los supuestos previstos por el artículo 33 del presente Reglamento.
III. Previo acuerdo solicitar a la Comisión de Orden que corresponda la imposición de las sanciones previstas en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional.
IV. Conocer y resolver sobre los Recursos de Revocación de sanciones que hubiere impuesto.
V. Imponer la sanción provisional de suspensión de derechos hasta por 12 meses.

De la competencia del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional
Artículo 7. El Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, tiene competencia para sancionar con Amonestación a los miembros activos del Partido.

De la competencia de los Comités Directivos Estatales
Artículo 8. Los Comités Directivos Estatales, con relación a los miembros activos del Partido inscritos en el padrón de miembros del Estado que corresponda, tienen competencia para:
I. Aplicar las sanciones siguientes:
a. Amonestación.
b. Privación del cargo o comisión partidista.
c. Cancelación de precandidatura o candidatura.
II. Declarar expulsados del Partido a los miembros activos que se encuentren en alguno de los supuestos previstos por el artículo 33 del presente Reglamento.
III. Solicitar, previo acuerdo, a la Comisión de Orden de su entidad la imposición de las sanciones previstas en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, así como cuando se trate de miembros activos de una entidad distinta y que hayan cometido una infracción en el territorio de la entidad federativa que corresponda al Comité.
IV. Conocer y resolver sobre los Recursos de Revocación sobre las sanciones que hubiere impuesto.

De la competencia de los Presidentes de los Comités Directivos Estatales
Artículo 9. Los Presidentes de los Comités Directivos Estatales, con relación a los miembros activos del Partido inscritos en el padrón de miembros del Estado que corresponda, tienen competencia para aplicar la Amonestación.

De la competencia de los Comités Directivos Municipales
Artículo 10. Los Comités Directivos Municipales, con relación a los miembros activos del Partido inscritos en el padrón de miembros del Municipio que corresponda, tienen competencia para:
I. Aplicar las sanciones siguientes:
a. Amonestación.
b. Privación del cargo o comisión partidista.
II. Solicitar, previo acuerdo, a su correspondiente Comité Directivo Estatal la aplicación de la sanción prevista en la fracción III del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional.
III. Solicitar, previo acuerdo, a la Comisión de Orden de su entidad la imposición de las sanciones previstas en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, así como cuando se trate de miembros activos de un Municipio distinto y que hayan cometido una infracción en el territorio municipal que corresponda al Comité.
IV. Conocer y resolver sobre los Recursos de Revocación sobre las sanciones que hubiere impuesto.

De la competencia de los Presidentes de los Comités Directivos Municipales
Artículo 11. Los Presidentes de los Comités Directivos Municipales, con relación a los miembros activos del Partido inscritos en el padrón de miembros del Municipio que corresponda, tienen competencia para aplicar la Amonestación.

De la competencia de la Comisión de Orden del Consejo Nacional
Artículo 12. La Comisión de Orden del Consejo Nacional, tiene competencia para:
I. Conocer y resolver sobre las solicitudes de aplicación de sanciones previstas en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, en los supuestos siguientes:
a. Para los miembros activos del Partido de aquellas entidades en las que los Consejos Estatales no estén constituidos o hayan dejado de funcionar.
b. Para el caso de los miembros del Consejo Nacional, del Comité Ejecutivo Nacional o de los Presidentes de los Comités Directivos Estatales, cuando éstos lo soliciten en los términos del presente Reglamento.
II. Conocer y resolver sobre los Recursos de Reclamación presentados en contra de las resoluciones dictadas por las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales.

De la competencia de las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales
Artículo 13. Las Comisiones de Orden de los Consejos Estatales, son competentes para conocer sobre la aplicación de las sanciones previstas en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional.
Por tanto serán competentes para resolver en primera instancia, de los procedimientos de sanción solicitados contra:
I. Los miembros activos inscritos en el padrón de miembros del Estado que corresponda y
II. De aquellos miembros activos que, no siendo militantes en la entidad, cometan infracciones en el territorio de la correspondiente entidad federativa.

De la excusa de los miembros de las Comisiones de Orden
Artículo 14. Los miembros de las Comisiones de Orden se podrán excusar de conocer asuntos cuando consideren que existe interés personal o circunstancias que no les permiten emitir su voto para la resolución con objetividad e imparcialidad.

Asimismo deberán excusarse aquellos miembros de la Comisión de Orden del Consejo Nacional cuando también sean miembros de la Comisión de Orden del Consejo Estatal cuya resolución sea objeto de la reclamación por resolver.

SECCION III
DISPOSICIONES COMUNES SOBRE SANCIONES

De las sanciones
Artículo 15. Las sanciones que se podrán aplicar, son:
I. Amonestación.
II. Privación del cargo o comisión partidista.
III. Cancelación de precandidatura o candidatura.
IV. Suspensión de derechos partidistas, hasta por 3 tres años.
V. Suspensión provisional de los derechos de miembro activo por actos de corrupción, hasta por un año.
VI. Inhabilitación para ser dirigente o candidato del Partido, hasta por 12 doce años.
VII. Declaratoria de Expulsión.
VIII. Expulsión.

De las infracciones y actos de indisciplina
Artículo 16.
A.- Se consideran infracción de los miembros activos del Partido:
I. El incumplimiento, abandono, o lenidad en el cumplimiento de las obligaciones cívico políticas.
II. El incumplimiento, abandono, o lenidad en el cumplimiento de las obligaciones como miembro activo, dirigente del Partido o responsable de cargo o comisión otorgada por el Partido.
III. La infracción a las normas contenidas en los Estatutos, Reglamentos Código de Ética y demás disposiciones del Partido.
IV. El ataque de hecho o de palabra a los principios, programas y a la dirigencia del Partido.
V. La no participación en la realización de los objetivos del Partido o hacerlo de manera indisciplinada.
VI. No contribuir a los gastos del Partido mediante el pago de cuotas.
VII. Acudir a instancias públicas o privadas ajenas al Partido, para tratar asuntos internos del mismo o para intentar su intromisión en los actos propios del Partido.
VIII. La realización de actos de deslealtad al Partido.
IX. La comisión de actos delictuosos.
X. La comisión de actos de pública inmoralidad o deshonestidad.
XI. Apoyar a candidatos postulados por otros partidos en elecciones en las que Acción Nacional contienda con candidatos propios.
XII. Se afilien o colaboren en la creación de otro partido político.
XIII. Se afilien a una asociación cuyos principios o programas sean contrarios a los de Acción Nacional.
XIV. Acepten ser candidatos de otro partido político sin la previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional.
XV. Cuando siendo funcionarios de elección popular se encuentren en cualquiera de los supuestos siguientes:
a. No aporten oportunamente las cuotas reglamentarias.
b. No rindan informes de sus actividades como funcionarios con la periodicidad que señale el Reglamento respectivo o determine la autoridad responsable de la relación del partido con el cargo de que se trate.
c. Incumplan, abandonen o actúen con lenidad en el cumplimiento de las obligaciones como funcionario público.
d. Incumplan con los preceptos contenidos en el Código de Ética para los Funcionarios Públicos emanados del Partido Acción Nacional
XVI. Las demás que señalen los Estatutos o Reglamentos del Partido.
B.- Se consideran, entre otros, como actos de indisciplina, los siguientes:
I. Desacatar o desobedecer las disposiciones previstas en los Estatutos, Reglamentos y acuerdos tomados por los órganos directivos del Partido;
II. Tratar públicamente asuntos confidenciales y conflictos internos del Partido;
III. Atacar, de hecho o de palabra, las decisiones y acuerdos tomados por los órganos del Partido;
IV. Las demás que señalen los Estatutos o Reglamentos del Partido.

Artículo 17. En ningún caso se podrá solicitar una sanción después de transcurridos 365 días naturales contados a partir del día en que ocurrió la falta o de que se tenga conocimiento de la misma. En caso de que se trate de acciones continuadas o reiteradas, dicho plazo se contará a partir de la última ocasión en que se presentó la conducta sancionable o hayan cesado los efectos.

Se exceptúa de lo anterior el caso de solicitud de sanción de inhabilitación para ser candidato del Partido, por causas de incumplimiento del pago de cuotas de funcionarios y servidores públicos del Partido, para la cual se podrá solicitar en un término de cuatro años contados a partir de la fecha de conclusión del cargo.

Se considera que se tiene por solicitada una sanción cuando se entrega a la Comisión de Orden el acuerdo que determina solicitar sanción en contra de un miembro activo. Asimismo se considera que se tiene conocimiento de una falta cuando el órgano competente para solicitar la sanción o alguno de sus integrantes conoce de la misma.

Artículo 18. Ningún miembro activo podrá ser suspendido, inhabilitado o expulsado del Partido sin que medie acuerdo específico de órgano competente para solicitarlo y que quien deba resolver sobre la sanción: Cite a las partes interesadas; le dé a conocer por escrito y por medio fehaciente los cargos que haya en su contra, el inicio del procedimiento, su derecho a nombrar defensor entre los miembros activos del Partido el cual no deberá ser miembro del Consejo o Comité que solicitó la sanción o de Comisión de Orden del Partido; oiga su defensa, considere las pruebas y alegatos que presenten las partes; y recabe todos los informes y pruebas que estime necesarios.

En todo caso el órgano que solicite el inicio de un procedimiento de sanción, deberá indicar a la Comisión de Orden si el miembro activo sujeto a procedimiento se encuentra con sus derechos a salvo, si ha sido sancionado con anterioridad, si esta sujeto a procedimiento de sanción por autoridad diferente o si tiene pendiente de cumplir una sanción. Para cumplimiento de lo anterior podrá presentar constancia de haber solicitado al Registro Nacional de Miembros la información correspondiente para que sea entregada a la Comisión de Orden que resolverá la solicitud de sanción.

De cuando surten efectos las sanciones impuestas
Artículo 19. Las sanciones surtirán sus efectos a partir del día siguiente del que sean notificadas por la autoridad competente al miembro activo sancionado, debiéndose notificar a más tardar en el término de 10 diez días hábiles, contados a partir del día en que se dictó la Resolución.

De la obligación de notificar las sanciones impuestas
Artículo 20. Toda sanción impuesta a los miembros activos deberá ser notificada a las partes, al Registro Nacional de Miembros y a los Comités Directivos Municipal o Estatal que corresponda.

Se consideran partes en el procedimiento al Comité que solicita la imposición de la sanción y al miembro activo sujeto al mismo.

Dicha notificación deberá hacerse en el mismo término señalado en el numeral que antecede.

La Comisión de Conciliación y Defensa de los Derechos de los Militantes no podrá intervenir, ni ser considerada parte del procedimiento de aplicación de sanciones, de acuerdo a lo previsto por el artículo 37 del Reglamento de Miembros de Acción Nacional.

CAPITULO II
DE LAS SANCIONES
SECCION I
DE LA AMONESTACIÓN

De las causas de amonestación
Artículo 21. Procede la amonestación cuando se trate de alguna infracción a la disciplina, a los Estatutos, Reglamentos y demás documentos normativos de carácter general acordados por los órganos competentes, siempre que se consideren leves y no reiteradas.

La amonestación se notificará mediante escrito de la autoridad que la impone, dejando constancia en el expediente del miembro activo.

SECCION II
DE LA PRIVACIÓN DEL CARGO O COMISIÓN PARTIDISTA

De las causas de la privación del cargo o comisión partidista
Artículo 22. Procede la privación del cargo o comisión partidista cuando se acredite el incumplimiento de las tareas propias del cargo o comisión.

Para efectos del presente reglamento se entenderá como cargo partidista el que se otorga mediante elección del propio Comité u órganos internos del Partido; se entenderá como comisión partidista aquel que se otorga mediante designación por autoridad interna del Partido facultada para ello.

No se considera como sanción de privación del cargo o comisión partidista cuando el miembro activo sea removido, sustituido o separado de un cargo o comisión por razones administrativas o por así convenir al Partido sin responsabilidad para el miembro.

De la audiencia cuando se trata de cargo partidista de elección
Artículo 23. Cuando se trate de privación de cargo partidista de elección, siempre se concederá audiencia para que el miembro activo sujeto a procedimiento manifieste lo que a su derecho convenga, satisfecho lo cual se resolverá en consecuencia por escrito y se notificará al miembro activo. La privación del cargo surtirá efectos de manera inmediata.

De la privación del cargo de Presidente o miembro de Comité Directivo
Artículo 24. La privación del cargo de presidente o de miembro de Comité Directivo Estatal o Directivo Municipal, será impuesta por el Comité inmediato superior.

SECCION III
DE LA CANCELACIÓN DE PRECANDIDATURA O CANDIDATURA

De las causas para la cancelación de precandidatura o candidatura
Artículo 25. Procede la cancelación de precandidatura o candidatura cuando se incurra, a partir de la fecha del registro de aspirantes y hasta la celebración de la elección de que se trate, en alguna de las conductas, además consideradas como graves, que se señalan en las fracciones I, II, III, IV, VII, VIII, IX, X, XI, XII y XIII, del apartado A, así como el apartado B, ambos del artículo 16 y del artículo 17 del presente Reglamento.

Para efectos del presente Reglamento se entenderá como precandidatura la condición que guardan los aspirantes a ocupar un cargo de elección desde que solicitan su registro para contender en la Convención o en el proceso de elección de candidatos del Partido y hasta la fecha en que esta se celebre.

Se considera candidato desde la fecha de la elección y/o designación y hasta la fecha de término a partir de la cual ya no sea posible la sustitución de candidatos de acuerdo a la ley electoral aplicable a la elección y a la entidad de que se trate.

De igual manera procederá la cancelación de precandidatura o candidatura cuando se compruebe que el miembro activo acreditó el cumplimiento de los requisitos para ser precandidato o candidato, mediante documentos falsos o apócrifos.

De la notificación al Comité Ejecutivo Nacional
Artículo 26. Cuando se inicie procedimiento de aplicación de sanción de cancelación de precandidatura o candidatura por un Comité Directivo Estatal, deberá notificar de ello al Comité Ejecutivo Nacional, el cual podrá atraer dicho procedimiento. En caso de que así lo resuelva, el Comité Directivo Estatal, suspenderá de inmediato el procedimiento y turnará las actuaciones y constancias relacionadas con el caso.

SECCION IV
DE LA SUSPENSIÓN DE DERECHOS PARTIDISTAS

De las causas de suspensión
Artículo 27. Procede la suspensión de derechos partidistas cuando se trate de alguna de las infracciones o actos de indisciplina que se señalan en los artículos 16 y 17 del presente Reglamento. Dicha suspensión podrá hacerse de uno o más de los derechos que como miembro activo señala el artículo 10 fracción I de los Estatutos Generales de Acción Nacional; no podrá exceder de tres años.

No se podrá suspender a los miembros activos sujetos a procedimientos, la garantía de audiencia.

El miembro suspendido estará al margen de toda actividad partidista, pero subsistirán, en lo conducente, las obligaciones que se contemplan en el artículo 10, fracción II de los Estatutos Generales de Acción Nacional. Asimismo deberá conducirse con respeto al Partido, a su dirigencia y en general a la militancia.

De la recuperación de derechos en caso de haber sido sancionado por no contribuir con el pago de cuotas
Artículo 28. Cuando el motivo de que se aplique una sanción sea no contribuir a los gastos del Partido mediante el pago de cuotas, una vez transcurrido el plazo señalado para la sanción, la recuperación de los derechos partidistas estará condicionada a que el miembro activo suspendido, haya liquidado su adeudo y se encuentre al corriente del pago de sus cuotas.

De la recuperación de derechos en caso de haber sido sancionado en los términos del artículo 14 de los Estatutos
Artículo 29. Cuando se aplique como medida preventiva la suspensión provisional de derechos en los términos del último párrafo del artículo 14 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, y transcurrido el plazo señalado para la misma el miembro activo sancionado recobrará sus derechos, salvo que la Comisión de Orden hubiera impuesto la sanción correspondiente. En todo caso el tiempo de la medida preventiva de suspensión provisional será computado como parte de la sanción correspondiente.

SECCION V
DE LA INHABILITACIÓN PARA SER DIRIGENTE O CANDIDATO

De las causas para la inhabilitación
Artículo 30. Procede la inhabilitación para ser dirigente cuando el miembro activo incurra en actos de deslealtad al Partido o incumpla sus obligaciones como tal.

Procede la inhabilitación para ser candidato a cargos de elección del Partido, cuando el miembro activo incumpla sus obligaciones como candidato o funcionario público de elección postulado por Acción Nacional.

Del plazo de inhabilitación y recuperación de derechos
Artículo 31. La inhabilitación para ser dirigente o candidato del Partido no podrá ser menor a tres años ni exceder de doce.

El miembro inhabilitado no podrá ejercer los derechos que se contemplan en el artículo 10, fracción I, incisos b) y c) de los Estatutos Generales de Acción Nacional, según sea el caso, durante el tiempo que dure la inhabilitación.

SECCION VI
DE LA EXPULSIÓN

De las causas de expulsión
Artículo 32. Procede la expulsión de un miembro activo del Partido cuando de manera grave o reiterada se cometa alguna de las infracciones o actos de indisciplina, conforme a los artículos 16 y 17 del presente Reglamento

De las conductas por las cuales se considera expulsado un miembro activo
Artículo 33. Se considera expulsado del Partido aquel que siendo miembro activo:
I. Participe con otro partido político. Se considera participación cuando el miembro activo:
a. Realice acciones encaminadas al beneficio de otro partido.
b. Otorgue apoyos económicos o de cualquier naturaleza a otro partido político.
c. Colabore en la creación de otro partido.
d. Se afilie a una asociación cuyos principios o programas sean contrarios a los de Acción Nacional.
II. Se afilie a otro partido político.
III. Acepte ser candidato de otro partido político sin la previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional.
IV. Acepte un cargo como funcionario público de designación en un gobierno que no sea emanado de Acción Nacional sin contar con la autorización del Comité Directivo que corresponda conforme al Art. 26 del Reglamento de Miembros de Acción Nacional.

CAPITULO III
DE LOS PROCEDIMIENTOS DE APLICACIÓN DE SANCIONES
SECCION I
GENERALIDADES DE LOS PROCEDIMIENTOS DE SANCION

Artículo 34. En los procedimientos de sanciones y para efectos del presente Reglamento los términos se sujetarán a las disposiciones siguientes:
I. Son improrrogables.
II. Surten sus efectos a partir del día hábil siguiente a la notificación en que se haga de conocimiento el acto o resolución.
III. Se computarán en días hábiles, considerando como tales todos los días del año a excepción de sábados y domingos, así como el 1 de enero, 5 de febrero, 21 de marzo, 1 de mayo, 16 de septiembre, 20 noviembre, 25 de diciembre, así como el 1 de diciembre de cada seis años, cuando corresponde la transmisión del Poder Ejecutivo Federal y la fecha en que corresponda la transmisión del Poder Ejecutivo Estatal.
Para el desahogo de audiencias y a efecto de facilitar la asistencia de las partes a las mismas, las Comisiones de Orden podrán acordar la habilitación de días que el presente artículo considera inhábiles, lo que deberá notificar oportunamente a las partes que deban asistir.

De las notificaciones
Artículo 35. Todo acto o resolución dictada por los órganos competentes deberán ser notificados al interesado en los términos que establezca el presente Reglamento.

Las notificaciones podrán ser personales, por cédula, por correo certificado, fax, o telegrama, con acuse de recibo y las podrá realizar el Secretario Técnico de la Comisión de Orden o la persona que ésta determine para el efecto. De toda notificación se asentará razón en el expediente correspondiente.

Las notificaciones personales deberán practicarse directamente al interesado o a las personas autorizadas para ello, las que deberán practicarse en el domicilio señalado para tales efectos o en cualquier lugar donde se encuentre. En caso de que la persona no se encuentre en su domicilio, quien notifica deberá cerciorarse que este corresponde al notificado y mediante cédula la dejará con quien se encuentre, recabando nombre y firma de recibido por la persona que lo atendió; en su caso, levantará constancia de que se negó a firmar.

De la solicitud de sanción
Artículo 36. La solicitud para dar inicio a los procedimientos de sanción previstos en las fracciones IV, V y VI del artículo 13 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, deberá presentarse por escrito y cumplir con los siguientes requisitos:

I. Copia certificada por el Secretario General del Comité, del acta de sesión o su extracto en la que se acordó la solicitud de sanción.
II. La solicitud de sanción deberá contener:
a) Datos del Comité solicitante, así como su domicilio y el nombre de las personas autorizadas para oír y recibir notificaciones.
b) El nombre, domicilio y clave del Registro Nacional de Miembros del miembro o miembros activos sujetos a procedimiento.
c) Los hechos o causas que se consideran motivo de la sanción que se solicita.
d) La sanción específica que se solicita y que fue acordada por el Comité respectivo.
e) Una relación de las pruebas que se ofrecen, así como las que se exhiben.
f) Nombre y firma autógrafa del Secretario General y / o Presidente.

Cuando se incumpla con la fracción I de este Artículo, no se admitirá la solicitud y se acordará su devolución para los efectos que el Comité estime pertinentes; si existió acuerdo pero no fue anexada el acta de la sesión, se prevendrá para que se subsane conforme al párrafo siguiente.

Tratándose del incumplimiento de los incisos a), b), c), d) y f) de la fracción II del presente, se prevendrá para que subsane las omisiones y en caso de no hacerlo, se desechará de plano.

La omisión de lo señalado en el inciso e), será valorada en el fondo del asunto.

SECCION II
DEL PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN DE SANCIONES POR EL COMITE EJECUTIVO NACIONAL, DIRECTIVOS ESTATALES Y DIRECTIVOS MUNICIPALES O SUS PRESIDENTES

Del procedimiento para la sanción de Amonestación
Artículo 37. La imposición de la amonestación no estará sujeta a procedimiento especial ni requerirá formalidad alguna.

La amonestación se hará por escrito al miembro activo, la cual deberá contener:

I. El nombre del Presidente u Órgano que impone la sanción.
II. Los hechos que motivan la resolución.
III. El fundamento legal de la sanción impuesta.
IV. Apercibimiento para que no se incurra de nueva cuenta en la infracción.
V. El derecho que tiene el miembro activo para interponer el recurso de revocación ante la misma autoridad que lo sanciona, en un término de diez días hábiles contados a partir del día siguiente de la notificación.

Del Procedimiento para la sanción de privación del cargo o comisión partidista
Artículo 38. La imposición de la privación del cargo o comisión partidista se sustanciará de la forma siguiente:

I. A petición de cualquiera de sus miembros el Comité correspondiente y previa presentación de elementos que sirvan para sustentarlo, ordenará, si lo considera necesario, una investigación de los hechos, agotada esta, dictará un acuerdo de procedencia con el voto de la mayoría de sus miembros presentes.
II. Se notificará al miembro activo sujeto a procedimiento del acuerdo a que se refiere la fracción que antecede, citándolo para que comparezca, personalmente o por escrito, en sesión extraordinaria ante el Comité para que manifieste lo que a su derecho convenga.
III. En la misma sesión a que se refiere la fracción que antecede y satisfecha la garantía de audiencia, se resolverá en definitiva sobre la imposición de la sanción, la cual se notificará de inmediato.

La privación, remoción o suspensión de cargos o comisiones conferidos discrecionalmente, no estarán sujetos a procedimiento alguno.

Del Procedimiento para la sanción de cancelación de precandidatura o candidatura
Artículo 39. Para la aplicación de la sanción de cancelación de precandidatura o candidatura, se procederá conforme a lo siguiente:
I. Una vez que el Comité correspondiente o su Presidente tengan conocimiento de los hechos que pueden motivar la sanción, ordenará, si lo consideran necesario, una investigación de los mismos, agotada esta resolverá sobre el inicio del procedimiento.
II. A través del Secretario General del Comité, se notificará por escrito al precandidato o candidato de las acusaciones y las pruebas en su contra, concediéndole un plazo de tres días hábiles para que por escrito presente su defensa.
III. En el acto de notificación se citará al presunto infractor para que comparezca personalmente a la sesión extraordinaria del Comité en la que resolverá sobre la aplicación de la sanción y presente las pruebas y alegatos que a su derecho convengan.
IV. A dicha sesión, el miembro activo sujeto a procedimiento podrá hacerse acompañar de defensor designado de entre los miembros del Partido.
V. En la sesión, que estará convocada para tal efecto, se dará vista al pleno del Comité con la información que se hubiere recabado, las pruebas presentadas y en su caso, con el escrito de defensa que el precandidato o candidato hubieren presentado.
VI. En caso de haber asistido a la sesión se oirá al miembro activo sujeto a procedimiento en su defensa.
VII. Informado el órgano correspondiente, desahogadas las pruebas y hechos los alegatos por las partes, el Comité resolverá lo que proceda con el voto de la mayoría de sus miembros.
VIII. El Secretario del Comité levantará acta circunstanciada que dé cuenta sobre la sesión y los acuerdos tomados.
IX. Se notificará de inmediato al miembro activo sancionado sobre la resolución.

Del procedimiento para declarar expulsión
Artículo 40.- Para declarar expulsado del Partido a un miembro activo, en los términos del artículo 14 párrafos décimo y décimo primero de los Estatutos Generales de Acción Nacional y 33 del presente Reglamento, los Comités deberán proceder en los términos del artículo que antecede.

SECCION III
DEL PROCEDIMIENTO PARA LA DETERMINACION DE SANCIONES POR LAS COMISIONES DE ORDEN DE LOS CONSEJOS ESTATALES

De los acuerdos de radicación, prevención o desechamiento
Artículo 41. Recibida la solicitud de sanción a que se refiere el artículo 36 del presente Reglamento, la Comisión en un plazo no mayor a diez días hábiles, emitirá acuerdo de radicación mediante el cual da inicio al procedimiento, en su caso, de prevención o desechamiento.

El acuerdo de prevención se emitirá cuando la Comisión considere necesaria la aclaración de la solicitud de sanción, para lo cual concederá al solicitante, un plazo de cinco días hábiles para la aclaración solicitada.

Cuando se dicte acuerdo de prevención el plazo para resolver la radicación o desechamiento se contará a partir de la fecha en que se hubiera hecho la aclaración o se hubiere vencido el plazo para hacerla.

En el acuerdo de radicación se establecerá:
I. Que fue recibida solicitud de sanción de órgano competente.
II. Que la solicitud cumple con los requisitos señalados en el artículo 36 del presente Reglamento.
III. Ordenará la notificación de la causa a las partes, debiendo correr traslado al miembro activo sujeto a procedimiento de sanción, del escrito inicial así como de todos y cada uno de los anexos en los que sustente dicha solicitud.
IV. El día y hora, así como el lugar, en que se llevará a cabo la audiencia que se establece en el artículo 43 del presente Reglamento, haciendo del conocimiento del miembro activo, su derecho de nombrar defensor que sea miembro activo del Partido, así como su derecho de presentar su contestación, ofrecer pruebas y rendir alegatos.

Se dictará acuerdo de desechamiento, cuando la solicitud de sanción sea presentada por persona u órgano no facultado para ello, cuando no se cumpla con lo dispuesto por el presente Reglamento o cuando no se desahogue en tiempo y forma la prevención acordada.

De la notificación de inicio de procedimiento
Artículo 42. La notificación relativa al inicio del procedimiento deberá acompañarse de copia certificada de la solicitud de sanción y de las pruebas que se acompañaron, cuando por la naturaleza de las pruebas, no sea posible entregar copias de las mismas al miembro activo sujeto a procedimiento se le hará mención de que estas se encuentran a su disposición para que las conozca en el lugar designado por los miembros de la Comisión que tramite el asunto.

De la audiencia
Artículo 43. La Comisión de Orden citará a las partes a una audiencia que deberá efectuarse en un plazo no menor de diez ni mayor de quince días hábiles, contados a partir del día siguiente al de la notificación. La audiencia se celebrará en el lugar designado en los términos del artículo anterior, o en aquel que se habilite a efecto de facilitar la asistencia de las partes.

La audiencia deberá llevarse a cabo con la presencia del miembro de la Comisión de Orden que haya sido designado para ello y con las partes que asistan.

Si el miembro activo sujeto a procedimiento de sanción no asiste a la audiencia, se le citará a otra que deberá celebrarse en un plazo no mayor de cinco días hábiles siguientes al de la primera, apercibiéndole de que de no asistir se tendrá por celebrada la audiencia y se procederá a emitir la resolución respectiva.

La inasistencia injustificada del miembro sujeto a procedimiento de sanción a la segunda audiencia, no podrá interpretarse como la aceptación tácita de los hechos en que se basa la acusación en su contra, sino como el no ejercicio del derecho a presentar defensa en su favor.

De las etapas de la audiencia
Artículo 44. La audiencia señalada en el artículo anterior se desahogará de la siguiente manera:

I.- El miembro activo sujeto a procedimiento, al comparecer declarara su intención de defenderse por si o nombrar defensor de entre los miembros activos del Partido quien no deberá serlo del Consejo, Comité que solicitó la sanción, o Comisión de Orden.
II.- El miembro activo podrá defenderse mediante la presentación de escrito que contenga los razonamientos, argumentos y las pruebas que estime necesarias.
III.- En su caso, las pruebas se desahogaran sujetándose a lo siguiente:
a. Las pruebas deberán ofrecerse y presentarse a más tardar el día de la audiencia, pudiendo ofrecerse en el escrito de defensa.
b. La Comisión deberá resolver en la audiencia sobre las pruebas que admite y las que desecha.
c. Se tendrán por desahogadas aquellas que habiendo sido admitidas, por su naturaleza así proceda. De no ser así, mediante acuerdo que tome la Comisión se determinará lugar, día y hora para su desahogo, pudiendo hacerse en esa misma audiencia.
d. La parte oferente de una prueba tiene la obligación de presentar en la audiencia los elementos de convicción.
e. Después de celebrada la audiencia y hasta antes de dictada la resolución, sólo serán admitidas las pruebas que se refieran a hechos supervenientes.
f. En caso de que durante la audiencia no se puedan desahogar las pruebas ofrecidas por las partes y que hayan sido admitidas, la misma se suspenderá en su estado y se reanudará, cuando la Comisión lo determine y notifique a las partes, para el efecto de desahogarlas y proceder a los alegatos correspondientes.
IV.- Alegatos, las partes manifestaran en forma breve los razonamientos mediante los cuales consideran acreditada la acusación o probada su defensa, según sea el caso.
V.- Agotado lo anterior la audiencia se declarará cerrada, debiendo levantar acta que se agregará al expediente, misma que firmarán las partes comparecientes y el Consejero designado. De la misma forma se procederá para el caso de que se hubiere suspendido.

De la rendición de testimonial del Presidente Nacional
Artículo 45. En caso de que el Presidente Nacional del Partido sea requerido para rendir testimonio, se le enviará el interrogatorio por escrito y se le señalará plazo para que lo conteste de igual forma.

De las causas para diferir la audiencia
Artículo 46. La Comisión de Orden, podrá diferir la audiencia que se señala en el artículo 44 del presente Reglamento, cuando:
I. No se hubiese notificado a las partes.
II. Cuando el miembro activo sujeto a procedimiento de sanción, acredite estar imposibilitado de comparecer a las audiencias, o de aportar alguna prueba.
III. Porque la contraparte este imposibilitada para desvirtuar alguna prueba que no fue de su conocimiento con anterioridad.
IV. A juicio de la propia Comisión, cuando existan causas que la justifiquen.

De la solicitud de pruebas para mejor proveer
Artículo 47. La Comisión de Orden correspondiente podrá solicitar informes y allegarse de las pruebas que considere necesarios para resolver. En todo caso notificará a las partes cuales son los elementos que integran al expediente y que serán tomados en cuenta para emitir la resolución correspondiente, dejándolos a la vista de las partes por un plazo de cuando menos tres días contados a partir del día siguiente a la notificación correspondiente.

Del plazo para resolver
Artículo 48. Las Comisiones de Orden emitirán sus resoluciones en un plazo de hasta cuarenta días hábiles contados a partir de que se radica la solicitud de sanción.

Las Comisiones de Orden no podrán dejar de resolver un asunto de su competencia. Si pasado el plazo señalado en el párrafo que antecede en determinado asunto no se ha dictado resolución, se procederá a la brevedad posible. Siempre que el Consejo correspondiente lo solicite, la Comisión de Orden deberá justificar el incumplimiento a que se hace referencia en el presente artículo.

De los requisitos de las resoluciones
Artículo 49. Las resoluciones que emitan las Comisiones de Orden deberán constar por escrito y contendrán, por lo menos, lo siguiente:
I. Fecha, lugar y denominación del órgano que la emite;
II. Resumen de los hechos o causas en que se basa la solicitud de sanción consideradas como infracciones;
III. El tipo de sanción que fue solicitada;
IV. Los puntos en que el solicitante funde su solicitud de sanción y en su caso los elementos de defensa hechos valer;
V. Las consideraciones que motivan y fundan la resolución.
VI. Los resolutivos en los cuales se determina la sanción impuesta que podrá ser diferente a la solicitada y el plazo para su cumplimiento.

Segunda parte
Reglamento de Sanciones … continuación

Vigente a partir del 1° de febrero de 2006

Primera parte

SECCION IV
DE LOS RECURSOS

De los Recursos
Artículo 50. Los miembros activos sancionados, y en su caso las autoridades que se mencionan en las fracciones I a VI del artículo 5 del presente Reglamento, podrán interponer los recursos de Revocación o de Reclamación previstos en el presente Reglamento. La interposición del recurso no suspende los efectos de la resolución recurrida.

De los requisitos para la interposición de los Recursos
Artículo 51. Los recursos deberán formularse por escrito en triplicado, en el que se expresará por lo menos:
I. Nombre, firma y domicilio del recurrente.
II. Autoridad que emitió la sanción.
III. Los agravios que en su concepto, le causa la resolución.
IV. Las pruebas ofrecidas.

Solo serán admitidas en los recursos de revocación y de reclamación, las pruebas supervenientes, que son aquellas surgidas con posterioridad a la emisión de la resolución o que fueron del conocimiento de las partes con posterioridad a la fecha en que pudieron ofrecerse en la primera instancia.

De la improcedencia de los Recursos
Artículo 52. Contra la suspensión provisional de derechos impuesta en los términos del último párrafo del artículo 14 de los Estatutos Generales de Acción Nacional, no procede recurso alguno.

Del Recurso de Revocación
Artículo 53. Procede el recurso de Revocación para impugnar las sanciones impuestas en los casos de:
I. Amonestación.
II. Privación del cargo o comisión partidista.
III. Cancelación de precandidatura o candidatura.

De los plazos del Recurso de Revocación
Artículo 54. El Recurso de Revocación se interpondrá ante el mismo órgano que hubiese acordado la sanción.

En el caso de los presidentes de Comité, se presentará ante el propio órgano correspondiente, en ambos casos quien conocerá y resolverá el recurso será el Comité correspondiente.

El término para la interposición de éste recurso es de diez días hábiles, contados a partir del día siguiente de la notificación. La autoridad deberá resolver dentro de los veinte días hábiles siguientes al de su presentación.

Del Procedimiento del Recurso de Revocación
Artículo 55. El Recurso de Revocación se sustanciará de la forma siguiente:
I. Dentro de los cinco días hábiles siguientes al de la interposición del recurso, a solicitud del recurrente, se le citará a la audiencia, apercibiéndole de que de no asistir se tendrá por celebrada y se dictara la sentencia que corresponda.
II. El miembro activo sancionado podrá hacerse acompañar de defensor que será miembro activo del Partido.
III. La cita a que se refiere la fracción I del presente artículo será acordada por la autoridad que resuelve, tratándose de Comités lo hará el Secretario General por acuerdo del Presidente.
IV. La audiencia se llevará a cabo en la fecha de la cita con la presencia del Presidente, del Secretario General y de los miembros del Comité que podrán asistir libremente.
V. Si el miembro activo sancionado no llegare a asistir, tendrá por celebrada la audiencia y por ratificada la sanción recurrida.
VI. En la audiencia se procederá al análisis de los agravios y pruebas que funden el recurso y se levantará un acta circunstanciada.
VII. Una vez celebrada la audiencia, y en un plazo que no exceda de diez días hábiles siguientes a la celebración de la misma, el Comité respectivo, conocerá del escrito mediante el cual se interpuso el Recurso y el acta circunstanciada de la audiencia y dictará la resolución que proceda.
VII. Dicha resolución será definitiva.

Del Recurso de Reclamación
Artículo 56. Procede el recurso de Reclamación para impugnar las sanciones impuestas en los casos de:

I. Suspensión de derechos partidistas.
II. Inhabilitación para ser dirigente o candidato del Partido.
III. Declaratoria de Expulsión.
IV. Expulsión.

De los plazos del Recurso de Reclamación
Artículo 57. El Recurso de Reclamación se interpondrá ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional dentro del término de diez días hábiles contados a partir del día siguiente de la notificación de la resolución y ésta resolverá en un plazo no mayor a cuarenta días hábiles a partir de que se radique, a excepción de la Reclamación que se interpone en contra de la Declaratoria de Expulsión, misma que se interpondrá en el término de 5 cinco días hábiles contados a partir del siguiente al de su notificación.

De la recepción de la solicitud del Recurso de Reclamación
Artículo 58. El Recurso de Reclamación se interpondrá, ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional, debiéndose hacer constar la fecha y la hora de recepción del recurso y asimismo podrá presentarse:
I. Por correo certificado, en cuyo caso se tomará como fecha de interposición del recurso aquella que señale el sello de recepción de la oficina de correos; en caso de que este no exista, se estará a la fecha de recepción.
II. Recibido el recurso de reclamación, en el término de cinco días hábiles contados a partir de la recepción del Recurso de Reclamación, la Comisión de Orden Nacional, requerirá a la Comisión de Orden Estatal que haya emitido la resolución el envío del expediente.

Del Procedimiento del Recurso de Reclamación
Artículo 59. Para el desahogo del Recurso de Reclamación la Comisión de Orden del Consejo Nacional procederá de la forma siguiente:
I. Una vez recibido el Recurso y el expediente relativo, dictará un acuerdo en el que se determine si la interposición del mismo se hizo en tiempo y si se cumplieron las formalidades del procedimiento a que se refiere el artículo 15 de los Estatutos Generales de Acción Nacional.
a. Si el recurso no fue presentado en tiempo, se procederá a su desechamiento y la resolución recurrida tendrá el carácter de sentencia definitiva.
b. Si no se cumplieron las formalidades del procedimiento, se regresará el expediente para efectos de que aquél sea repuesto.
II. Si el acuerdo mencionado en la fracción I del presente artículo, es en el sentido de que procede el recurso, se le notificará a las partes la radicación del mismo.
III. Con la notificación de la radicación del recurso, se acompañará a la contraparte y a la Comisión de Orden que resolvió, copia del escrito de agravios y sus anexos que presente el recurrente a fin de que dentro de los diez días siguientes al de la notificación manifiesten por escrito lo que a su derecho convenga, los que recibidos o una vez que se agotó el término concedido, será ésta la fecha que deberá tomarse en cuenta para el computo del término de 40 días para dictaminar el asunto.
IV. Una vez recibidos los escritos de las partes o transcurrido el plazo a que se refiere la fracción anterior, la Comisión de Orden emitirá su resolución que tendrá el carácter de definitiva.

Artículo 60. La Comisión de Orden del Consejo Nacional no admitirá más pruebas que las presentadas durante el procedimiento de sanción, salvo que a juicio de la propia Comisión aquellas se refieran a hechos supervenientes.

Artículo 61. La resolución que recaiga a un Recurso de Reclamación podrá ser de confirmación modificación o revocación de la resolución recurrida.

Artículo 62.- De la Secretaria Técnica.
Para un mejor desempeño de sus funciones, las Comisiones de Orden Estatales y la Nacional, contarán con una Secretaría Técnica, cuyo titular será designado por las propias Comisiones al momento de integrase. La Secretaría Técnica por conducto de su titular se encargará de dar trámite a los asuntos, integrar los expedientes, recabar pruebas, citar a las partes, elaborar los proyectos de resolución y las demás funciones que expresamente le encomiende las Comisiones para el desarrollo de su encargo.

Artículo 63.- De la analogía de términos para el Distrito Federal.
Para los efectos del presente Reglamento los términos Comité Directivo Estatal y Comité Directivo Municipal, se entenderán aplicables al Comité Directivo Regional y Comité Delegacional o sus equivalentes del Distrito Federal.

TRANSITORIOS

PRIMERO. El presente Reglamento entrará en vigor a partir del día 01 de Febrero de 2006.

SEGUNDO. Este Reglamento de Sanciones fue aprobado en sesión de Comité Ejecutivo Nacional en fecha 05 de diciembre de 2005, mismo que abroga el Reglamento Sobre Aplicación de Sanciones vigente desde fecha 01 de julio de 1993.

Aprobado por Unanimidad.-

REGLAMENTO DE ACCION JUVENIL.
Reglamento de Acción Juvenil

CAPITULO I

DENOMINACIÓN, MISIÓN, OBJETIVOS, LEMA Y EMBLEMA

ARTÍCULO 1°. La Organización Juvenil del Partido Acción Nacional es la agrupación de jóvenes mexicanos, que con fundamento en el artículo 11 de los Estatutos Generales del Partido, se integra como grupo homogéneo y se le denomina “Acción Juvenil”.

ARTÍCULO 2°. La misión fundamental de Acción Juvenil, es aumentar la inserción y aceptación de Acción Nacional en la juventud mexicana para propiciar el ingreso y militancia de jóvenes dispuestos a capacitarse y participar políticamente dentro de nuestros cuadros partidistas, conforme a lo establecido en los Estatutos Generales, los reglamentos, los Principios de Doctrina y Código de Ética de Acción Nacional, y de esta forma contribuir a la permanencia y desarrollo del Partido en la vida política nacional.

ARTÍCULO 3°. Acción Juvenil tendrá los siguientes objetivos generales:

a) Consolidar los cuadros juveniles existentes y promover la creación en donde no existan, así como impulsar la formación doctrinaria y política de los jóvenes panistas de todo el país que les permita desarrollar sus cualidades de liderazgo y su vocación de servicio.
b) Fomentar la participación de los jóvenes en todas las actividades de Acción Nacional, colaborando al buen éxito de las mismas, coordinando siempre su acción a los órganos directivos del partido en su jurisdicción.
c) Establecer una coordinación permanente entre las secretarías juveniles municipales, estatales y nacional para la definición de los programas de trabajo, la realización de las diversas actividades y el logro de sus objetivos.
d) Promover la afiliación permanente de jóvenes al PAN.
e) Organizar actividades específicas para jóvenes, congruentes con los Principios del Partido y coordinadas con los órganos directivos correspondientes.
f) Establecer relaciones con diversos organismos de la sociedad civil, instituciones o asociaciones juveniles y estudiantiles.

ARTÍCULO 4°. El lema de Acción Juvenil es: “DAR A LA PATRIA ESPERANZA PRESENTE”.

El emblema de Acción Juvenil es: una mano derecha de cuatro dedos semiabierta hacia arriba, de contorno color azul y su interior de color blanco. De la palma de la mano brota una flama de color anaranjado con su cúspide inclinada hacia el lado derecho, dividida por una franja transparente al centro. En la parte inferior, debajo de la mano, llevará la leyenda “Acción Juvenil”, con una palabra en cada línea.

El uso de este emblema será obligatorio en los impresos y propaganda de las estructuras de Acción Juvenil y por ningún motivo deberá sufrir alteraciones de ninguna índole.

CAPÍTULO II

DE LOS MIEMBROS DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 5°. Participan en Acción Juvenil los miembros activos y adherentes del Partido inscritos en el Registro Nacional de Miembros cuya edad sea menor de 26 años.

ARTÍCULO 6°. Los miembros de Acción Juvenil tendrán los derechos y obligaciones siguientes:

I) De los derechos:

a) Participar en la elección de los secretarios juveniles nacional, estatal y municipal, por sí o por medio de delegados, de acuerdo a lo establecido en el artículo 50 y demás relativos del presente Reglamento.
b) Proponer programas de trabajo a realizar por las secretarías de Acción Juvenil.
c) Participar en las diversas actividades de formación doctrinaria y capacitación política que organicen las secretarías de Acción Juvenil.
d) Recibir formación ideológica y capacitación política que les permita desarrollar sus cualidades de liderazgo.
e) Ser informado oportuna y periódicamente por las Secretarías de Acción Juvenil sobre sus actividades.
f) Los demás que marquen los Estatutos y reglamentos de Acción Nacional.

II) De las obligaciones:

a) Dar a conocer los principios de Doctrina y programas de Acción Nacional.
b) Asistir a las asambleas de Acción Juvenil.
c) Participar en las secretarías de Acción Juvenil a través de sus diversas coordinaciones.
d) Participar en las actividades propias de Acción Juvenil.
e) Trabajar en forma permanente y disciplinada en la realización de los objetivos de Acción Juvenil y del Partido.
f) Las demás que marquen los Estatutos, reglamentos de Acción Nacional y las disposiciones dictadas por los órganos competentes del Partido y de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 7°. Los miembros de Acción Juvenil en caso de indisciplina, incumplimiento de sus cargos o infracción de los Estatutos y del presente Reglamento podrán ser sancionados conforme a lo previsto en el artículo 13 de los Estatutos Generales del Partido y el Reglamento sobre la Aplicación de Sanciones.

ARTÍCULO 8°. El trabajo mínimo de los miembros de Acción Juvenil consistirá en:

a) Asistir a dos cursos de capacitación al año organizados por las secretarías de Acción Juvenil o por los comités del partido, debiendo acreditar su participación en ellos.
b) Promover el ingreso de nuevos miembros de Acción Juvenil.
c) Participar activamente en las actividades y campañas electorales del Partido.
d) Asistir a las asambleas de Acción Juvenil.
e) Participar en las Reuniones Informativas de las Secretarías de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 9°. La membresía en Acción Juvenil se pierde:

a) Por haber cumplido 26 años de edad, salvo los casos establecidos por el artículo 16 del presente Reglamento.
b) Por renuncia o haber sido acreedor a la suspensión o exclusión del Partido.

CAPITULO III

DE LA SECRETARÍA DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 10. Acción Juvenil se estructura en todo el país mediante las secretarías de Acción Juvenil, las cuales forman parte de los respectivos comités del Partido (Nacional, Estatales o Municipales) y fungen como los órganos ejecutivos juveniles en su respectiva jurisdicción.

Las secretarías de Acción Juvenil deberán coordinar siempre su actividad con su comité correspondiente y con la secretaría de Acción Juvenil del nivel inmediato superior para contribuir en la consecución de los objetivos generales del Partido.

ARTÍCULO 11. El titular de la Secretaría de Acción Juvenil es el representante de la Organización Juvenil del Partido en su respectiva jurisdicción.

ARTÍCULO 12. El Secretario de Acción Juvenil será electo en la Asamblea Juvenil de su jurisdicción de entre los candidatos registrados y aprobados por los comités directivos correspondientes.

ARTÍCULO 13. En circunstancias transitorias y mientras funcione adecuadamente la Secretaría de Acción Juvenil en una entidad o municipio, según sea el caso, el Comité Directivo Estatal o Municipal podrá solicitar a la Secretaría Nacional de Acción Juvenil la no realización de Asamblea.

Si la Secretaría Nacional de Acción Juvenil considera que no hay condiciones para la realización de asamblea, el Comité Directivo correspondiente procederá a realizar una consulta indicativa con los miembros de Acción Juvenil. Una vez consultados, el Comité Directivo correspondiente procederá a la designación tomando en cuenta los resultados de la consulta indicativa.

Si la Secretaría Nacional de Acción Juvenil considera que no hay condiciones ni para realizar asamblea, ni para realizar una consulta indicativa, el Comité Directivo correspondiente procederá a la designación previa consulta y aprobación de la Secretaría de Acción Juvenil del nivel inmediato superior.

Para tal efecto el Comité correspondiente expedirá el acuerdo de designación a la Secretaría de Acción Juvenil del nivel inmediato superior, el cual deberá contener las circunstancias que la hacen necesaria y el periodo de su vigencia, mismo que no podrá excederse de un año.

En todos los casos el joven designado como secretario juvenil deberá reunir los requisitos que para el efecto se establecen en este reglamento y tendrá las funciones que al mismo correspondan. Al concluir su periodo no podrá ser designado para una segunda ocasión.

En caso de que la Secretaría Nacional de Acción Juvenil considere que hay condiciones para realizar Asamblea, el Comité Directivo deberá convocar a Asamblea conforme a este Reglamento en un plazo no mayor a los sesenta días.

ARTÍCULO 14. Durante su encargo, los secretarios de Acción Juvenil en todo el país serán miembros ex-oficio de su comité directivo correspondiente. El secretario nacional y los secretarios estatales participarán con derecho a voz y voto en el Consejo Nacional y Estatal, respectivamente.

ARTÍCULO 15. Los secretarios serán responsables de los trabajos de Acción Juvenil en su jurisdicción y tendrán los derechos y obligaciones siguientes:

I. De los derechos:

a) Participar en las reuniones del comité y del consejo estatal o nacional, según sea el caso.
b) Designar a los miembros de su secretaría, con la ratificación del comité correspondiente.
c) Coordinar y supervisar el trabajo de todos los miembros de la secretaría juvenil.
d) Representar a Acción Juvenil en todos los eventos a que sea invitado en su calidad de secretario.
e) Presidir las reuniones generales y las asambleas de Acción Juvenil de su jurisdicción.

II. De las obligaciones:

a) Elaborar el plan de trabajo de su secretaría en coordinación con la secretaría de Acción Juvenil inmediata superior y presentarlo para su aprobación al comité directivo correspondiente dentro de los dos primeros meses de su periodo.
b) Mantener comunicación eficaz con la Secretaría de Acción Juvenil superior para presentar iniciativas y asegurar la coordinación adecuada de los trabajos de Acción Juvenil en su jurisdicción con las que se realicen en el ámbito estatal y nacional.
c) Establecer comunicación permanente con el comité directivo correspondiente para coordinar programas y actividades que permitan la consecución de los objetivos generales del partido.
d) Rendir trimestralmente un informe de actividades a su comité directivo correspondiente y enviar una copia a la secretaría juvenil del nivel inmediato superior.
e) Entregar a su sucesor el inventario de los archivos de la secretaría así como los bienes y del estado financiero de la misma.
f) Formular y presentar el informe anual de actividades al Comité Directivo correspondiente, así como a la militancia y publicarlo en el órgano de difusión del Partido y de Acción Juvenil.
g) Remitir las actas de las asambleas juveniles al comité directivo correspondiente para su ratificación y a la Secretaría de Acción Juvenil del nivel superior para su conocimiento.
h) Las demás que marquen los Estatutos, los reglamentos para el Funcionamiento de Órganos Estatales y Municipales, según sea el caso, y demás reglamentos del partido.

ARTÍCULO 16. Los Secretarios de Acción Juvenil electos o designados de todos los niveles, así como los miembros de la secretaría juvenil electos que cumplan los 26 años de edad, permanecerán hasta terminar su periodo.

ARTÍCULO 17. En caso de falta temporal del Secretario de Acción Juvenil, Nacional, Estatal o Municipal, será sustituido por el Coordinador General de su Secretaría, quién gozará de las mismas facultades conferidas por este reglamento.

En caso de falta definitiva del secretario de Acción Juvenil de cualquier nivel, faltando más de un año para la conclusión del periodo, el coordinador general convocará a asamblea en un plazo no mayor a 90 días. En caso de faltar menos de un año, el coordinador general concluirá el periodo.

La falta temporal se considerará por una ausencia justificada del cargo de hasta dos meses, salvo que la gravedad del motivo de la ausencia requiera un tiempo mayor.

La falta definitiva se considerará por una ausencia injustificada del cargo mayor de los dos meses o por renuncia expresa del secretario.

ARTÍCULO 18. Son atribuciones de las Secretarías de Acción Juvenil:

a) Ejercer por medio de su secretario o de la(s) persona(s) que estime conveniente la representación de la Organización Juvenil del PAN.
b) Proponer programas de trabajo para lograr los objetivos de Acción Juvenil, subordinándose al plan general de desarrollo del partido.
c) Mantener relación con las organizaciones de la sociedad civil, instituciones juveniles y grupos estudiantiles.
d) Organizar y convocar a los encuentros y reuniones de Acción Juvenil.
e) Desarrollar programas dedicados a promover la participación y la formación cívico-política de los menores de 18 años.

ARTÍCULO 19. Además de cumplir con los requisitos señalados en los artículos 22, 29 y 36 del presente reglamento, los candidatos a la secretaría nacional, estatal o municipal de Acción Juvenil, deberán presentar al momento de su registro:

a) Plan de trabajo para el periodo correspondiente.
b) Currículum Vitae.
c) Carta de aceptación de su candidatura, explicando los motivos de su postulación.
d) Carta que exprese su obligación de trabajar conforme a lo establecido en los Estatutos Generales y demás reglamentos del Partido, en coordinación con el comité directivo correspondiente.
e) Firmas de miembros activos de Acción Juvenil de apoyo a su candidatura. En todos los casos la relación deberá contener nombre, firma y clave del Registro Nacional de Miembros del joven que le apoya. En el caso de candidatura a la Secretaría Nacional se necesitarán 100 firmas; para las secretarías estatales y municipales, el número equivalente al diez por ciento del total de miembros activos de Acción Juvenil en el padrón correspondiente, elevando a la unidad la fracción superior a 0.5, sin que estas excedan a 40 firmas en el caso de Secretario Estatal y a 10 firmas en el caso de Secretario Municipal.
f) En el caso de candidatura a la Secretaría Nacional y a las Secretarías Estatales, además deberán presentar el orden y nombre de los integrantes de la planilla que lo acompañan. La planilla estará integrada por cuatro miembros.

CAPITULO IV

DE LA SECRETARIA NACIONAL DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 20. La Secretaría Nacional de Acción Juvenil es el órgano rector de la Organización Juvenil del PAN. Tendrá su residencia en la sede del Comité Ejecutivo Nacional.

ARTÍCULO 21. Además de las señaladas en el artículo 18, son atribuciones de la Secretaría Nacional:

a) Constituir las coordinaciones de trabajo que estime convenientes para llevar a cabo las actividades programadas, teniendo como mínimo las siguientes:

1. General,
2. Organización
3. Vinculación Social,
4. Formación y Capacitación,
5. Comunicación,
6. Acción Política,
7. Relaciones Internacionales,
8. Fortalecimiento Municipal y
9. Mujeres.

Los titulares de estas coordinaciones deberán ser miembros de la Secretaría Nacional.

b) Ejercer el presupuesto que le sea asignado por el Comité Ejecutivo Nacional.
c) Convocar a la reunión nacional de secretarios estatales de Acción Juvenil por lo menos dos veces al año.
d) Reunirse en sesión ordinaria una vez cada dos meses, y en sesión extraordinaria cuantas veces sea necesario.
e) Impartir los cursos de Líderes Juveniles I, II y III, Líderes en Campaña y Líderes Estudiantiles por sí o por medio de capacitadores nacionales debidamente acreditados por la Secretaría Nacional de Acción Juvenil, y mantener un registro pormenorizado de dichos cursos y capacitadores.
f) Publicar el órgano oficial de difusión de Acción Juvenil.
g) Mantener relación con las demás secretarías del CEN y con los comités directivos estatales del partido, así como con los diversos organismos juveniles y estudiantiles.
h) Mantener relación, previa autorización del partido, con los diversos organismos internacionales juveniles, en particular con aquellos que sean afines a los principios de Acción Nacional.

ARTÍCULO 22. Para ser Secretario Nacional de Acción Juvenil se necesita:

a) Acreditar ser miembro activo del partido y de Acción Juvenil con una antigüedad de tres años.
b) Tener sus derechos a salvo como miembro activo del partido y de Acción Juvenil.
c) Acreditar su asistencia a los cursos de Líderes Juveniles I, II y III.

ARTÍCULO 23. El periodo de funciones del Secretario Nacional de Acción Juvenil será de tres años sin posibilidad de reelección.

ARTÍCULO 24. Los miembros de la planilla que acompañen al candidato a la Secretaría Nacional deberán cumplir los mismos requisitos que para ser Secretario Nacional, salvo el tiempo de militancia que será de dos años de antigüedad. En la integración de las planillas deberá observarse la equidad de género.

ARTICULO 25. La Secretaría Nacional estará integrada por no menos de 15 y no más de 20 miembros, entre los que se encontrarán los miembros de la planilla a que se refieren los artículos 19, inciso f), 24 y 66 del presente Reglamento, más los miembros ex oficio a que se refieren los artículos 39 y 45. Todos ellos deberán acreditar dos años de militancia como miembro activo en edad juvenil y su asistencia a los Cursos Lideres Juveniles I, II y III, Todos los miembros de la Secretaría Nacional deberán ser ratificados por el Comité Ejecutivo Nacional en los 45 días siguientes a la elección o designación del Secretario Nacional.

En el caso de ausencias o renuncias de miembros de la Secretaría, el Secretario Nacional podrá proponer la sustitución de miembros, con la ratificación del Comité Ejecutivo Nacional. Se considera como ausencia tres faltas consecutivas a las sesiones de la Secretaría.

Se podrán realizar las sustituciones necesarias hasta antes del momento en que el Comité Ejecutivo Nacional haya expedido la Convocatoria para celebrar la Asamblea Nacional Juvenil.

CAPITULO V

DE LAS SECRETARIAS ESTATALES DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 26. Las Secretarías Estatales de Acción Juvenil son el órgano rector de la Organización Juvenil del PAN en su entidad. Tendrán su residencia en la sede del Comité Directivo Estatal respectivo.

ARTÍCULO 27. Además de las señaladas en el artículo 18, son atribuciones de la Secretaría Estatal:

a) Constituir las coordinaciones de trabajo que estime convenientes para llevar a cabo las actividades programadas, teniendo como mínimo las siguientes:

1. General,
2. Organización,
3. Vinculación Social.
4. Formación y Capacitación,
5. Comunicación,
6. Acción Política,
7. Acción Estudiantil y
8. Mujeres.

Los titulares de estas coordinaciones deberán ser miembros de la Secretaría Estatal.

b) Ejercer el presupuesto que le sea asignado por el Comité Directivo Estatal.
c) Reunirse en sesión ordinaria por una vez al mes, y en sesión extraordinaria cuantas veces sea necesario.
d) Convocar a la reunión estatal de secretarios municipales de Acción Juvenil por lo menos tres veces al año.
e) Impartir en su estado los cursos de Líderes Juveniles I, II y III, en los términos del inciso e) del artículo 21 del presente Reglamento.
f) Mantener relación con las demás secretarías estatales y con los comités directivos municipales del partido, así como con diversos organismos de la sociedad civil, instituciones juveniles y estudiantiles.

ARTÍCULO 28. Para ser Secretario Estatal de Acción Juvenil se necesita:

a) Acreditar ser miembro activo del partido y de Acción Juvenil con una antigüedad de dos años.
b) Tener sus derechos a salvo como miembro activo del partido y de Acción Juvenil.
c) Acreditar su asistencia a los cursos de Líderes Juveniles I, II y III.

ARTÍCULO 29. El periodo de funciones de los secretarios estatales de Acción Juvenil será de dos años y tendrán posibilidad de ser reelectos por una sola vez, siempre y cuando su edad sea menor a 26 años al día de la elección.

ARTÍCULO 30. Los integrantes de la planilla que acompañen al candidato a la Secretaría Estatal deberán cumplir con los mismos requisitos para ser Secretario Estatal, salvo la acreditación al Curso Líderes Juveniles III y el tiempo de militancia que será de un año de antigüedad. En la integración de las planillas se deberá observarse la equidad de género.

ARTICULO 31. La Secretaría Estatal estará integrada por no menos de 10 y no más de 15 miembros, entre los que se encontrarán los miembros de la planilla a que se refieren los artículos 19 inciso f), 30 y 72 del presente Reglamento, más los miembros ex oficio a que hace referencia el artículo 41. Todos deberán acreditar ser miembros activos del partido en edad juvenil y su asistencia a los Cursos Líderes Juveniles I y II.

Todos los miembros de la Secretaría Estatal deberán ser ratificados por el Comité Directivo Estatal en los 30 días siguientes a la elección o designación del Secretario Estatal.

En el caso de ausencias o renuncias de miembros de la Secretaría, el Secretario Estatal podrá proponer la sustitución de miembros, con la ratificación del Comité Directivo Estatal. Se considera como ausencia tres faltas consecutivas a las sesiones de la Secretaría.

Se podrán realizar las sustituciones necesarias hasta antes del momento en que el Comité Directivo Estatal haya expedido la Convocatoria para celebrar la Asamblea Estatal Juvenil.

CAPITULO VI

DE LAS SECRETARIAS MUNICIPALES DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 32. Las Secretarías Municipales de Acción Juvenil son el órgano rector de la Organización Juvenil del PAN en su municipio. Tendrán su residencia en la sede del Comité Directivo Municipal respectivo.

ARTÍCULO 33. Además de las señaladas en el artículo 18, son atribuciones de las secretarías municipales de Acción Juvenil:

a) Constituir las coordinaciones de trabajo que estime convenientes para llevar a cabo las actividades programadas, teniendo como mínimo las siguientes:

1. Coordinación General,
2. Organización,
3. Formación y Capacitación,
4. Comunicación,
5. Acción Política.

Los titulares de estas coordinaciones deberán ser miembros de la Secretaría Municipal.

b) Ejercer el presupuesto que le sea asignado por el Comité Directivo Municipal.
c) Convocar a reunión de la secretaria municipal de Acción Juvenil por lo menos una vez al mes.
d) Realizar con todos los miembros de Acción Juvenil las reuniones generales de información por lo menos dos veces al mes.
e) Mantener estrecha relación con las demás secretarías municipales y con el comité directivo municipal del partido, así como con diversos organismos de la sociedad civil, instituciones juveniles y estudiantiles.
f) Promover y supervisar el funcionamiento de Acción Juvenil en los sub comités.

ARTÍCULO 34. Para ser Secretario Municipal de Acción Juvenil se necesita:

a) Acreditar ser miembro activo del partido y de Acción Juvenil con una antigüedad de seis meses.
b) Tener sus derechos a salvo como miembro activo del partido y de Acción Juvenil.
c) Acreditar su asistencia al curso de Líderes Juveniles I y II de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 35. El periodo de funciones de los secretarios municipales de Acción Juvenil será de dos años y tendrán posibilidad de ser reelectos por una sola vez, siempre y cuando su edad sea menor de 26 años al día de la elección.

ARTÍCULO 36. Las secretarías municipales estarán integradas por no menos de 5 y ni más de 10 miembros, los cuales deberán acreditar ser miembros activos del partido en edad juvenil y su asistencia al Curso Líderes Juveniles I.

Todos los miembros de las secretarías municipales deberán ser sometidos a la ratificación por el Comité Directivo Municipal correspondiente, en un plazo no mayor de 30 días después del día de la elección o designación del Secretario Municipal de Acción Juvenil.

CAPÍTULO VII

DEL CONSEJO NACIONAL DE ESTUDIANTES

ARTÍCULO 37. Para promover y difundir la doctrina de Acción Nacional en los centros educativos, la Secretaría Nacional de Acción Juvenil establecerá el Consejo Nacional de Estudiantes. El Consejo Nacional de Estudiantes sesionará cuando menos dos veces al semestre.

ARTÍCULO 38. El Consejo Nacional de Estudiantes estará presidido por el Secretario Nacional de Acción Juvenil y contará con un consejero nacional por entidad federativa, quien será designado de acuerdo a las bases que establezca la Secretaría Nacional de Acción Juvenil. Este consejero deberá comprobar tener liderazgo estudiantil en su centro de estudios.

ARTÍCULO 39. El Consejo Nacional de Estudiantes designará de entre sus miembros al Secretario General, quien dará seguimiento y cumplimiento a los acuerdos del propio Consejo y participará, como miembro ex oficio con voz y voto, en la Secretaría Nacional de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 40. Para descentralizar las funciones del Consejo Nacional de Estudiantes, las Secretarías Estatales conformarán el Capítulo correspondiente a su entidad federativa. Este Capítulo será presidido por el Secretario Estatal de Acción Juvenil y contará con la representación de los centros educativos de la entidad, según los lineamientos que establezca el Consejo Nacional Estudiantil. El consejero nacional de cada entidad federativa fungirá como Secretario General del capítulo respectivo.

ARTÍCULO 41. Los consejeros nacionales por entidad federativa serán miembros ex oficio de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil correspondiente y participarán con voz y voto.

ARTÍCULO 42. El Consejo Nacional Estudiantil establecerá los lineamientos para su organización y funcionamiento, mismos que deberán ser aprobados por la Secretaría Nacional de Acción Juvenil.

CAPITULO VIII

DE LOS GRUPOS HOMOGÉNEOS

ARTÍCULO 43. Para fomentar la vinculación con la sociedad y la propagación de la doctrina del PAN entre los jóvenes, la Secretaría Nacional de Acción Juvenil podrá crear los grupos homogéneos que considere pertinentes.

ARTÍCULO 44. Los grupos homogéneos contarán con la directiva y la estructura que establezca la Secretaría Nacional de Acción Juvenil. Su designación y renovación se realizará conforme a las bases que establezca la propia Secretaría Nacional de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 45. Los dirigentes de cada grupo homogéneo reconocido por la Secretaría Nacional de Acción Juvenil serán miembros ex oficio de la misma y contarán con voz y voto, debiendo cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 25 del presente reglamento.

CAPÍTULO IX

DE LAS ASAMBLEAS DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 46. Corresponde a las Asambleas de Acción Juvenil:

a) Elegir al Secretario de Acción Juvenil correspondiente.
b) Recibir el informe del secretario saliente.

ARTÍCULO 47. La Asambleas de Acción Juvenil serán convocadas por el secretario de Acción Juvenil antes de concluir su periodo, previa autorización del comité correspondiente. La convocatoria determinará:

a) Fecha
b) Lugar
c) Orden del día

En el caso de expedición de normas complementarias, el comité correspondiente deberá enviarlas para su autorización al Comité Ejecutivo Nacional, según lo establece el artículo 35 de los Estatutos Generales del Partido.

ARTÍCULO 48. El orden del día deberá contener como mínimo los siguientes puntos:

a) Registro de delegados,
b) Bienvenida,
c) Honores a la Bandera,
d) Inauguración,
e) Informe del secretario juvenil saliente,
f) Declaración del Quórum,
g) Presentación de candidatos,
h) Mensaje y presentación del plan de trabajo de cada uno de los candidatos,
i) Votación,
j) Toma de protesta del candidato electo,
k) Mensaje final,
l) Himno del partido
m) Clausura.

ARTICULO 49. Para la organización, coordinación, realización y seguimiento de las campañas en el proceso de elección, se constituirá la Comisión Electoral, misma que se encontrará instalada al día de la publicación de la Convocatoria, y concluirá sus funciones cuando sea ratificada la Asamblea de Acción Juvenil por el Órgano Directivo.

ARTÍCULO 50. Serán delegados numerarios en las asambleas de Acción Juvenil:

a) Todos los miembros activos que, cumpliendo con la edad especificada en el artículo 5°, tengan una antigüedad mínima de tres meses como miembros activos al día de la Asamblea, que cuenten con sus derechos a salvo, y que expresen su deseo de participar como tales y se registren en tiempo y forma.
b) Los miembros de la secretaría de Acción Juvenil de la jurisdicción correspondiente.

Además de los delegados numerarios, podrán asistir a las asambleas, sólo con derecho a voz, los miembros activos que no se acreditaron como delegados y los miembros adherentes. Las personas que asistan con el carácter de observadores no tendrán derecho ni a voz ni a voto, y tendrán un lugar específico dentro del recinto en donde se lleve a cabo la asamblea.

ARTICULO 51. En el caso de las asambleas estatales y municipales, el registro de candidatos a Secretario de Acción Juvenil quedará abierto con la publicación de la convocatoria para la celebración de la asamblea juvenil respectiva y se cerrará quince días antes de la fecha señalada para su realización.

El registro se hará ante el Secretario General del Órgano Directivo correspondiente o ante quien este designe, y con la presencia del Secretario Juvenil si lo hubiere, por escrito y presentando los requisitos solicitados en los artículos 19, 22, 28 y 34 del presente reglamento, en los formatos que para tal efecto emita el Órgano Directivo.

La Comisión Electoral sesionará al día siguiente del cierre de registro de candidatos quien aprobará las candidaturas o en su defecto notificará de manera inmediata a los aspirantes, los documentos o requisitos faltantes para que a más tardar en veinticuatro horas sean subsanados bajo pena de desechar la candidatura.

Aquellos que sean miembros con cartera o funcionarios de un órgano directivo del Partido o de Acción Juvenil, sólo podrán registrarse como candidatos luego de solicitar licencia o renunciar al cargo que ocupan.

ARTÍCULO 52. Las Asambleas Nacional o Estatal, procederán cuando estén presentes por lo menos más de la mitad de las delegaciones acreditadas en tiempo y forma.
Se tendrán por presentes las delegaciones cuando se registren más de la mitad de sus delegados acreditados.

El voto de las delegaciones será computable cuando lo ejerzan, por lo menos, la mayoría de sus miembros registrados.

En el caso de las asambleas municipales deberán estar presentes más de la mitad de los delegados acreditados en tiempo y forma.

Ninguna votación será válida si no esta integrado el quórum establecido tal como se establece en el presente artículo.

ARTÍCULO 53. Una vez cerrado el registro de delegados, el presidente de la Asamblea informará a la misma si existe quórum conforme a lo establecido en los artículos 50, 52, 62 al 64, 69, 70, 76 y 77 del presente Reglamento y procederá a declarar formalmente instalada la asamblea y a desahogar el orden del día.

ARTÍCULO 54. La votación se recibirá por delegación en urnas transparentes. El voto se expresará en forma secreta mediante cédulas, las cuales contendrán los nombres de los candidatos.
Los delegados depositarán en la urna correspondiente a su estado o municipio las cédulas de votación.

ARTÍCULO 55. En la asamblea nacional y asambleas estatales, los votos de cada delegación se computarán proporcionalmente al número de miembros que la integren, de acuerdo con la fracción primera de los artículos 65 y 71 del presente Reglamento, según sea el caso.

En las asambleas municipales el voto de los delegados numerarios será directo.

ARTICULO 56. Para que un candidato sea electo, deberá obtener más de la mitad de los votos computables al momento de la votación. No se considerarán como computables los votos nulos ni las abstenciones.

Si después de la votación ninguno de los candidatos obtuviera más de la mitad de los votos, los candidatos que obtengan una votación menor a la del tercer lugar, quedarán sin posibilidad de seguir en la contienda y se procederá a una segunda votación.

Si en la segunda votación ninguno de los tres candidatos obtiene más de la mitad de los votos, se retirará el que haya obtenido menor votación y se procederá a una tercera ronda.

Si desde la primera votación solamente hubiere tres candidatos, el que obtenga la menor votación no podrá participar en la segunda ronda.

Si en la segunda ronda, habiendo dos candidatos, ninguno de ellos obtiene más de la mitad de los votos se procederá a una tercera ronda.

Si en la tercera ronda, ninguno de los dos candidatos obtiene dicha cantidad de votos, se procederá a una última ronda.

ARTÍCULO 57. Si al término de la última votación ninguno de los candidatos obtiene más de la mitad de los votos, ni declinare alguno de ellos, el comité correspondiente procederá a la designación del Secretario de entre los contendientes considerando el sentido de la votación.

Si el sentido de la votación no se puede determinar por estar empatada, se procederá conforme al artículo 13 del presente reglamento.

ARTÍCULO 58. Siempre que quede un solo candidato se procederá a votación económica. De no obtener más de la mitad de los votos se procederá a designación conforme a lo establecido en el artículo 13 del presente reglamento.

ARTÍCULO 59. Cuando únicamente se registren dos candidatos, habrá hasta tres rondas de votación aplicándose lo establecido en los artículos 57 y 58.

CAPÍTULO X

DE LA ASAMBLEA NACIONAL DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 60. La Asamblea Nacional de Acción Juvenil se reunirá cada tres años, siendo convocada previa autorización del Comité Ejecutivo Nacional.

Dicha convocatoria deberá ser expedida con una anticipación mínima de 60 días a la fecha de conclusión del periodo de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil. La convocatoria será comunicada a todos los miembros de Acción Juvenil por conducto de las Secretarías Estatales y Municipales, debiendo ser publicada en los órganos de difusión del partido.

ARTÍCULO 61. El periodo para la acreditación de delegados a una asamblea nacional se iniciará el día de la publicación de la convocatoria y concluirá el décimo día, inclusive, anterior a la celebración de la asamblea.

ARTÍCULO 62. La Asamblea Nacional de Acción Juvenil estará integrada por las delegaciones estatales acreditadas y por la Secretaría Nacional.

ARTÍCULO 63. Para efectos de la Asamblea Nacional, los secretarios estatales deberán acreditar a sus delegados ante la Secretaría Nacional de Acción Juvenil en el término establecido por la convocatoria correspondiente.

En caso de ausencia de éstos lo podrá hacer el Comité Directivo Estatal.

ARTÍCULO 64. El secretario de Acción Juvenil será quien presida la Asamblea. En su ausencia la presidirá el coordinador general de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil si lo hubiere. A falta de éste, quien designe el Comité Ejecutivo Nacional.

La Asamblea Nacional de Acción Juvenil se integrará y sus decisiones serán válidas cuando estén presentes:

a) El delegado del Comité Ejecutivo Nacional,
b) El Presidente de la Asamblea, y
c) Más de la mitad de las delegaciones acreditadas de acuerdo a la convocatoria y al presente Reglamento.

ARTÍCULO 65. Para la votación de la Asamblea Nacional, se aplicarán los siguientes criterios:
I. Cada delegación tendrá 3 votos cuando su número de delegados sea de 10 miembros más un voto por cada 5 delegados:

10 delegados corresponderá 3 votos.
De 11 a 15 delegados corresponderán 4 votos.
De 16 a 20 delegados corresponderán 5 votos.
De 21 a 25 delegados corresponderán 6 votos.
De 26 a 30 delegados corresponderán 7 votos.
De 31 a 35 delegados corresponderán 8 votos.
De 36 a 40 delegados corresponderán 9 votos.
Y así sucesivamente.

II. El mínimo de delegados que podrá acreditar cada Secretaría Estatal de Acción Juvenil o su comité directivo será de 10 y les corresponderá únicamente un voto por delegación.
III. En caso de que una delegación se acredite con menos de 10 miembros podrá participar en la asamblea únicamente con voz pero sin derecho a voto.
IV. La delegación de la Secretaría Nacional de Acción Juvenil estará integrada según el Artículo 25 de este Reglamento y tendrá un número de votos equivalente al promedio de los votos de las delegaciones presentes en la asamblea, pero el porcentaje de su voto delegacional no podrá exceder del 10% del total de los votos delegacionales computables al momento de la votación.

ARTÍCULO 66. El secretario electo deberá integrar como miembros de la Secretaría Nacional al primer y segundo integrante de la planilla del candidato que haya ocupado el segundo lugar.

Para el caso de que sea candidato único, el secretario nacional de Acción Juvenil electo deberá escoger a los dos integrantes que completarán la planilla de entre los delegados numerarios registrados en tiempo y forma.

CAPÍTULO XI

DE LAS ASAMBLEAS ESTATALES DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 67. La Asamblea Estatal de Acción Juvenil se reunirá cada dos años, siendo convocada por el Secretario Estatal de Acción Juvenil, previa autorización del Comité Directivo Estatal.

Dicha convocatoria deberá ser expedida con una anticipación mínima de 30 días a la fecha de conclusión del periodo de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil. La convocatoria será comunicada a todos los miembros de Acción Juvenil por conducto de las Secretarías Estatales y Municipales, debiendo ser publicada en los órganos de difusión del partido.

En casos extemporáneos el Comité Directivo Estatal podrá convocar a asamblea estatal de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 68. El periodo para la acreditación de delegados a la asamblea se iniciará el día de la publicación de la convocatoria y concluirá el quinto día anterior a la celebración de la asamblea.

ARTÍCULO 68. La Asamblea Estatal de Acción Juvenil estará integrada por las delegaciones municipales acreditadas y por la Secretaría Estatal.

La acreditación de delegados corresponderá a los secretarios municipales de Acción Juvenil.

ARTÍCULO 70. El secretario de Acción Juvenil será quien presida la Asamblea. En su ausencia la presidirá el coordinador general de la Secretaría Juvenil Estatal si lo hubiere. A falta de éste, quien designe el Comité Directivo Estatal.

La Asamblea de Acción Juvenil se integrará y sus decisiones serán válidas cuando estén presentes:

a) El delegado del Comité Directivo Estatal,
b) El presidente de la asamblea,
c) Más de la mitad de las delegaciones acreditadas de acuerdo a la convocatoria y al presente reglamento, o la tercera parte de las delegaciones de las estructuras municipales que por su membresía puedan participar en la asamblea, lo que resulte mayor, y
d) El secretario juvenil del nivel superior o su representante si lo hubiere.

ARTÍCULO 71. En el caso de las asambleas estatales se aplicarán los siguientes criterios:

I. Cada delegación tendrá 3 votos cuando su número de delegados sea de 5 miembros más un voto por cada 5 delegados:

A 5 delegados corresponderán 3 votos
De 6 a 10 delegados corresponderán 4 votos
De 11 a 15 delegados corresponderán 5 votos
De 16 a 20 delegados corresponderán 6 votos
De 21 a 25 delegados corresponderán 7 votos
De 26 a 20 delegados corresponderán 8 votos
De 31 a 35 delegados corresponderán 9 votos
Y así sucesivamente.

II. El mínimo de delegados que podrá acreditar cada Secretaría Municipal de Acción Juvenil o su comité respectivo, será de 5 y les corresponderán únicamente 3 votos por delegación.
III. En caso de que una delegación se acredite con menos de 5 miembros, podrá participar en la asamblea únicamente con derecho a voz pero sin voto.
IV. La delegación de la Secretaría Estatal de Acción Juvenil estará integrada según el Artículo 31 de este Reglamento y tendrá un número de votos equivalente al promedio de los votos de las delegaciones presentes en la asamblea, pero el porcentaje de su voto delegacional no podrá exceder del 10% del total de los votos delegacionales computables al momento de la votación.

ARTÍCULO 72. El secretario electo deberá integrar como miembros de la Secretaría Estatal al primer y segundo integrante de la planilla del candidato que haya ocupado el segundo lugar.

Para el caso de que sea candidato único, el secretario estatal de Acción Juvenil electo deberá escoger a los dos integrantes que completarán la planilla de entre los delegados numerarios registrados en tiempo y forma.

CAPÍTULO XII

DE LAS ASAMBLEAS MUNICIPALES DE ACCIÓN JUVENIL

ARTÍCULO 73. Las Asambleas Municipales deberán ser convocadas cada dos años por el secretario municipal de Acción Juvenil previa autorización de su comité directivo, con una anticipación de 30 días a la fecha de la conclusión del periodo de la Secretaría Municipal de Acción Juvenil. Dicha comunicación deberá hacerse por correo directo, telegrama o cualquier otro medio escrito.

Sólo se podrán autorizar convocatorias para Asambleas cuando en el municipio se cuente con un mínimo de 15 miembros activos de Acción Juvenil, de acuerdo al Padrón del Registro Nacional de Miembros.

ARTICULO 74. Las Asambleas Municipales de Acción Juvenil podrán celebrarse solamente cuando se hayan acreditado como Delegados más de la mitad de los miembros activos que cuenten con sus derechos a salvo en el municipio siempre y cuando este número no sea menor a 15 miembros activos.

De no cumplirse estos requisitos, deberá cancelarse la Asamblea. En este caso, se procederá conforme al artículo 13 del presente reglamento.

ARTÍCULO 75. El periodo para la acreditación de delegados a una asamblea municipal se iniciará el día de la publicación de la convocatoria y concluirá el quinto día, inclusive, anterior a la celebración de la asamblea.

ARTÍCULO 76. Las asambleas municipales de Acción Juvenil se integrarán por los miembros de Acción Juvenil acreditados.

En este caso, los miembros de Acción Juvenil solicitarán personalmente su registro como delegados ante su secretario juvenil municipal.

ARTÍCULO 77. El secretario Municipal de Acción Juvenil será quien presida la Asamblea. En su ausencia la presidirá el coordinador general de la Secretaría Juvenil Municipal si lo hubiere. A falta de este, quien designe el Comité Directivo Municipal.

La asamblea de Acción Juvenil se integrará y sus decisiones serán válidas cuando estén presentes:

a) El delegado del Comité Directivo Municipal,
b) El presidente de la asamblea,
c) Más de la mitad de las delegados acreditados de acuerdo a la convocatoria y al presente reglamento, y
d) El secretario juvenil del nivel superior o su representante.

CAPÍTULO XIII

DE LA REFORMA DEL REGLAMENTO

ARTÍCULO 78. Para presentar propuestas de reforma al presente Reglamento, la Secretaría Nacional de Acción Juvenil deberá realizar el siguiente procedimiento:

a) Convocar a todos los miembros de Acción Juvenil por conducto de las secretarías juveniles para que elaboren sus propuestas de reforma.
b) Las secretarías estatales deberán recabar las propuestas de las secretarías municipales de su entidad y enviarlas a la Secretaría Nacional junto con sus propias propuestas.
c) Una vez recibidas las propuestas, la Secretaría Nacional formará una comisión redactora que se abocará al análisis de las mismas y en su caso presentará al Comité Ejecutivo Nacional la propuesta de modificación del presente reglamento, atendiendo a lo dispuesto en la fracción IV del Artículo 64 de los Estatutos Generales.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS

PRIMERO
Este Reglamento entrará en vigor el 4 de julio de 2005, y en consecuencia se abroga el Reglamento de Acción Juvenil aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión de 12 de enero de 2001 que se encuentra en vigor desde el 20 de enero de 2001.

SEGUNDO
Las Asambleas de Acción Juvenil convocadas con anterioridad a la entrada en vigencia del presente Reglamento serán reguladas por el Reglamento de Acción Juvenil aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión del 12 de enero de 2001.

TERCERO
La integración de la Secretarías Estatales de Acción Juvenil continuarán siendo reguladas por el artículo 30 del Reglamento de Acción Juvenil del PAN vigente desde el 20 de enero de 2001, hasta en tanto éstas no sean renovadas en los términos de este Reglamento.

CUARTO
Para el caso del Distrito Federal, siempre que se hable de Secretarías Estatales ó Secretarias Municipales, se entenderá que se habla de la Secretaría Regional o Secretarías Delegacionales, según sea el caso.

El presente Reglamento fue aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión ordinaria del día 6 de junio de 2005.

REGLAMENTO PARA LA ADMINISTRACION DEL FINANCIAMIENTO DEL PARTIDO.
Reglamento para la Administración del Financiamiento del Partido

Capítulo Primero

Disposiciones Generales

Artículo 1. La supervisión de la aplicación del financiamiento público que corresponde al Partido Acción Nacional estará a cargo de la Tesorería nacional del Consejo Nacional en los términos de los Estatutos y de este Reglamento.

Artículo 2. Siempre que en este Reglamento se empleen los términos de Comité Directivo Estatal y de Comité Directivo Municipal, se entenderán asimilados a ellos los de Comité Directivo Regional y Delegación Estatal, así como de Comité Delegacional y Delegación Municipal, respectivamente.

Capítulo Segundo

De la Tesorería Nacional

Artículo 3. La Tesorería Nacional estará a cargo de un Tesorero designado por el Consejo Nacional a propuesta del Presidente.

El Tesorero Nacional durará en funciones tres años y su designación se hará en la misma sesión en la que el Consejo Nacional deba elegir a los miembros del Comité Ejecutivo Nacional. El Tesorero Nacional podrá ser ratificado en su cargo.

Para ser Tesorero Nacional se requiere ser miembro activo del Partido con una antigüedad mínima de tres años, conocer técnicamente la materia de la administración y dedicarse de tiempo completo en el cargo para el que fue designado.

El Tesorero Nacional participará con voz en las sesiones del Comité Ejecutivo Nacional, y en las sesiones de la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional cuando ésta así lo considere necesario.

En el caso de que el Tesorero Nacional quisiera competir por un cargo de elección popular, deberá renunciar con seis meses de anticipación a la elección de que se trate.

Artículo 4. De acuerdo a las atribuciones señaladas en el artículo 51 de los Estatutos, el Tesorero Nacional tendrá las siguientes funciones:

a. Verificar el monto de recursos de financiamiento público que las autoridades federales electorales entreguen al Partido y que el mismo se ajuste a las disposiciones legales y sea distribuido conforme a lo dispuesto por este Reglamento;

b. Entregar a la autoridad federal electoral el informe anual y de campañas en los tiempos previstos por la ley;

c. Conocer el monto de los recursos que las autoridades locales entreguen a los comités directivos estatales del Partido y solicitar a las comisiones de vigilancia de los Consejos Estatales las auditorías practicadas. En el caso de que estas auditorías sean practicadas a través de la Tesorería Nacional el costo de las mismas se harán con cargo a las cuotas que le correspondan al Comité respectivo;

d. Elaborar los lineamientos, procedimientos y en general la normatividad contable, con bases técnicas y legales para el empleo y aplicación de los recursos financieros federales y locales, así como para la presentación de los informes correspondientes;

e. Calcular y distribuir las cantidades del financiamiento público federal que le correspondan al Comité Ejecutivo Nacional y a los comités directivos estatales en los términos del artículo 10 del presente Reglamento;

f. Autorizar previa justificación, préstamos del fondo revolvente a los comités directivos de los estados en donde se hayan desarrollado procesos electorales locales durante el año de que se trate. Los préstamos no podrán exceder, dependiendo de la disponibilidad de fondos, del importe del financiamiento público federal de hasta cuatro meses de las participaciones que le correspondan al estado y deberán ser cubiertos en un plazo no mayor a doce a cuenta de sus cuotas mensuales;

g. Realizar por sí, o por conducto de terceros, auditorías a los comités directivos estatales o municipales a solicitud de la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional, informándole de los resultados de las mismas;

h. Retener total o parcialmente los recursos del financiamiento público federal a los comités directivos estatales, cuando no se hayan cumplido con las disposiciones del presente Reglamento, informando al Comité Ejecutivo Nacional y a la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional de estas retenciones y de los motivos que la originaron;

i. Recibir de los presidentes de los comités directivos estatales, semestralmente o con la periodicidad que las autoridades electorales lo requieran, los informes sobre los ingresos y egresos del financiamiento público federal, y

j. Formular su propio presupuesto de gastos que el Comité Ejecutivo Nacional debe presentar a la consideración del Consejo Nacional.

Artículo 5. Para la correcta supervisión de la aplicación de los recursos del financiamiento público federal, la Tesorería Nacional deberá rendir ante la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional un informe mensual acerca de la distribución general de dichos recursos.

La Tesorería Nacional entregará anualmente a la Comisión de Vigilancia, durante la segunda quincena de marzo, una copia del dictamen de los estados financieros que los Comités Directivos Estatales le hayan remitido del ejercicio anterior.

Adicionalmente, de acuerdo con lo señalado en el artículo 51 de los Estatutos Generales, deberá rendir ante el Comité Ejecutivo Nacional y ante el Consejo Nacional un informe anual acerca de la distribución general y aplicación de dicho financiamiento.

Artículo 6. Para el adecuado funcionamiento de la Tesorería, ésta contará con un cuerpo técnico profesional que será designado por el Tesorero Nacional.

Capítulo Tercero

De la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional

Artículo 7. La Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional sesionará en forma ordinaria una vez al mes, y a petición de su Presidente o del Secretario en forma extraordinaria las veces que sea necesario. A falta del Presidente, el Secretario presidirá las sesiones, y a falta de ambos quien designe la Comisión.

Los miembros de la Comisión que sin causa justificada falten a tres sesiones consecutivas, perderán el cargo.

Artículo 8. Para el cumplimiento de las facultades a que hace referencia el artículo 53 de los Estatutos Generales, la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional, solicitará a la Tesorería Nacional:

a. Su presupuesto y el del Comité Ejecutivo Nacional y la distribución del financiamiento público federal, una vez aprobado por el Consejo Nacional;

b. El informe mensual del presupuesto comparativo de la propia Tesorería y el del Comité Ejecutivo Nacional y las variaciones significativas que en su caso solicite;

c. El informe semestral, o en el momento que así se requiera, de los resultados de las revisiones realizadas por el área de fiscalización a los comités directivos estatales;

d. La copia de los estados financieros mensuales de la propia Tesorería y la balanza de comprobación correspondiente;

e. El informe semestral de los montos susceptibles de recuperación para el Partido por concepto de las actividades específicas previstas en inciso c) del párrafo séptimo del artículo 49 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, realizadas por el Comité Ejecutivo Nacional y por los comités directivos estatales y, en su caso, copia de los oficios de rechazo por parte de la autoridad electoral;

f. En caso de campañas federales y locales, copia de los presupuestos previamente autorizados, así como toda la información que para estos efectos solicite;

g. El informe anual de la totalidad de los bienes muebles e inmuebles propiedad del Partido identificados por entidad, y

h. Aquella que la Comisión considere necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

Adicionalmente, la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional solicitará a las comisiones de vigilancia de los consejos estatales la documentación referente a los presupuestos de sus entidades, que deberán enviar a más tardar el 31 de marzo de cada año, así como la relativa a los informes semestrales de ingresos y egresos comparados contra el presupuesto del mismo periodo e incluyendo los informes sobre los recursos entregados a cada Comité Directivo Municipal de acuerdo con el programa de asignación de fondos a que hace referencia el artículo 20 de este Reglamento, que deberán entregar, respectivamente, durante el primer y tercer trimestre de cada año.

Artículo 9. Cuando así lo considere conveniente, la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional podrá ordenar a la Tesorería Nacional la práctica de auditorías administrativas a los comités directivos estatales y municipales y en general a todo órgano que maneje fondos o bienes del Partido.

Todos los órganos que manejen fondos o bienes del Partido deberán dar respuesta a las observaciones y sugerencias derivadas de las auditorías ordenadas por la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional en los plazos que para estos efectos determine la propia Comisión.

Capítulo Cuarto

De la Distribución del Financiamiento Público Federal

Artículo 10. El monto a distribuirse del financiamiento público federal entre el Comité Ejecutivo Nacional y los comités directivos estatales se integrará por el financiamiento recibido por concepto de los recursos para el sostenimiento de actividades ordinarias permanentes, previsto en el inciso a) del párrafo séptimo del artículo 49 del Código Federal de lnstituciones y Procedimientos Electorales, menos el dos por ciento que, en cumplimiento de la fracción VIII del inciso a) del párrafo siete del artículo 49 del mismo Código, se destinará para el desarrollo de fundaciones o instituciones de investigación del partido. El remanente será distribuido de la siguiente manera:

I. Treinta por ciento para proyectos comunes nacionales propuestos por el Comité Ejecutivo Nacional y aprobados por el Consejo Nacional;

II. Setenta por ciento para las actividades ordinarias del Partido que se distribuirán a su vez de acuerdo a los siguientes criterios:

a. Cincuenta y cinco por ciento a los comités directivos estatales distribuido de acuerdo a la siguiente fórmula:

1. Treinta por ciento distribuido en partes iguales por cada distirto electoral federal, entregando a cada estado la cantidad que le corresponda de acuerdo al número de distritos electorales federales de su estado;

2. Treinta y cinco por ciento en proporción a la última votación para diputados federales de mayoría relativa obtenida por el partido en la entidad con respecto al total nacional de votos obtenidos por el Partido en la misma elección, y

3. Treinta y cinco por ciento en proporción a la última votación para diputados federales de mayoría relativa obtenida en cada entidad por el Partido Acción Nacional con respecto al total de votos válidos emitidos en cada entidad de la misma elección, y

b. Treinta por ciento para los programas del Comité Ejecutivo Nacional, que incluirán el presupuesto de las comisiones del Consejo Nacional y de la Tesorería Nacional, y

c. Quince por ciento para constituir un fondo de reserva para campañas electorales locales.

Artículo 11. En el año electoral federal, el financiamiento asignado para gastos de campaña federal será el establecido de conformidad con lo dispuesto por el inciso b), párrafo séptimo, del artículo 49 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Artículo 12. El presupuesto para gastos de campaña será elaborado en conjunto por la Tesorería Nacional y el Comité Ejecutivo Nacional, conforme al programa que éste órgano apruebe, observando en todo momento las normas establecidas para el efecto por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Artículo 13. Para que un Comité Directivo Estatal tenga derecho a que le sean entregados los fondos del financiamiento público que le corresponden, deberá satisfacer los siguientes requisitos:

a. Cumplir con las disposiciones estatutarias respecto a la constitución y el funcionamiento del propio Comité y del Consejo Estatal, o de la Delegación en su caso.

b. Presentar al Comité Ejecutivo Nacional el informe semestral de actividades y de la Cuenta General de Administración. Simultáneamente, o en el momento que las autoridades electorales así lo requieran, presentará a la Tesorería Nacional el informe relativo a los ingresos y egresos del financiamiento federal;

c. Enviar a la Tesorería Nacional, en la segunda quincena de marzo, el presupuesto anual aprobado por su Consejo y copia del acta de la sesión en que fue aprobado, el programa anual de asignación de los fondos del financiamiento público y el dictamen de la cuenta general de administración del año inmediato anterior;

d. Llevar la contabilidad y los registros, así como obtener la documentación comprobatoria que ordenen la legislación, las autoridades electorales y el propio Partido, separando los recursos federales de los estatales;

e. Presentar los informes que por el uso del financiamiento público estatal y federal deban rendir a las autoridades electorales correspondientes;

f. Que se encuentre debidamente integrada y funcionando la Comisión de Vigilancia del Consejo Estatal. En el caso de las delegaciones, las funciones de vigilancia las ejercerá la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional a través del Comité Ejecutivo Nacional;

g. Cumplir con lo dispuesto en el artículo 17 de este Reglamento, y

h. Que se encuentren al corriente en el pago de sus obligaciones fiscales.

La Tesorería Nacional verificará directamente el cumplimiento de estos requisitos.

Artículo 14. El financiamiento por actividades específicas previsto en el inciso c) del párrafo séptimo del artículo 49 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales podrá ser entregado al Comité Ejecutivo Nacional y a los comités directivos estatales como reembolso, hasta por el monto que aprueben las autoridades electorales, de la cantidad total de los gastos que comprueben haber efectuado en los términos de ley, al año siguiente de dicha comprobación.

Artículo 15. El financiamiento correspondiente a los comités directivos estatales que no cumplan los requisitos señalados en el artículo 13, será retenido parcial o totalmente por la Tesorería Nacional.

Artículo 16. Los intereses que devenguen los fondos retenidos a los comités y delegaciones incrementarán la reserva para campañas señalada en el inciso c) de la fracción II del artículo 10 de este Reglamento, observando en su aplicación lo dispuesto por el inciso d) del párrafo 11 del artículo 49 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Artículo 17. Los comités directivos estatales sólo podrán recibir financiamiento público estatal si se observan las siguientes normas:

a. Que sea aprobado por los consejos estatales. En el caso de delegaciones, será facultad exclusiva del Comité Ejecutivo Nacional resolver su aceptación, que dispondrá de un plazo de un mes para hacerlo. El Comité correspondiente remitirá al Comité y a la Tesorería nacionales, en un plazo no mayor de 15 días hábiles siguientes a la sesión del Consejo Estatal en que se hubiese aprobado la aceptación del financiamiento estatal, copia del acta de dicha sesión para su ratificación;

b. Que la legislación local establezca con precisión las condiciones, procedimientos, características y montos para la distribución del financiamiento a los partidos políticos, de tal manera que no queden al arbitrio de las autoridades, y

c. Que el Comité respectivo cumpla con los requisitos del artículo 13 de este Reglamento y establezca los mecanismos técnico- contables necesarios para manejar los recursos estatales en forma separada a los recursos federales.

Artículo 18. Los consejos estatales deberán reunirse durante el primer bimestre del año para aprobar, a propuesta de su Comité Directivo Estatal, el programa anual de asignación de los fondos del financiamiento público, que deberá incluir a todos los comités y delegaciones municipales que cumplan con lo estipulado en el artículo 90 de los Estatutos Generales del Partido, y el cumplimiento de las obligaciones fiscales que señalen las leyes correspondientes.

El monto a distribuir directamente entre los órganos municipales en ningún caso será inferior al veinticinco por ciento de los recursos que el Comité Directivo Estatal reciba por concepto de financiamiento público federal y estatal y se integrará con los recursos provenientes del financiamiento público estatal. Si éste es insuficiente para alcanzar el monto aprobado, el Consejo determinará la distribución de partidas federales hasta completar ese porcentaje, debiendo observar en lo conducente los reglamentos del Instituto Federal Electoral. El programa anual de asignaciones se elaborará con criterios basados en el apoyo subsidiario, reconocimiento y estímulo al desarrollo de la organización, así como en las disposiciones específicas que dicte la Tesorería Nacional.

En el caso que los órganos municipales no comprueben el financiamiento al que se refiere este artículo conforme lo dispuesto por las leyes y lineamientos aplicables, el Comité Directivo Estatal podrá suspender su entrega parcial o total hasta en tanto no se cumpla con lo que sobre el particular disponga el propio Comité Estatal, sin perjuicio de la acción disciplinaria que proceda.

Por lo que se refiere a las entidades en que existe una Delegación Estatal, el Comité Ejecutivo Nacional determinará las asignaciones que correspondan a los órganos municipales.

A fin de dar cumplimiento a lo anterior, los comités directivos estatales deberán poner a disposición de los consejeros estatales el proyecto de programa con 15 días de anticipación a la sesión del Consejo.

La Tesorería Nacional supervisará el cumplimiento del presente artículo y resolverá sobre las controversias que se susciten entre los comités directivos municipales y el Comité Directivo Estatal, con base en lo acordado por el Consejo Estatal respectivo.

Artículo 19. Los comités estatales y delegaciones están obligados a rendir informes a las autoridades electorales estatales sobre el uso del financiamiento público estatal, en los términos que la ley señale, así como a proporcionar oportunamente a la Tesorería Nacional el apoyo que ésta solicite a fin de estar en condiciones de elaborar, comprobar y presentar en tiempo, conforme a la normatividad federal aplicable, los informes anuales de ingresos y egresos y de campañas que están obligados a presentar a la autoridad federal electoral.

Los comités directivos estatales informarán a la Tesorería Nacional sobre el uso del financiamiento público federal y local, en forma semestral a más tardar el 31 de julio, por lo que corresponde al primer semestre del año de que se trate, y el 15 de enero del año inmediato siguiente, por lo que hace al segundo semestre, o cuando así lo soliciten las autoridades electorales.

La Tesorería Nacional podrá requerir informes adicionales o bien que los informes que rinda algún Comité se presenten debidamente auditados si lo juzga conveniente. Los comités estatales rendirán informes semestrales a sus Consejos sobre la aplicación de los financiamientos federal y estatal. Las delegaciones estatales rendirán sus informes al Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 20. En los casos en que las leyes electorales estatales contemplen financiamiento público en el nivel municipal, la recepción del mismo se someterá a la aprobación del Consejo Estatal respectivo y le serán aplicables en lo conducente las disposiciones del presente Reglamento.

Artículo 21. Perderán sus derechos a los fondos retenidos aquellos comités que no regularicen su situación dentro del plazo que fije la Tesorería, en cuyo caso esos fondos incrementarán la Reserva para Campañas Federales y Locales.

En los casos de multas o sanciones aplicadas por la autoridad federal, impuestas por el incumplimiento del Comité Ejecutivo Nacional o de los comités directivos estatales a las normas electorales, el monto de las mismas será descontado de las cuotas que le correspondan del financiamiento público federal.

TRANSITORIOS

Artículo Primero. De acuerdo a lo señalado por el artículo quinto transitorio de los Estatutos Generales, la designación del Tesorero Nacional para el período que comprende del año 2002 al año 2005, se realizará una vez que el Partido haya presentado ante el Instituto Federal Electoral el informe anual acerca del origen y destino de sus recursos para el año 2001.

Artículo Segundo. El presente Reglamento entrará en vigor el día 1 de julio del 2002.

El presente Reglamento fue aprobado en la sesión ordinaria del Consejo Nacional del día 29 de junio de 2002.

REGLAMENTO DE LAS RELACIONES DEL PAN CON SUS FUNCIONARIOS PUBLICOS.

Reglamento de las relaciones entre el Partido Acción Nacional y los Funcionarios Públicos de elección postulados por el PAN

CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Los funcionarios públicos de elección popular postulados por el Partido Acción Nacional, deberán desempeñar sus funciones con honestidad, eficiencia y espíritu de servicio, conforme a los principios de doctrina, la plataforma política, los programas de acción y acuerdos tomados por los órganos competentes. Sus relaciones con el partido se regirán conforme a los estatutos y a los reglamentos correspondientes.

Artículo 2. Los Senadores, los Diputados Federales, los Diputados Locales de cada entidad y los integrantes de un mismo ayuntamiento postulados por el Partido Acción Nacional, constituirán un “grupo”. El presidente del comité correspondiente designará un coordinador de entre ellos, previa consulta a sus miembros. Las decisiones del grupo se tomarán por mayoría de votos de los asistentes. El coordinador tendrá voto de calidad en caso de empate. Las decisiones obligan a todos los integrantes del grupo, aun a los ausentes.
Las disposiciones del presente reglamento son aplicables, en lo conducente, cuando sólo sea uno el funcionario público de elección postulado por el PAN, el que forme parte de un determinado órgano legislativo o ayuntamiento.

Artículo 3. Para los efectos de este reglamento y en tanto no se modifique la estructura política del Distrito Federal, el comité directivo regional y los comités directivos delegacionales tendrán las mismas facultades y atribuciones que los comités directivos estatales y municipales, respectivamente. Asimismo, cuando se refiera a diputados locales o diputación local se entenderá como diputados a los integrantes a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal; gobernador, al jefe de gobierno del Distrito Federal y como funcionarios municipales a los jefes delegacionales.

Artículo 4. Los funcionarios públicos mantendrán comunicación permanente con su comité correspondiente.

Artículo 5. En todo lo relativo al desempeño de su gestión pública, los funcionarios de elección postulados por el PAN mantendrán comunicación institucional con la Secretaría de Acción Gubernamental correspondiente a su respectivo comité, en su caso para recibir directrices, a través del coordinador de su grupo o directamente si la situación lo amerita.
Artículo 6. Son obligaciones de los funcionarios públicos a que se refiere el presente reglamento:

a. Desempeñar sus funciones con honestidad, eficiencia y espíritu de servicio.

b. Participar en las actividades del partido, mientras no afecten sus obligaciones como funcionarios públicos.

c. Asistir a las juntas de trabajo, así como a eventos similares que sean citados por los comités respectivos o por la coordinación del grupo.

d. Los funcionarios públicos que desempeñen un cargo de elección popular deberán contribuir con una cuota al partido, de acuerdo a sus percepciones netas, incluidas todas las remuneraciones que reciban por el ejercicio de su cargo, después de descontar los impuestos correspondientes, cualquiera que sea la denominación que les dé la entidad pagadora.

e. Cumplir con las demás que establezca el presente reglamento.

CAPITULO II

DE LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS

Del Presidente de la República y de los Gobernadores

Artículo 7. El Presidente de la República mantendrá su relación con el Partido Acción Nacional a través del Presidente Nacional o, en su caso, del Comité Ejecutivo Nacional; los gobernadores a través del presidente estatal y en su caso del Comité Directivo Estatal correspondiente y del propio Comité Ejecutivo Nacional.

De los Funcionarios Públicos Municipales

Artículo 8. Los Presidentes Municipales, los Regidores y los Síndicos se vincularán con el partido a través de su respectivo Comité Directivo Municipal y, en su caso, de su Comité Directivo Estatal.

Artículo 9. Los funcionarios públicos municipales postulados por Acción Nacional, están obligados a:

a. Acudir en consulta a su respectivo comité municipal y en su caso estatal para tomar las decisiones que puedan afectar al partido.
b. Celebrar reuniones previas a las de cabildo con los miembros panistas del ayuntamiento, a fin de unificar criterios y formar estrategias de conjunto.

c. Mantener comunicación con el presidente de su respectivo comité.

d. Informar periódicamente a los miembros del partido de su gestión como funcionario público.

e. Cooperar en las actividades del partido, sin involucrar ni comprometer al personal ni los recursos del gobierno municipal.

CAPITULO III

DE LOS DIPUTADOS FEDERALES Y SENADORES

De la Organización Interna

Artículo 10. En cada una de las Cámaras del Congreso de la Unión, los legisladores postulados por el PAN se integrarán en grupo parlamentario (GPPAN), como forma de participación permanente, organizada y eficaz en el desarrollo de las actividades legislativas, en los términos del marco legal y de la normatividad interna de Acción Nacional.

Artículo 11. El grupo parlamentario del PAN en cada una de las Cámaras del Congreso estará encabezado por un coordinador y los subcoordinadores que se requieran. Funcionará por grupos de trabajo, en los que se propiciará la participación de todos los integrantes del grupo.

Artículo 12. Los recursos del grupo se ejercerán a través del Organo de Administración y Tesorería.

De la Coordinación General

Artículo 13. La función de coordinación estará a cargo de un coordinador, quien será sustituido en sus ausencias por el subcoordinador que previamente y para cada caso designe.

Artículo 14. Son atribuciones y responsabilidades del coordinador:

a. Designar a los subcoordinadores, previa consulta con el Presidente Nacional.

b. Planear las actividades del grupo sobre la base de una distribución equitativa de las tareas, sometiéndolas a la consideración de sus integrantes, así como dar seguimiento a su cumplimiento.

c. Determinar la integración de cuantos grupos de trabajo y direcciones internas sean necesarios para el buen desempeño de sus funciones.

d. Administrar bajo su estricta responsabilidad los recursos humanos, económicos y materiales del grupo, contratar y coordinar al personal necesario para el mejor desempeño de las labores legislativas y administrativas y designar a los funcionarios que les auxilien para tales efectos.

e. Convocar al grupo para llevar a cabo reuniones ordinarias, extraordinarias y eventos de evaluación.
f. Resolver, cuando la urgencia del caso no permita consultar a los miembros del grupo, las acciones que estime necesarias para el cumplimiento de los objetivos del Grupo Parlamentario.

g. Mantener comunicación con los coordinadores o representantes de otros partidos, así como con funcionarios públicos, de acuerdo con los criterios generales del Comité Ejecutivo Nacional o del partido.

h. Ser el vínculo entre el grupo parlamentario y los diferentes órganos del partido y coordinarse con el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional, en aquellos asuntos que revistan importancia para la consecución de los objetivos del grupo parlamentario y del partido en general.

i. Propiciar un trabajo coordinado entre los dos grupos parlamentarios del Congreso de la Unión, así como con los diputados locales y con los gobiernos estatales y municipales panistas en los asuntos que lo ameriten.

j. Coordinar un programa de comunicación social y de proyección de imagen del grupo parlamentario y designar a los legisladores que representen al grupo en actos y tareas de difusión.
k. Ser vocero del grupo ante los medios de comunicación.

l. Designar la integración de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión; autorizar los viajes al extranjero de los legisladores miembros del grupo; la incorporación de sus miembros a las comisiones legislativas ordinarias y especiales; y el apoyo de los legisladores a los procesos electorales locales.

m. Presentar ante el Comité Ejecutivo Nacional un informe semestral de los resultados de la labor del grupo, que incluirá los estados financieros previamente aprobados por el mismo.

n. Abstenerse de ocupar el cargo de presidente o secretario de las comisiones de dictamen legislativo.

Artículo 15. Son atribuciones y responsabilidades de los subcoordinadores, las siguientes:

a. Auxiliar al coordinador en el desempeño de sus funciones, asumiendo tareas y facultades que en su caso le delegue.

b. Coordinar los trabajos de los legisladores del GPPAN adscritos a su área.
De las Comisiones, los Grupos de Trabajo,
Comités y Direcciones

Artículo 16. Los comités del grupo tendrán las siguientes atribuciones:

a. El comité de orden tendrá a su cargo la prevención y atención de casos de indisciplina.

b. El comité de vigilancia tendrá a su cargo supervisar que el manejo de los recursos se haga en forma transparente y apegado a las normas. Cuidará el uso racional y eficiente de los mismos en función de los objetivos establecidos. Revisará mensualmente los informes que le presente el director de administración y tesorería. Dichos informes se presentarán semestralmente al grupo, para su análisis y aprobación.
Los integrantes de este comité no podrán ser miembros de la junta de coordinación.

c. El comité de comunicación social coadyuvará con la dirección de comunicación social del grupo en la proyección de la imagen pública del GPPAN y al fortalecimiento del proceso de comunicación interna.

d. El comité de enlace con la fundación del grupo, dará seguimiento a los trabajos de asesoría y apoyo que esta institución debe prestar a los legisladores.

e. Los demás grupos de trabajo y direcciones que se creen en los términos del artículo 14, inciso c, del presente reglamento, tendrán las atribuciones que requieran para el cumplimiento de su objeto.

De las Atribuciones y Obligaciones de los Miembros del Grupo Parlamentario

Artículo 17. Son atribuciones de los miembros del grupo parlamentario:

a. Formar parte de los grupos de trabajo internos y participar en las discusiones y decisiones del grupo, en los términos de este reglamento.

b. Recibir información oportuna que les permita contar con los elementos de juicio necesarios para el mejor desempeño de sus funciones.

c. Conocer semestralmente, por conducto de la comisión de vigilancia, la información sobre el estado que guarda la tesorería y los estados financieros del grupo.

d. Recibir asesoría especializada para el desempeño de su labor legislativa, según la capacidad del grupo y conforme a su propio presupuesto.

e. Participar en programas de formación y capacitación que los mantengan actualizados en el ejercicio de su función.

f. Recibir apoyos para la comunicación y difusión hacia la comunidad, de su propia actividad parlamentaria y la del grupo.

Artículo 18. Son obligaciones de los miembros del grupo parlamentario:

a. Conocer la función parlamentaria y capacitarse continuamente para cumplir su responsabilidad de legislador.

b. Asistir puntualmente a las reuniones a que sean convocados por la coordinación del grupo, por la cámara, sus comisiones, así como participar con diligencia en todas las actividades de los citados órganos.

c. Respetar el procedimiento interno establecido por el GPPAN para la toma de decisiones.

d. Conducirse con respeto hacia las personas, las instituciones y en particular hacia los colaboradores del grupo, funcionarios de la cámara, así como con tolerancia hacia las distintas expresiones del pensamiento humano.

e. Mantenerse en comunicación permanente con los comités de su entidad y con la comunidad, a fin de que su participación parlamentaria y la del grupo sea públicamente conocida.

f. Contribuir al mantenimiento de un clima de camaradería, armonía y amistad dentro del grupo parlamentario.

g. Rendir un informe anual ante su comunidad, acerca de su actividad legislativa.

h. Efectuar el pago de cuotas al partido en los términos que señala el presente reglamento.

i. Cumplir con las demás disposiciones que se deriven del presente reglamento.

CAPITULO IV

DE LOS DIPUTADOS LOCALES

De la Organización Interna

Artículo 19. Los legisladores postulados por el PAN que formen parte de un Congreso Local integrarán un grupo parlamentario, GPPAN, cuyo objeto es participar de manera permanente, organizada y eficaz en el desarrollo de sus funciones, en los términos del marco legal y estatutario.

Artículo 20. Cada grupo será encabezado por un coordinador, designado conforme a lo establecido por el artículo 2, y según el número de integrantes y necesidades del mismo, por uno o más subcoordinadores.

De la Coordinación Nacional

Artículo 21. El Coordinador Nacional será designado por el Comité Ejecutivo Nacional a propuesta del Presidente. Los subcoordinadores serán nombrados por el coordinador nacional tomando en cuenta a los coordinadores de los distintos grupos parlamentarios locales de Acción Nacional. La duración de sus respectivos cargos será de dos años y podrán ser ratificados.
Artículo 22. El Coordinador Nacional tiene como atribuciones y obligaciones las siguientes:

a. Atender todos aquellos asuntos que correspondan a los congresos locales y que requieran su apoyo.

b. Facilitar la transmisión de experiencias, prestación de asesoría y apoyos para el mejor desempeño del trabajo legislativo de los grupos parlamentarios, a fin de fortalecer su estructura y lograr un desarrollo integral.

c. Promover la formación y capacitación continua de los diputados locales y de sus colaboradores, con el fin de profesionalizar el ejercicio legislativo.

d. Convocar a los Encuentros Nacionales de Diputados Locales que se llevarán a cabo de manera semestral, así como a reuniones extraordinarias, regionales, temáticas, cuando lo considere necesario.

e. Apoyar las iniciativas, gestiones, propuestas y proyectos de los distintos grupos parlamentarios locales.

f. Procurar el desarrollo de las estructuras y condiciones de trabajo, mediante el establecimiento de modelos factibles de excelencia, donde cada grupo parlamentario local se fije objetivos y metas propios.

g. Integrar y mantener actualizada la base de datos de los GPPAN.

h. Atender los asuntos administrativos de la coordinación nacional de diputados locales.

i. Presentar al Comité Ejecutivo Nacional informes parciales que se le soliciten y un informe final de su gestión, que incluya un reporte financiero.

De las Coordinaciones de los Grupos Parlamentarios Locales

Artículo 23. La función de coordinación estará a cargo de un coordinador, designado conforme a lo establecido por el artículo 2, y de uno o más subcoordinadores, en su caso.

Artículo 24. El coordinador deberá estar en comunicación permanente con el presidente del respectivo Comité Directivo Estatal y éste participará como miembro ex oficio, con derecho a voz, en las sesiones del mismo.

Asimismo, mantendrá continua comunicación con la Coordinación Nacional de Diputados Locales, asistirá a los encuentros nacionales y demás reuniones a los que sean convocadas por aquélla y cumplirá los acuerdos que en ellas se tomen .

Artículo 25. Son atribuciones y responsabilidades del coordinador:

a. Nombrar al subcoordinador y subcoordinadores, según sea el caso, con la anuencia del presidente del Comité Directivo Estatal.

b. Planear las actividades del grupo sobre la base de una distribución equitativa de tareas, que someterá a la consideración de sus integrantes, así como dar seguimiento a su cumplimiento.

c. Coordinar la elaboración de una agenda legislativa en función de la plataforma política, los problemas de la comunidad y del momento político.

d. Administrar bajo su estricta responsabilidad los recursos humanos, económicos y materiales del grupo, contratar y coordinar al personal necesario para el mejor desempeño de las labores legislativas y administrativas, y designar a los funcionarios que les auxilien para tales efectos.

e. Convocar al grupo a reuniones ordinarias, extraordinarias y eventos de evaluación.
f. Resolver, cuando la urgencia del caso no permita consultar a los miembros del grupo, las acciones que estime necesarias para el cumplimiento de los objetivos del grupo parlamentario.

g. Establecer comunicación con los coordinadores o representantes de otros partidos, así como con funcionarios públicos municipales o de los otros poderes, de acuerdo con los criterios generales que dicte el Comité Directivo Estatal.

h. Procurar el establecimiento de relaciones con organismos sociales.

i. Ser el vínculo entre el grupo parlamentario y los diferentes órganos del partido. Para tal efecto, se coordinará con el presidente del Comité Directivo Estatal en aquellos asuntos que revistan importancia para la consecución de los objetivos del grupo parlamentario y del partido en general.

j. Apoyar a los ayuntamientos de su estado en las áreas normativas y en las demás que lo requieran.

k. Propiciar una estrecha comunicación con la Coordinación Nacional de Diputados Locales.
l. Coordinar un programa de comunicación social y de proyección de imagen del grupo parlamentario y designar a los legisladores que representen al grupo en actos y tareas de difusión.

m. Ser vocero del grupo ante los medios de comunicación.

n. Designar a los integrantes de la Comisión Permanente del Congreso; autorizar los viajes de los legisladores miembros del grupo, tanto en el territorio nacional como en el extranjero; la incorporación de sus miembros a comisiones; y el apoyo de los legisladores a los procesos electorales locales.

o. Presentar al Comité Directivo Estatal un informe semestral de los resultados de la labor del grupo, así como los estados financieros de éste, y enviar copia a la Coordinación Nacional de Diputados Locales.

p. Presentar un informe final de su gestión al Comité Directivo Estatal y a la Coordinación Nacional de Diputados Locales y entregar bajo inventario, al coordinador que lo suceda, los bienes muebles e inmuebles propios del grupo, los recursos financieros de éste, así como su manual de operaciones.

Artículo 26. La función del subcoordinador será auxiliar al coordinador en el desempeño de sus funciones, asumiendo las tareas y facultades que éste le delegue.
El subcoordinador tiene las atribuciones y responsabilidades siguientes:

a. Auxiliar al coordinador en el desempeño de sus funciones, asumiendo tareas y facultades que en su caso le delegue.

b. Apoyar al coordinador en el cumplimiento del programa de trabajo del grupo y auxiliarlo en el seguimiento de la operación general del mismo.

De las Atribuciones y Obligaciones de los Integrantes de los Grupos Parlamentarios Locales

Artículo 27. Son atribuciones de los integrantes de los grupos parlamentarios locales:

a. Formar parte de las comisiones internas y participar en las discusiones y decisiones del grupo, en los términos de este reglamento.

b. Recibir información oportuna que les permita contar con los elementos de juicio necesarios para el mejor desempeño de sus funciones.

c. Recibir información sobre el estado que guardan la tesorería y los estados financieros del grupo.

d. Recibir asesoría especializada para el desempeño de su labor legislativa en forma razonable, según la capacidad del grupo y conforme al presupuesto del mismo.

e. Participar en programas de formación y capacitación que los mantengan actualizados en el ejercicio de su función.

f. Recibir apoyos para la comunicación y difusión de su actividad parlamentaria y la del grupo hacia la comunidad.

Artículo 28. Son obligaciones de los miembros de los grupos parlamentarios locales:

a. Conocer la función parlamentaria y capacitarse continuamente para cumplir su responsabilidad legislativa.

b. Asistir puntualmente a las reuniones o sesiones a que sean convocados por la coordinación del grupo, por el congreso y sus comisiones, así como participar con diligencia en todas las actividades de los citados órganos.
c. Respetar el procedimiento interno establecido por el grupo para la toma de decisiones.

d. Conducirse con respeto hacia las personas, las instituciones y, en particular, hacia los colaboradores del grupo y funcionarios del congreso.

e. Mantenerse en comunicación permanente con su comité y con la comunidad, a fin de que su participación parlamentaria y la del grupo sea públicamente conocida.

f. Rendir ante su comunidad un informe anual acerca de su actividad legislativa.

g. Realizar el pago de cuotas al partido en los términos que señala el presente reglamento.

h. Solicitar la autorización previa del coordinador para hacer viajes relacionados con su función pública, tanto en el territorio nacional como al extranjero, así como para aceptar comisiones especiales.

i. Elaborar un informe por escrito de sus actividades legislativas al finalizar cada periodo de sesiones y entregarlo a la coordinación de su grupo parlamentario.

CAPITULO V

DE LOS RECURSOS DEL GRUPO Y APORTACIONES DEL PARTIDO

Artículo 29. Los grupos de funcionarios a que se refiere el presente reglamento, integrarán de sus recursos propios un fondo destinado a cubrir exclusivamente los gastos que el mismo grupo presupueste.

Al finalizar su gestión el grupo deberá entregar bajo inventario los recursos financieros, así como los bienes muebles e inmuebles de su propiedad al siguiente grupo parlamentario del PAN.

Artículo 30. Cada grupo designará de entre sus miembros una comisión de vigilancia, que supervise el manejo de los fondos y revise los informes que el tesorero presentará a los integrantes del grupo para su análisis y aprobación.

Artículo 31. Los funcionarios públicos de elección popular contribuirán al sostenimiento del partido con una cuota mensual calculada con base en las percepciones netas a que se refiere el articulado 6 de este reglamento.

1. Hasta 4 salarios mínimos, exentos.

2. De 5 salarios mínimos en adelante: 10 %

El calculo deberá hacerse sobre el total neto de percepciones.

El salario minímo corresponderá al vigente en su localidad.

Los gastos y viáticos que reciban para fines específicos relacionados con el ejercicio de su función pública, quedarán exentos del pago de cuotas.

Artículo 32. Las cuotas a las que se refiere el artículo anterior serán distribuidas de acuerdo a los siguientes porcentajes:

TRANSITORIOS

PRIMERO El presente reglamento entrará en vigor el día 1º de enero del año 2001.

SEGUNDO Se abroga el reglamento de las relaciones entre el Partido Acción Nacional y los Funcionarios Públicos de elección postulados por el PAN, aprobado el 1° de agosto de 1997.

REGLAMENTO PARA LAS RELACIONES DEL PAN CON AGRUPACIONES INTERMEDIAS.
Reglamento para las relaciones del PAN con agrupaciones intermedias

CAPITULO I

CONCEPTOS GENERALES

1. Las relaciones del PAN con otras agrupaciones deben estar siempre enmarcadas en el respeto recíproco de los objetivos específicos y campos de acción de cada agrupación.

2. Las relaciones del PAN con agrupaciones intermedias deben sostenerse a través de la dirigencia del partido o de quien o quienes designe, en el ámbito nacional o local, según sea caso.

3. La dirigencia del partido debe conocer los objetivos, actividades y dirigentes de las agrupaciones con las que el PAN tenga relación.

4. Para cualquier acuerdo de colaboración los Comités cuidarán de que la identidad del PAN no se deteriore ni se confunda a éste con otros grupos: tomarán en cuenta que los Principios de Doctrina y las disposiciones estatutarias no se contradigan con la celebración de estos acuerdos.

5. No podrán los dirigentes del PAN usar los recursos del partido en favor de la imagen de grupos intermedios, sin acuerdo expreso del Comité respectivo.

CAPITULO II

RELACION DEL PAN CON OTROS PARTIDOS POLITICOS

6. Para la defensa del voto y de la democracia, y acciones en beneficio de la comunidad, el PAN podrá colaborar y aceptar la colaboración de otros partidos políticos, así como emprender acciones conjuntas o coincidentes con ellos, salvo acuerdo contrario del CEN.

7. Para acordar candidaturas comunes, se requerirá la aprobación del CEN.

CAPITULO III

RELACIONES DEL PAN CON AGRUPACIONES INTERMEDIAS

NO PARTIDISTAS

8. Los Comités del partido pueden mantener relaciones con grupos intermedios no partidistas, sin necesidad de previo acuerdo del CEN.

9. Para la colaboración de Acción Nacional con grupos intermedios, se requerirá acuerdo del CEN.

10. El PAN y sus militantes no mantendrán relaciones con sociedades secretas.

CAPITULO IV

RELACIONES DE MILITANTES DEL PAN CON AGRUPACIONES INTERMEDIAS

11. La militancia en Acción Nacional es de carácter estrictamente individual. Ningún grupo puede actuar corporativamente dentro del PAN ni reclamar posiciones internas por su participación en actividades conjuntas.

12. Los militantes de Acción Nacional no pueden ser simultáneamente miembros de otro partido político ni de asociaciones cuyos principios o programas sean contrarios a los de Acción Nacional.

13. No será impedimento para el ingreso al partido, militar o ser dirigente de algún grupo intermedio no partidista.

14. El PAN puede postular a militantes de otras agrupaciones que no sean miembros del partido, a puestos de elección popular, salvo acuerdo en contrario del CEN.

CAPITULO V

SANCIONES

16. Los miembros del partido que contravengan las disposiciones de este reglamento se sujetarán a las sanciones marcadas por los Estatutos, de acuerdo a la gravedad de la falta en que incurran.

Aprobado por el Comité Ejecutivo Nacional en su sesión del 10 de febrero de 1989.

REGLAMENTO PARA LA SELECCION DE CANDIDATOS A CARGOS DE ELECCION POPULAR.

Reglamento de Selección de Candidatos a Cargos de Elección Popular

Título Primero
Disposiciones Generales

Artículo 1.

1. Este Reglamento tiene por objeto regular:
I) El ejercicio de los derechos y obligaciones de los miembros activos, los adherentes y los simpatizantes de Acción Nacional, que aspiren a la candidatura de algún cargo de elección popular;
II) La organización de los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular del Partido Acción Nacional;
III) El sistema de medios de impugnación para garantizar la legalidad de los actos y resoluciones de los órganos electorales internos; y
IV) La integración, organización y funcionamiento de la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 2.

1. Para los efectos de este Reglamento se entiende por:
a. COFIPE. Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.
b. Comisión: a la Comisión Nacional de Elecciones.
c. Consejo Nacional: Consejo Nacional del Partido Acción Nacional.
d. Estatutos: los Estatutos del Partido Acción Nacional.
e. Órganos Auxiliares: las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales y Distritales.
f. Partido: Partido Acción Nacional.
g. Pleno: a los Comisionados Nacionales funcionando como órgano colegiado.
h. Presidente: al Presidente de la Comisión Nacional de Elecciones.
i. Reglamento: Reglamento de Selección de Candidatos a Cargos de Elección Popular.
j. Secretario Ejecutivo: al Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 3.

1. La aplicación de este reglamento corresponde a la Comisión Nacional de Elecciones del Consejo Nacional y a sus Órganos Auxiliares, al Comité Ejecutivo Nacional, a los Comités Directivos Estatales, al Comité Directivo Regional, a los Comités Directivos Municipales y a los Comités Delegacionales, quienes tendrán la obligación de velar por su estricta observancia y cumplimiento, dentro de sus respectivos ámbitos de competencia.

2. La Comisión Nacional de Elecciones, en el ejercicio de sus funciones, contará con el auxilio y colaboración de todos los órganos del Partido.

Artículo 4.

1. Los plazos se contarán a partir del día siguiente de aquél en que se publique o notifique el acto de que se trate. Durante los procesos electorales todos los días se consideran hábiles en los horarios que establezca la Comisión Nacional de Elecciones en la convocatoria respectiva.

Artículo 5.

1. La interpretación de las disposiciones de este Reglamento corresponde al Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones, salvo por lo que se refiere a las facultades del Comité Ejecutivo Nacional.

Título Segundo
Comisión Nacional de Elecciones.

Sección Primera
El Pleno, las Salas, el Presidente y el Secretario Ejecutivo

Artículo 6.

1. La Comisión Nacional de Elecciones será la autoridad electoral interna, responsable de organizar los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular, y estará conformada de la siguiente manera:

a) Pleno de la Comisión;

b) Salas de la Comisión;

c) Presidencia de la Comisión Nacional de Elecciones; y

d) Secretaría Ejecutiva de la Comisión.

Artículo 7.

1. El Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones se integrará en los términos del Apartado B del artículo 36 Bis de los Estatutos. Los Comisionados Nacionales tomarán protesta al momento de tomar posesión de sus cargos.

Artículo 8.

1. El Pleno se reunirá en sesión ordinaria mensualmente a convocatoria de su Presidente, el cual podrá convocar a sesión extraordinaria cuando lo estime pertinente o a petición escrita de la mayoría de los Comisionados Nacionales.

2. El Pleno sesionará con la presencia de la mayoría de sus integrantes, entre los que deberá estar el Presidente, quien será suplido en sus ausencias temporales por el Comisionado Nacional que él mismo designe.

3. El Secretario Ejecutivo asistirá con voz pero sin voto a la sesión.

4. Las resoluciones se tomarán por mayoría de votos, salvo que este Reglamento requiera una mayoría calificada. El Presidente tiene voto de calidad, en caso de empate.

Artículo 9.

1. Son facultades de la Comisión Nacional de Elecciones, además de las señaladas en los Estatutos y en este Reglamento, las siguientes:
I. Nombrar a propuesta del Presidente, al Secretario Ejecutivo así como a los demás funcionarios de la Comisión.
II. Aprobar el proyecto de Presupuesto de la Comisión.
III. Elegir a los Comisionados Electorales Estatales y del Distrito Federal, y en su caso, a las Comisiones Electorales Municipales, Delegacionales y Distritales.
IV. Allegarse de cualquier instrumento para auxiliarse en el ejercicio de sus funciones.
V. Emitir las normas complementarias necesarias para el mejor desarrollo de los procesos de selección de candidatos.
VI. Solicitar a las distintas áreas del Partido la información y colaboración que se requiera para el desarrollo de sus funciones.
VII. Aprobar el registro de las precandidaturas;
VIII. Acordar las bases y criterios aplicables para la participación de observadores en los procesos internos de selección de candidatos a cargos de elección popular;
IX. Aprobar y difundir el programa de los debates en los que deberán participar los precandidatos registrados.
X. Determinar el número y la ubicación de los centros de votación, así como designar y capacitar a los integrantes de las mesas directivas de los mismos.
XI. Difundir la ubicación e integración de los centros de votación, en los plazos que la Comisión determine.
XII. Definir los criterios para el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional, durante las precampañas.
XIII. Aprobar el material y la documentación que se utilizará en los centros de votación y la forma en que deberán recibirse los resultados electorales.
XIV. Ordenar la realización de estudios para conocer las tendencias de los resultados el día de la jornada electoral correspondiente;
XV. Vigilar que las actividades de los precandidatos, de los órganos del partido y de los miembros activos y adherentes se desarrollen con apego a la normatividad interna del Partido;
XVI. Emitir un manual de procedimientos que establezca el desarrollo de las jornadas electorales.
XVII. Aprobar las reglas para su propio funcionamiento.
XVIII. Otorgar las constancias de candidatura electa;
XIX. Acordar la cancelación de precandidaturas, así como solicitar la aplicación de sanciones en los términos de este Reglamento.
XX. Delegar sus facultades a las Comisiones Estatales, Municipales y Distritales, en los términos de los acuerdos que se emitan para tal efecto.
XXI. Las demás que señale este Reglamento.

Artículo 10.

1. Para la resolución de las controversias, la implementación y resolución de los procedimientos de sanción previstos en el presente reglamento, así como para ejercer las facultades que el propio Pleno determine, la Comisión Nacional de Elecciones se conformará por dos salas.

2. Las salas se integrarán por tres comisionados nacionales, los cuales serán electos al azar por el Presidente de la Comisión, en sesión pública, debiendo informar de su integración al Comité Ejecutivo Nacional dentro de los cinco días siguientes a la misma. El Presidente de la Comisión Nacional de Elecciones no integrará sala.

3. Las salas sesionarán con la asistencia de todos sus integrantes, y resolverán por mayoría de votos. Los Comisionados Nacionales de las salas, elegirán a los presidentes de las mismas de entre sus integrantes, los cuales deberán conducir las sesiones con el apoyo del Secretario Ejecutivo o quien este designe para tales efectos.

Artículo 11.

1. Los Comisionados Nacionales serán electos por el Consejo Nacional del Partido a propuesta del presidente del Partido, en los términos del Apartado B del artículo 36 Bis de los Estatutos.

2. El Consejo Nacional, a propuesta del presidente del Partido, designará al Presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, de conformidad con el párrafo anterior.

Artículo 12.

1. El Presidente de la Comisión Nacional de Elecciones tendrá las siguientes facultades:

I. Convocar y conducir las sesiones del Pleno;
II. Establecer los vínculos entre la Comisión y los diversos órganos partidistas, para lograr su apoyo y colaboración, en sus respectivos ámbitos de competencia, para el cumplimiento de los fines de la Comisión;
III. Vigilar el cumplimiento de los acuerdos adoptados por el Comité Ejecutivo Nacional, el Consejo Nacional y su Comisión Permanente;
IV. Proponer al Pleno el nombramiento del Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Elecciones, así como de los funcionarios de la Comisión;
V. Presentar ante el Consejo Nacional un informe anual de actividades;
VI. Previa autorización del Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones, dar a conocer las tendencias de los resultados el día de la jornada electoral en los procesos internos de selección de candidatos a cargos de elección popular;
VII. Turnar a los Comisionados Nacionales los asuntos que sean competencia de las salas de conformidad con el calendario aprobado por el Pleno de la Comisión;
VIII. Proponer anualmente al Pleno, el anteproyecto de presupuesto y remitirlo al Comité Ejecutivo Nacional una vez que haya sido aprobado;
IX. Proponer a la Comisión la estructura de funcionarios necesarios para el cumplimiento de sus funciones;
X. Someter a consideración del Pleno la contratación de personal eventual, para el adecuado funcionamiento de la Comisión y cuando la carga de trabajo así lo requiera; y
XI. Las demás que le confieran este Reglamento o el Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 13.

1. Corresponde al Secretario Ejecutivo de la Comisión:
a. Auxiliar al Pleno y su presidente en el ejercicio de sus facultades;
b. Preparar la sesiones del Pleno así como dar fe de las mismas;
c. Ejecutar los acuerdos del Pleno;
d. Recibir y sustanciar los recursos que se interpongan en contra de los actos o resoluciones de las Comisiones Estatales;
e. Recibir y dar trámite a los medios de impugnación que se interpongan en contra de los actos o resoluciones del Pleno o de las Salas;
f. Llevar el archivo del Pleno;
g. Firmar junto con el Presidente, los acuerdos y resoluciones que emita el propio Pleno;
h. Dar cuenta al Pleno con los informes que sobre los procesos de selección reciba de las Comisiones Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales y Distritales;
i. Orientar y coordinar las acciones de las Comisiones Estatales, del Distrito Federal Municipales, Delegacionales y Distritales, informando al Presidente;
j. Establecer un mecanismo para difundir los resultados de los procesos de selección de candidatos, en los términos de las líneas generales aprobadas por el Pleno;
k. Elaborar el anteproyecto del Presupuesto de la Comisión, y someterlo a consideración del Presidente;
l. Expedir las certificaciones que se requieran de los archivos existentes en la Comisión Nacional de Elecciones;
m. Registrar un representante ante la Comisión, de los precandidatos a Presidente de la República; y
n. Las demás que le sean conferidas por este Reglamento, el Pleno y su Presidente.

Artículo 14.

1. Las disposiciones previstas en este Reglamento, no podrán ser contrarias a la normatividad electoral vigente a nivel federal o en las entidades federativas.

2. La Comisión Nacional de Elecciones, de oficio o a petición de parte, solicitará al Comité Ejecutivo Nacional la no aplicabilidad de aquellas disposiciones reglamentarias que se contrapongan a la norma electoral federal o local, exclusivamente respecto de los procesos de selección de candidatos a cargos de elección popular en los que se presente el conflicto de normas.

3. El Comité Ejecutivo Nacional informará en sesión ordinaria al Consejo Nacional, el ejercicio de la facultad a que se refiere el párrafo anterior.

Sección Segunda
De las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales y Distritales.

Artículo 15.

1. Para el adecuado desarrollo de los trabajos en la selección de candidatos a cargos de elección popular, en términos de lo previsto por el artículo 36 Bis, apartado C de los Estatutos, la Comisión Nacional de Elecciones, contará con los siguientes órganos:

a) Una Comisión Electoral Estatal, para cada entidad federativa salvo el Distrito Federal;

b) Una Comisión Electoral del Distrito Federal;

c) Una Comisión Electoral Municipal, para cada municipio;

d) Una Comisión Electoral Delegacional, para cada Delegación Política del Distrito Federal; y

e) Una Comisión Electoral Distrital, por cada distrito electoral federal o local según corresponda.

2. Las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales y Distritales, son órganos de la Comisión Nacional de Elecciones por los cuales dicha Comisión ejerce sus facultades en cada circunscripción electoral.

3. Dichos órganos ejercerán las funciones que determine este Reglamento, salvo aquellas que el Pleno se reserve mediante acuerdo.

4. Las Órganos objeto de este artículo sesionarán en los períodos que mediante acuerdo determine el Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 16.

1. Las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal se integrarán por cinco comisionados que serán nombrados por la Comisión Nacional de Elecciones en términos de lo previsto por el Apartado C del artículo 36 Bis de los Estatutos.

2. Para la elección de los comisionados electorales estatales y del Distrito Federal, los Comités Directivos Estatales y el Comité Directivo Regional deberán enviar una terna de candidatos al Pleno, con dos meses de anticipación al término del periodo del Comisionado Electoral que se deba renovar. La terna propuesta no podrá estar en ningún caso, integrada únicamente por personas del mismo género.

3. Para la elección de los comisionados electorales a que se refiere el párrafo anterior se seguirá el siguiente procedimiento:

a) El comité respectivo, por acuerdo de la mayoría absoluta de los miembros presentes de dicho órgano, propondrá una terna a consideración de la Comisión.
b) En caso de que la Comisión rechace la totalidad de la terna propuesta, el comité respectivo someterá una nueva propuesta, debiendo ser acordada dicha propuesta por las tres quintas partes de los miembros presentes.
c) Si esta segunda terna fuera rechazada, el comité propondrá una nueva y última propuesta, por acuerdo de las dos terceras partes de los miembros presentes.
d) La Comisión elegirá al comisionado electoral de entre todas las propuestas presentadas por el Comité.

4. La Comisión designará al presidente de la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal respectiva.

5. Las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal se reunirán en sesión ordinaria mensualmente. Su presidente podrá convocar a sesión extraordinaria cuando lo estime pertinente o a petición de la mayoría de los Comisionados Electorales.

6. Sesionarán con la presencia de la mayoría de sus integrantes, entre los que deberá estar el presidente, quien será suplido en sus ausencias momentáneas por el Comisionado Electoral que él mismo designe.

7. Las resoluciones se tomarán por mayoría de votos, salvo que este Reglamento requiera una mayoría calificada.

8. El presidente tiene voto de calidad, en caso de empate; asimismo convocará y conducirá las sesiones de la Comisión Electoral.

9. Las mencionadas comisiones electorales serán auxiliadas en sus funciones, por la estructura y los funcionarios que se establezca, mediante acuerdo del Pleno.

Artículo 17.

1. Son facultades de las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal, las siguientes:

I. Nombrar al secretario ejecutivo de la comisión;
II. Elegir a los integrantes de las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales respectivas, en términos de lo dispuesto por el apartado C del artículo 36 Bis, de los Estatutos.
III. Solicitar a las distintas áreas del Partido de su jurisdicción, la información y colaboración que se requiera para el desarrollo de sus funciones.
IV. Aprobar el registro de las precandidaturas que correspondan a los procesos internos de su jurisdicción;
V. Solicitar a la Comisión Nacional de Elecciones, requiera la información que se encuentre en poder de alguna autoridad del Partido en otra entidad federativa o en los órganos nacionales;
VI. Proponer a la Comisión Nacional de Elecciones la acreditación de observadores;
VII. Proponer a la Comisión Nacional de Elecciones el programa de los debates en los que deberán participar los precandidatos de su jurisdicción;
VIII. Proponer a la Comisión Nacional de Elecciones el número y la ubicación de los centros de votación, así como la integración de los mismos en su jurisdicción;
IX. Proponer a la Comisión Nacional de Elecciones la integración de los centros de votación de su jurisdicción;
X. Difundir la ubicación e integración de los centros de votación, aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones;
XI. Difundir los criterios para el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional, aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones;
XII. Delegar sus facultades a las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales, en los términos previstos en el reglamento; y
XIII. Las demás que señale este Reglamento o que le delegue la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 18.

1. El presidente de las Comisiones Electorales Estatales o del Distrito Federal, tendrá las siguientes facultades:

I. Convocar y conducir las sesiones de la comisión;
II. Establecer los vínculos entre la comisión y los diversos órganos partidistas, para lograr su apoyo y colaboración, en sus respectivos ámbitos de competencia, para el cumplimiento de los fines de la Comisión;
III. Vigilar el cumplimiento de los acuerdos adoptados por la Comisión Nacional de Elecciones, el Comité Ejecutivo Nacional, el Consejo Nacional o su Comisión Permanente;
IV. Proponer a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, el nombramiento del Secretario Ejecutivo;
V. Presentar ante la Comisión Nacional de Elecciones un informe anual de actividades;
VI. Las demás que le confieran este Reglamento o la comisión respectiva.

Artículo 19.

1. Corresponde al secretario ejecutivo de la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal:

a. Auxiliar a la comisión y su presidente en el ejercicio de sus facultades;
b. Preparar las sesiones de la comisión así como dar fe de las mismas;
c. Ejecutar los acuerdos de la comisión respectiva;
d. Recibir y dar trámite a los medios de impugnación que se interpongan;
e. Llevar el archivo de la comisión;
f. Firmar junto con el Presidente, los acuerdos que emita la comisión;
g. Dar cuenta a los integrantes de la comisión, con los informes que sobre los procesos de elección reciba de las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales;
h. Orientar y coordinar las acciones de las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales, informando al presidente;
i. Expedir las certificaciones que se requieran de los archivos existentes en la comisión respectiva;
j. Registrar un representante ante la comisión, de los precandidatos a Gobernador, Jefe de Gobierno o Senador de la República; y
k. Las demás que le sean conferidas por este Reglamento, el presidente o comisión respectiva.

Artículo 20.

1. Las Comisiones Municipales, Delegacionales y Distritales se integrarán por tres comisionados.

2. Para la elección de los comisionados electorales de las Comisiones Municipales o Delegacionales, los Comités Municipales y Delegacionales deberán enviar una terna de candidatos a la Comisión Estatal o del Distrito Federal que corresponda, con dos meses de anticipación al término del periodo del Comisionado Electoral que se deba renovar.

3. Los comisionados electorales de las Comisiones Distritales serán electos conforme al procedimiento establecido para los comisionados municipales o delegacionales, con la salvedad de que las propuestas de integración se sujetarán a lo siguiente:

a) Cuando un municipio o delegación comprenda íntegramente uno o más distritos electorales locales o federales, el Comité Municipal o Delegacional, presentará una terna por comisionado electoral a renovar en cada distrito;

b) Cuando el distrito electoral local o federal se integre por dos municipios o delegaciones, cada Comité presentará dos propuestas por comisionado electoral a renovar;

c) Cuando el distrito electoral local o federal se integre por tres o más municipios, cada Comité presentará una propuesta por comisionado electoral a renovar; y

d) En caso de que no exista estructura partidista o habiéndola, ésta no se encuentre facultada para presentar propuesta de comisionados electorales o estando facultada, no los haya presentado dentro del término previsto en este reglamento, la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal, según sea el caso, deberá informar al Comité Estatal o Regional, correspondiente, sobre la falta de propuesta de Comisionados, a efecto de que este último, presente las propuestas necesarias hasta completar la terna correspondiente.

4. Para la elección de los comisionados electorales a que se refieren los dos párrafos anteriores, y sin perjuicio de dichas disposiciones, se seguirá el siguiente procedimiento:

a) El comité respectivo, por acuerdo de la mayoría absoluta de los miembros presentes de dicho órgano, propondrá una terna a consideración de la comisión.
b) En caso de que la comisión rechace la totalidad de la terna propuesta, el comité respectivo someterá una nueva propuesta, debiendo ser acordada dicha propuesta por las tres quintas partes de los miembros presentes.
c) Si esta segunda terna fuera rechazada, el comité propondrá una nueva y última propuesta, por acuerdo de las dos terceras partes de los miembros presentes.
d) La comisión elegirá al comisionado electoral de entre todas las propuestas presentadas por el Comité.

5. Las Comisiones Electorales Estatales o del Distrito Federal designarán al presidente de las comisiones reguladas en este artículo.

6. Las Comisiones Municipales, Delegacionales y Distritales funcionarán en los periodos que mediante acuerdo señale la Comisión Nacional de Elecciones.

7. Sesionarán con la presencia de la mayoría de sus integrantes, entre los que deberá estar el Presidente, quien será suplido en sus ausencias momentáneas por el Comisionado Electoral que él mismo designe.

8. Las resoluciones se tomarán por mayoría de votos, salvo que este Reglamento requiera una mayoría calificada.

9. El presidente tiene voto de calidad, en caso de empate.

Artículo 21.

1. Son facultades de las Comisiones Electorales Municipales o Delegacionales, las siguientes:
I. Nombrar al secretario ejecutivo de la comisión;
II. Solicitar a las distintas áreas del Partido de su jurisdicción, la información y colaboración que se requiera para el desarrollo de sus funciones.
III. Solicitar a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, requiera la información que se encuentre en poder de alguna autoridad del Partido en otra municipalidad, entidad federativa o en sus órganos estatales o nacionales;
IV. Aprobar el registro de las precandidaturas que correspondan a los procesos internos de su jurisdicción;
V. Proponer a la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal la acreditación de observadores;
VI. Remitir a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, un proyecto para el programa de los debates en los que deberán participar los precandidatos de su jurisdicción;
VII. Coadyuvar con la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal, en la elaboración de la propuesta del número, ubicación e integración de los centros de votación;
VIII. Remitir a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, un proyecto de ubicación e integración de centros de votación;
IX. Difundir la ubicación e integración de los centros de votación, aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones;
X. Comunicar los criterios para el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional, aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones; y
XI. Las demás que señale este Reglamento y la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 22.

1. Son facultades de las Comisiones Electorales Distritales, las siguientes:
I. Nombrar al secretario ejecutivo de la comisión;
II. Solicitar a las distintas áreas del Partido de su jurisdicción, la información y colaboración que se requiera para el desarrollo de sus funciones.
III. Solicitar a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, requiera la información que se encuentre en poder de alguna autoridad del Partido en otra entidad federativa o en sus órganos estatales o nacionales;
IV. Aprobar el registro de las precandidaturas que correspondan a los procesos internos de su jurisdicción;
V. Proponer a la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal la acreditación de observadores;
VI. Remitir a la Comisión Estatal o del Distrito Federal, un proyecto para el programa de los debates en los que deberán participar los precandidatos de su jurisdicción;
VII. Comunicar los criterios para el uso del emblema y distintivo electoral de Acción Nacional, aprobados por la Comisión Nacional de Elecciones; y
VIII. Las demás que señale este Reglamento y la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 23.

1. Son facultades de los presidentes de la Comisión Electoral Municipal, Delegacional o Distrital:
I. Convocar y conducir las sesiones de la comisión;
II. Establecer los vínculos entre la comisión y los diversos órganos partidistas, para lograr su apoyo y colaboración, en sus respectivos ámbitos de competencia, para el cumplimiento de los fines de la Comisión;
III. Vigilar el cumplimiento de los acuerdos adoptados por la Comisión Nacional de Elecciones, el Comité Ejecutivo Nacional, el Consejo Nacional o su Comisión Permanente;
IV. Proponer a la comisión el nombramiento del secretario ejecutivo;
V. Presentar ante la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal, un informe anual de actividades;
VI. Las demás que le confieran este Reglamento o la comisión respectiva.

Artículo 24.

1. Corresponde al secretario ejecutivo de la Comisión Electoral Municipal, Delegacional o Distrital:

a. Auxiliar a la comisión y su presidente en el ejercicio de sus facultades;
b. Preparar las sesiones de la comisión así como dar fe de las mismas;
c. Ejecutar los acuerdos de la comisión respectiva;
d. Recibir y dar trámite a los medios de impugnación que se interpongan;
e. Llevar el archivo de la comisión;
f. Firmar junto con el Presidente, los acuerdos que emita la comisión;
g. Coadyuvar con el Presidente para presentar el informe anual de actividades;
h. Expedir las certificaciones que se requieran de los archivos existentes en la comisión respectiva;
i. Registrar un representante ante la comisión, de los precandidatos a miembro del ayuntamiento, Jefe Delegacional o Diputado según corresponda; y
j. Las demás que le sean conferidas por este Reglamento, el presidente o la comisión respectiva.

Artículo 25.

1. Para ser comisionado electoral estatal, regional, municipal, delegacional o distrital se requiere:

a) Ser miembro activo del Partido con una militancia de por lo menos siete años al día de su nombramiento tratándose de las Comisiones Estatales o Regional y de tres años al día de su designación, para el caso de las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales;
b) Tener conocimientos en materia político-electoral; y
c) Gozar de buena reputación, y no haber sido sancionado en términos de los Estatutos.

2. El secretario ejecutivo de la comisión respectiva, deberá cumplir con el inciso c) del párrafo anterior.

3. Las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales o Distritales podrán solicitar a la Comisión Nacional de Elecciones la sustitución de algún integrante en los siguientes supuestos:

a) Se presente documentación probatoria contrarias a las condiciones de elegibilidad dispuestas por los Estatutos;

b) Por desacato al ordenamiento de la Comisión Nacional de Elecciones y de la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal y por actuar en contra de los principios de certeza, objetividad y de imparcialidad;

c) Cuando de manera notoria impida el adecuado desarrollo del proceso de selección; y

d) Por muerte o renuncia del comisionado.

Título Tercero
Procesos de Selección de Candidatos

Sección Primera
De los Métodos de Selección de Candidatos

Artículo 26.

1. El proceso de selección de candidatos es el conjunto de actos ordenados por los Estatutos y este Reglamento, que tiene por objeto la determinación de los candidatos de Acción Nacional a los diversos cargos de elección popular.

Artículo 27.

1. Los métodos ordinarios para la selección de candidatos son:
a) Elección en centros de votación para Presidentes Municipales y cargos Municipales, Diputados Federales o Locales de mayoría, Senadores de Mayoría, Gobernadores y Presidente de la República.
b) Elección en centros de votación para Diputados Federales o Locales de Representación Proporcional.

Artículo 28.

1. Los candidatos a senadores de representación proporcional se elegirán conforme al procedimiento señalado en la Sección Tercera del presente Título.

Artículo 29.

1. Los métodos extraordinarios para la selección de candidatos son:
a) Método de Elección Abierta; y
b) Designación.

Artículo 30.

1. La Comisión Nacional de Elecciones podrá proponer al Comité Ejecutivo Nacional, la cancelación de un proceso de selección, además de los señalados en los Estatutos y en el presente Reglamento, en los siguientes supuestos:
a. Violaciones reiteradas a la normatividad por más de un precandidato;
b. Ausencia de condiciones de equidad;
c. Declaraciones o actos de la mayoría de los precandidatos que sean contrarios a los Principios de Doctrina o del Programa de Acción Política del Partido;
d. Hechos de violencia o conflictos graves atribuibles a más de uno de los precandidatos, o cualquier otra circunstancia que afecte la unidad entre los miembros activos, ocurridos en la circunscripción territorial en la que se desarrolle el proceso de selección de candidatos de que se trate; y
e. En caso de elección de candidatos a senadores de mayoría relativa, cuando en una entidad federativa solamente se registre una fórmula para contender.

2. Los precandidatos afectados por los supuestos señalados en los incisos a, b, c y d, podrán denunciar la realización de los citados supuestos ante la Comisión. La Comisión no estará vinculada por dicha denuncia.

3. Los precandidatos no podrán denunciar en su favor hechos o circunstancias que ellos mismos hayan provocado.

Sección Segunda
De los Métodos Ordinarios.

Capítulo I
Reglas Generales.

Artículo 31.

1. El método ordinario de selección de candidatos podrá realizarse en una o varias etapas en centros de votación, para lo cual, y se conformará de los siguientes apartados:

a) Preparación del proceso;
b) Etapa de promoción del voto;
c) Jornada de Elección;
d) Resultados y declaración de validez de las elecciones

2. La preparación del proceso inicia con la expedición de la convocatoria correspondiente y concluye al iniciar el proceso interno o precampaña.

3. La etapa de promoción del voto inicia al día siguiente de aprobadas las precandidaturas correspondientes y concluye al iniciar la jornada de elección.

4. La Jornada de Elección inicia a las 10:00 horas y concluye a las 16:00 horas del día establecido en la convocatoria para recibir la votación.

5. El apartado de resultados y declaración de validez de las elecciones, se inicia con la remisión de la documentación y expedientes de la elección a la Comisión Electoral respectiva y concluye con la declaración o resolución que emita en última instancia la Comisión Nacional de Elecciones o, en su caso, el Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 32.

1. La convocatoria al proceso de selección de candidatos a cargos de elección popular, deberá emitirse en el plazo que la Comisión Nacional de Elecciones determine.

2. La convocatoria deberá ser comunicada a los miembros activos y en su caso a los adherentes, por conducto de los Comités Directivos Estatales o Municipales y su equivalente en el Distrito Federal, a través de los estrados respectivos y en los órganos de difusión que la Comisión Nacional de Elecciones apruebe.

Artículo 33.

1. La convocatoria deberá contener, además de lo señalado en los Estatutos, lo siguiente:
I. La fecha de la elección;
II. El método de selección, así como la determinación de los ciudadanos con derecho a voto en ese proceso;
III. Las condiciones de elegibilidad de la candidatura;
IV. Los requisitos que deba cumplir la solicitud de registro;
V. El plazo de registro de los precandidatos;
VI. La determinación si la elección se realizará en una o varias etapas electorales, las fechas y calendarios correspondientes;
VII. La fecha y los medios en los que se publicará la ubicación del centro o centros de votación; y
VIII. La fecha a partir de la cual se deberá exhibir la Lista Nominal de Electores en los Comités Directivos Municipales, así como el plazo para impugnar la integración de dicha lista;

Artículo 34.

1. Para solicitar el registro como precandidatos, los interesados deberán cumplir las condiciones de elegibilidad establecidas en la normatividad aplicable, así como en los Estatutos, este Reglamento y la convocatoria respectiva;

2. En todo caso los precandidatos deberán tener un modo honesto de vivir y haberse significado por su lucha en favor del bien común, no haber sido sancionados por las Comisiones de Orden de los Consejos de cada entidad federativa o la Comisión de Orden del Consejo Nacional dentro del año previo a la elección interna.

3. En caso de que el interesado omita informar sobre algún impedimento legal, estatutario o reglamentario de su precandidatura, la Comisión Nacional de Elecciones podrá negar el registro como precandidato o, en su caso, el Comité Ejecutivo Nacional podrá cancelar la precandidatura.

4. Los interesados deberán presentar ante el órgano que la convocatoria señale, la siguiente documentación:

a) Copia certificada del acta de nacimiento;
b) Copia de la credencial para votar con fotografía, exhibiendo el original para su cotejo;
c) Curriculum vitae;
d) Carta de aceptación de la precandidatura y compromiso de cumplir con los Principios de Doctrina, Estatutos, reglamentos del Partido, así como aceptar y difundir su Plataforma Política y cumplir con el Código de Ética;
e) Las firmas de apoyo de miembros activos, que se requieran para cada elección. La Comisión Nacional de Elecciones establecerá, en la convocatoria, un requisito equivalente para aquellos interesados que no sean miembros activos del Partido;
f) Carta de aceptación de los términos en materia de financiamiento y fiscalización en los que se desarrollará la precampaña, en el formato que apruebe la Comisión Nacional de Elecciones;
g) Carta de no adeudo de cuotas específicas del cargo, expedida por el órgano competente del Partido, para aquellos servidores públicos de elección o designación en los gobiernos emanados del Partido;
h) Manifestación bajo protesta de decir verdad, que no ha sido condenado por sentencia ejecutoriada por la comisión de delito doloso;
i) Acuse de recibo de la autoridad competente del Partido, de su solicitud de aceptación de la precandidatura, en caso de no ser miembro activo del Partido;
j) Manifestación bajo protesta de decir verdad, que no se encuentra impedido para la precandidatura y candidatura en caso de resultar electo; y
k) La documentación adicional que señale el Reglamento y la Convocatoria para cada elección.

5. Los interesados, al momento de solicitar su registro como precandidatos, deberán separarse de cualquier cargo público de elección o de designación cuando se genere conflictos de interés, sin menoscabo de lo que señale la legislación correspondiente.

6. Los interesados deberán asumir por escrito el compromiso de observar los lineamientos y procedimientos relativos a los ingresos, egresos, contabilidad e informes que se establezcan para el financiamiento de las campañas internas.

Artículo 35.

1. Podrán ser precandidatos los miembros activos de Acción Nacional y los ciudadanos de reconocido prestigio y honorabilidad que asuman el compromiso de aceptar los Estatutos, Principios de Doctrina, Reglamentos, los Programas de Acción Política, plataformas y el Código de Ética del Partido. Los ciudadanos interesados en solicitar el registro como precandidatos a cargos municipales o para diputado local de mayoría que no sean miembros activos del Partido, deberán contar con la aceptación del Comité Directivo Estatal respectivo. Para aspirar a los demás cargos de elección popular deberán contar con la aceptación del Comité Ejecutivo Nacional, que será sustentada con la opinión y datos objetivos aportados por el Comité Directivo Estatal correspondiente.

2. La solicitud de aceptación de los precandidatos que no sean miembros activos del Partido, deberán presentarla ante el órgano competente, a más tardar un día antes de su registro y anexar el acuse de recibo en la documentación que presenten al solicitar su registro como precandidatos.

3. La Comisión Nacional de Elecciones determinará los formatos que se deberán usar para presentar las firmas de apoyo que se requieren para cada elección.

Artículo 36.

1. Los titulares de área de los comités del Partido o los empleados del mismo, deberán pedir licencia de su empleo o cargo antes de registrarse como precandidato. La licencia deberá estar vigente durante todo el proceso de selección de candidatos.

Artículo 37.

1. Una vez que se cierre el plazo de registro tratándose de la elección de candidato a Presidente de la República, Gobernador, Jefe de Gobierno o Senadores por el Principio de Mayoría Relativa, la Comisión Nacional de Elecciones sesionará para analizar las solicitudes recibidas y, en su caso, declarar su procedencia, lo que será notificado a los interesados.

2. Una vez cerrado el plazo de registro de precandidatos a diputados federales o locales por ambos principios, las Comisiones Electorales Estatales o del Distrito Federal, deberán sesionar para analizar las solicitudes recibidas y en su caso, declarar su procedencia.

3. Vencido el plazo establecido para el registro de precandidatos a miembros del ayuntamiento o jefes delegacionales, las Comisiones Electorales Municipales o Delegacionales, correspondientes, deberán sesionar para analizar las solicitudes recibidas y en su caso, declarar su procedencia.

Artículo 38.

1. Los precandidatos tendrán las siguientes obligaciones:
a. Cumplir los Estatutos, Reglamentos, normas complementarias y acuerdos del Partido;
b. Participar en las actividades organizadas por la Comisión Nacional de Elecciones, en especial en los debates;
c. Abstenerse de hacer declaraciones públicas de descalificación o acciones ofensivas hacia otros precandidatos, militantes, dirigentes del Partido y funcionarios públicos panistas;
d. Respetar los topes de gastos de precampaña y presentar ante la Tesorería Nacional o los órganos que esta señale, los informes de ingresos y gastos de precampaña.

Artículo 39.

1. Los precandidatos podrán designar representantes ante la Comisión Electoral correspondiente y tendrán la intervención que señalen las normas complementarias expedidas para tal efecto. Dichos representantes deberán ser miembros activos.

Artículo 40.

1. Los precandidatos, o personas que apoyen su precandidatura, podrán realizar actividades orientadas a obtener el voto o apoyo de los miembros del partido con el fin de ganar las elecciones internas. La Comisión, mediante normas complementarias, señalará las actividades que se consideren como actos de promoción del voto en el proceso interno.

2. Los contenidos de la precampaña deberán expresarse en sentido propositivo, haciendo énfasis en la trayectoria del aspirante y sus cualidades para el cargo y las propuestas específicas para su ejercicio que deberán ser congruentes con los Principios de Doctrina y el Programa de Acción Política que corresponda.

3. Los precandidatos registrados tendrán derecho a recibir por conducto del Registro Nacional de Miembros, la lista nominal de electores correspondiente.

Artículo 41.

1. Durante la precampaña, quedan prohibidos:
a. La entrega a los miembros activos o en su caso, a los adherentes de recursos en efectivo, bienes de consumo o servicios. La Comisión Nacional de Elecciones podrá exceptuar la prohibición anterior, para bienes de consumo que por su valor y naturaleza no representen un riesgo a la equidad en la elección correspondiente;
b. El pago de cuotas, viáticos o transporte para actos del Partido o de la precampaña;
c. Los actos de condicionamiento de un empleo o servicio, a cambio de la obtención del voto.
d. Ejercer cualquier medida que tenga por objeto presionar a los votantes.

Artículo 42.

1. La asignación de tiempos de radio y televisión, así como el contenido de las actividades propagandísticas de los precandidatos serán determinados por el Comité Ejecutivo Nacional, en términos de lo previsto por el artículo 64, fracción XXII de los Estatutos y de conformidad con el Capítulo Primero, Título Tercero, del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, así como, de acuerdo a lo establecido por la legislación electoral de cada entidad federativa, en la materia respectiva.

2. La violación a las anteriores disposiciones serán sancionadas en los términos de este Reglamento.

Artículo 43.

1. La Comisión Nacional de Elecciones, fijará el límite de ingresos y gastos de las precampañas, de conformidad con lo que disponga el Comité Ejecutivo Nacional en los términos de la Base J) del artículo 36 TER.

2. La Comisión también dictará las medidas respectivas para la supervisión de dichos ingresos y gastos y para el cumplimiento de su tope, en concordancia con los criterios que la Tesorería Nacional defina.

3. La Tesorería Nacional definirá las modalidades del financiamiento de los precandidatos, los criterios para la presentación de informes de ingresos y gastos de precampaña, así como el procedimiento de fiscalización de los recursos de precampaña.

4. La Tesorería Nacional del Comité Ejecutivo Nacional, deberá informar a la Comisión Nacional de Elecciones del Consejo Nacional, a más tardar cinco días antes de que inicien las precampañas, los plazos y requisitos que deberán observar los precandidatos en la presentación de sus informes de ingresos y gastos de precampaña.

5. Si un precandidato incumple con la obligación de entregar su informe de ingresos y gastos en los plazos y de acuerdo a los requisitos establecidos por la Tesorería Nacional, en caso de haber obtenido el triunfo en el proceso interno, podrá ser sancionado con la negativa del registro legal como candidato; en caso de no haber obtenido la nominación como candidato, el Partido dará aviso a las autoridades electorales correspondientes a efecto de que el precandidato pueda ser sujeto de sanción en términos de la legislación electoral respectiva. Las sanciones anteriores, son independientes del proceso interno del cual pueda ser sujeto el precandidato infractor en términos de la reglamentación en materia de sanciones del Partido Acción Nacional.

6. Dentro de los 5 días siguientes a la presentación de su registro y antes del inicio de la etapa de promoción del voto, los precandidatos se encuentran obligados a nombrar un responsable encargado de la obtención y administración de sus recursos de precampaña, el cual deberá ser miembro activo del Partido y quedará obligado a presentar a la Tesorería del Comité Ejecutivo Nacional o a quien designe su titular, el o los informes de gastos de precampaña en los términos que se fijen por la propia Tesorería. El responsable de presentar el informe del precandidato sobre la obtención y administración de sus recursos de precampaña, en caso de incumplimiento en los términos del párrafo anterior, será objeto de sanción de conformidad con la reglamentación en materia de sanciones del Partido.

7. Se consideran gastos de precampaña, además de los señalados por la normatividad electoral correspondiente, los siguientes:

a) Gastos de propaganda.- comprenden los realizados en bardas, espectaculares, mantas, volantes, engomados, pancartas, equipos de sonido, eventos realizados en lugares alquilados, propaganda utilitaria, inserciones pagadas en periódicos, revistas u otros medios impresos, páginas de Internet y otros similares;

b) Gastos operativos.- comprenden los sueldos y salarios del personal eventual, arrendamiento de bienes muebles e inmuebles, gastos de transporte de material o personal, viáticos y otros similares;

c) Gastos de producción de los mensajes en radio y televisión.- comprenden los realizados para el pago de los servicios profesionales, uso de equipo técnico, locaciones o estudios de grabación y producción y otros inherentes al mismo objetivo.

8. Los precandidatos que rebasen el tope de gastos de precampaña, podrán ser sancionados con la cancelación del registro de la candidatura que hayan obtenido. En este caso, será el Comité Ejecutivo Nacional quien designe al candidato del Partido, en términos de lo establecido por el artículo 43, apartado B de los Estatutos.

Artículo 44.

1. El Comité Ejecutivo Nacional, así como los Comités Directivos Estatales, Municipales y los subcomités deberán garantizar, en el ámbito de su competencia, el desarrollo de todas las precampañas bajo condiciones de equidad. Auxiliarán a la Comisión Nacional de Elecciones, en la organización de debates, y facilitarán la realización de eventos de precampaña en las instalaciones del Partido, conforme a las normas que emita la citada Comisión.

Artículo 45.

1. La Comisión Nacional de Elecciones determinará mediante normas complementarias el formato para los debates entre precandidatos. Publicará el calendario de los debates, una vez emitida la convocatoria respectiva.

Artículo 46.

1. Los centros de votación se instalarán en los lugares determinados por la Comisión Nacional de Elecciones, los cuales deberán ser preferentemente oficinas del Partido.

Artículo 47.

1. Los centros de votación se instalarán a partir de las 10:00 horas del día de la elección y cerrarán a las 16:00 horas del mismo día.

2. Podrá cerrarse antes de la hora fijada en el párrafo anterior, sólo cuando la mesa directiva del centro de votación certifique que hubieren votado todos los electores incluidos en la lista nominal de electores.

3. Se podrá seguir recibiendo votación después de las 16:00 horas, en los centros de votación en los que aún se encuentren electores formados para votar. En ese caso, se cerrará una vez que quienes estuviesen formados a las 16:00 horas hayan votado.

Artículo 48.

1. Sólo podrán emitir su voto las personas registradas en la Lista Nominal de Electores, quienes deberán ser identificadas a través de la credencial de miembro activo o credencial para votar con fotografía.

Artículo 49.

1. Podrán votar, además de los miembros activos, los adherentes para elegir a candidatos a Diputados Federales o Locales de Mayoría Relativa, Jefes Delegacionales, y Presidentes Municipales y demás cargos de gobierno municipal, cuando así lo determine la Comisión Nacional de Elecciones, previa opinión no vinculante de los Comités Directivos Estatales y Municipales respectivos, en cualquiera de los siguientes supuestos:

a. El número de miembros activos no represente, cuando menos, el porcentaje señalado en el párrafo 4 de este artículo, respecto del listado nominal de electores del municipio o distrito respectivo; y

b. Por solicitud acordada por las dos terceras partes de los miembros presentes del Comité Directivo Estatal respectivo; la solicitud deberá motivar los beneficios que la participación de los adherentes representan para el Partido.

2. El adherente podrá votar para candidatos a cargos de elección popular si acreditó el cumplimiento de algunas de las actividades señaladas en el Reglamento de Miembros.

3. La facultad a que se refiere el párrafo 1. de este artículo, es una facultad indelegable del Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones.

4. Para los efectos del inciso a. del párrafo 1 de este artículo, se utilizará el porcentaje nacional de miembros activos respecto del Listado Nominal de Electores nacional más una décima de punto porcentual.

Artículo 50.

1. En el supuesto en que en una elección se tenga previsto que la segunda vuelta se celebre de manera simultánea a la primera vuelta, el día de la elección se estará a lo siguiente:
a) Se instalarán dos urnas, una para recibir las votaciones de primera vuelta, y otra para recibir las votaciones de la segunda vuelta;
b) Se entregará al votante tanto la boleta de primera vuelta, como la boleta de segunda, debiéndose emitir el voto para ambas vueltas;
c) La boleta de segunda vuelta contendrá todas las posibles combinaciones de competencia, según lo señalado en el segundo párrafo del inciso c. del Artículo 38 de los Estatutos;
d) El votante elegirá el candidato de su preferencia en cada combinación;
e) Concluida la votación, únicamente se computarán los votos de primera vuelta y se levantará el acta correspondiente del centro de votación, informándose de manera inmediata los resultados de la votación a la Comisión Nacional de Elecciones, sin perjuicio de enviar el acta a la propia Comisión. Los votos de la segunda vuelta sólo podrán contabilizarse, por orden de la Comisión Nacional de Elecciones y una vez que se hayan dado a conocer públicamente los resultados del cómputo de la primera vuelta.
f) En caso de proceder la segunda vuelta, sólo se contará la combinación que se actualizó según los resultados de la primera vuelta;
g) Sólo se darán a conocer los resultados de la combinación señalada en el inciso anterior.

Artículo 51.

1. Concluida la votación, los integrantes de la mesa directiva procederán a realizar el escrutinio y cómputo de los votos. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, al órgano que determine la Comisión Nacional de Elecciones, y una copia de la misma fijada al exterior del lugar del centro de votación.

Artículo 52.

1. La Comisión Nacional de Elecciones recibirá las actas de votación y procederá a realizar el cómputo final que deberá ser comunicado, de ser posible, en la misma noche a los órganos y a la militancia a través de los medios internos de comunicación.

Artículo 53.

1. La Comisión Nacional de Elecciones, al día siguiente de terminado el cómputo de la elección, declarará la validez de los resultados y dará a conocer si uno de los precandidatos ha obtenido los votos necesarios para ganar la elección. La Comisión anunciará, en su caso, la celebración de la segunda vuelta posterior.

2. Para la elección en segunda vuelta, votarán los mismos electores con derecho a votar en la primera vuelta y la votación se llevará a cabo conforme al mismo procedimiento señalado en el presente capítulo.

Capítulo II.
De la elección del candidato a la Presidencia de la República

Artículo 54.

1. Para obtener el registro como precandidato a la Presidencia de la República, además de los requisitos señalados en el artículo 34 de este Reglamento y en la respectiva convocatoria, deberán presentar firmas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores nacional del Partido. Del total de firmas presentadas por el solicitante, no podrá haber más del 5% de una misma entidad.

2. Para efectos de determinar el número de firmas requerido, todas las fracciones se elevarán a la unidad.

3. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato.

Artículo 55.

1. El día de la elección la Comisión Nacional de Elecciones y las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal, se instalarán en sesión permanente. Una vez cerrada la votación, los Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal recibirán las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su entidad y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación en la entidad. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, a la Comisión Nacional de Elecciones.

2. Para el auxilio de las Comisiones Electorales Estatales y del Distrito Federal, podrán también sesionar las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales que señalen aquellas Comisiones.

Artículo 56.

1. Hecha la declaración de validez de los resultados de la elección, el candidato electo rendirá protesta como candidato de Acción Nacional a la Presidencia de la República ante el Comité Ejecutivo Nacional en un acto público convocado para tal efecto.

2. En el mismo acto público se presentará la Plataforma Política aprobada por el Consejo Nacional, y el candidato a la Presidencia de la República se comprometerá a difundirla durante su campaña y aplicarla durante su gobierno.

Capítulo III
De la elección a Gobernador o Jefe de Gobierno

Artículo 57.

1. Para obtener el registro como precandidato a Gobernador o Jefe de Gobierno, además de los requisitos señalados en el artículo 34 de este Reglamento y en la respectiva convocatoria, deberán presentar firmas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores de la entidad.

2. La Comisión Nacional de Elecciones determinará en la convocatoria el número máximo de firmas permitidas de un mismo municipio.

3. Para efectos de determinar el número de firmas requerido, todas las fracciones se elevarán a la unidad.

4. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato.

Artículo 58.

1. El día de la elección, las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales que señale la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal, se instalarán en sesión permanente. Una vez cerrada la votación, las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales recibirán las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su circunscripción y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación.

2. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, a la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal.

Artículo 59.

1.Hecha la declaración de validez de los resultados de la elección, el candidato electo rendirá protesta como candidato de Acción Nacional a Gobernador o Jefe de Gobierno ante el Comité Directivo Estatal o Regional, en un acto público convocado para tal efecto.

2. En el mismo acto público se presentará la Plataforma Política aprobada por el Consejo Estatal o Regional, y el candidato a Gobernador o Jefe de Gobierno se comprometerá a difundirla durante su campaña y aplicarla durante su gobierno.

Capítulo IV
De la elección a Senadores de Mayoría

Artículo 60.

1. Para obtener el registro como precandidato a Senador por el principio de Mayoría relativa, tanto el propietario como el suplente, deberán cumplir con los requisitos que señala el artículo 57 de este Reglamento.

Artículo 61.

1. En caso de no aprobarse una precandidatura, la fórmula completa no podrá competir en la elección.

Artículo 62.

1. El día de la elección, las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales que señale la Comisión Electoral Estatal o del Distrito Federal, se instalarán en sesión permanente. Una vez cerrada la votación, las Comisiones Municipales, Delegacionales o Distritales recibirán las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su circunscripción y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación.

2. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, a la Comisión Estatal Electoral o del Distrito Federal.

Artículo 63.

1. Hecha la declaración de validez de los resultados de la elección, los candidatos electos de la primera y segunda fórmulas, rendirán protesta como candidatos de Acción Nacional a Senadores de Mayoría ante el Comité Directivo Estatal o Regional, en un acto público convocado para tal efecto.

Capítulo V
De la elección a Diputados Federales o Locales de Mayoría

Artículo 64.

1. Para obtener el registro como precandidato a Diputado Federal o Local de Mayoría Relativa, además de los requisitos señalados en el artículo 34 de este Reglamento y en la respectiva convocatoria, deberán presentar firmas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de
Electores en el distrito correspondiente.

2. Para efectos de determinar el número de firmas requerido, todas las fracciones se elevarán a la unidad.

3. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato para cada elección.

Artículo 65.

1. El día de la elección, la Comisión Distrital se instalará en sesión permanente. Una vez cerrada la votación, recibirá las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su circunscripción y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, al órgano de la Comisión Nacional de Elecciones que se determine.

Artículo 66.

1. Hecha la declaración de validez de los resultados de la elección, los candidatos electos rendirán protesta como candidatos de Acción Nacional a Diputados Federales o Locales de Mayoría Relativa ante el Comité Ejecutivo Nacional, el Comité Directivo Estatal o Regional según sea el caso, en un acto público convocado para tal efecto.

Capítulo VI
De la elección a Presidente Municipal o Jefe Delegacional, y para cargos de gobierno municipal

Artículo 67.

1. Para obtener el registro como precandidato a Presidente Municipal y a regidores y síndicos, además de los requisitos señalados en el artículo 34 de este reglamento y en la respectiva convocatoria, deberán presentar:
a. El nombre y orden de los precandidatos a regidores y, en su caso, el del o los precandidatos a síndicos que integran la planilla que lo acompañan. En todos los casos, las planillas no podrán estar integradas con más del sesenta por ciento de precandidatos propietarios de un mismo género. Esta disposición no será aplicable en aquellas entidades federativas en las que se elija por voto directo a los síndicos o regidores, en cuyo caso se estará a lo previsto por el inciso c) del artículo 68 de este reglamento y
b. La firma de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores.

2. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a una planilla o candidato para cada elección.

Artículo 68.

1. Los cargos municipales se elegirán conforme a cualquiera de los procedimientos que determine la Comisión Nacional de Elecciones a través de la convocatoria respectiva, entre las siguientes opciones:
a. Los miembros de la planilla del precandidato a Presidente Municipal ganador, ocupan todas las candidaturas a cargos municipales;
b. Los miembros de la planilla del precandidato a Presidente Municipal ganador, ocupan todas las candidaturas a cargos municipales, con excepción de los últimos dos lugares de la planilla, los cuales serán ocupados por dos integrantes de la planilla que haya obtenido el segundo lugar de la elección, seleccionados por el precandidato a Presidente Municipal ganador;
c. En caso de que la legislación local disponga un método distinto al de planillas o por determinación de la Comisión Nacional de Elecciones, a través de normas complementarias, establecerá el procedimiento correspondiente, pero en todo caso el Presidente Municipal se elegirá en los términos señalados por el artículo 41 de los Estatutos.

Artículo 69.

1.Para obtener el registro como precandidato a Jefe Delegacional, además de los requisitos señalados en el artículo 34 del presente reglamento y en la respectiva convocatoria, deberán presentar la firma de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores.

2. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato.

Artículo 70.

1.El día de la elección, la Comisión Municipal o Delegacional se instalará en sesión permanente. Una vez cerrada la votación, recibirá las actas de cada uno de los centros de votación instalados en su jurisdicción y procederán a realizar el escrutinio y cómputo de la votación. Los resultados serán asentados en el acta correspondiente que deberá ser enviada de inmediato, al órgano de la Comisión Nacional de Elecciones que se determine.

Artículo 71.

1. Hecha la declaración de validez de los resultados de la elección, los candidatos electos rendirán protesta como candidatos de Acción Nacional a Presidente Municipal, Jefe Delegacional, Síndico y Regidor ante el Comité Directivo Municipal o Delegacional, según sea el caso, en un acto público convocado para tal efecto.

Capítulo VIII
De la elección de Diputados Federales de Representación Proporcional

Artículo 72.

1.Para obtener el registro como precandidato a Diputado Federal de Representación Proporcional, además de los requisitos señalados en el artículo 34 y en la respectiva convocatoria, deberán presentar firmas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores en el Distrito Electoral Federal correspondiente.

2. Para efectos de determinar el número de firmas requerido, todas las fracciones se elevarán a la unidad.

3. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato.

Artículo 73.
1. Las fórmulas de propuestas de precandidatos a diputados federales de representación proporcional podrán ser presentadas por los miembros activos, por los comités directivos municipales, por los comités directivos estatales y por el Comité Ejecutivo Nacional, y deberán integrarse en todos los casos por personas de diferente género.
2. Los comités directivos municipales podrán proponer solamente una fórmula de precandidatos. Las fórmulas deberán acompañarse de copia del acta de la sesión en que conste la aprobación de la propuesta.
Artículo 74.
1. La Comisión Nacional de Elecciones revisará que las propuestas recibidas cumplan con los requisitos de este Reglamento, informará a los proponentes dentro de las 72 horas siguientes al cierre del registro si éstas fueron aprobadas o no.
Artículo 75.
1. Las propuestas de candidatos a diputados de representación proporcional surgirán:
a. Mediante elección municipal o delegacional en el caso de municipios o delegaciones que comprendan íntegramente uno o varios distritos, de donde surgirán tantas fórmulas como distritos electorales tenga el municipio;
b. Mediante elecciones distritales en el caso de distritos con dos o más municipios, de donde surgirá sólo una propuesta, y
c. De las propuestas de fórmulas encabezadas por una mujer que, habiendo participado en las elecciones distritales, municipales o delegacionales y no hubieran alcanzado la mayoría de votos a que hacen referencia los el artículos 77 y 78 de este Reglamento, obtengan los mayores porcentajes de votación en su elección respectiva. El número de propuestas que surjan por esta vía será de una por cada cuatro distritos electorales federales, o fracción, que existan en la entidad. En estados con menos de cuatro distritos surgirá una propuesta.
Artículo 76.
1. Las elecciones municipales, delegacionales y distritales se realizarán de manera análoga al procedimiento para elegir a Diputados Federales de Mayoría Relativa.
2. Cuando por alguna razón una Elección Municipal, Delegacional o Distrital no pudiera realizarse o no concluya el proceso de elección de fórmulas, se tendrán por no presentadas a la Elección Estatal.
3. Para el buen desarrollo del proceso de elección, la Comisión Nacional de Elecciones emitirá normas complementarias.
Artículo 77.
1. En las elecciones municipales en que se deba elegir más de una fórmula, los miembros activos marcarán en la cédula de votación tantas fórmulas como distritos haya en el municipio, resultando aprobadas las fórmulas que obtengan los primeros lugares y la mayoría simple de los votos computables.
Artículo 78.
1. En las elecciones distritales, los miembros activos votarán por una sola fórmula, resultando electa la que obtenga la mayoría simple de los votos computables.
Artículo 79.
1. Los comités directivos estatales podrán registrar hasta tres fórmulas que participarán en la Elección Estatal junto con las que hayan sido electas por las elecciones municipales y distritales. Cada fórmula deberá estar integrada por una persona de sexo distinto y por lo menos una de ellas, encabezada por una mujer. Los comités directivos estatales, en sesión convocada para tal efecto, definirán sus propuestas para participar en la Elección Estatal al menos quince días antes de la fecha de ésta.
Artículo 80.
1. Una vez concluidas las elecciones municipales y distritales, se realizarán las elecciones estatales para elegir de entre las fórmulas aprobadas en las elecciones distritales y municipales y las propuestas de los comités directivos estatales, el número de fórmulas de candidatos que corresponda proponer a cada Estado.
2. Las elecciones estatales serán convocadas por la Comisión Nacional de Elecciones y funcionarán de acuerdo a las normas complementarias que expida para tal efecto.
3. Las elecciones estatales podrán cancelarse en los términos y en los supuestos señalados en el artículo 30 de este Reglamento.
Artículo 81.
1. El número de fórmulas que cada Estado elegirá, se asignará de la siguiente forma considerando siempre la última votación para diputados federales:
a. Se dividirá el número de votos obtenidos por el Partido en la entidad entre el total de votos obtenidos por el Partido en la circunscripción correspondiente. A este resultado se le denominará factor votación;
b. Se dividirá el total de votos obtenidos por el Partido en la entidad entre el total de votos válidos emitidos en el mismo Estado. Este resultado se denominará factor de competitividad;
c. El resultado del inciso anterior se dividirá entre la suma de los resultados que por el mismo concepto se hayan obtenido en el total de las entidades que pertenecen a la misma circunscripción. Este resultado se denominará factor de competitividad ponderado, y
d. Se sumarán los resultados del inciso a) y del inciso c) y se dividirá entre dos; este resultado se multiplicará por 40. La asignación definitiva del número de candidatos se hará tomando en cuenta en primer término los números enteros que resulten de la operación anterior y para completar los cuarenta candidatos requeridos por circunscripción se utilizará el criterio de resto mayor. La cantidad resultante será el número de fórmulas que la entidad tendrá derecho a elegir en la Elección Estatal.
Artículo 82.
1. En la Elección Estatal, cada delegado numerario votará de acuerdo a lo siguiente:
a. En los Estados que tengan derecho a elegir de una a tres fórmulas, votarán por una;
b. En los Estados que tengan derecho a elegir de cuatro a ocho fórmulas, votarán por dos;
c. En los Estados que tengan derecho a elegir de nueve a doce fórmulas, votarán por tres, y
d. En los Estados que tengan derecho a elegir trece o más fórmulas, votarán por cuatro.
Artículo 83.
1. El número de votos obtenidos por las fórmulas establecerá el orden de integración de la lista de candidatos de la entidad. En los casos de empates en el último lugar de la fórmula se someterán a decisión del Comité Directivo Estatal respectivo.
2. Las listas de candidatos a diputados federales de representación proporcional que propongan las elecciones estatales, se integrarán en segmentos de tres, y en cada uno de los tres primeros segmentos habrá una candidatura de género distinto. En caso de que en alguno de los tercios correspondientes no se cumpla con esta disposición, se reservarán los lugares 2, 5 y/u 8 de la lista y se procederá a recorrer las propuestas necesarias de entre los precandidatos o precandidatas que hubieren resultado electos.
Artículo 84.
1. En los casos en que el número de candidaturas a que tiene derecho un estado sea igual al número de propuestas que se presenten a la Elección Estatal, la votación se realizará para ordenar la lista.
2. En caso de que el número de candidaturas a que tiene derecho un Estado sea menor al número de propuestas se estará a lo dispuesto por la Base I) del artículo 36 TER de los Estatutos.
Artículo 85.
1. El primero, segundo y tercer lugar de la lista de cada circunscripción los ocuparán las propuestas que haga el Comité Ejecutivo Nacional, integradas por una persona de cada género y por lo menos una de ellas encabezada por una mujer.
2. Las listas de candidatos a diputados federales de representación proporcional se integrarán en segmentos de tres, y en cada uno de los tres primeros segmentos habrá una candidatura de género distinto. En caso de que en alguno de los tercios correspondientes no se cumpla con esta disposición, la Comisión Nacional de Elecciones tomará las medidas necesarias para designar en el lugar que se determine a las propuestas correspondientes de entre los precandidatos o precandidatas que hubieren resultado electos.
3. Los 35 lugares restantes se asignarán como se indica en los artículos siguientes.
Artículo 86.
1. A partir de cuarto lugar de la lista, con excepción de los lugares 5 y 8, se integrarán los primeros lugares de las listas de cada estado, en orden descendente según lo establece el artículo 42 de los Estatutos y el factor de competitividad indicado en el inciso b) del párrafo 1. del artículo 81 de este Reglamento.
Artículo 87.
1. Las posiciones restantes para completar la lista de la circunscripción se asignarán como sigue:
a. Se determinará el número de fórmulas que resten por asignar en la circunscripción restando de 40 el número de las ya asignadas de acuerdo con los artículos 85 y 86 del presente Reglamento. Este número se denominará candidatos restantes por circunscripción.
b. Se determinará el número de fórmulas que resten por asignar a cada Estado restando uno del número total de candidatos asignados por Estado determinado en el inciso d) del párrafo 1 del artículo 81 de este Reglamento. Este número se denominará candidatos restantes por Estado.
c. Se calculará el cociente de distribución de cada Estado, mismo que resulta de la división del número de candidatos restantes en la circunscripción (inciso a de este artículo) entre el total de candidatos asignados por estado, (inciso d del párrafo 1 del artículo 81). Este cociente de distribución por Estado determina el tamaño del intervalo en que se ubicarán definitivamente sus candidatos.
d. Para cada Estado se obtendrán sus números de posición. El primer número de posición será el propio cociente de distribución, el siguiente se obtendrá multiplicando su cociente de distribución por dos, el siguiente por tres y así sucesivamente hasta que se haya hecho la operación tantas veces como candidatos restantes por Estado se hayan determinado (inciso b de este artículo).
e. El primer lugar de las candidaturas restantes lo ocupará el Estado que tenga el número de posición más bajo y así sucesivamente. En caso de empates el lugar lo ocupará el Estado que tenga menos candidatos asignados en la circunscripción. En caso de persistir el empate el lugar lo ocupará el Estado que tenga el mejor factor de competitividad (inciso b del párrafo 1 del artículo 81).
Artículo 88.
1. Los candidatos a diputados federales de representación proporcional electos que declinen, no cumplimenten la documentación requerida para el registro de las listas de circunscripción o por cualquier otro motivo, serán sustituidos por acuerdo del Comité Ejecutivo Nacional conforme a la Base I) del artículo 36 TER de los Estatutos. Para tal efecto la lista de candidatos se recorrerá en orden ascendente y se procederá a la sustitución del último lugar de la lista de que se trate.

Capítulo IX
De la elección de Diputados Locales de Representación Proporcional

Artículo 89.

1. Para obtener el registro como precandidato a Diputado Local de Representación Proporcional, además de los requisitos señalados en el artículo 34 y en la respectiva convocatoria, deberán presentar, firmas de apoyo de al menos el 10% y no más del 12% de los miembros activos del Listado Nominal de Electores en el Distrito Electoral Local correspondiente.

2. Para efectos de determinar el número de firmas requerido, todas las fracciones se elevarán a la unidad.

3. Cada miembro activo podrá avalar con su firma solamente a un precandidato para cada elección.

Artículo 90.
1. Cuando la legislación electoral local exija el registro de listas de candidatos a diputados de representación proporcional, la elección de propuestas de candidatos se realizará, en lo conducente, en los términos que señalan los artículos 73 al 88 de este Reglamento, y de acuerdo a lo señalado en este artículo.
El Comité Directivo Estatal podrá hacer hasta dos propuestas que no serán de un mismo género, y ocuparán los lugares de acuerdo a los siguientes criterios:
a. En Estados donde se deba presentar por separado una lista de candidatos a diputados de representación proporcional, se integrarán en el primer y tercer lugar de la lista, y
b. En los Estados donde existan dos circunscripciones, se integrarán en el primer lugar de cada lista.
Concluidas las elecciones municipales y distritales, se realizará la Elección Estatal para elegir y ordenar las fórmulas aprobadas en las elecciones distritales y municipales.
2. La Elección Estatal será convocada por la Comisión Nacional de Elecciones y funcionará de acuerdo a los artículos 80, 82, 83 y 84 de este Reglamento y conforme a las normas complementarias que se expidan para tal efecto.
3. En el caso de Estados donde existan dos o más circunscripciones, la Elección Estatal deberá ordenar, en votaciones distintas, cada una de las listas de candidatos. Cada lista deberá ser votada y ordenada de entre las propuestas de candidatos surgidas de los distritos y municipios que pertenezcan a la circunscripción de que se trate.
4. De presentarse vacantes de candidatos electos ya sea por declinación o por que no hubieran cumplido con la documentación requerida, el Comité Ejecutivo Nacional procederá a la designación de sus sustitutos en los mismos términos que se señalan en el artículo 88 de este Reglamento.

Sección Tercera
De la elección de Senadores de Representación Proporcional

Artículo 91.
1. Para integrar la lista de senadores de representación proporcional cada Estado hará una propuesta que será electa por el Consejo Estatal. En el caso de las delegaciones estatales será el Comité Ejecutivo Nacional quien, de entre las propuestas registradas ante la delegación, hará dicha elección.
Artículo 92.
1. Para solicitar el registro como precandidato a senador de representación proporcional, tanto el propietario como el suplente, deberán además de cumplir con los requisitos constitucionales y legales tener un modo honesto de vivir y haberse significado por su lucha a favor del bien común y presentar en los formatos expedidos por el Comité Ejecutivo Nacional, ante la Secretaría General del Comité Directivo Estatal, la documentación a que hace referencia el artículo 34 de este Reglamento, con excepción del número de firmas que serán en la misma proporción que señala el artículo 57 de este ordenamiento.
2. Las propuestas del Comité Ejecutivo Nacional serán postuladas por sus integrantes.
Artículo 93.
1. El periodo de registro de precandidaturas para senadores de representación proporcional, se abrirá con la convocatoria para la celebración de la sesión del Consejo Estatal, la cual deberá expedirse con treinta días de anticipación, y se cerrará quince días antes de la fecha en que se realice dicha sesión. Los registros se presentarán ante la Secretaría General del Comité Directivo Estatal correspondiente.
Artículo 94.
1. La Secretaría General del Comité Directivo Estatal, al día siguiente del vencimiento del plazo de registro de precandidatos, deberá informar a la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional de las precandidaturas que se hayan registrado en el Estado, cumpliendo con todos los requisitos, y deberá acompañar a este informe los documentos a que se refiere el artículo 92 de este Reglamento.
Artículo 95.
1. Una vez recibida la información, el Comité Ejecutivo Nacional deberá sesionar para conocer las precandidaturas de cada Estado y aprobar o no el registro de cada una de las fórmulas. En caso de no aprobarse una precandidatura, la fórmula completa no podrá competir en el Consejo Estatal que elegirá las propuestas para integrar la lista de candidatos a senadores de representación proporcional. Al día siguiente de la sesión, el Comité Ejecutivo Nacional deberá enviar a los Comités Directivos Estatales la aprobación o negativa de cada una de las fórmulas y éstos deberán notificar de inmediato la resolución a cada uno de los precandidatos.
Artículo 96.
1. Las personas que sean propuestas deberán tener reconocida trayectoria ciudadana, aptitudes para la función legislativa, si son miembros del Partido deberán acreditar una militancia responsable y comprometida y, en su caso, se deberá analizar cómo fue su desempeño en cargos públicos. Lo anterior deberá ser comprobado a través de los procedimientos aprobados por el Comité Ejecutivo Nacional, a propuesta de la Comisión Nacional de Elecciones.
Artículo 97.
1. La propuesta de cada Estado para integrar la lista de candidatos a senadores de representación proporcional, será la fórmula que obtenga la mayoría absoluta de los votos válidos en la sesión del Consejo Estatal. Se realizarán las rondas de votación que sean necesarias, eliminando en cada una a la que menos votos obtenga, hasta que una fórmula alcance la mayoría absoluta de los votos presentes.
Artículo 98.
1. El resultado de la sesión del Consejo Estatal se hará llegar de manera inmediata al Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional, anexando el formato curricular de ambos integrantes de la fórmula propuesta.
Artículo 99.
1. Al finalizar las sesiones de los consejos estatales para elegir su propuesta de fórmula de representación proporcional, se convocará a sesión del Consejo Nacional a efecto de completar y ordenar la lista de candidatos, el Comité Ejecutivo Nacional se reunirá para que éste haga hasta tres propuestas para la lista de candidatos. Las propuestas del Comité Ejecutivo Nacional quedarán prefijadas en los lugares 1, 4 y 7 de la lista de candidatos a senadores de representación proporcional, de las que no podrán ser más de dos de un mismo género.
2. La lista nacional de candidatos a senadores de representación proporcional se integrará en segmentos de tres, y en cada uno de los tres primeros segmentos habrá una candidatura de género distinto.
Artículo 100.
1. La Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional integrará un expediente de cada candidato propuesto por los Estados y por el Comité Ejecutivo Nacional, y elaborará una ficha técnica con los datos de cada uno de ellos. Estas fichas serán entregadas a los miembros del Consejo Nacional al iniciar la sesión correspondiente.
Artículo 101.
1.Los precandidatos que no sean consejeros nacionales podrán asistir a la sesión de Consejo Nacional, en la que se hará la elección de candidatos de representación proporcional. Tendrán derecho al uso de la palabra -hasta por cinco minutos-, los precandidatos propietarios que así lo hayan solicitado al Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional hasta dos días antes de la sesión.
Artículo 102.

1. Al concluir la presentación de los precandidatos inscritos en los términos del artículo anterior, deberán permanecer en la sesión de Consejo exclusivamente los consejeros nacionales, quienes recibirán una boleta en la que se encontrarán las fórmulas propuestas y deberán votar por diez de éstas. Se invalidará la boleta que no contenga exactamente diez votos. Concluida la votación se hará el escrutinio y se ordenarán conforme el número de votos recibidos, asignándoles de manera descendente el lugar que les corresponda en la lista de candidatos hasta completar los 32 integrantes definitivos. En caso de empate, se resolverá en votación económica para definir cuál de las propuestas en cuestión ocupará el lugar preferente.

Sección Cuarta
De los Métodos Extraordinarios.

Capítulo I
Del Método de Elección Abierta.

Artículo 103.

1.La Comisión Nacional de Elecciones deberá solicitar al Comité Ejecutivo Nacional el acuerdo a que se refiere el segundo párrafo del Apartado A del Artículo 43 de los Estatutos, al menos 30 días naturales antes del plazo legal para comunicar a la autoridad electoral el método de selección de candidatos.

2. El Comité Ejecutivo Nacional deberá resolver lo conducente dentro de los 15 días naturales siguientes a la recepción de la solicitud.

Artículo 104.

1. El método de Elección Abierta se llevará conforme al procedimiento que la Comisión Nacional de Elecciones determine mediante normas complementarias, que deberán ajustarse al Apartado A del Artículo 43 de los estatutos y de forma análoga al procedimiento señalado en el Capitulo I de la Sección Segunda del Presente Título.

2. Los ciudadanos que deseen votar deberán identificarse con credencial para votar con fotografía vigente.

Artículo 105.

1. Las solicitudes de los órganos del Partido, a que se refiere el inciso e. del Apartado A del artículo 43 de los estatutos, deberán ser acordadas con la asistencia de al menos las dos terceras partes de sus integrantes, y por votación de las dos terceras partes de los presentes.

Capítulo II
De la Designación

Artículo 106.

1. Para efectos del supuesto de designación a que se refiere el inciso e. del Apartado B del artículo 43 de los estatutos, son situaciones políticas:

I. Diferencias políticas que surjan entre un Comité Municipal y un Estatal, y que alteren, obstaculicen o impidan el correcto ejercicio de las atribuciones de cada uno de ellos;
II. Cuando existe entre distintos Comités falta de colaboración, coordinación o complementación en los términos de los Estatutos y Reglamentos y que los Comités se muestren incapaces de solucionar;
III. Las expresiones que en forma pública formule un Órgano del Partido respecto de otro, cuyo propósito o sus efectos tiendan a debilitar su autoridad;
IV. Las expresiones que en forma pública formule un Órgano del Partido o cualquier integrante del mismo, respecto de un militante o precandidato, cuyo propósito o sus efectos tiendan a debilitar su honra pública o precandidatura, siempre y cuando dichas expresiones se emitan sin fundamento o pruebas; y
V. Cuando a juicio de la Comisión Nacional de Elecciones o del Comité Ejecutivo Nacional, los precandidatos no representan los principios de doctrina del Partido.

2. El Comité Ejecutivo Nacional, determinará según su valoración, la actualización de cualquiera de los supuestos señalados en el párrafo anterior.

Sección Quinta
Listado Nominal de Electores.

Artículo 107.

1. El Listado Nominal de Electores para cada elección contendrá, al menos, los siguientes datos:
a) Nombre completo;
b) Sexo;
c) Domicilio;
d) Entidad;
e) Municipio;
f) Distrito;

Artículo 108.

1. Una vez cerrados los listados nominales de electores, en términos de la base B) del artículo 36 TER de los Estatutos, el Registro Nacional de Miembros enviará los mencionados listados a la Comisión Nacional de Elecciones para su revisión, a más tardar a los 10 días a partir del cierre de los mismos. Los listados nominales de electores deberán publicarse en los estrados de los Comités Directivos Municipales dentro de los 10 días siguientes al acuerdo de cierre.

Artículo 109.

1. La Comisión Nacional de Elecciones deberá enviar sus observaciones al Registro Nacional de Miembros dentro del plazo señalado en la base B) del artículo 36 TER de los Estatutos.

Artículo 110.

1. La Comisión de Vigilancia del Registro Nacional de Miembros recibirá, en los plazos y por los conductos que ella misma determine, las inconformidades que los miembros activos, y en su caso, los adherentes o residentes en el extranjero, presenten ante la integración de los listados.

Título Cuarto
De las Quejas, Controversias y Sanciones.

Sección Primera.
De las Quejas

Artículo 111.

1. Los precandidatos podrán interponer quejas en contra de otros precandidatos por violación a los Estatutos, Reglamentos y demás normas del partido durante la campaña interna, ante la Comisión Nacional de Elecciones o ante el órgano que esta señale mediante acuerdo.

Artículo 112.

1. La queja deberá presentarse por escrito, con los elementos de prueba correspondientes, a más tardar dentro de los dos días hábiles siguientes a la fecha en que hubiesen sucedido las supuestas violaciones.

Artículo 113.

1. Al día siguiente de la recepción de la queja, se notificará al precandidato sujeto de la queja de la presentación de la misma, surtiendo efectos la notificación en ese momento. Se le entregará copia del expediente de la queja. A partir de la notificación el precandidato tendrá un día hábil para presentar pruebas y alegatos en su defensa.

Artículo 114.

1.La Comisión Nacional de Elecciones, resolverá dentro del plazo señalado en la Base H) del Artículo 36 TER de los Estatutos. La resolución deberá resolver si es o no procedente la queja, y determinar la sanción respectiva.

Artículo 115.

1. En caso de ser procedente la queja, la Comisión Nacional de Elecciones podrá:

I. Solicitar al órgano competente:
a) la amonestación;
b) La privación del cargo partidario;
c) La suspensión de derechos;

II. En caso de reincidencia o de faltas graves acordar la Cancelación de la Precandidatura.

Sección Segunda
De los normas comunes a los Medios de Impugnación.

CAPITULO I
De los plazos y de los términos

Artículo 116.

1. Los plazos se computarán de momento a momento y si están señalados por días, éstos se considerarán de veinticuatro horas. Cuando la violación reclamada en el medio de impugnación respectivo no se produzca durante el desarrollo de un proceso de selección de candidatos federal o local, según corresponda, el cómputo de los plazos se hará contando solamente los días hábiles, debiendo entenderse por tales todos los días a excepción de los sábados, domingos y los inhábiles en términos de ley.

Artículo 117.

1. Los medios de impugnación previstos en este Reglamento deberán presentarse dentro de los cuatro días contados a partir del día siguiente a aquél en que se tenga conocimiento del acto o resolución impugnado, o se hubiese notificado de conformidad con la normatividad aplicable, salvo las excepciones previstas expresamente en el presente ordenamiento.

CAPITULO II
De los requisitos del medio de impugnación

Artículo 118.

1. Los medios de impugnación deberán presentarse por escrito ante el órgano señalado como responsable del acto o resolución impugnado, y deberán cumplir con los requisitos siguientes:

a) Hacer constar el nombre del actor;

b) Señalar domicilio para recibir notificaciones y, en su caso, a quien en su nombre las pueda oír y recibir;

c) Acompañar el o los documentos que sean necesarios para acreditar que el actor tiene legitimidad para interponer el medio;

d) Señalar el acto o resolución impugnado y el órgano responsable del mismo;

e) Mencionar los hechos en que se basa la impugnación, los agravios que
cause el acto o resolución impugnado y las normas presuntamente violados;

f) Ofrecer y aportar las pruebas dentro de los plazos para la interposición o presentación de los medios de impugnación previstos en el presente Reglamento; mencionar, en su caso, las que se habrán de aportar dentro de dichos plazos; y las que deban requerirse, cuando el promovente justifique que oportunamente las solicitó por escrito al órgano competente, y éstas no le hubieren sido entregadas; y

g) Hacer constar el nombre y la firma autógrafa del promovente.

2. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito ante el órgano correspondiente, incumpla cualquiera de los requisitos previstos por los incisos a) o g) de este artículo, resulte evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las disposiciones del presente ordenamiento, se desechará de plano. También operará el desechamiento a que se refiere este párrafo, cuando no existan hechos y agravios expuestos o habiéndose señalado sólo hechos, de ellos no se pueda deducir agravio alguno.

CAPITULO III
De la improcedencia y del sobreseimiento

Artículo 119.

1. Los medios de impugnación previstos en este Reglamento serán improcedentes en los siguientes supuestos:

a) Cuando se pretenda impugnar actos o resoluciones: que no afecten el interés jurídico del actor; que se hayan consumado de un modo irreparable; que se hubiesen consentido expresamente, entendiéndose por éstos, las manifestaciones de voluntad que entrañen ese consentimiento; o aquellos contra los cuales no se hubiese interpuesto el medio de impugnación respectivo, dentro de los plazos señalados en este Reglamento; y

b) Que el promovente carezca de legitimación en los términos del presente Reglamento.

Artículo 120.

1. Ocurrirá el sobreseimiento cuando:

a) El promovente se desista expresamente por escrito;

b) El órgano responsable del acto o resolución impugnado lo modifique o revoque, de tal manera que quede totalmente sin materia el medio de impugnación respectivo antes de que se dicte resolución;

c) Habiendo sido admitido el medio de impugnación correspondiente, aparezca o sobrevenga alguna causal de improcedencia en los términos de este Reglamento; y

d) El agraviado fallezca o sea suspendido o privado de sus derechos como militante.

CAPITULO IV
De las partes

Artículo 121.

1. Son partes en el procedimiento de los medios de impugnación las siguientes:

a) El actor;

b) El órgano responsable del acto o resolución que se impugna; y

c) El tercero interesado, que es el miembro activo, el adherente o el precandidato, según corresponda, con un interés en el asunto derivado de un derecho incompatible con el que pretende el actor.

2. Para los efectos de los incisos a) y c), se entenderá por promovente al actor que presente un medio de impugnación, y por compareciente el tercero interesado que presente un escrito.

CAPÍTULO V
De los legitimados para presentar medios de impugnación

Artículo 122.

1. Puede presentar medios de impugnación:

a) Los miembros activos y los adherentes, para los casos de violación de sus derechos partidistas; y

b) Los precandidatos.

CAPITULO VI
De las pruebas

Artículo 123.

1. Para la resolución de los medios de impugnación previstos en este Reglamento, sólo podrán ser ofrecidas y admitidas las pruebas siguientes:

a) Documentales públicas;
b) Documentales Oficiales del Partido;
c) Documentales privadas;
d) Técnicas;
e) Presuncionales legales y humanas; y
f) Instrumental de actuaciones.

2. La confesional y la testimonial también podrán ser ofrecidas y admitidas cuando versen sobre declaraciones que consten en acta levantada ante fedatario público que las haya recibido directamente de los declarantes y siempre que éstos queden debidamente identificados y asienten la razón de su dicho.

3. Los órganos competentes para resolver podrán ordenar el desahogo de reconocimientos o inspecciones, así como de pruebas periciales, cuando la violación reclamada lo amerite, los plazos permitan su desahogo y se estimen determinantes para que con su perfeccionamiento se pueda modificar, revocar o anular el acto o resolución impugnado.

Para los efectos de este Reglamento serán documentales públicas las que la legislación electoral reconozca como tales.

4. Son documentales oficiales del Partido:

I) Las actas oficiales de los centros de votación, así como las de los diferentes cómputos que consignen resultados electorales. Serán actas oficiales las originales, las copias autógrafas o las copias certificadas que deben constar en los expedientes de cada elección; y

II) Los demás documentos originales expedidos por los órganos o funcionarios del Partido, dentro del ámbito de su competencia.

5. Para el ofrecimiento desahogo y valoración de las pruebas se aplicarán las disposiciones contenidas en la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación Electoral, salvo lo dispuesto por el presente capítulo.

CAPITULO VII
Del trámite

Artículo 124.

1. El órgano que reciba un medio de impugnación, en contra de un acto emitido o resolución dictada por ella, bajo su más estricta responsabilidad y de inmediato, deberá:

a) Por la vía más expedita, dar aviso de su presentación al órgano competente, precisando: actor, acto o resolución impugnado, fecha y hora exactas de su recepción; y

b) Hacerlo del conocimiento público mediante comunicado que durante un plazo de veinticuatro horas se fije en los estrados de los Comités Directivos respectivos o por cualquier otro procedimiento que garantice fehacientemente la publicidad del escrito.

2. Cuando algún órgano de la Comisión reciba un medio de impugnación por el cual se pretenda combatir un acto o resolución que no le es propio, lo remitirá de inmediato, sin trámite adicional alguno, al órgano competente del Partido para tramitarlo.

3. El incumplimiento de las obligaciones a que se refieren los párrafos anteriores, será sancionado en los términos del Reglamento de Sanciones.

4. Dentro del plazo a que se refiere el inciso b) del párrafo 1 de este artículo, los terceros interesados podrán comparecer mediante los escritos que consideren pertinentes, mismos que deberán cumplir los requisitos siguientes:

I) Presentarse ante el órgano responsable del acto o resolución impugnado;

II) Hacer constar el nombre del tercero interesado;

III) Señalar domicilio para recibir notificaciones;

IV) Acompañar el o los documentos que sean necesarios para acreditar la personería del compareciente, de conformidad con lo previsto en el artículo 118 de este ordenamiento;

V) Precisar la razón del interés jurídico en que se funden y las pretensiones concretas del compareciente;

VI) Ofrecer y aportar las pruebas dentro del plazo a que se refiere el inciso b) del párrafo 1 de este artículo; mencionar en su caso, las que se habrán de aportar dentro de dicho plazo; y solicitar las que deban requerirse, cuando el promovente justifique que oportunamente las solicitó por escrito al órgano competente, y no le hubieren sido entregadas; y

VII) Hacer constar el nombre y la firma autógrafa del compareciente.

5. El incumplimiento de cualquiera de los requisitos previstos por los incisos I), II), V) y VII) del párrafo anterior, será causa para tener por no presentado el escrito correspondiente.

Artículo 125.

1. Dentro de las veinticuatro horas siguientes al vencimiento del plazo a que se refiere el inciso b) del párrafo 1 del artículo anterior, el órgano responsable del acto o resolución impugnado deberá remitir al órgano competente del Partido, lo siguiente:

a) El escrito original mediante el cual se presenta el medio de impugnación, las pruebas y la demás documentación que se hayan acompañado al mismo;

b) La copia del documento en que conste el acto o resolución impugnado y la demás documentación relacionada y pertinente que obre en su poder;

c) En su caso, los escritos de los terceros interesados, las pruebas y la demás documentación que se haya acompañado a los mismos;

d) En los juicios de inconformidad, el expediente completo con todas las actas y las hojas de incidentes levantadas por el Órgano de la Comisión, así como los escritos de incidentes y de protesta que se hubieren presentado, en los términos del presente Reglamento;

e) El informe circunstanciado; y

f) Cualquier otro documento que estime necesario para la resolución del asunto.

2. El informe circunstanciado que debe rendir el órgano responsable, por lo menos deberá contener:

I) En su caso, la mención de si el promovente o el compareciente, tienen reconocida su personería;

II) Los motivos y fundamentos jurídicos que considere pertinentes para sostener la validez del acto o resolución impugnado; y

III) La firma del funcionario que lo rinde.

Capítulo VIII
De la sustanciación

Artículo 126.

1. Recibida la documentación a que se refiere el artículo anterior, el órgano competente del Partido realizará los actos y ordenará las diligencias que sean necesarias para la sustanciación de los expedientes, de acuerdo con lo siguiente:

a) De inmediato se revisará que el escrito del medio de impugnación reúna todos los requisitos señalados en este ordenamiento;

b) Posteriormente se propondrá el proyecto de resolución por el que se deseche de plano el medio de impugnación, cuando se dé alguno de los supuestos previstos para ello o se acredite cualquiera de las causales de notoria improcedencia señaladas en este Reglamento.
Asimismo, cuando el promovente incumpla los requisitos señalados en los incisos c) y d) del párrafo 1 del artículo 118, y éstos no se puedan deducir de los elementos que obren en el expediente, se podrá formular requerimiento con el apercibimiento de tener por no presentado el medio de impugnación si no se cumple con el mismo, dentro de un plazo de veinticuatro horas contadas a partir del momento en que se le notifique el oficio correspondiente;

c) En cuanto al informe circunstanciado, si el Órgano no lo envía dentro del plazo señalado en este Reglamento, el medio de impugnación se resolverá con los elementos que obren y se tendrán como presuntamente ciertos los hechos constitutivos de la violación reclamada, salvo prueba en contrario; lo anterior, sin perjuicio de la sanción que deba ser impuesta;

d) El proyecto de resolución del medio de impugnación que corresponda, propondrá tener por no presentado el escrito del tercero interesado, cuando se presente en forma extemporánea o se den los supuestos previstos en el párrafo 5 del artículo 124 de este ordenamiento. Asimismo, cuando el compareciente incumpla el requisito señalado en el inciso IV) del párrafo 4 del artículo citado, y éste no se pueda deducir de los elementos que obren en el expediente, se podrá formular requerimiento con el apercibimiento de que no se tomará en cuenta el escrito al momento de resolver si no se cumple con el mismo dentro de un plazo de veinticuatro horas contadas a partir del momento en que se le notifique el auto correspondiente;

e) Si el medio de impugnación reúne todos los requisitos establecidos por este ordenamiento, se dictará el acuerdo de admisión que corresponda; una vez sustanciado el expediente, se declarará cerrada la instrucción pasando el asunto a resolución. En estos casos, se ordenará fijar copia de los oficios respectivos en los estrados de los Comités Directivos; y

f) Cerrada la instrucción, se procederá a formular el proyecto de resolución de sobreseimiento o de fondo, según sea el caso, y se someterá a la consideración del órgano competente.

2. La no aportación de las pruebas ofrecidas, en ningún supuesto será motivo para desechar el medio de impugnación o para tener por no presentado el escrito del tercero interesado. En todo caso, el órgano competente resolverá con los elementos que obren en autos.

Artículo 127.

1. Si el órgano responsable incumple con la obligación prevista en el inciso b) del párrafo 1 del artículo 124, u omite enviar cualquiera de los documentos a que se refiere el párrafo 1 artículo 125, se requerirá de inmediato su cumplimiento o remisión fijando un plazo de veinticuatro horas para tal efecto, bajo apercibimiento que de no cumplir o no enviar oportunamente los documentos respectivos, el órgano revisor podrá imponer directamente las sanciones previstas en los reglamentos.

CAPITULO IX
De las resoluciones

Artículo 128.

1.Las resoluciones que pronuncien la Comisión Nacional de Elecciones o el Comité Ejecutivo Nacional, deberán hacerse constar por escrito y contendrán:

a) La fecha, el lugar y el órgano que la dicta;

b) El resumen de los hechos o puntos de derecho controvertidos;

c) En su caso, el análisis de los agravios así como el examen y valoración de las pruebas que resulten pertinentes;

d) Los fundamentos jurídicos;

e) Los puntos resolutivos; y

f) En su caso, el plazo para su cumplimiento.

CAPITULO X
De las notificaciones

Artículo 129.

1.Las notificaciones a que se refiere el presente ordenamiento surtirán sus efectos el mismo día en que se practiquen.

2. Durante los procesos de selección de candidatos, la Comisión Nacional de Elecciones y el Comité Ejecutivo Nacional podrán notificar sus actos o resoluciones o en cualquier día y hora.

3. Las notificaciones se podrán hacer personalmente, por estrados, por oficio, por fax, por correo certificado o por telegrama, según se requiera para la eficacia del acto o resolución a notificar, salvo disposición expresa de este Reglamento.

Artículo 130.

1. Las notificaciones personales se harán directamente al interesado. Se entenderán personales, sólo aquellas notificaciones que con este carácter establezca este Reglamento.

2. Las cédulas de notificación personal deberán contener:

a) La descripción del acto o resolución que se notifica;

b) Lugar, hora y fecha en que se hace;

c) Nombre de la persona con quien se entienda la diligencia; y

d) Firma del notificador.

3. Si no se encuentra presente el interesado, se entenderá la notificación con la persona que esté en el domicilio.

4. Si el domicilio está cerrado o la persona con la que se entiende la diligencia se niega a recibir la cédula, el funcionario responsable de la notificación la fijará junto con la copia de la resolución a notificar, en un lugar visible del local, asentará la razón correspondiente en el expediente y procederá a fijar la notificación en los estrados.

5. En todos los casos, al realizar una notificación personal, se dejará en el expediente la cédula respectiva y copia de la resolución, asentando la razón de la diligencia.

6. Cuando los promoventes o comparecientes omitan señalar domicilio, éste no resulte cierto o se encuentre ubicado fuera de la ciudad en la que tenga su sede el órgano que realice la notificación de las resoluciones a que se refiere este artículo, ésta se practicará por estrados.

Artículo 131.

1. Para los efectos de este Reglamento, los estrados son los lugares destinados en las oficinas de los Comités Directivos Municipales, Estatales, de la Comisión Nacional de Elecciones y del Comité Ejecutivo Nacional, para que sean colocadas las copias de los escritos de los medios de impugnación, de los terceros interesados, así como de las resoluciones que les recaigan, para su notificación y publicidad.

Artículo 132.

1. La notificación por correo se hará en pieza certificada agregándose al expediente el acuse del recibo postal. La notificación por telegrama se hará enviándola por duplicado para que la oficina que la transmita devuelva el ejemplar sellado que se agregará al expediente.

2. Exclusivamente en casos urgentes o extraordinarios y a juicio de quienes presidan los órganos competentes, las notificaciones que se ordenen podrán hacerse a través de fax y surtirán sus efectos a partir de que se tenga constancia de su recepción o se acuse de recibido.

Sección Segunda
De los Medios de Impugnación.

Capítulo I
Del Juicio de Inconformidad

Artículo 133.

1. El juicio de inconformidad es competencia de las Salas de la Comisión Nacional de Elecciones y podrá interponerse en contra de todos los actos relacionados con el proceso de selección de candidatos que se consideren contrarios a normatividad del Partido, emitidos por las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, Municipales, Delegacionales o Distritales en ejercicio de atribuciones delegadas por la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 134.

1. Los juicios de Inconformidad que se interpongan con motivo de los resultados de procesos de selección para candidatos o que soliciten la nulidad de todo un proceso de selección de candidato, deberán presentarse dentro de los dos días siguientes a la fecha de la jornada electoral.

Artículo 135.

1. Además de los requisitos establecidos en el artículo 118 del presente reglamento, el escrito por el cual se promueva el juicio de inconformidad con motivo de los resultados de procesos de selección para candidatos, deberá cumplir con los siguientes:

a) Señalar la elección que se impugna;

b) La mención individualizada del acta de cómputo que se impugna;

c) La mención individualizada de los centros de votación, cuyo resultado se solicita sea anulado en cada caso y la causal que se invoque para cada uno de ellos;

d) El señalamiento del error aritmético cuando por este motivo se impugnen los resultados consignados en las actas de los centros de votación; y

e) La conexidad en la causa, en su caso, que guarde con otras impugnaciones.

Artículo 136.

1.El juicio de inconformidad sólo podrá ser promovido por los precandidatos.

Artículo 137.

1. El Presidente turnará los juicios de manera alternada, en el orden en que sean recibidos a una de las salas para su resolución.

Artículo 138.

1. Las resoluciones que resuelvan el fondo de los juicios de inconformidad podrán tener los efectos siguientes:

a) Confirmar el acto impugnado;

b) Declarar la nulidad de la votación emitida en uno o varios Centros de Votación cuando se den los supuestos previstos en el artículo 154 de este ordenamiento y modificar, en consecuencia, el acta de cómputo respectiva;

c) Revocar la constancia expedida en favor de una fórmula o candidato; otorgarla al candidato o fórmula de candidatos que resulte ganadora como resultado de la anulación de la votación emitida en uno o varios centros de votación; y modificar, en consecuencia, las actas de cómputo, según la elección que corresponda;

d) Declarar la nulidad de la elección y, en consecuencia, revocar las constancias expedidas cuando se den los supuestos previstos en el artículo 155 de este Reglamento.

e) Hacer la corrección de los cómputos cuando sean impugnados por error aritmético.

Artículo 139.

1. Los juicios de inconformidad que se interpongan con motivo de los resultados de procesos de selección para candidatos o que soliciten la nulidad de todo un proceso de selección de candidato deberán quedar resueltos a más tardar siete días después de la fecha de la elección.

2. En los demás casos el juicio de inconformidad deberá quedar resuelto a más tardar 20 días después de su presentación.

Artículo 140.

1. Las resoluciones recaídas a los juicios de inconformidad serán notificadas:

a) Al precandidato que presentó la demanda y a los terceros interesados, a más tardar dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la en que se dicte la resolución, personalmente siempre y cuando hayan señalado domicilio ubicado en la ciudad sede de la Comisión Nacional de Elecciones. En cualquier otro caso, la notificación se hará por estrados;

b) Al Comité Directivo del lugar y competencia de la elección, así como al Comité superior inmediato, por oficio acompañado de copia certificada de la resolución, a más tardar dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la en que se dicte la misma.

c) A la Comisión Electoral encargada del proceso de selección interna, para los efectos legales a que haya lugar.

CAPÍTULO II
Del recurso de reconsideración

Artículo 141.

1. El recurso de reconsideración sólo procederá para impugnar las resoluciones de fondo dictadas por las Salas de la Comisión Nacional de Elecciones en los juicios de inconformidad. Dicho recurso será resuelto por el Pleno de la Comisión Nacional de Elecciones.

Artículo 142.

1. Además de los requisitos establecidos por el artículo 118 del presente ordenamiento, con excepción del previsto en el inciso f) del párrafo 1, para la procedencia del recurso de reconsideración, se deberán cumplir los siguientes:

a) Haber agotado previamente en tiempo y forma las instancias de impugnación establecidas por este Reglamento;

b) Expresar agravios por los que se aduzca que la resolución puede modificar el resultado de la elección. Se entenderá que se modifica el resultado de una elección cuando el fallo pueda tener como efecto:

I. Anular la elección;
II. Revocar la anulación de la elección;
III. Otorgar el triunfo a un candidato o fórmula distinta a la que originalmente determinó la Sala respectiva;

2. En el recurso de reconsideración no se podrá ofrecer o aportar prueba alguna, salvo en los casos de pruebas supervenientes.

Artículo 143.

1. El recurso de reconsideración deberá interponerse dentro de los dos días siguientes a la notificación de la resolución de fondo de la Sala correspondiente.

Artículo 144.

1. Una vez recibido el recurso de reconsideración en el Pleno, se revisará si se cumplen con los requisitos de procedibilidad, y si los agravios pueden traer como consecuencia que se modifique el resultado de la elección respectiva. De no cumplir con cualesquiera de ellos, el recurso será desechado de plano por el Pleno. De lo contrario, se procederá a formular el proyecto de resolución que se someterá a la consideración del Pleno.

Artículo 145.

1. Los recursos de reconsideración que versen sobre los cómputos de la elección de Diputados Federales, Senadores y Presidente de la República, deberán ser resueltos a más tardar catorce días después de la fecha de la elección respectiva. Los recursos que versen sobre el cómputo de las demás elecciones deberán ser resueltos a más tardar tres días antes de la fecha señalada por la legislación electoral correspondiente o en su defecto dentro de los 20 días desde que se interpuso el recurso. Los recursos que demanden la nulidad de todo un proceso de selección será resuelto en los plazo señalados en este párrafo.

2. Las resoluciones que resuelvan el recurso de reconsideración serán definitivas e inatacables y podrán tener los efectos de confirmar, modificar o revocar el acto o resolución impugnada.

Artículo 146.

1. Las resoluciones recaídas a los recursos de reconsideración serán notificadas:

a) Al candidato que interpuso el recurso y a los terceros interesados, a más tardar dentro de los dos días siguientes al en que se dictó la resolución, personalmente siempre y cuando hayan señalado domicilio ubicado en el Distrito Federal. En cualquier otro caso, la notificación se hará por estrados;

b) Al Comité Directivo del lugar y competencia de la elección, así como al Comité superior inmediato, por oficio acompañado de copia certificada de la resolución, a más tardar dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la en que se dicte la misma.

Capítulo III
Del Juicio de Revisión

Artículo 147.

1. El juicio de revisión podrá interponerse en contra de todos los actos de la Comisión Nacional de Elecciones emitidos en ejercicio de facultades distintas a la revisión de los actos de las Comisiones Electorales Estatales, del Distrito Federal, municipales, delegacionales o distritales.

2. El juicio de revisión no procederá en contra del acuerdo a que se refiere el artículo 41 de los Estatutos.

3. El juicio de revisión será resuelto en única y definitiva instancia por el Comité Ejecutivo Nacional.

Artículo 148.

1. Los juicios de revisión que versen sobre los cómputos de la elección de Diputados Federales, Senadores y Presidente de la República, deberán ser resueltos a más tardar catorce días después de la fecha de la elección respectiva. Los recursos que versen sobre el cómputo de las demás elecciones deberán ser resueltos a más tardar tres días antes de la fecha señalada por la legislación electoral correspondiente o en su defecto dentro de los 20 días desde que se interpuso el recurso.

2. Las resoluciones que resuelvan el juicio de revisión serán definitivas e inatacables y podrán tener los efectos de confirmar, modificar o revocar el acto o resolución impugnada.

Artículo 149.

1. El juicio de revisión se llevará conforme al procedimiento señalado en el capítulo I de esta Sección, salvo lo que disponga el presente capítulo o lo que se oponga a la naturaleza del presente juicio.

Sección Tercera
De las nulidades

CAPITULO I
De las reglas generales

Artículo 150.

1. Las nulidades establecidas en esta
Sección podrán afectar la votación emitida en uno o varios centros de votación y, en consecuencia, los resultados del cómputo de la elección impugnada; o afectar todo un proceso de selección de candidatos.

2. Los efectos de las nulidades decretadas respecto de la votación emitida en uno o varios centros de votación o de un proceso de selección de candidatos, se contraen exclusivamente a la votación o proceso para la que expresamente se haya hecho valer el juicio de inconformidad o de revisión.

Artículo 151.

1. Las elecciones cuyos cómputos, constancias de validez y mayoría no sean impugnadas en tiempo y forma, se considerarán válidas, definitivas e inatacables.

Artículo 152.

1. Tratándose de la inelegibilidad de candidatos a cargos por el principio de representación proporcional, tomará el lugar del declarado no elegible su suplente, y en el supuesto de que este último también sea inelegible, el que sigue en el orden de la lista.

Artículo 153.

1. Los candidatos no podrán invocar en su favor, en medio de impugnación alguno, causales de nulidad, hechos o circunstancias que ellos mismos hayan provocado.

CAPITULO II
De la nulidad de la votación recibida en centros de votación

Artículo 154.

1. La votación recibida en un centro de votación será nula cuando se acredite cualesquiera de las siguientes causales:

a) Instalar el centro de votación, sin causa justificada, en lugar distinto al señalado por la Comisión Nacional de Elecciones;

b) Entregar, sin causa justificada, el paquete que contenga los expedientes electorales a la Comisión Nacional de Elecciones o al órgano que designe, fuera de los plazos establecidos;

c) Realizar, sin causa justificada, el escrutinio y cómputo en local diferente al determinado por la Comisión Nacional de Elecciones;

d) Recibir la votación en fecha distinta a la señalada para la celebración de la elección;

e) Recibir la votación personas u órganos distintos a los facultados por este Reglamento;

f) Haber mediado dolo o error en la computación de los votos y siempre que ello sea determinante para el resultado de la votación;

g) Permitir a personas sufragar sin Credencial para Votar o Credencial del Partido, o cuyo nombre no aparezca en la lista nominal de electores y siempre que ello sea determinante para el resultado de la votación;

h) Haber impedido el acceso de los representantes de los candidatos a los centros de votación o haberlos expulsado, sin causa justificada;

i) Ejercer violencia física o presión sobre los miembros de la mesa directiva del Centro de Votación o sobre los electores y siempre que esos hechos sean determinantes para el resultado de la votación;

j) Impedir, sin causa justificada, el ejercicio del derecho de voto a las personas y esto sea determinante para el resultado de la votación; y

k) Existir irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo que, en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.

CAPITULO III
De la nulidad de la elección de senadores, gobernadores, jefe de gobierno, cargos municipales, jefes delegacionales o diputados de mayoría federales o locales

Artículo 155.

1. Son causales de nulidad de una elección, cualesquiera de las siguientes:

a) Cuando alguna o algunas de las causales señaladas en el artículo anterior se acrediten y solo se hubiese establecido un solo centro de votación para el proceso de selección respectivo;

b) En el caso de haberse establecido más de un centro de votación en un proceso de selección de candidatos, cuando alguna o algunas de las causales señaladas en el artículo anterior se acrediten en por lo menos el veinte por ciento de los centros de votación;

c) Cuando no se instale el centro de votación y consecuentemente la votación no hubiere sido recibida, y solo se estableció un solo centro de votación para un determinado proceso de selección;

d) En el caso de haberse establecido más de un centro de votación en un proceso de selección de candidatos, cuando no se instalen el veinte por ciento de los centros de votación y consecuentemente la votación no hubiere sido recibida;

e) En el caso de diputado federal o local de mayoría relativa, cuando los dos integrantes de la fórmula de candidatos que hubieren obtenido constancia de mayoría sean inelegibles.

f) Cuando los dos integrantes de la fórmula de candidatos a senadores que hubieren obtenido constancia de mayoría fueren inelegibles. En este caso, la nulidad afectará a la elección únicamente por lo que hace a la fórmula o fórmulas de candidatos que resultaren inelegibles.

Artículo 156.

1. Los Órganos Competentes podrán declarar la nulidad de una elección cuando se hayan cometido en forma generalizada violaciones sustanciales en la jornada electoral, en el distrito, municipio o entidad de que se trate, se encuentren plenamente acreditadas y se demuestre que las mismas fueron determinantes para el resultado de la elección, salvo que las irregularidades sean imputables a los candidatos.

Sección Cuarta.
De las Sanciones.

Artículo 157.

1. En los casos en que la Comisión Nacional de Elecciones o el Comité Ejecutivo Nacional determinen que procede alguna sanción diferente a la cancelación de la precandidatura o candidatura, turnarán dichos casos al órgano del Partido correspondiente.

Artículo 158.

1. Se acordará la cancelación de una precandidatura o candidatura, si se cometen de manera grave las siguientes faltas:

I. El incumplimiento, abandono, o lenidad en el cumplimiento de las obligaciones cívico políticas;

II. La infracción a las normas contenidas en los Estatutos, Reglamentos Código de Ética y demás disposiciones del Partido;

III. El ataque de hecho o de palabra a los principios, programas y a la dirigencia del Partido;

IV. Acudir a instancias públicas o privadas ajenas al Partido, para tratar asuntos internos del mismo o para intentar su intromisión en los actos propios del Partido;

V. La realización de actos de deslealtad al Partido;

VI. La comisión de actos delictuosos;

VII. La comisión de actos de pública inmoralidad o deshonestidad;

VIII. Apoyar a candidatos postulados por otros partidos en elecciones en las que Acción Nacional contienda con candidatos propios;

IX. Se afilien o colaboren en la creación de otro partido político;

X. Se afilien a una asociación cuyos principios o programas sean contrarios a los de Acción Nacional;

XI. Desacatar o desobedecer los acuerdos tomados por los órganos directivos del Partido;

XII. Tratar públicamente asuntos confidenciales y conflictos internos del Partido;

XIII. Atacar, de hecho o de palabra, las decisiones y acuerdos tomados por los órganos del Partido;

XIV. Presentar documentación falsa o apócrifa para acreditar el cumplimiento de los requisitos para ser precandidato o candidato; y

XV. Las demás que señalen los Estatutos o Reglamentos del Partido.

2. El órgano facultado para acordar la sanción, determinará si la falta fue cometida de manera grave.

Artículo 159.

1. Se entenderá como precandidatura la condición que guardan los aspirantes a ocupar un cargo de elección desde que solicitan su registro para contender en el proceso de selección de candidatos del Partido y hasta la fecha en que esta se celebre.

2. Se considera candidato desde la fecha de la elección y/o designación y hasta la fecha de término a partir de la cual ya no sea posible la sustitución de candidatos de acuerdo a la ley electoral aplicable a la elección y a la entidad de que se trate.

Artículo 160.

1. El procedimiento de cancelación de precandidatura o candidatura podrá iniciarse de oficio o a petición de cualquiera de los precandidatos que participen en el proceso de selección de candidatos respectivo, siempre que estos últimos presenten las pruebas que correspondan.

Artículo 161.

1. Para la aplicación de la sanción de cancelación de precandidatura o candidatura, se procederá conforme a lo siguiente:

I. Una vez que los órganos a que se refiere el artículo 14, tercer párrafo de los Estatutos, tengan conocimiento de los hechos que pueden motivar la sanción, ordenarán, si lo consideran necesario, una investigación de los mismos, agotada esta resolverán sobre el inicio del procedimiento.

II. Se notificará por escrito al precandidato o candidato de las acusaciones y las pruebas en su contra, concediéndole un plazo de tres días hábiles para que por escrito presente su defensa.

III. En el acto de notificación se citará al presunto infractor para que comparezca personalmente ante el órgano respectivo y presente las pruebas y alegatos que a su derecho convengan.

IV. A dicha comparecencia, el precandidato o candidato sujeto a procedimiento podrá hacerse acompañar de defensor designado de entre los miembros del Partido.

V. En la sesión, que estará convocada para tal efecto, se dará vista al órgano respectivo con la información que se hubiere recabado, las pruebas presentadas y en su caso, con el escrito de defensa que el precandidato o candidato hubieren presentado.

VI. En caso de haber asistido a la sesión se oirá al precandidato o candidato sujeto a procedimiento en su defensa.

VII. Informado el órgano correspondiente, desahogadas las pruebas y hechos los alegatos por las partes, se resolverá lo que proceda con el voto de la mayoría de los miembros que integren el órgano.

VIII. El Secretario del órgano respectivo levantará acta circunstanciada que dé cuenta sobre la sesión y los acuerdos tomados.

IX. Se notificará de inmediato al interesado sobre la resolución.

Artículo 162.

1. La interposición de medios de impugnación que a juicio de la Comisión Nacional de Elecciones resulten frívolos, de acuerdo al párrafo sexto del Apartado D del Artículo 36 Bis, será sancionado por el órgano competente del Partido en los términos de los artículos 13 y 14 de los Estatutos.

2. La Comisión Nacional de Elecciones solicitará al órgano del Partido respectivo, el inicio del proceso de sanción adjuntando los elementos de prueba que obran en el expediente del medio de impugnación.

ARTÍCULOS TRANSITORIOS.

PRIMERO. El presente Reglamento entrará en vigor al día siguiente de su registro ante el Instituto Federal Electoral.

SEGUNDO. Se abrogan el Reglamento de Elección de Candidatos a Cargos de Elección Popular, de fecha 21 de junio de 2002; el Reglamento para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República; las Normas Complementarias para la Elección del Candidato a la Presidencia de la República y cualquier otra norma que se oponga a las disposiciones del presente Reglamento.

No obstante lo anterior el Reglamento de Elección de Candidatos a Cargos de Elección Popular de fecha 21 de junio de 2002 seguirá vigentes para los efectos del Artículo 5º Transitorio de la Reforma de Estatutos aprobada por la XVI Asamblea Nacional Extraordinaria del 26 de abril de 2008.

TERCERO. Para el nombramiento de los primeros Comisionados Electorales Estatales o del Distrito Federal se deberán enviar tantas ternas como comisionados integren las comisiones.

Tratándose de los primeros Comisionados Electorales Municipales, Delegacionales o Distritales, una vez instalada la Comisión Nacional de Elecciones, deberá emitir la convocatoria respectiva a más tardar treinta días después de su instalación.

El presente Reglamento fue aprobado el 26 de julio de 2008, por el Consejo Nacional.
NORMAS MINIMAS PARA EL FUNCIONAMIENTO DEL PAN EN U.S.A.
Normas mínimas para el funcionamiento de la estructura del Partido Acción Nacional en los Estados Unidos de América

Capítulo I.
De la conformación de la estructura básica.

1. La presencia del Partido Acción Nacional en el territorio los Estados Unidos de América se dará a través de una estructura básica que estará conformada por representantes en los distintos niveles y jurisdicciones en las que se ubican los mexicanos residentes en los Estados Unidos de América.

2. El Comité Ejecutivo Nacional, a propuesta de la Secretaría de Fortalecimiento e Identidad, tendrá la facultad de designar y remover a los miembros de la estructura básica en términos de lo dispuesto por el tercer párrafo del artículo 11 así como de la fracción XXI del artículo 64 de los Estatutos del Partido; misma que será la encargada de atender los asuntos del Partido en los Estados Unidos de América. Las designaciones de representantes serán acordadas, atendiendo a los criterios de lealtad a la doctrina y la observancia de los Estatutos y reglamentos del partido, así como a las presentes disposiciones.

3. La estructura básica estará conformada por:

a. Un Representante General para Estados Unidos;
b. Un Representante para cada Estado de la Unión en el que se cuente con presencia de miembros del partido registrados en el Padrón de Miembros en el Extranjero;
c. Un Representante para cada ciudad o área geográfica que por el número de mexicanos que en ella reside o que su importancia lo amerite.

4. Los representantes serán designados por un año contado a partir de la fecha de designación; estas designaciones podrán recaer consecutivamente en la misma persona por periodos de un año mientras las circunstancias del Partido lo ameriten.

5. Los representantes podrán ser removidos de su cargo cuando a juicio del Comité Ejecutivo Nacional no se esté dando cumplimiento a los objetivos planteados en la jurisdicción de que se trate.

Capítulo II.
Del funcionamiento de las estructuras en Estados Unidos.

6. Para el cumplimiento de los objetivos y del Plan Trianual del Comité Ejecutivo Nacional en materia de mexicanos en el extranjero, las estructuras en Estados Unidos se deberán coordinar y serán administradas por la Dirección de Organización en el Extranjero, del Comité Ejecutivo Nacional.

7. La estructura básica del partido en los Estados Unidos de América tendrá como objetivos fundamentales:

a. Impulsar la formación y capacitación cívico política de los miembros del partido y en general de los mexicanos residentes en los Estados Unidos de América
b. Mantener comunicación permanente con los mexicanos residentes en los Estados Unidos de América para fomentar la inserción del partido en la sociedad.
c. Trabajar activamente en la promoción y desarrollo social de la comunidad en la que están insertos, promoviendo la solución de sus problemas mediante su participación y en su caso a través del contacto con las autoridades norteamericanas y/o mexicanas.
d. Promover el ingreso de nuevos miembros al Partido
e. Participar, en su caso, en las campañas político electorales promoviendo el voto y la participación a favor de los candidatos de Acción Nacional, con apego irrestricto a los términos y disposiciones que establezcan, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y demás leyes aplicables.

8. Los miembros del Partido residentes en el extranjero deberán observar rigurosamente las limitantes en materia de financiamiento del partido, en concordancia con lo dispuesto por el inciso f de la fracción 2 del artículo 49 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, que a la letra dice: “No podrán realizar aportaciones o donativos a los partidos políticos en dinero o en especie, por sí o por interpósita persona y bajo ninguna circunstancia las personas que vivan o trabajen en extranjero”

9. Son atribuciones y deberes del Representante General para Estados Unidos, las siguientes:

a. Representar al Partido para los efectos que determine el Comité Ejecutivo Nacional;
b. Coadyuvar en la vigilancia de la observación de los Estatutos, reglamentos y de las presentes normas en el territorio de su jurisdicción.
c. Propiciar el crecimiento ordenado de la membresía del Partido en Estados Unidos;
d. Vigilar que Acción Nacional sea garante del respeto a la Dignidad Humana, además de ser un instrumento generador de Bien Común a través de la solución de problemas y necesidades con la práctica cotidiana de los Principios de Doctrina, especialmente para con los mexicanos en Estados Unidos y en general para el Partido;
e. Mantener vínculos estrechos con los Representantes estatales que beneficien el cumplimiento de los objetivos de Acción Nacional;
f. Dentro del mes posterior a su nombramiento, solicitar a los Representantes estatales un Plan Anual de Trabajo;
g. Atender y dar solución a las peticiones que le presenten los Representantes estatales. En caso de que éstas correspondan al CEN, canalizarlas a la Dirección de Organización en el Extranjero;
h. Vigilar el cumplimiento programático de los objetivos establecidos en su Plan Anual de Trabajo y en los planes estatales;
i. Atender y canalizar las peticiones que en materia de gestión, orientación o asuntos electorales, le hagan los Comités Directivos Estatales o sus equivalentes desde México;
j. Implementar un sistema de comunicación por correo electrónico y por teléfono que incluya a todos los miembros del Partido, que tengan acceso a ellos;
k. Un mes antes de entregar la Representación, solicitar a los Representantes estatales un informe anual y elaborar con ello el informe general de actividades que presentará en la Asamblea en la que entregará la Representación. Este informe será remitido al Comité Ejecutivo Nacional.

10. Son atribuciones y deberes de los Representantes por Estados, las siguientes:

a. Representar al Partido para los efectos que determine el Comité Ejecutivo Nacional;
b. Coadyuvar en la vigilancia de la observación de los Estatutos, reglamentos y de las presentes normas en el territorio de su jurisdicción.
c. Propiciar el crecimiento ordenado de la membresía en el Estado que representa;
d. Vigilar que Acción Nacional sea garante del respeto a la Dignidad Humana, además de ser un instrumento generador de Bien Común a través de la solución de problemas y necesidades con la práctica cotidiana de los Principios de Doctrina, especialmente para con los mexicanos en Estados Unidos y en general para el Partido;
e. Mantener vínculos estrechos con los Representantes por ciudades o por áreas geográficas, tendientes al cumplimiento de los objetivos de Acción Nacional;
f. Dentro de un mes posterior a su nombramiento, solicitar a los Representantes por ciudades o por áreas geográficas un Plan Anual de Trabajo;
g. Atender y dar solución a las peticiones que le presenten los Representantes por ciudades o áreas geográficas. En caso de que éstas correspondan al Representante General para Estados Unidos, lo deberá canalizar para su atención;
h. Vigilar el cumplimiento programático de los objetivos establecidos en su Plan Anual de Trabajo y en los planes por ciudades o áreas geográficas;
i. Atender y canalizar las peticiones que en materia de gestión, orientación o asuntos electorales le hagan los Comités Directivos Estatales o sus equivalentes desde México;
j. Propiciar cuando el caso lo amerite, la implementación de una red de comunicación en la que participen los miembros del Partido residentes en el Estado que representa;
k. Un mes antes de entregar la Representación, solicitar a los Representantes por ciudades o por áreas geográficas, un informe anual y elaborar con ellos el informe general de actividades que presentará en una reunión estatal o hará circular entre los miembros del Partido en el Estado que representa. Este informe será remitido al Representante General para Estados Unidos, para ser integrado al resumen anual a presentarse en la Asamblea.

11. Son atribuciones y deberes de los Representantes para las ciudades o áreas geográficas, las siguientes:

a. Representar al Partido para los efectos que determine el Comité Ejecutivo Nacional;
b. Coadyuvar en la vigilancia de la observación de los Estatutos, reglamentos y de las presentes normas en el territorio de su jurisdicción.
c. Propiciar el crecimiento ordenado de la membresía, invitando al Partido a todas las personas que tengan coincidencias con su Doctrina y que se conduzcan de manera responsable y solidaria; así como modo honesto de vivir, con el fin de integrarlos al trabajo partidista;
d. Vigilar que Acción Nacional sea garante del respeto a la Dignidad Humana, además de ser un instrumento generador de Bien Común a través de la solución de problemas y necesidades con la práctica cotidiana de los Principios de Doctrina, especialmente para con los mexicanos en Estados Unidos y en general para el Partido;
e. Mantener vínculos estrechos con los miembros del Partido en las ciudades o áreas geográficas que representa;
f. Dentro de un mes posterior a su nombramiento, reunirse o comunicarse con los miembros del Partido en la ciudad o área que representa;
g. Atender y dar solución a las peticiones que le presentan los miembros residentes en su ciudad o área geográfica, así como las que le realicen los representantes por ciudades o áreas geográficas;
h. Propiciar que los miembros del Partido en su ciudad o área geográfica se capaciten para enfrentar las responsabilidades sociales y de Partido;
i. Orientar, y en su caso sí las disposiciones lo permiten, apoyar a las autoridades de Partido y públicas emanadas del Partido, que visiten la ciudad en la cual se es Representante;
j. Atender y canalizar las peticiones que en materia de gestión, orientación o asuntos electorales, le hagan los Comités Directivos Estatales o sus equivalentes, desde México.

12. Para el cumplimiento de los objetivos de Acción Nacional, los Comités Directivos Estatales o sus equivalentes en México y las estructuras en el extranjero, podrán vincularse o establecer mecanismos de trabajo conjunto cuando así se requiera.

Capítulo III.
Del Consejo de Representantes del Partido Acción Nacional en Estados Unidos.

13. Para apoyar en sus funciones a los Representantes, sean éstos; Nacional, Estatales, por ciudades o áreas geográficas, se nombrará un cuerpo colegiado llamado Consejo Consultivo. Este Consejo Consultivo se conformará por no menos de 3 ni mas de 10 miembros del Partido en la jurisdicción de que se trate.

14. Los integrantes del Consejo Consultivo serán designados considerando los siguientes criterios:

a. Se signifiquen o se hayan significado por haber realizado actividades que le proporcionen amplios conocimientos del Partido;
b. Por tener una trayectoria partidista que los distinga favorablemente por su obra realizada; y
c. Residan en Estados Unidos.

15. El Consejo para Estados será nombrado a propuesta de la Dirección de Organización en el Extranjero y avalado por el Secretario de Fortalecimiento e Identidad. Sus miembros serán de carácter honorario.

Notas transitorias.

Única. Las presentes Reglas Mínimas tendrán vigencia en tanto el Comité Ejecutivo Nacional aprueba el Reglamento para el funcionamiento de las estructuras en el extranjero.

México, D.F. Enero de 2005
Secretaría de Fortalecimiento e Identidad

© 2012 El Mundo del Trabajo | www.elmundodeltrabajo.com

Scroll to top